April 21, 2021
De parte de Amor Y Rabia
228 puntos de vista


por Whitney Webb 

El papel cada vez m谩s importante de Facebook para el aparato “pre-crimen” y de vigilancia en constante expansi贸n del estado de seguridad nacional exige un nuevo an谩lisis de los or铆genes de la empresa y sus productos, ya que se relacionan con un antiguo y controvertido programa de vigilancia de DARPA que en su esencia era similar a la que es actualmente la red social m谩s grande del mundo

A mediados de febrero, Daniel Baker, un veterano militar estadounidense descrito por los medios de comunicaci贸n como “anti-Trump, anti-gobierno, anti-supremacistas blancos y anti-polic铆a”, fue acusado por un gran jurado de Florida de dos cargos por “transmitir un comunicado en el comercio interestatal que conten铆a una amenaza de secuestro o lesiones”.

La comunicaci贸n en cuesti贸n hab铆a sido publicada por Baker en Facebook, donde hab铆a creado una p谩gina de actos para organizar un mitin armado para hacer frente a otro mitin que hab铆a sido planeado por partidarios de Donald Trump en Tallahassee, la capital de Florida, el 6 de enero. 鈥淪i tienes miedo de morir luchando contra el enemigo, quedat茅 en la cama y vive. 隆Llama a todos tus amigos y 谩lzate!鈥, Hab铆a escrito Baker en su p谩gina de actos de Facebook.
El caso de Baker es notable, ya que es uno de los primeros arrestos 鈥減recrime鈥 (previos al delito) basado completamente en cosas publicadas en las redes sociales -la consecuencia l贸gica del impulso de la administraci贸n Trump, y ahora la administraci贸n Biden, de normalizar las detenciones de personas por cosas publicadas en la red para prevenir actos violentos antes de que puedan tener lugar. Desde la creciente sofisticaci贸n de los programas de vigilancia predictiva de Palantir (una empresa estadounidense militar y de inteligencia) hasta el anuncio oficial del Disruption and Early Engagement Program (Programa de Disrupci贸n y Participaci贸n Temprana) del Departamento de Justicia en 2019 hasta el primer presupuesto de Biden, que contiene 111 millones de d贸lares para perseguir y gestionar “el aumento de casos de terrorismo nacional”, el avance constante hacia una 鈥済uerra contra el terror interno” centrada en el precrimen ha sido notable en todas las administraciones presidenciales posteriores al 11 de septiembre.

Esta nueva llamada guerra contra el terrorismo dom茅stico ha dado lugar a muchos de estos tipos de publicaciones en Facebook. Y, si bien Facebook ha buscado durante mucho tiempo presentarse como una “plaza de la ciudad” que permite que personas de todo el mundo se conecten, una mirada m谩s profunda a sus or铆genes aparentemente militares y sus continuas conexiones militares revela que la red social m谩s grande del mundo siempre tuvo la intenci贸n de ser una herramienta de vigilancia para identificar y atacar la disidencia dom茅stica.

La primera parte de esta serie de dos partes sobre Facebook y el estado de seguridad nacional de EEUU explora los or铆genes de la red de medios sociales y el momento y la naturaleza de su ascenso en relaci贸n con un controvertido programa militar que se cerr贸 el mismo d铆a que se lanz贸 Facebook. El programa, conocido como LifeLog, fue uno de varios controvertidos programas de vigilancia posteriores al 11 de septiembre de la Defense Advanced Research Projects Agency (Agencia de Proyectos de Investigaci贸n Avanzada de Defensa del Pent谩gono, DARPA) que amenazaba con destruir la privacidad y las libertades civiles en los Estados Unidos mientras tambi茅n buscaba recolectar datos producir inteligencia artificial (IA) 鈥渉umanizada鈥

Como mostrar谩 este informe, Facebook no es el 煤nico gigante de Silicon Valley cuyos or铆genes coinciden estrechamente con esta misma serie de iniciativas de DARPA y cuyas actividades actuales est谩n proporcionando tanto el motor como el combustible para una guerra de alta tecnolog铆a contra la disidencia dom茅stica.

La miner铆a de datos de DARPA para la “seguridad nacional” y para “humanizar” la inteligencia artificial

Tras los ataques del 11 de septiembre, DARPA, en estrecha colaboraci贸n con la comunidad de inteligencia de EEUU (espec铆ficamente la CIA), comenz贸 a desarrollar un enfoque 鈥減recrime鈥 (previo al delito) para combatir el terrorismo, conocido como Total Information Awareness o TIA. El objetivo de la TIA era desarrollar un aparato de vigilancia militar “que pueda verlo todo”. La l贸gica oficial detr谩s de TIA era que la vigilancia invasiva de toda la poblaci贸n estadounidense era necesaria para prevenir ataques terroristas, actos de bioterrorismo e incluso brotes de enfermedades que ocurren naturalmente. 
El arquitecto de la TIA, y el hombre que la dirigi贸 durante su relativamente breve existencia, fue John Poindexter, mejor conocido por ser el Asesor de Seguridad Nacional de Ronald Reagan durante el asunto Ir谩n-Contra y por ser condenado por cinco delitos graves en relaci贸n con ese esc谩ndalo. Una actividad menos conocida de figuras de Ir谩n-Contra como Poindexter y Oliver North fue su desarrollo de la base de datos Main Core para ser utilizada en protocolos de 鈥渃ontinuity of government鈥 (COG, continuidad del gobierno). Main Core se utiliz贸 para compilar una lista de disidentes estadounidenses y “posibles alborotadores” de los que habr铆a que encargarse si alguna vez se invocaban los protocolos de la COG. Estos protocolos se pueden invocar por varias razones, incluida la oposici贸n p煤blica generalizada a una intervenci贸n militar estadounidense en el extranjero, la disidencia interna generalizada o un momento vagamente definido de “crisis nacional” o “tiempo de p谩nico”. A los estadounidenses no se les dijo si su nombre hab铆a sido incluido en la lista, y se podr铆a a帽adir a una persona a la lista simplemente por haber asistido a una protesta en el pasado, por no pagar impuestos o por otros comportamientos “a menudo triviales” calificados de 鈥渉ostiles鈥 por los arquitectos de la TIA en la administraci贸n Reagan. 
A la luz de esto, no fue una exageraci贸n cuando el columnista del New York Times William Safire coment贸 que, con la TIA, “Poindexter ahora est谩 cumpliendo su sue帽o que ten铆a desde hac铆a veinte a帽os: obtener el poder de ‘miner铆a de datos’ para fisgonear en cada acto p煤blico y privado de todos los estadounidenses”.
El programa TIA se enfrent贸 a una considerable indignaci贸n ciudadana despu茅s de que se revelara al p煤blico a principios de 2003. Entre los cr铆ticos de la TIA se encontraba la American Civil Liberties Union  (ACLU, Uni贸n Estadounidense de Libertades Civiles), que afirm贸 que los esfuerzos para aumentar la capacidad vigilancia “eliminar谩n la privacidad en Estados Unidos” porque “todos los aspectos de nuestras vidas ser铆an catalogados鈥, mientras que varios medios de comunicaci贸n advirtieron que la TIA estaba 鈥渓uchando contra el terror aterrorizando a ciudadanos estadounidenses鈥. Como resultado de la presi贸n, DARPA cambi贸 el nombre del programa a Terrorist Information Awareness (Conciencia de informaci贸n terrorista) para que suene menos como un pan贸ptico (El Pan贸ptico era un concepto de arquitectura carcelaria ideada hacia fines del siglo XVIII y que permit铆a la vigilancia total de los presos sin que estos lo supieran, AyR) de seguridad nacional y m谩s como un programa dirigido espec铆ficamente contra terroristas en la era posterior al 11 de septiembre. 

El logo de la Information Awareness Office (Oficina de Concienciaci贸n de la Informaci贸n) de la DARPA, que supervis贸 la Total Information Awareness (Conciencia de la Informaci贸n Total) durante su breve existencia.

Sin embargo, los proyectos de la TIA en realidad no se cerraron y la mayor铆a se traslad贸 a las carteras clasificadas del Pent谩gono y la comunidad de inteligencia estadounidense. Algunos se convirtieron en iniciativas financiadas por los servicios de inteligencia y dirigidas por el sector privado, como Palantir de Peter Thiel, mientras que otros reaparecieron a帽os despu茅s con el pretexto de combatir la crisis del COVID-19. 
Poco despu茅s de que se iniciara la TIA, un programa DARPA similar estaba tomando forma bajo la direcci贸n de un amigo cercano de Poindexter, el gerente del programa DARPA Douglas Gage. El proyecto de Gage, LifeLog, buscaba “construir una base de datos que rastreara toda la existencia de una persona” que incluyera las relaciones y comunicaciones de un individuo (llamadas telef贸nicas, correo, etc.), sus h谩bitos de consumo de medios de informaci贸n, sus compras y mucho m谩s para construir un registro digital de 鈥渢odo lo que un individuo dice, ve o hace鈥. LifeLog luego tomar铆a estos datos no estructurados y los organizar铆a en “episodios discretos” o instant谩neas, mientras que tambi茅n “trazar铆a relaciones, recuerdos, actos y experiencias”.
LifeLog, seg煤n Gage y los partidarios del programa, crear铆a un diario electr贸nico permanente y de b煤squeda de toda la vida de una persona que, seg煤n DARPA, podr铆a usarse para crear “asistentes digitales” de pr贸xima generaci贸n y ofrecer a los usuarios una “memoria digital casi perfecta”. Gage insisti贸, incluso despu茅s de que se cerrase el programa, que las personas habr铆an tenido “control completo de sus propios esfuerzos de recopilaci贸n de datos”, ya que podr铆an “decidir cu谩ndo encender o apagar los sensores y decidir qui茅n compartir铆a los datos”. En los a帽os transcurridos desde entonces, los gigantes tecnol贸gicos de Silicon Valley han hecho promesas an谩logas sobre el control de los datos por los usuarios, solo para romperlas repetidamente con fines de lucro y para alimentar el aparato de vigilancia nacional del gobierno.

La informaci贸n que LifeLog obtuvo de cada interacci贸n de un individuo con tecnolog铆a se combinar铆a con informaci贸n obtenida de un transmisor GPS que rastreaba y documentaba la ubicaci贸n de la persona, sensores audiovisuales que registraban lo que la persona vi贸 y dijo, as铆 como monitores biom茅dicos que controlaban la salud de la persona. Al igual que la TIA, DARPA promovi贸 LifeLog como un posible apoyo a la “investigaci贸n m茅dica y la detecci贸n temprana de una epidemia emergente”.

Los cr铆ticos en los principales medios de comunicaci贸n y en otros lugares se apresuraron a se帽alar que el programa se utilizar铆a inevitablemente para crear perfiles de disidentes y presuntos terroristas. Combinado con la vigilancia de individuos en m煤ltiples niveles por la TIA, LifeLog fue m谩s all谩 al “agregar informaci贸n f铆sica (como c贸mo nos sentimos) y datos de medios (como lo que leemos) a estos datos transaccionales”. Un cr铆tico, Lee Tien de la Electronic Frontier Foundation, advirti贸 por aquel entonces que los programas que estaba siguiendo DARPA, incluido LifeLog, “tienen v铆as evidentes y f谩ciles hacia lo que est谩 poniendo en marcha la Homeland Security” (Homeland Security, cuyo nombre oficial es Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, es el departamento ejecutivo del gobierno federal de Estados Unidos responsable de la seguridad p煤blica, equiparable a los ministerios del interior de otros pa铆ses, y fue creado en 2003, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, AyR)

En ese momento, DARPA insisti贸 p煤blicamente en que LifeLog y TIA no estaban conectados, a pesar de sus obvios paralelismos, y que LifeLog no se usar铆a como un instrumento de “vigilancia clandestina”. Sin embargo, la propia documentaci贸n de DARPA sobre LifeLog se帽al贸 que el proyecto 鈥減odr谩鈥 inferir las rutinas, h谩bitos y relaciones del usuario con otras personas, organizaciones, lugares y objetos, y explotar estos patrones para facilitar su tarea鈥, lo que reconoc铆a su potencial uso como herramienta de vigilancia masiva.

Adem谩s de la capacidad de crear perfilar de enemigos potenciales del estado, LifeLog ten铆a otro objetivo que posiblemente era m谩s importante para el estado de seguridad nacional y sus socios acad茅micos: la 鈥渉umanization鈥 y desarrollo de la inteligencia artificial. A finales de 2002, pocos meses antes de anunciar la existencia de LifeLog, DARPA public贸 un documento de estrategia que detalla el desarrollo de la inteligencia artificial (IA) aliment谩ndola con grandes cantidades de datos de diversas fuentes. 

Los proyectos de vigilancia militar posteriores al 11 de septiembre (LifeLog y TIA son solo dos de ellos) pusieron a disposici贸n cantidades de datos que antes eran impensables de obtener y que podr铆an contener la clave para lograr la hipot茅tica 鈥渟ingularidad tecnol贸gica鈥 (definida en la Wikipedia como un “hipot茅tico punto a partir del cual una civilizaci贸n tecnol贸gica sufrir铆a una aceleraci贸n del progreso t茅cnico, que provocar铆a la incapacidad de predecir sus consecuencias”, AyR). El documento de DARPA de 2002 incluso analiza el esfuerzo de DARPA para crear una interfaz cerebro-m谩quina que alimentar铆a los pensamientos humanos directamente a las m谩quinas para hacer avanzar la IA manteni茅ndola constantemente inundada de datos reci茅n extra铆dos. 
Uno de los proyectos concebidos por DARPA, la Cognitive Computing Initiative (Iniciativa de Computaci贸n Cognitiva), buscaba desarrollar inteligencia artificial sofisticada a trav茅s de la creaci贸n de un “asistente cognitivo personalizado duradero”, m谩s tarde denominado Perceptive Assistant that Learns (Asistente perceptivo que aprende, PAL). PAL estuvo desde el principio estuvo vinculado a LifeLog, que originalmente ten铆a la intenci贸n de otorgar a un 鈥渁sistente鈥 de inteligencia artificial habilidades de toma de decisiones y comprensi贸n similares a las de los humanos al convertir masas de datos no estructurados en un formato narrativo. 
Los que ser铆an los principales investigadores del proyecto LifeLog tambi茅n reflejaron el objetivo final del programa de crear una IA humanizada. Por ejemplo, Howard Shrobe del MIT Artificial Intelligence Laboratory (Laboratorio de Inteligencia Artificial del MIT) y su equipo en ese momento fueron preparados para estar 铆ntimamente involucrados en LifeLog. Shrobe hab铆a trabajado anteriormente para DARPA en el “dise帽o evolutivo de software complejo” antes de convertirse en director asociado del Laboratorio de IA en el MIT y ha dedicado su larga carrera a la creaci贸n de una “IA de estilo cognitivo”. En los a帽os posteriores a la cancelaci贸n de LifeLog, volvi贸 a trabajar para DARPA, as铆 como en proyectos de investigaci贸n de inteligencia artificial relacionados con la comunidad de inteligencia. Adem谩s, el laboratorio de inteligencia artificial del MIT estaba 铆ntimamente conectado con una empresa de los 80 wue era contratista de DARPA, llamada Thinking Machines, que fue fundada por y / o emple贸 a muchas de los cerebritos del laboratorio, incluidos Danny Hillis, Marvin Minsky y Eric Lander, y que pretend铆a construir supercomputadoras de inteligencia artificial capaces de pensar en forma humana. M谩s tarde se descubri贸 que estos tres individuos eran s贸cios cercanos de / o estaban patrocinados por el ped贸filo Jeffrey Epstein, vinculado a los servicios de inteligencia, quien tambi茅n hizo generosas donaciones al MIT como instituci贸n y fue uno de los principales patrocinadores y defensores de la investigaci贸n cient铆fica relacionada con el transhumanismo.
Poco despu茅s de que se clausurase el programa LifeLog, a sus cr铆ticos les preocupaba que, al igual que la TIA, continuara existiendo bajo un nombre diferente. Por ejemplo, Lee Tien de Electronic Frontier Foundation le dijo a VICE cuando se cancel贸 el programa LifeLog: “No me sorprender铆a saber que el gobierno continu贸 financiando investigaciones que desarrollaban estos temas sin llamarla LifeLog”.
Junto con sus cr铆ticos, uno de los aspirantes a investigadores que trabajaban en LifeLog, David Karger del MIT, estaba tambi茅n convencido de que el proyecto DARPA continuar铆a existiendo tras ser reempaquetado. Le dijo a Wired 鈥渆stoy seguro de que dicha investigaci贸n seguir谩 siendo financiada con alg煤n otro t铆tulo鈥 No puedo imaginarme a DARPA ‘abandonando’ un 谩rea de investigaci贸n tan clave鈥

La respuesta a estas especulaciones parece estar en la empresa que se puso en marcha exactamente el mismo d铆a en que el Pent谩gono cerr贸 LifeLog: Facebook.

CONOCIMIENTO DE LA INFORMACI脫N POR THIEL

Despu茅s de considerables controversias y cr铆ticas, el Congreso cerr贸 y elimin贸 a fines de 2003 los fondos de la TIA, pocos meses despu茅s de su lanzamiento. Solo m谩s tarde se revel贸 que la TIA nunca se cerr贸 realmente, ya que sus diversos programas se repartieron de manera encubierta entre la red de agencias militares y servicios de inteligencia que conforman el estado de seguridad nacional de EEUU. Parte de ella fue privatizada.
El mismo mes en que TIA fue presionada para cambiar su nombre despu茅s de una creciente reacci贸n violenta por parte del p煤blico, Peter Thiel incorpor贸 Palantir, que, dicho sea de paso, estaba desarrollando el software central del pan贸ptico que la TIA esperaba manejar. Poco despu茅s de la incorporaci贸n de Palantir en 2003, Richard Perle, un neoconservador conocido de las administraciones Reagan y Bush y arquitecto de la guerra de Irak, llam贸 a Poindexter de la TIA y le dijo que quer铆a presentarle a Thiel y a su socio Alex Karp, ahora director ejecutivo de Palantir. Seg煤n un informe de la New York Magazine, Poindexter 鈥渆ra ex谩ctamente la persona鈥 que Thiel y Karp quer铆an conocer, principalmente porque 鈥渟u nueva empresa ten铆a ambiciones similares a las que Poindexter hab铆a tenido con lo que hab铆a intentado crear en el Pent谩gono鈥, Es decir, la TIA. Durante esa reuni贸n, Thiel y Karp buscaron “hacerse con el cerebro del hombre que actualmente es considerado como el padrino de la vigilancia moderna”.

Peter Thiel habla en el Foro Econ贸mico Mundial en 2013

El dinero fue ciertamente 煤til. Adem谩s, Alex Karp le dijo al  New York Times en octubre de 2020, que “la verdadera importancia de la inversi贸n de In-Q-Tel fue que dio a Palantir acceso a los analistas de la CIA que eran los clientes que buscaba”. Una figura clave en las inversiones en In-Q-Tel durante este per铆odo, incluida la inversi贸n en Palantir, fue el director de informaci贸n de la CIA, Alan Wade, que hab铆a sido el hombre clave de la comunidad de inteligencia para la Total Information Awareness (TIA). Wade hab铆a cofundado anteriormente Chiliad, contratista de software de Seguridad Nacional tras el 11 de septiembre, junto a Christine Maxwell, hermana de Ghislaine Maxwell e hija de Robert Maxwell, que partiip贸 en el Ir谩n-Contra, era una agente de inteligencia y un bar贸n de los medios de comunicaci贸n. 
Despu茅s de la inversi贸n en In-Q-Tel, la CIA ser铆a el 煤nico cliente de Palantir hasta 2008. Durante ese per铆odo, los dos mejores ingenieros de Palantir, Aki Jain y Stephen Cohen, viajaban a la sede de la CIA en Langley (Virginia) cada dos semanas. Jain recuerda haber realizado al menos doscientos viajes a la sede de la CIA entre 2005 y 2009. Durante esas visitas regulares, los analistas de la CIA “probaban [el software de Palantir] y ofrec铆an cometarios, y luego Cohen y Jain volaban de regreso a California para hacer las modificaciones oportunas”. Al igual que con la decisi贸n de In-Q-Tel de invertir en Palantir, el director de informaci贸n de la CIA durante este tiempo sigui贸 siendo uno de los arquitectos de la TIA. Alan Wade jug贸 un papel clave en muchas de estas reuniones y, posteriormente, en “ajustar” los productos de Palantir.
Hoy en d铆a, los productos de Palantir se utilizan para llevar a cabo vigilancia masiva, vigilancia policial predictiva y otras pol铆ticas desconcertantes del estado de seguridad nacional de EEUU. Un ejemplo revelador es la considerable participaci贸n de Palantir en el nuevo programa de vigilancia de aguas residuales dirigido por Servicios Humanos y de Salud que se est谩 extendiendo silenciosamente por los Estados Unidos. Como se se帽al茅 en un informe anterior de Unlimited Hangout, ese sistema es la resurrecci贸n de un programa de la TIA llamado Biosurveillance. Est谩 introduciendo todos sus datos en la plataforma de datos secreta HHS Protect gestionada por Palantir. Sin embargo, la decisi贸n de convertir en empresas privadas los controvertidos programas dirigidos por DARPA no se limit贸 al Palantir de Thiel.

EL ASCENSO DE FACEBOOK

El cierre de la TIA en DARPA tuvo un impacto en varios programas relacionados con ella, que tambi茅n fueron desmantelados a ra铆z de la indignaci贸n p煤blica por los programas posteriores al 11 de septiembre de DARPA. Uno de estos programas fue LifeLog. A medida que las noticias sobre el programa se difund铆an a trav茅s de los medios de comunicaci贸n, muchos de los mismos cr铆ticos que hab铆an atacado a la TIA fueron tras LifeLog con un entusiasmo similar, y Steven Aftergood de la Federation of American Scientists (Federaci贸n de Cient铆ficos Estadounidenses) le dijo a Wired en ese momento que 鈥淟ifeLog tiene el potencial de convertirse en algo como ‘la TIA elevada al cubo’ 鈥. La imagen de LifeLog como algo que resultar铆a incluso peor que la la reci茅n cancelada TIA tuvo un efecto evidente en DARPA, que acababa de ver canceladas tanto la TIA como otro programa relacionado, despu茅s de una considerable reacci贸n opuesta por el p煤blico y la prensa. 
La tormenta de cr铆ticas hacia LifeLog tom贸 por sorpresa a su director de programa, Doug Gage, y Gage ha continuado afirmando que los cr铆ticos del programa 鈥渄escribieron completamente mal鈥 las metas y ambiciones del proyecto. A pesar de las protestas de Gage y las de los posibles investigadores y otros partidarios de LifeLog, el proyecto fue cancelado p煤blicamente el 4 de febrero de 2004. DARPA nunca brind贸 una explicaci贸n de por qu茅 decidi贸 cerrar de manera discreta LifeLog, y un portavoz solo declar贸 que se deb铆a a 鈥渦n cambio de prioridades鈥 de la agencia. En cuanto a la decisi贸n del director de DARPA Tony Tether de cancelar LifeLog, Gage le dijo a VICE, “creo que se hab铆a quemado tanto con la TIA que no quer铆a hacer frente a m谩s controversias con LifeLog. La muerte de LifeLog fue un da帽o colateral vinculado a la muerte de la TIA”.

Afortunadamente para quienes apoyan los objetivos y ambiciones de LifeLog, una empresa que result贸 ser su igual del sector privado naci贸 el mismo d铆a en que se anunci贸 la cancelaci贸n de LifeLog. El 4 de febrero de 2004, la que ahora es la red social m谩s grande del mundo, Facebook, lanz贸 su sitio web y r谩pidamente subi贸 a la cima de las redes sociales, haciendo polvo a otras empresas de redes sociales de la 茅poca.

Sean Parker de Founders Fund habla durante la conferencia LeWeb en 2011

Unos meses despu茅s del lanzamiento de Facebook, en junio de 2004, los cofundadores de Facebook, Mark Zuckerberg y Dustin Moskovitz, incorporaron a Sean Parker al equipo ejecutivo de Facebook. Parker, anteriormente conocido por ser el cofundador de Napster, luego conect贸 a Facebook con su primer inversor externo, Peter Thiel. Como se discuti贸, Thiel, en ese momento, trataba activamente y en coordinaci贸n con la CIA de resucitar los controvertidos programas de DARPA que hab铆an sido desmantelados el a帽o anterior. En particular, Sean Parker, quien se convirti贸 en el primer presidente de Facebook, tambi茅n ten铆a un historial con la CIA, que lo reclut贸 a la edad de diecis茅is a帽os, poco despu茅s de que el FBI lo arrestara por piratear bases de datos empresariales y militares. Gracias a Parker, Thiel adquiri贸 formalmente en septiembre de 2004 acciones de Facebook por valor de 500.000 d贸lares y se incorpor贸 a su directorio. Parker mantuvo estrechos v铆nculos con Facebook y con Thiel, siendo contratado como socio gerente del Founders Fund (Fondo de Fundadores) de Thiel en 2006.
Thiel y el cofundador de Facebook, Mosokvitz, siguieron relacionados fuera de la red social mucho despu茅s del ascenso de Facebook a la prominencia, y el Founder Fund de Thiel se convirti贸 en un inversor destacado de la compa帽铆a Asana de Moskovitz en 2012. La relaci贸n simbi贸tica de larga data de Thiel con los cofundadores de Facebook se extiende a su compa帽铆a Palantir, como los datos que los usuarios de Facebook hacen p煤blico invariablemente terminan en las bases de datos de Palantir y ayudan a impulsar el motor de vigilancia que Palantir ejecuta para un pu帽ado de departamentos de polic铆a, el ej茅rcito y la comunidad de inteligencia de EEUU. En el caso del esc谩ndalo de datos de Facebook-Cambridge Analytica, Palantir tambi茅n particip贸 en la utilizaci贸n de datos de Facebook para beneficiar la campa帽a presidencial de Donald Trump de 2016. 

Hoy, como han mostrado arrestos recientes como el de Daniel Baker, los datos de Facebook est谩n programados para ayudar a impulsar la pr贸xima “guerra contra el terrorismo dom茅stico”, ya que la informaci贸n compartida en la plataforma se est谩 utilizando en capturas “precrime” (antes de la comisi贸n de un delito) de ciudadanos estadounidenses, a nivel nacional. Teniendo en cuenta todo esto, vale la pena detenerse en el hecho de que los esfuerzos de Thiel para resucitar los aspectos principales de la TIA como su propia empresa privada coincidieron con el hecho de convertirse en el primer inversor externo en lo que era esencialmente id茅ntico a otro programa de DARPA profundamente entrelazado con la TIA. 

FACEBOOK, UNA TAPADERA

Debido a la coincidencia de que Facebook se puso en marcha el mismo d铆a en que se cerr贸 LifeLog, se ha especulado recientemente que Zuckerberg comenz贸 y lanz贸 el proyecto con Moskovitz, Saverin y otros a trav茅s de alg煤n tipo de coordinaci贸n entre bastidores con la DARPA u otro 贸rgano del estado de seguridad nacional. Aunque no hay pruebas directas de esta afirmaci贸n concreta, la participaci贸n temprana de Parker y Thiel en el proyecto, particularmente dado teniendi贸 en cuenta el timing de otras actividades de Thiel, revela que el estado de seguridad nacional estuvo involucrado en el ascenso de Facebook. Es discutible si Facebook fue pensado desde sus inicios para ser una copia de LifeLog o si result贸 ser el proyecto de redes sociales que se ajustaba a los requisitos despu茅s de su lanzamiento. Lo 煤ltimo parece m谩s probable, especialmente considerando que Thiel tambi茅n invirti贸 en otra de las primeras plataformas de redes sociales, Friendster
Un punto importante que une a Facebook y LifeLog es la posterior identificaci贸n de Facebook con LifeLog por el mism铆simo 煤ltimo arquitecto DARPA. En 2015, Gage le dijo a VICE que “Facebook es la verdadera cara de pseudo-LifeLog en este momento”. Y a帽adi贸 de manera contundente: “Hemos acabado proporcionando el mismo tipo de informaci贸n personal detallada a los anunciantes y corredores de datos sin despertar el tipo de oposici贸n que gener贸 LifeLog”

Los usuarios de Facebook y otras grandes plataformas de redes sociales se han contentado hasta ahora con permitir que estas plataformas vendan sus datos privados siempre que operen p煤blicamente como empresas privadas. La reacci贸n solo surgi贸 realmente cuando tales actividades estaban vinculadas p煤blicamente al gobierno de los EEUU, y especialmente al ej茅rcito de los EEUU, a pesar de que Facebook y otros gigantes tecnol贸gicos comparten rutinariamente los datos de sus usuarios con el estado de seguridad nacional. En la pr谩ctica, hay poca diferencia entre las entidades p煤blicas y privadas.

Edward Snowden, el whistleblower de la NSA, ya advirti贸 en 2019 que Facebook es tan poco de fiar como la inteligencia de EEUU, y afirm贸 que “el prop贸sito interno de Facebook, tanto si lo declara p煤blicamente como si no, es recopilar registros perfectos de vidas privadas en la m谩xima medida de su capacidad y luego explotarla para su propio enriquecimiento empresarial. Y al diablo con las consecuencias”.
Snowden tambi茅n dijo en la misma entrevista que “cuanto m谩s sabe Google sobre ti, cuanto m谩s sabe Facebook sobre ti, m谩s capaces son鈥 de crear registros permanentes de vidas privadas, y m谩s influencia y poder tienen sobre nosotros”. Esto subraya c贸mo tanto Facebook como Google (que est谩 vinculada a los servicios de inteligencia) han logrado llevar a cabo buena parte de lo que LifeLog se hab铆a propuesto hacer, pero a una escala mucho mayor de lo que DARPA hab铆a previsto originalmente.
La realidad es que la mayor铆a de las grandes empresas de Silicon Valley de hoy en d铆a han estado estrechamente vinculadas al establishment estatal de seguridad nacional de EEUU desde sus inicios. Ejemplos notables aparte de Facebook y Palantir incluyen Google y Oracle. Hoy en d铆a, estas empresas est谩n colaborando de forma m谩s abierta con las agencias de inteligencia militar que guiaron su desarrollo y / o las proporcionaron financiaci贸n temprana, ya que se utilizan para proporcionar los datos necesarios para alimentar la guerra contra el terrorismo dom茅stico reci茅n anunciada y los algoritmos que la acompa帽an. 
No es una coincidencia que alguien como Peter Thiel, quien construy贸 Palantir junto con la CIA y ayud贸 a asegurar el ascenso de Facebook, tambi茅n est茅 muy involucrado en enfoques de “vigilancia predictiva” impulsados por la inteligencia artificial basada en Big Data para la vigilancia y la aplicaci贸n de la ley, tanto a trav茅s de Palantir como a trav茅s de su otras inversiones. TIA, LifeLog y los programas e instituciones gubernamentales y privados relacionados que se pusieron en marcha tras el 11 de septiembre, siempre ten铆an la intenci贸n de ser utilizados contra el p煤blico estadounidense en una guerra contra la disidencia. Esto fue se帽alado por sus cr铆ticos en 2003-4 y por aquellos que han examinado los or铆genes del pivote de la “seguridad nacional” en los Estados Unidos y su conexi贸n con los programas anteriores de “contraterrorismo” de la CIA en Vietnam y Am茅rica Latina. 

En 煤ltima instancia, la ilusi贸n de que Facebook y las empresas similares son independientes del estado de seguridad nacional de EEUU ha impedido que se contemple la realidad de las plataformas de redes sociales y sus usos encubiertos, intencionados desde hace mucho tiempo, que estamos empezando a ver salir a la luz tras los sucesos del 6 de enero. Ahora, con miles de millones de personas condicionadas para usar Facebook y las redes sociales como parte de su vida diaria, la pregunta es: si esa ilusi贸n se rompiera irrevocablemente hoy, 驴har铆a una diferencia para los usuarios de Facebook? 驴O la poblaci贸n se ha vuelto tan condicionada a entregar sus datos privados a cambio de bucles de validaci贸n social alimentados por la dopamina que ya no importa qui茅n termine teniendo esos datos?


La parte 2 de esta serie en Facebook explorar谩 c贸mo la plataforma de redes sociales se ha convertido en un gigante que es mucho m谩s extenso de lo que los gerentes de programa de LifeLog hab铆an previsto originalmente. En concierto con contratistas militares y ex jefes de DARPA, Facebook ha pasado los 煤ltimos a帽os haciendo dos cosas clave: (1) prepararse para desempe帽ar un papel mucho m谩s importante en la vigilancia y la miner铆a de datos de lo que lo hace actualmente; y (2) avanzar en el desarrollo de una IA 鈥渉umanizada鈥, uno de los principales objetivos de LifeLog.




Fuente: Noticiasayr.blogspot.com