January 12, 2021
De parte de Nodo50
124 puntos de vista


Por Jorge Fabra Utray. Publicado originalmente en Economistas Frente a la Crisis.

El precio del gas natural en los mercados internacionales y los derechos de emisi贸n han experimentado fuertes subidas en estos final y principio de a帽o coincidiendo con una ola de fr铆o que ha incrementado la demanda el茅ctrica y con ello, tambi茅n, la producci贸n de electricidad con centrales de gas. Pero el frio no justifica la subida de los precios. Los costes del conjunto de la electricidad consumida estos d铆as apenas han subido 2鈧/MWh y ello no como resultado de la subida de los costes del gas si no s贸lo el de una peque帽a fracci贸n del gas. En fin, como siempre, es el mercado, no el fr铆o. Un mercado ineficiente que da帽a la econom铆a de este pa铆s todos los d铆as, con frio o con calor, y que agudiza las consecuencias de la pobreza energ茅tica.

El frio es s贸lo una 鈥減rueba de esfuerzo鈥 que pone de manifiesto la existencia de una enfermedad cr贸nica.

 鈥淓l precio de la luz se dispara y marca m谩ximos hist贸ricos por la ola de fr铆o鈥. Los titulares de la prensa en estos d铆as de reyes y nieves son un谩nimes. Pero el precio de la luz no se ha disparado por la ola de fr铆o. Se ha disparado por la regulaci贸n del mercado de la electricidad establecida mediante la Ley 54/1997 del Sector El茅ctrico.

Es como si una fake news se hubiera apoderado de todos los peri贸dicos y dem谩s medios (tambi茅n de las redes sociales), salt谩ndose todo control de veracidad o comprobaci贸n.

Como todos los a帽os, cuando sube la demanda por fr铆o o por calor e incluso cuando no sube ni baja como pasa cualquier d铆a del a帽o, los precios de la electricidad se disparan o, en cualquier caso, son injustificadamente altos, aunque sean los m谩s bajos del a帽o, incluso llegando a producir p茅rdidas a algunas tecnolog铆as (Windfall Looses). Ning煤n gobierno es culpable de que los precios de la electricidad suban, ning煤n gobierno debiera jactarse de que los precios de esa misma electricidad bajen. Las responsabilidades de los gobiernos son otras: impulsar reformas para mejorar la vida de las personas.

Bueno, rebajar茅 el tono. Admitamos que no estamos exactamente ante una noticia fake y dej茅moslo en que con esta ola de frio y la subida de precios de la luz, los comentaristas de todos los medios, incluidos los comentaristas que se deshilachan en twitter, se han quedado mirando al dedo que se帽ala a la luna.

Efectivamente, los precios de la luz han llegado a subir en algunas horas cerca de un 100% (por encima de 120鈧/MWh) pero los costes de esa energ铆a apenas lo han hecho en un 4% (2鈧/MWh).  El asunto es brutal. S贸lo 2 ejemplos entre decenas:

1-         El coste de los derechos de emisi贸n para las centrales de gas se sit煤a en el entorno de los 12 o 13鈧 por MWh producido. Las centrales de gas recuperan ese coste variable a trav茅s del precio que ellas mismas fijan en las ofertas que hacen al mercado. El precio ofertado al mercado les permite, como m铆nimo, recuperar sus costes de funcionamiento, que incluyen el coste del gas y los derechos de emisi贸n.

Hasta aqu铆 todo normal.

Pero el asunto es que el precio de esos derechos de emisi贸n, comprados por las centrales de gas, los cobran, v铆a precio de mercado, todas las centrales, tambi茅n las no emisoras: nucleares e  hidroel茅ctricas  que no han tenido que comprar ning煤n derecho para emitir porque, sencillamente, no emiten gases contaminantes. Esto quiere decir que cuanto m谩s suban los derechos de emisi贸n m谩s pagan los consumidores por la energ铆a de las centrales nucleares, hidroel茅ctricas y renovables a mercado, curiosamente propiedad -salvo porcentajes irrelevantes- de las tres grandes empresas el茅ctricas y de gas: Endesa; Iberdrola y Naturgy. Los derechos de emisi贸n est谩n enriqueciendo a las empresas propietarias de centrales hidroel茅ctricas y nucleares que nada tienen que ver con la emisi贸n de gases contaminantes (y cuya construcci贸n es muy anterior a que ni tan si quiera se pudiera vislumbrar la regulaci贸n de los derechos de emisi贸n).

Un r谩pido y elemental c谩lculo pone de manifiesto que s贸lo el d铆a 8 de enero, las empresas han ingresado por este concepto en torno a 10M鈧 鈥 beneficio puro porque el coste de los derechos los han cobrado sin haberlos comprado-. Con iguales supuestos, en c贸mputo mensual, esto supone que los consumidores han pagado 255M鈧 de m谩s a las empresas el茅ctricas, y s贸lo por este concepto.

En definitiva, los consumidores est谩n pagando, aproximadamente, 13鈧 m谩s por MWh mientras que los costes de producci贸n de la energ铆a que consumen s贸lo han tenido un incremento de 0,50鈧/MWh el d铆a 8 de enero o 1,25鈧/MWh en la energ铆a consumida los 30 煤ltimos d铆as. 驴Elevamos este simple c谩lculo a 12 meses? As铆, a ojo, salen cifras en torno a los 2.000 M鈧 de coste anual incremental para los consumidores por nada, sin otra justificaci贸n que sea distinta a la de la regulaci贸n. No es el fr铆o. Eso es casi una fake. Es la regulaci贸n.

Pero bueno, eso son 13鈧, pero 驴hasta 20 贸 30 贸 50鈧 de subida?

Otra vez la regulaci贸n, no el fr铆o.

2-         S铆. El precio del gas ha subido mucho en los mercados spot -nacionales e internacionales- por problemas de oferta y demanda en Argelia o en Asia y no s贸lo por la subida de los precios de los derechos de emisi贸n (por cierto, no ha subido todo el gas utilizado, aunque paguemos, tambi茅n aqu铆, todo el gas al precio del m谩s caro) y esos precios, convertidos en costes de oportunidad (muy superiores a los costes reales de las centrales que se abastecen con contratos a largo plazo) han sido trasladados a los precios de las ofertas de las centrales de gas y, a trav茅s de ellas, a la totalidad de la energ铆a producida con independencia de que sean nucleares, hidroel茅ctricas o de cualquier otra tecnolog铆a.

Si. El MWh producido en las centrales de gas ha subido sus precios de oferta, pongamos por caso, de 50鈧 a 100鈧. Pero hag谩monos otra pregunta: 驴Cu谩nto han subido los costes de los MWh producidos en el resto de las centrales? La respuesta es鈥 nada. Y esas otras centrales concentran en torno al 90% de la electricidad producida y consumida.

Otro peque帽o c谩lculo nos dice que el coste del conjunto de la electricidad que consumimos s贸lo ha subido entre 2鈧 y 4鈧/MWh por la subida de los precios para los consumidores del MWh de las centrales de gas natural. Y si los costes de abastecer la electricidad tan s贸lo han subido, en estos d铆as de fr铆o, 2 o 4鈧, tomando en consideraci贸n todo lo dicho hasta aqu铆, 驴de qui茅n es la culpa de las escandalosas subidas de los precios de la luz? 驴Del fr铆o o de la regulaci贸n?

Han sido s贸lo dos ejemplos entre decenas que ahora escapan a las intenciones de este art铆culo. Ejemplos que tienen soluciones. Muy r谩pidamente:

Respecto al primero: inflaci贸n de precios debidos al valor de los derechos de emisi贸n cobrado v铆a precios por las centrales no emisoras:

Este asunto ya se suscit贸 en 2005 y se solucion贸 mediante Real Decreto-Ley 11/2007, de 7 de diciembre, que estableci贸 que la retribuci贸n de la actividad de producci贸n de energ铆a el茅ctrica se minorar铆a por el importe equivalente al valor de los derechos de emisi贸n de gases de efecto invernadero internalizado en las ofertas al mercado por las centrales emisoras y trasladado al precio. Sin embargo, esta medida fue derogada en 2009, a pesar de que su compatibilidad con el Derecho Comunitario fue avalada por el TSJUE en 2013. Recuperar esta norma hubiera permitido que los precios de estos d铆as para el consumidor final hubieran sido entre un 26 y un 30% inferiores.

Respecto al segundo: el doble marginalismo del que se benefician las centrales nucleares, hidroel茅ctricas y renovables (a mercado) con los precios que fija el gas m谩s caro:

Existen diferentes v铆as para la detracci贸n de los 鈥渂eneficios ca铆dos del cielo鈥 (Windfall Profits). Se mencionan dos a t铆tulo s贸lo de ejemplo: i. Impuestos o Widfall Tax con destinos espec铆ficos para la cobertura de los costes de la electricidad, y ii. Liquidaciones por diferencias de los ingresos de las centrales nucleares e hidroel茅ctricas frente a los ingresos que corresponder铆an a un precio o coste est谩ndar reconocido (por cierto, 茅ste ser铆a un mecanismo muy parecido al que se ha ideado para las nuevas renovables que entrar谩n v铆a subasta).

Al Gobierno le sobra conocimiento y experiencia para dar estos dos pasos y las empresas el茅ctricas saben, sobradamente, que al Gobierno le sobrar铆an razones para hacerlo.

El Gobierno tiene adem谩s tres potentes vectores pol铆ticos que facilitan acometer tales reformas:

(a) Las empresas y las familias lo agradecer铆an: pagar铆an menos por un recurso que les resta competitividad y drena sus rentas, y pagar铆an menos tambi茅n por todos los bienes y servicios que requieren electricidad.

(b) Avanzar铆an en el cumplimiento de los acuerdos del Gobierno de coalici贸n, reforzando los v铆nculos que lo mantienen unido, evidenciando que el Gobierno, m谩s all谩 de la gesti贸n de urgencia de la pandemia, sigue comprometido con una transformaci贸n m谩s justa y sostenible de nuestra econom铆a.

(c) El abaratamiento de la electricidad ser铆a un fuerte impulso para la electrificaci贸n, que es un vector fundamental para la transici贸n energ茅tica en el conjunto de la econom铆a.

En el debate p煤blico tambi茅n se ha introducido la conveniencia de crear una empresa p煤blica como soluci贸n a los problemas. No comparto que tal cosa sea una soluci贸n ni el diagn贸stico que subyace en tal propuesta. Desde luego que para algo servir铆a en un sector oligopol铆stico, fundamentalmente porque permitir铆a combatir la informaci贸n asim茅trica que intoxica a los reguladores, pero eso es otra cuesti贸n. Y desde luego, en cualquier caso, esa empresa p煤blica de nada servir铆a si a lo que se refieren sus proponentes fuera una comercializadora. No estamos ante problemas de especulaci贸n en ese segmento de sujetos del sector que tan irrelevante papel juegan en la industria y en el mercado de la electricidad. Estamos ante un problema mucho m谩s grave: un mercado ineficiente incapaz de revelar los costes y tal cosa no la resuelve una empresa p煤blica y menos si esa empresa es una comercializadora.

C贸mo dec铆a r谩pidamente al principio para rebajar el tono, afirmar que la ola de fr铆o ha disparado los precios de la luz no es exactamente una fake鈥 pero se le parece. Ha sido la regulaci贸n vigente desde 1998, y desde entonces est谩 introduciendo problemas de competitividad a nuestra econom铆a, a las empresas y a las familias de las que detrae rentas que podr铆an tener como destino el consumo de bienes o servicios prestados por otras empresas distintas de las empresas de electricidad y gas.

El fr铆o de estos d铆as no es m谩s que una 鈥減rueba de esfuerzo鈥 que revela una enfermedad cr贸nica inoculada por el Gobierno de Aznar, siendo ministro de Industria Piqu茅 que, desregulando el sector el茅ctrico bajo el falso nombre de liberalizaci贸n, implant贸 un dise帽o de mercado que no revela los costes de la energ铆a: ni de la energ铆a el茅ctrica ni del gas. Est谩 bien que el Gobierno haya pedido a la CNMC que abra un expediente que delimite responsabilidades, en el caso de que estuvi茅ramos ante una alteraci贸n artificial de los precios. Pero eso es cosa de todos los d铆as no s贸lo de estos fr铆os d铆as, entre otras cosas, porque la regulaci贸n del mercado el茅ctrico confiere a las empresas energ茅ticas dominantes un extraordinario poder de mercado que podr铆an ejercer o estar ejerciendo en cualquier momento.

Es cierto que los sucesivos gobiernos del PSOE dejaron las cosas tal y como las dej贸 el PP, a mayor gloria de los lobbies energ茅ticos. Pero es muy fuerte que sea, precisamente, el PP el que pida la comparecencia de los ministros del Gobierno responsables (Transici贸n Ecol贸gica y Consumo) para que den explicaciones sobre los precios de la electricidad. Ser铆a el PP el primero que tendr铆a que dar las explicaciones que ahora pide. Al fin, el Gobierno de Coalici贸n Progresista se form贸 en torno a acuerdos que incluyeron la reforma regulatoria de los mercados de la electricidad para acabar con las sobre retribuciones -conocidas como 鈥渂eneficios ca铆dos del cielo鈥- de las tecnolog铆as nuclear e hidroel茅ctrica. Todav铆a hay espacio en la legislatura para que tal reforma pueda concluirse. Esperemos y no desesperemos.

Otras reformas de important铆simo calado, social, econ贸mico y pol铆tico, recogidas en el acuerdo de coalici贸n han sido frenadas bajo la excusa de que 鈥渘o es el momento鈥 posicionando de facto a una parte del Gobierno del lado de la patronal que tanto trabaj贸 y trabaja contra el propio gobierno de izquierdas. En la reforma del mercado el茅ctrico, sin embargo, no hay excusa que valga para que sea acometida con car谩cter de urgencia, sino todo lo contrario. En este caso, si la CEOE se pusiera enfrente, estar铆a poni茅ndose no s贸lo enfrente del Gobierno o de los sindicatos sino tambi茅n enfrente de sus propias empresas asociadas que ven c贸mo sus facturas el茅ctricas se elevan de forma injustificada, y con ello se merma su competitividad y la de la econom铆a en la que se desenvuelven.

ATTAC no se identifica con las opiniones expresadas en los art铆culos que son responsabilidad de los autores de los mismos.




Fuente: Attac.es