May 25, 2022
De parte de Kurdistan America Latina
174 puntos de vista

Los presos son castigados doblemente, ya que tambi茅n tienen que pagar precios elevados por los bienes y la electricidad en la c谩rcel.

El periodista H眉seyin Aykol dijo que, dado que las c谩rceles abiertas y otras cafeter铆as se consideran establecimientos comerciales, la electricidad que consumen los presos tiene un precio comercial. El portavoz de la Iniciativa de Solidaridad con los Presos, H谋d谋r Sabur, subray贸 que los precios exorbitantes en el exterior tambi茅n se aplican en las c谩rceles, lo que supone un m茅todo de castigo diferente.

En este periodo, en el que las violaciones de los derechos en las prisiones est谩n frecuentemente en la agenda, otro tema llama la atenci贸n. El periodista H眉seyin Aykol, que se hace eco de los problemas de los presos en el peri贸dico Yeni Ya艧am, habl贸 de este asunto en su columna.

Respondiendo a las preguntas de ANF, Aykol dijo que la primera raz贸n del reflejo de la crisis econ贸mica a las prisiones fue la deportaci贸n de muchos presos lejos de sus familias. Aykol dijo: 鈥淟as familias tienen que ir muy lejos para ver a sus parientes. Esta situaci贸n afecta gravemente a la econom铆a familiar. La familia puede ir a la visita con menos gente, aunque tiene derecho a ver a sus parientes鈥.

Los presos se ven obligados a pagar precios elevados en el comedor

Otro pilar de este problema econ贸mico, dijo H眉seyin Aykol, son los precios del comedor. Se帽alando que la crisis econ贸mica externa se refleja a煤n m谩s en la prisi贸n, Aykol continu贸: 鈥淓l segundo pilar del problema econ贸mico es la cantina. Por ley, cada preso debe recibir tres comidas diarias y una barra de pan al d铆a. Sin embargo, esta comida es insuficiente y el preso quiere beber t茅 y caf茅, y quiere comer cosas como fruta y yogur. Se necesita papel y bol铆grafo para escribir cartas. Adem谩s, si la familia no puede venir o enviar cosas, los presos cubren algunas de sus necesidades, como calcetines, ropa interior e incluso camisas de la cantina. Los art铆culos de necesidad que se pueden enviar desde el exterior son cada vez menos. As铆 que los presos se ven obligados a comprar cosas en el comedor. Los art铆culos que se venden en los comedores de las prisiones siempre han sido m谩s caros que los que se venden fuera. Con la 煤ltima crisis econ贸mica, los presos, que no conoc铆an los precios del exterior, empezaron a quejarse de los precios del comedor en casi todas las cartas鈥.

El reciente aumento de los precios de la electricidad y el gas natural tambi茅n se refleja en la prisi贸n, dijo Aykol, a帽adiendo que 鈥渆n las c谩rceles de tipo F, no se permiten las cajas de picnic peque帽as, por razones de seguridad. A los presos se les inform贸 de que pod铆an utilizar la electricidad para el t茅 y otras necesidades similares de calefacci贸n, pero que deb铆an pagarla ellos mismos. De hecho, desde hace casi 15-20 a帽os, la electricidad que utilizan los presos para los samovares que usan para el t茅 y el caf茅 que hacen en sus habitaciones se la llevan los presos. Antes no era una cantidad enorme de dinero, pero ahora los presos tienen que pagar facturas como las de fuera, los precios son incre铆blemente altos. Adem谩s, acabamos de enterarnos de que la tarifa de la electricidad que utilizan los presos para el t茅 es la de los negocios. Las comidas de los presos en las c谩rceles se hacen en la cafeter铆a de esa c谩rcel o en las c谩rceles abiertas cercanas. Las c谩rceles abiertas y otras cafeter铆as se consideran establecimientos comerciales y, por lo tanto, la electricidad que se utiliza para ello tiene la tarifa comercial鈥.

En declaraciones a ANF, el portavoz de la Iniciativa de Solidaridad con los Presos (TDI), H谋d谋r Sabur, dijo que las prisiones se muestran como locales comerciales, no como residencias, y a帽adi贸 que escribieron una petici贸n a CIMER sobre esta cuesti贸n, pero no recibieron respuesta.

Afirmando que muchas familias son v铆ctimas de los elevados gastos, Sabur dijo que los precios exorbitantes del exterior se reflejan en las prisiones de esta manera, que es un m茅todo diferente de castigo.

ANF 鈥 RONI ARAM 鈥 ESTAMBUL

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org