November 1, 2020
De parte de Indymedia Argentina
817 puntos de vista

El 茅xito de las iniciativas pol铆ticas se mide por su capacidad de modificar la realidad; una realidad que cambia seg煤n ocurren acontecimientos que conmueven el contexto econ贸mico social o pol铆tico. Esos acontecimientos son acciones colectivas o individuales, incluso propuestas que intervienen en la conformaci贸n de imaginarios sociales.

Desalojo de Guernica. Foto: Reinaldo Ortega.

La propuesta sobre intervenci贸n y expropiaci贸n de Vicentin gener贸 agenda y habilit贸 un debate en la sociedad, m谩s all谩 del resultado final; del mismo modo que la toma de tierras en Guernica, o el episodio en los campos de Etchevehere; como la misiva de Cristina Fern谩ndez de Kirchner (CFK).

Todas estas propuestas o iniciativas son acciones que intervienen en la realidad con pretensi贸n de cambio, m谩s all谩 de si logran el prop贸sito inicialmente formulado.

Queda claro que el prop贸sito con Vicentin no se cumpli贸, pero habilit贸 el debate sobre la expropiaci贸n de una gran empresa agro industrial y financiera, diversificada y con inserci贸n en la transnacionalizaci贸n, del mismo modo que se sugiri贸 la necesidad de modificar el modelo hegem贸nico del negocio de exportaci贸n.

La toma en Guernica y la discusi贸n en torno a la propiedad de los Etchevehere favoreci贸 el debate sobre los usos de la tierra y la potencialidad de un plan de inserci贸n de organizaciones sociales en la producci贸n alimentaria. Asociado a ello se sustenta la intervenci贸n estatal en la provisi贸n de tierras y medios de producci贸n, tanto como la asistencia financiera y t茅cnica.

En ambos casos, la Justicia intervino en defensa de la propiedad, siendo los gobiernos provinciales los brazos ejecutores, en un caso con extrema y ostentosa violencia.

Lo que ejemplificamos con estos casos puede generalizarse con relaci贸n a la situaci贸n del 2001 argentino, que trasform贸 el ciclo econ贸mico y pol铆tico del pa铆s, tal y como ven铆a desde la recuperaci贸n de los gobiernos constitucionales en 1983, incluso desde mucho antes. La l贸gica bipartidista entre peronismo y radicalismo se desarticul贸.

El resultado termin贸 siendo la construcci贸n de nuevas coaliciones, las que hoy explican la 鈥済rieta鈥, con ejes en el kirchnerismo y el macrismo.

Ambas identidades, m谩s all谩 de cualquier fragilidad o transformaci贸n a corto o mediano plazo, ocupan la escena de la disputa hegem贸nica, por lo menos, desde mediados de la primera d茅cada del Siglo XXI.

Se puede pensar tambi茅n en un momento de la pol铆tica de profunda transformaci贸n de las hist贸ricas identidades pol铆ticas populares, habilitando a pensar la posibilidad de la emergencia de nuevas representaciones pol铆ticas m谩s all谩 de la opci贸n binaria actual.

Vivienda, propiedad y bi-monetarismo

Esta semana se hicieron visible varios problemas a partir de los acontecimientos mencionados. Uno es el d茅ficit habitacional, asociado al desempleo, la pobreza, a la propiedad y a la pol铆tica p煤blica.

M谩s all谩 de cualquier consideraci贸n que se pretenda, la visibilidad desplegada por la situaci贸n de la ocupaci贸n de tierras en Guernica, Provincia de Buenos Aires, y la disputa por la herencia de los Etchevehere en Entre R铆os, evidenciaron la necesidad de discutir y resolver el d茅ficit de la vivienda, estimado en m谩s de 3 millones de unidades.

No solo es vivienda, sino todo lo que se asocia a la reproducci贸n de la vida, lo que supone vivienda digna y un entorno de servicios y de producci贸n acorde con la reproducci贸n social.

Por eso, el debate en Entre R铆os involucr贸, en principio, la propuesta de cesi贸n de propiedad privada a un colectivo social organizado, con un proyecto agroecol贸gico en contraste con el paradigma hegem贸nico del agro negocio y una tendencia a la actividad inmobiliaria lucrativa en las zonas urbanas del pa铆s.

La propiedad privada estuvo en discusi贸n en los dos casos. Es un tema recurrente, que estuvo en debate con el caso Vicentin, o con el impuesto a las grandes fortunas.

Ambos casos, en Guernica y en Entre R铆os, se trat贸 de iniciativas desplegadas por colectivos sociales que intentaron cambiar la realidad y aportar a resolver temas de la vivienda, del uso de la tierra, del empleo y los ingresos, que en definitiva podemos extrapolar a la discusi贸n de la cotidianeidad de millones, que, si es por la pobreza, hablamos de 15 millones de personas.

Otro tema es el de la presencia importante del d贸lar en la econom铆a argentina. Un asunto que explicit贸 para el debate pol铆tico la vicepresidenta del pa铆s. CFK propuso un pacto para acordar pol铆ticas relativas a una cuesti贸n central, el tipo de cambio y sus oscilaciones, cuando se hace evidente lo que los economistas denominan la 鈥渞estricci贸n Externa鈥.

Esa restricci贸n no es otra cosa que la subordinaci贸n del orden econ贸mico local a la gesti贸n del excedente econ贸mico que genera el trabajo social en la Argentina.

Un excedente disputado por acreedores externos, por la dependencia tecnol贸gica de bienes intermedios y de capital, como por el parasitismo de la burgues铆a local, que radica los excedentes en el exterior.

Esto 煤ltimo es lo que se denomina 鈥渇uga de capitales鈥 y tiene contrapartida en activos externos, sean bonos, acciones, propiedades, moneda extranjera (alguna en cajas de seguridad o en el colch贸n).

La cuesti贸n est谩 lanzada sobre la mesa de discusi贸n. Resulta temprano para ver si la iniciativa avanza o no y muy especialmente como se discute.

驴Se puede des-dolarizar?

Ecuador bajo el gobierno de Correa no pudo salir de la dolarizaci贸n que induce un ajuste perpetuo a los de abajo.

Cuba sostiene la necesidad de romper el bi-monetarismo, 鈥渟oluci贸n鈥 asumida en el periodo especial emergente a la ca铆da de la URSS y el sistema socialista. Desde el 2011 est谩 la propuesta de terminar con la moneda convertible, un cuasi d贸lar. Aun no puede lograrlo, pese a ser una de las demandas pol铆ticas y sociales m谩s extendida desde que en 2011 se propusiera el cambio del modelo econ贸mico en la isla.

La dependencia latinoamericana, sea para Ecuador, Cuba o Argentina es un tema que desaf铆a el marco del debate y que trasciende soluciones al interior de las fronteras. Hace falta una estrategia regional compartida, tal como se formul贸 en la primera d茅cada del Siglo XXI con relaci贸n a una nueva arquitectura financiera regional, lo que involucraba el aliento a una moneda regional.

Una novedad de la pol铆tica regional es la asunci贸n del nuevo gobierno en Bolivia, que habilita a discutir nuevamente la potencia de la integraci贸n alternativa. Recordemos que Bolivia es uno de los pa铆ses que m谩s avanz贸 en la pesificaci贸n de su econom铆a, incluso durante el 煤ltimo a帽o, la estabilizaci贸n de la moneda es un dato relevante.

Puede a煤n ser bajo el volumen del acuerdo pol铆tico para una integraci贸n regional, pero los procesos son din谩micos y se asocian a descontentos de una realidad social agravada por el impacto regresiva de la recesi贸n mundial y el efecto de la pandemia COVID19.

El tema d贸lar en la Argentina incluye en estos d铆as la baja de las cotizaciones del paralelo, el legal y el ilegal, tanto como nuevas emisiones de deuda que se completar谩n la pr贸xima semana, en un marco de apertura de las negociaciones con el FMI.

La restricci贸n externa act煤a a fondo. La baja de las cotizaciones y el nuevo endeudamiento tranquiliza al gobierno que logr贸 media sanci贸n del presupuesto, que contiene una propuesta de ajuste por disminuci贸n del gasto y la ratificaci贸n de una recaudaci贸n tributaria regresiva, consolidando al IVA como el principal impuesto en la Argentina.

El tema del bi-monetarismo, o el de la propiedad privada de los medios de producci贸n, son, sin duda, un debate estrat茅gico, que demanda un debate sobre el rumbo.

Un rumbo que tiene en la memoria social el espanto del pasado reciente en la pol铆tica de Mauricio Macri, junto a las dificultades de arrastre en el presente, especialmente sumando los efectos de la pandemia. Por ello, se trata de una discusi贸n sobre c贸mo enfrentar la coyuntura, los problemas del ahora, y los de m谩s all谩, en el mediano y en el largo plazo.

Buenos Aires, 31 de octubre de 2020




Fuente: Argentina.indymedia.org