November 1, 2022
De parte de Nodo50
169 puntos de vista

Lula debe desplazarse ya al centro titula Folha de S茫o Paulotras la ajustada victoria de Luiz In谩cio Lula da Silva el domingo 30 de octubre. El diario del establishment paulista 鈥搈etiendo presi贸n despu茅s de cuatro a帽os de apoyo a la izquierda contra Bolsonaro鈥 aconseja moderaci贸n fiscal y un uso restringido del Estado para no provocar enfrentamientos con casi la mitad del pa铆s que ha votado a Bolsonaro.

La posibilidad de un golpe es casi cero, pero esta tambi茅n se utiliza para exigir  鈥渞esponsabilidad鈥 neoliberal a Lula

La posibilidad de un golpe es casi cero, pero esta tambi茅n se utiliza para exigir  鈥渞esponsabilidad鈥 neoliberal a Lula. Es la l贸gica extra帽a del frente amplio. Porque quienes han entregado la victoria a Lula son los votantes m谩s pobres, sobre todo en el nordeste, en un pa铆s en el que m谩s de 30 millones de personas pasan hambre. Casi dos de cada tres votantes que gana menos de dos salarios m铆nimos mensuales 鈥420 euros鈥 vot贸 a Lula. Estos no quieren moderaci贸n fiscal ni pol铆ticas que gusten a Wall Street y a los inversores en mercados emergentes.

Hay motivos para pensar que parte de la clase obrera informal, que ya atraviesa una grave crisis humanitaria, votar铆a a Bolsonaro por una falsa percepci贸n de que es un hombre del pueblo. El subsidio de 600 reales, implementado por Bolsonaro en plena campa帽a, cuenta con un apoyo muy amplio en las clases populares. Pero el establishment que se ha aliado en estas elecciones con Lula, despu茅s de darse cuenta de que hab铆an respaldado en 2018 a un psic贸pata que ni siquiera era un buen aliado de los mercados, piden ahora una pol铆tica de centro. 鈥淧recisa dar se帽ales inmediatas de responsabilidad presupuestaria y disposici贸n a moverse al centro. Debe acercarse a los especialistas cualificados m谩s all谩 de (鈥) los aliados de izquierda鈥, editorializa Folha de S茫o Paulo.

Mediante un pacto antibolsonarista, Lula logr贸 el apoyo de centristas como Simone Tebet y Geraldo Alckmin

Por un margen de solo dos millones de votos y un punto porcentual, Lula ha conseguido una victoria hist贸rica, volviendo al poder a los 77 a帽os, tres a帽os despu茅s de estar encarcelado en una celda de 15 metros cuadrados, v铆ctima del lawfare. 鈥淢e enterraron vivo鈥, dijo el domingo tras conocer los resultados, en un emotivo discurso ante decenas de miles de militantes de la izquierda en S茫o Paulo.

Ahora hay que analizar con frialdad hasta qu茅 punto la victoria se debe al 茅xito de la amplia coalici贸n o si ha sido por el fuerte compromiso de Lula de hacer pol铆ticas de apoyo a las capas sociales m谩s necesitadas, que en estos momentos son la mayor铆a. Tiendo a pensar lo 煤ltimo.

Mediante un pacto antibolsonarista, Lula logr贸 el apoyo de centristas como Simone Tebet y Geraldo Alckmin, el candidato conservador a vicepresidente, contrincante de Lula en las elecciones de 2006. Estos interpretaban la coalici贸n amplia y moderada como la 煤nica manera de evitar una victoria de Bolsonaro. Tebet pidi贸 incluso que se abstuvieran del color rojo en los m铆tines del PT en favor de blanco. Las alianzas con los personajes m谩s identificados con el viejo establishment brasile帽o, como el expresidente Fernando Henrique Cardoso, han sido elogiadas en todos los centros del poder nacionales e internacionales.

Pero la estrategia de frente amplio, para frenar a la ultraderecha y defender la democracia, que la izquierda ha adoptado en pa铆ses diversos, desde Francia a Chile, tiene puntos d茅biles que se han puesto de manifiesto en Brasil.  

La b煤squeda del apoyo del establishment 鈥渉a reforzado involuntariamente el discurso populista de Bolsonaro (鈥) un outsider y un no-pol铆tico鈥, destac贸 el s谩bado Pablo Ortellado, en su columna de O Globo. Desde la perspectiva del votante de Bolsonaro se percibe 鈥渓a convergencia de todo el sistema y todo el establishmentcon el fin de derrotar a Bolsonaro鈥. 

Lula ha mantenido el compromiso de subir el salario m铆nimo en l铆nea con la inflaci贸n, as铆 como ampliar el plan de subsidios a las familias pobres

Lula logr贸 el apoyo de economistas de centro como Arminio Fraga, dem贸crata, s铆, pero gestor de fondos de Wall Street. Pero, hasta la fecha, Lula ha mantenido el compromiso de subir el salario m铆nimo en l铆nea con la inflaci贸n, as铆 como ampliar el plan de subsidios a las familias pobres ya anunciado por Bolsonaro. Adem谩s, se opone al techo sobre el gasto p煤blico y pretende definir el gasto en educaci贸n como inversi贸n p煤blica.

La cuesti贸n de si hay que desplazarse al centro para frenar a la ultraderecha es muy relevante para estrategias desde Estados Unidos a Espa帽a. La victoria del presidente brasile帽o entre 2003 y 2010, durante la llamada marea rosa del progresismo latinoamericano, consolidar铆a una nueva ola de victorias: Luis Arce en Bolivia en 2020, Gabriel Boric el a帽o pasado en Chile y Gustavo Petro este a帽o en Colombia. Estos dos 煤ltimos optaron por una estrategia de frente amplio mientras que Arce forj贸 su victoria a partir de la movilizaci贸n de colectivos campesinos y sociales. Por el momento, Arce es el presidente que m谩s fuerza tiene de los tres.

En todo caso, la victoria de Lula ser铆a un fuerte impulso para esta segunda marea rosa latinoamericana. Pero las presiones de sus aliados moderados, las dificultades fiscales, as铆 como la fuerte presencia de la derecha en el Congreso, dificultar谩n un plan de transformaci贸n econ贸mica y social como el que Lula y su sucesora Dilma Rousseff intentaron implementar a partir del segundo gobierno del expresidente, en 2006.  

Como dijo ayer Lula en un emocionante discurso ante decenas de miles de militantes de la izquierda, la 煤nica manera de combatir los cantos de sirena de los centristas aliados a la oligarqu铆a de S茫o Paulo y los mercados de Wall Street es mediante la movilizaci贸n de sus bases.

El plan econ贸mico del PT es una obra en construcci贸n, pero en una carta abierta al electorado, publicada la semana pasada, se compromet铆a a aumentar la inversi贸n en infraestructuras utilizando los dos grandes pilares econ贸micos del Estado: el enorme banco p煤blico BNDES y la petrolera semiestatal Petrobras.

La 煤nica manera de combatir los cantos de sirena de los centristas aliados a la oligarqu铆a y los mercados de Wall Street es mediante la movilizaci贸n de sus bases

As铆 mismo, anunci贸 un plan de choque para los 33 millones de personas que pasan hambre y para ampliar el subsidio, aprobado por Bolsonaro, para las familias m谩s pobres. A los 600 reales (114 euros) por familia se le a帽adir铆an 150 reales (30 euros) m谩s por ni帽o. Lula tambi茅n pretende renegociar la deuda de las familias pobres.

Los centristas del frente amplio, con el apoyo de los mercados financieros, se opondr谩n, seguramente, a estas medidas. 鈥淨uiere repetir los errores del pasado con un papel impulsor del Estado en la econom铆a鈥, atac贸 el influyente columnista de O Globo Merval Pereira, que ha apoyado la coalici贸n amplia antibolsonarista y ahora exige tambi茅n un gobierno que no sea de izquierdas sino de Faria Lima, el poder empresarial de S茫o Paulo. La guerra desde fuera y dentro del frente amplio se declara antes incluso de tomar el poder. 




Fuente: Ctxt.es