September 19, 2022
De parte de SAS Madrid
209 puntos de vista

Sacar a la calle a trabajadores y trabajadoras a lo largo y ancho de Europa con un mismo mensaje: los salarios tienen que subir. Es lo que pretende la Confederaci贸n Europea de Sindicatos (CES o ETUC, por sus siglas en ingl茅s), que est谩 coordinando con las centrales sindicales de los distintos pa铆ses acciones para principios de octubre contra la “crisis salarial” y de “coste de vida” ante la elevada inflaci贸n, seg煤n ha podido confirmar elDiario.es. En Espa帽a, CCOO y UGT ya estudian c贸mo sumarse a esta llamada europea, que coincide con su amenaza de m谩s protestas dada la negativa de la patronal de sentarse a negociar un acuerdo salarial.

Ante los tambores de recesi贸n en varios pa铆ses y la subida hist贸rica de tipos acordada por el Banco Central Europeo, el movimiento sindical europeo avisa: los trabajadores est谩n siendo “las v铆ctimas de esta crisis” y “la inacci贸n o la adopci贸n de una respuesta equivocada”, que pase por las devaluaciones salariales, subidas de tipos y una nueva agenda de austeridad, pueden ser “catastr贸ficas”.

La CES se est谩 dirigiendo a los sindicatos de los diferentes estados con la intenci贸n de coordinar movilizaciones en defensa del aumento de salarios y de apoyo a la poblaci贸n con menos recursos durante dos semanas, entre “el 5 y el 19 de octubre”, antes de la reuni贸n del Consejo Europeo del 20 a 21 del pr贸ximo mes.

El empobrecimiento de los trabajadores y las batallas salariales ya est谩n dando lugar a movilizaciones en varios pa铆ses. El pasado viernes, los controladores a茅reos franceses provocaban con su huelga la cancelaci贸n de alrededor de mil vuelos en el pa铆s vecino. En Reino Unido, las protestas y huelgas en los 煤ltimos meses han sido calificadas como el verano del descontento. En B茅lgica, los principales sindicatos salieron a la calle verano con el lema “la vida est谩 cara, hace falta mejores salarios” y el 21 de septiembre hay convocada una nueva movilizaci贸n. En Espa帽a, se ha registrado un aumento de huelgas del 20% y los sindicatos mayoritarios han avisado de un “oto帽o caliente”.

Pero ahora la CES quiere dar un paso m谩s y coordinar acciones de los distintos pa铆ses para aumentar el foco sobre las reclamaciones de los movimientos de trabajadores. De fondo, en esta espiral de precios destaca que, frente a otras crisis pasadas, hay menos vinculaci贸n de los salarios a los precios y los empresarios han ganado poder en el mercado laboral, apunta la OCDE en su informe de empleo de 2022. Tambi茅n ha mermado la densidad sindical entre los trabajadores, recordaba Moody’s en un reciente an谩lisis.

As铆, desde ese marco com煤n de protestas, la CES quiere marcar posici贸n ante las instituciones y gobiernos europeos de cara a las soluciones y medidas que acuerden para paliar los efectos de esta “crisis del coste de la vida”, como la califica la organizaci贸n internacional.

El conglomerado sindical internacional ya ha elaborado una lista de seis puntos con propuestas, como “subidas salariales” y “promover la negociaci贸n colectiva” para conseguir acuerdos de remuneraciones justas. Tambi茅n ayudas a las personas con menos recursos para atender a sus gastos b谩sicos, como las facturas de energ铆a, la cesta de la compra o el alquiler, as铆 como la implantaci贸n de l铆mites de precios y de impuestos a los beneficios extraordinarios de empresas en este contexto.

Problema compartido, de m谩s gravedad en Espa帽a

Aun con diferencias entre pa铆ses, hay un tel贸n de fondo compartido en gran parte del continente europeo: los trabajadores est谩n cargando gran parte del peso de la inflaci贸n, mermando el poder de compra de sus bolsillos con unos salarios que suben mucho menos que los precios. Espa帽a se sit煤a como uno de los pa铆ses con menor aumento de las remuneraciones, seg煤n los datos reci茅n publicados por Eurostat.

Y no solo eso. En las previsiones de conjunto de a帽o, Espa帽a destaca como uno de los pa铆ses del mundo donde los salarios perder谩n m谩s poder de compra, seg煤n las estimaciones de la OCDE. “Y hay que recordar que Espa帽a es un pa铆s de propietarios, donde tiene m谩s incidencia la subida de tipos del BCE y el aumento del coste de las hipotecas que en otros pa铆ses donde viven m谩s de alquiler”, apunta una fuente sindical. Adem谩s, Espa帽a tambi茅n destaca frente a otros pa铆ses de su entorno europeo por sus altas tasas de pobreza, y de poblaci贸n a un paso de ella, muy vulnerables ante nuevas dificultades econ贸micas.

La CES subraya en un reciente comunicado una de las premisas de las movilizaciones: “Los salarios no est谩n causando la inflaci贸n”. Las patronales y otras voces del mundo econ贸mico est谩n advirtiendo contra las subidas salariales para evitar empeorar el aumento de precios a trav茅s de nuevos bucles inflacionistas. Sin embargo, las centrales de trabajadores se帽alan que los datos no avalan estos escenarios, con incrementos salariales a mucha distancia de los precios, que s铆 est谩n dejando un importante deterioro en las econom铆as de los hogares. Sobre todo, de los m谩s vulnerables.

“Los salarios ya est谩n creciendo a tasas comparativamente altas con respecto a la media de los 煤ltimos a帽os, lo que es una respuesta normal a la subida de precios, pero siguen muy por debajo de la inflaci贸n”, sostiene 脕ngel Talavera, economista jefe para Europa de Oxford Economics.

El especialista considera que “es probable que los salarios puedan e incluso deban subir algo m谩s teniendo en cuenta la brecha que a煤n existe respecto a la inflaci贸n, pero no existe una cifra concreta que podamos declarar como la 贸ptima”. “Depender谩 entre otras cosas del estado financiero de la empresas y de su estructura de costes, de cara a encontrar un punto intermedio donde trabajadores y empresas comparten el coste de la crisis (el consabido pacto de rentas)”, a帽ade Talavera.

En Espa帽a, el “pacto de rentas” es la principal reclamaci贸n del Gobierno de coalici贸n a empresarios y sindicatos para enfrentar esta crisis de precios. Consiste en un acuerdo para repartir los costes de la inflaci贸n en estos momentos, moderar salarios y beneficios empresariales para no generar m谩s inflaci贸n y que empeore la situaci贸n econ贸mica. CCOO y UGT reiteran que las empresas est谩n repercutiendo la inflaci贸n a sus precios, y como consecuencia aumentan los ingresos de las compa帽铆as, mientras los salarios suben mucho menos. Cuatro veces menos de media, seg煤n los datos de los convenios colectivos en vigor.

La movilizaci贸n que est谩 impulsando la CES comparte el discurso de los 煤ltimos meses de CCOO y UGT. En concreto, que hay muchos dedos se帽alando los posibles riesgos de espirales inflacionistas y menos que se detengan sobre un problema ya efectivo en muchos casos: el empobrecimiento de los hogares. Para ilustrar una de sus derivadas, la confederaci贸n europea ha publicado un estudio sobre el aumento del coste de las facturas energ茅ticas para los trabajadores que perciben el salario m铆nimo en cada pa铆s.

“A nivel macroecon贸mico, el consumo de los hogares es el componente m谩s grande de la econom铆a y depende en gran medida de la renta disponible, por lo que una ca铆da de los salarios reales de la magnitud que estamos viendo probablemente se ver谩 reflejada en un frenazo en el consumo y en el PIB”, valora el economista jefe para Europa de Oxford Economics. “A nivel social, hay un riesgo claro de aumento de la pobreza y de la desigualdad por el impacto desproporcionado que el shock de inflaci贸n tiene en las rentas m谩s bajas”, a帽ade 脕ngel Talavera.

CCOO y UGT dise帽an el calendario de movilizaciones

Los sindicatos mayoritarios espa帽oles se reunir谩n “este lunes”, 19 de septiembre, para trabajar en el calendario de movilizaciones en favor de las subidas salariales, confirman desde CCOO y UGT a este medio. Sobre la mesa ya no solo figuran las protestas internas previstas contra la postura de la patronal CEOE, sino tambi茅n la respuesta a la llamada de la CES para formar parte de acciones de trabajadores m谩s amplia a las puertas del Consejo Europeo.

M谩s all谩 de las empresas, la confederaci贸n europea est谩 poniendo mucho 茅nfasis en el alza de los salarios m铆nimos, responsabilidad de los gobiernos y que se dirigen a uno de los sectores m谩s afectados por los incrementos de precios, las personas que menos ganan.

En Espa帽a, los sindicatos tambi茅n han anunciado que pelear谩n un incremento del salario m铆nimo interprofesional (SMI) mayor del previsto por el Gobierno, que quiere situarlo en el 60% del salario medio. UGT y CCOO han avisado de que la meta se queda corta ante la gran subida de precios y exigen un alza m谩s abultada. El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha reclamado que esta cubra por completo el aumento de los precios. El l铆der de UGT, Pepe 脕lvarez, le ha puesto cifras concretas a la petici贸n del sindicato: un aumento del 10% hasta los 1.100 euros.

Los sindicatos europeos optan por darse la mano y tomar impulso ante las “curvas” en la econom铆a que se intuyen en un contexto de gran incertidumbre por la guerra en Ucrania. En la memoria a煤n est谩 muy fresca la crisis de 2008 y sus efectos, que en algunos casos siguen sinti茅ndose. “No puede ser que una vez m谩s se pretenda hacer pagar una crisis, en este caso de precios, a la mayor铆a social y a la clase trabajadora. La clase trabajadora ya pag贸 con creces la crisis del a帽o 2008”, enfatiz贸 este viernes el l铆der de CCOO, Unai Sordo.

Enlace relacionado ElDiario.es (18/09/2022).




Fuente: Sasmadrid.org