November 11, 2021
De parte de Nodo50
271 puntos de vista


Los tel茅fonos m贸viles de los activistas palestinos fueron pirateados con un programa esp铆a de la NSO (Pegasus), seg煤n la organizaci贸n FLD
La investigaci贸n revela que los activistas de derechos que trabajan para grupos acusados por Israel de ser terroristas fueron previamente objeto de un programa esp铆a de la NSO.

Stephanie Kirchgaessner and Michael Safi, 8 Nov 2021 

The Guardian

Los tel茅fonos m贸viles de seis defensores de los derechos humanos palestinos, algunos de los cuales trabajan para organizaciones que han sido acusadas recientemente -y de forma controvertida- por Israel de ser grupos terroristas, fueron previamente pirateados por un sofisticado software esp铆a fabricado por NSO Group, seg煤n un informe.

Una investigaci贸n de Front Line Defenders (FLD), un grupo de derechos humanos con sede en Dubl铆n, descubri贸 que los tel茅fonos m贸viles de Salah Hammouri, un abogado y defensor de los derechos de los palestinos al que se le ha revocado la residencia en Jerusal茅n, y de otras cinco personas fueron pirateados utilizando Pegasus, el programa esp铆a caracter铆stico de NSO. En uno de los casos, se descubri贸 que el hackeo se produjo en julio de 2020.
Los hallazgos de FLD fueron confirmados independientemente con “alta confianza” por expertos t茅cnicos de Citizen Lab y el laboratorio de seguridad de Amnist铆a Internacional, las principales autoridades mundiales en este tipo de hackeos. [Seg煤n Al Mayadeen, cuatro de los seis iPhones pirateados utilizaron exclusivamente tarjetas SIM emitidas por compa帽铆as de telecomunicaciones israel铆es con n煤meros de c贸digo de 谩rea israel铆es +972, dijeron los investigadores de Citizen Lab y Amnist铆a}
Es probable que la revelaci贸n provoque nuevas cr铆ticas a la reciente decisi贸n de Israel de atacar a los activistas de derechos humanos palestinos. Los expertos en derechos humanos de la ONU han calificado la designaci贸n de los grupos como organizaciones terroristas de “ataque frontal” al movimiento palestino de derechos humanos y a los derechos humanos en todo el mundo, y han dicho que parece representar un abuso del uso de la legislaci贸n antiterrorista por parte de las autoridades israel铆es.

Las investigaciones realizadas por The Guardian y otros medios de comunicaci贸n han revelado m煤ltiples casos de gobiernos que utilizan programas esp铆a NSO para atacar a periodistas y defensores de los derechos humanos que son percibidos como amenazas, a menudo por parte de reg铆menes autocr谩ticos, como Arabia Saud铆, a los que se les ha vendido la tecnolog铆a. En el pasado, los objetivos han sido la prometida y la esposa del periodista asesinado Jamal Khashoggi, as铆 como Carine Kanimba, la hija del disidente ruand茅s encarcelado Paul Rusesabagina. La NSO ha dicho que investiga todas las denuncias de abusos y que su tecnolog铆a est谩 destinada a ser utilizada por los gobiernos para luchar contra el terrorismo y otros delitos graves.
El caso de los seis palestinos tambi茅n plantea nuevos interrogantes sobre la forma en que Israel puede utilizar programas de espionaje para atacar a quienes critican al gobierno o a otras personas que se consideran una amenaza para el pa铆s.
El gobierno de Biden incluy贸 la semana pasada a NSO [y tambi茅n a Candiru] en una lista negra de Estados Unidos, una medida que dificultar谩 enormemente que la empresa israel铆 adquiera cualquier tecnolog铆a o servicio de origen estadounidense. La administraci贸n dijo que tom贸 la decisi贸n tras encontrar pruebas de que el fabricante israel铆 de programas esp铆a hab铆a actuado “en contra de la pol铆tica exterior y los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos”.

No hay pruebas t茅cnicas que confirmen que el Estado de Israel orden贸 los hackeos de los seis palestinos, pero tres de las seis personas trabajan para organizaciones que han sido objeto de ataques y acusaciones de delitos por parte de las autoridades israel铆es. NSO ha afirmado que s贸lo vende sus programas esp铆a a clientes gubernamentales con el fin de luchar contra los delitos graves y el terrorismo, y que la empresa est谩 estrechamente regulada por el Ministerio de Defensa israel铆.

Un portavoz de NSO Group dijo: “Debido a consideraciones contractuales y de seguridad nacional, no podemos confirmar ni negar la identidad de nuestros clientes gubernamentales. Como ya dijimos en el pasado, NSO Group no maneja los productos por s铆 misma; la empresa concede licencias a organismos gubernamentales autorizados para hacerlo, y no conocemos los detalles de las personas vigiladas.

“NSO Group desarrolla tecnolog铆as cr铆ticas para el uso de las fuerzas del orden y las agencias de inteligencia de todo el mundo para defender al p煤blico de los delitos graves y el terror. Estas tecnolog铆as son vitales para los gobiernos frente a las plataformas que utilizan los delincuentes y los terroristas para comunicarse de forma ininterrumpida.”
El gobierno israel铆 no respondi贸 inmediatamente a una solicitud de comentario de The Guardian. La oficina del primer ministro israel铆 y el Ministerio de Defensa negaron que Pegasus se hubiera utilizado para piratear los tel茅fonos de los palestinos, seg煤n el New York Times.
Los grupos en cuesti贸n son conocidos por documentar las denuncias de abusos de los derechos humanos por parte de Israel y la Autoridad Palestina. Los seis son Al-Haq, Addameer, Defensa de los Ni帽os Internacional – Palestina, el Centro Bisan de Investigaci贸n y Desarrollo, la Uni贸n de Comit茅s de Mujeres Palestinas y la Uni贸n de Comit茅s de Trabajo Agr铆cola.

Tres de los seis activistas que fueron hackeados aceptaron ser identificados. Se trata de Hammouri, tambi茅n de nacionalidad francesa, Ubai Al-Aboudi, director ejecutivo del Centro Bisan, tambi茅n de nacionalidad estadounidense, y Ghassan Halaika, investigador de Al-Haq.
Ron Deibert, profesor canadiense y director del Citizen Lab de la Universidad de Toronto, se帽al贸 que el propio an谩lisis forense del grupo demostr贸 que el pirateo de las personas se hab铆a producido antes de que Israel designara a los grupos como organizaciones terroristas.
Pegasus ofrece a los operadores gubernamentales un control total sobre el dispositivo de la v铆ctima, incluyendo la posibilidad de utilizar los micr贸fonos y las c谩maras de forma remota. “Tampoco se puede excluir la posibilidad de que un operador gubernamental pueda plantar datos falsamente incriminatorios en el tel茅fono de una v铆ctima, dado este control total”, dijo Deibert.
El Ministerio de Defensa israel铆 ha afirmado anteriormente que las seis organizaciones estaban vinculadas al Frente Popular para la Liberaci贸n de Palestina (FPLP), un movimiento pol铆tico laico con un brazo armado que en el pasado ha llevado a cabo ataques contra Israel.
Los grupos “actuaban bajo la cobertura de organizaciones de la sociedad civil, pero en la pr谩ctica pertenecen y constituyen un brazo de la direcci贸n [del FPLP], cuya actividad principal es la liberaci贸n de Palestina y la destrucci贸n de Israel”, afirm贸 el ministerio.
El informe de FLD fue compartido con Forbidden Stories, la organizaci贸n francesa sin 谩nimo de lucro que coordin贸 una reciente investigaci贸n sobre NSO y el uso de su software Pegasus por parte de sus clientes gubernamentales por parte de un consorcio de medios de comunicaci贸n, entre ellos The Guardian.

FLD conden贸 el hackeo de las personas. Examin贸 75 tel茅fonos y descubri贸 que seis conten铆an rastros de malware [software de espionaje] espec铆ficamente asociado a Pegasus. FLD tambi茅n afirm贸 que el pirateo de los palestinos -algunos de los cuales tienen doble nacionalidad- habr铆a permitido a las autoridades espiar las conversaciones entre los individuos y otras personas, incluidos los ciudadanos israel铆es, que tambi茅n podr铆an haber sido vigilados. FLD dijo que cualquier vigilancia de este tipo, si se produjera, ser铆a una violaci贸n de la ley israel铆.




Fuente: Causaarabeblog.blogspot.com