July 8, 2022
De parte de SAS Madrid
2,320 puntos de vista

Tras cuatro huelgas parciales, los trabajadores del Grupo 5 de los Centros de Atenci贸n a la Infancia (CAI) y del Programa de Atenci贸n a la Infancia en el Entorno Familiar (Paief) del Ayuntamiento de Madrid arrancan este viernes una huelga indefinida. “El conflicto viene de largo. Ya en el a帽o 2017 empezamos a solicitar revisiones salariales y no hemos tenido nunca ni respuesta ni 茅xito”, denuncia 脕lvaro Prieto, miembro del Comit茅 de huelga y trabajador. Esa es una de sus principales reivindicaciones: acabar de una vez por todas con el hecho de ser “la plantilla m谩s precarizada de toda la red” de atenci贸n a la infancia del Consistorio. Pero no es lo 煤nico, porque tambi茅n reclaman que mejoren las condiciones relativas a la conciliaci贸n y a la elevada rotaci贸n de personal, por ejemplo. En resumen, piden “que las administraciones apuesten por un servicio digno, obligando a condiciones dignas” para los trabajadores, se帽ala el Comit茅.

Los CAI y los Paief est谩n formados, como explica Prieto, por profesionales de la psicolog铆a, del trabajo social y de la educaci贸n social, perfiles a los que, dicen, se les “requiere y obliga a tener una experiencia previa y una formaci贸n por encima de la media”. Los que est谩n llamados a la huelga son un total de 74 empleados, los que trabajan en los centros de esta red que est谩n gestionados por la empresa Grupo 5 鈥攖res CAI y los Paief鈥, una compa帽铆a que presta servicios sociales, educativos y sociosanitarios.

Seg煤n su web, da trabajo a 2.200 profesionales y atiende diariamente a 4.500 personas en 130 centros que se dedican a salud mental, neurorrehabilitaci贸n, mayores, dependencia, emergencias sociales, personas sin hogar, protecci贸n a la infancia, educaci贸n social y educaci贸n infantil. Est谩 presente en 12 comunidades: Madrid, Andaluc铆a, Extremadura, Canarias, Comunitat Valenciana, Castilla La Mancha, Castilla y Le贸n, Pa铆s Vasco, Asturias, Navarra, Arag贸n y Catalu帽a.

En los tres CAI que gestiona, los trabajadores valoran “situaciones de riesgo para la infancia, emitiendo informes y propuestas relativas a la guarda y tutela de ni帽os, ni帽as y adolescentes”, explica el Comit茅. Hay otros nueve centros de este tipo. Tres de ellos son completamente p煤blicos 鈥攕u titularidad y su gesti贸n鈥 y el resto, como es el caso de los tres de Grupo 5 鈥攓ue gestiona el 7, el 8 y el 12鈥 tienen la gesti贸n externalizada a otras empresas. Pero en ninguno los sueldos son tan bajos. “Cualquier profesional externalizado cobra de media 3.000 euros al a帽o m谩s que nosotras (15%)”, se帽ala el Comit茅 de Grupo 5.

“El Ayuntamiento de Madrid 鈥攖itular de los centros鈥, contempl贸 en sus pliegos un salario de 23.000 euros de media para cada trabajador, pero la empresa nos paga, en el mejor de los casos, 20.500 euros”, explica Prieto. Sin embargo, desde Grupo 5 se帽alan a infoLibre que han realizado “dos propuestas de mejoras salariales en el marco del 贸rgano de mediaci贸n que se han rechazado por el Comit茅”. “Actualmente el 60% de la plantilla tiene condiciones salariales por encima de convenio”, aseguran fuentes de la compa帽铆a. Prieto, en cambio, critica que la propuesta de la empresa fue una subida de 15 euros brutos al mes que el a帽o que viene ascender铆a hasta 54. “Eso no lo quisimos”, confirma.

Los salarios, mayores o menores dependiendo de un fondo de inversi贸n

Est铆baliz Carrascosa, la presidenta del Comit茅 de huelga, matiza adem谩s que las diferencias salariales entre todos los trabajadores de los centros de Grupo 5 dependen de si fueron contratados antes o despu茅s de que en 2018 el fondo de inversi贸n Corpfin Capital comprase la empresa. “Desde entonces, se ha visto claramente un deterioro. En todos los aspectos, adem谩s. Las trabajadoras que est谩bamos contratadas antes cobramos el m谩ximo del convenio, 20.500 euros brutos al a帽o; las que han llegado despu茅s no superan los 19.800″, lamenta.

Por eso la huelga tambi茅n clama contra la entrada de los conocidos como fondos buitre en este tipo de centros. M谩s Madrid, de hecho, ha mostrado p煤blicamente su apoyo al paro y ha criticado que desde que los centros “fueron comprados por un fondo buitre” las condiciones laborales “son insostenibles”. Lo expres贸 la portavoz del grupo municipal, Rita Maestre, quien tambi茅n exigi贸 al alcalde, Jos茅 Luis Mart铆nez-Almeida, “como responsable 煤ltimo de los servicios, que el Ayuntamiento cumpla con sus funciones de inspecci贸n, seguimiento y verificaci贸n de que se cumplen las condiciones de los contratos firmados con esa empresa privada [Grupo 5]”.

“M谩s Madrid apoya la huelga indefinida para que se mejoren las condiciones en la prestaci贸n de un servicio esencial. Pedimos a Almeida que se haga responsable de esta situaci贸n porque desde M谩s Madrid siempre estaremos del lado de las trabajadoras y trabajadores y del servicio que se presta”, a帽adi贸 Maestre.

Por la conciliaci贸n y contra la rotaci贸n

Pero no todo es la reivindicaci贸n econ贸mica, aunque est谩 presente en casi todas las demandas de los trabajadores. Como explica Carrascosa, otro de los objetivos del paro es conseguir una mayor flexibilidad horaria que permita una buena conciliaci贸n. Seg煤n el documento del Comit茅, los trabajadores est谩n sometidos a una “extrema rigidez en la gesti贸n de los horarios, forzando a una plantilla feminizada y precarizada a las reducciones de jornada para conciliar la vida familiar”. “Los de Grupo 5 somos los 煤nicos centros de toda la red que trabajamos dos tardes a la semana hasta las 20 horas. En otros, las tardes no son completas”, explica Carrascosa, quej谩ndose de que una reducci贸n de jornada hace que los salarios disminuyan hasta los 1.090 euros al mes.

Por otro lado, la plantilla precarizada tambi茅n se agrava porque, dice Carrascosa, las bajas est谩n cubiertas al 80%, nunca al 100%. “Hay muchas personas que nunca se cogen una baja porque no pueden permit铆rselo econ贸micamente”, critica.

Y tambi茅n hay una alt铆sima rotaci贸n. Seg煤n el Comit茅 de huelga, los cambios de personal han supuesto en torno a un 40% de la plantilla. Y es complicado reponerla por la alta especializaci贸n que se exige y por la precariedad que sufren. Y es un problema. “Lo que genera esta rotaci贸n es que las familias vuelvan a sufrir una revictimizaci贸n de su situaci贸n familiar. Si se va el trabajador que est谩 con un menor o con su familia, se rompe el v铆nculo, y es complicado volver a crearlo con otra persona”, lamenta Carrascosa.

Los trabajadores, seg煤n Prieto, apoyan masivamente el paro, que fue respaldado por el 61% de la plantilla afectada, a la que consultaron en distintas asambleas realizadas en los centros. “Nunca se ha convocado una huelga indefinida en el sector de intervenci贸n social. Vamos un poco a ciegas, pero estamos tranquilas porque tenemos mucho apoyo de los trabajadores”, sentencia.

Enlace relacionado IfoLibre.es (07/07/2022).




Fuente: Sasmadrid.org