April 12, 2022
De parte de CNT Comarcal Sur Madrid
196 puntos de vista

Análisis desde una perspectiva anticapitallsta.

Desde CNT Comarcal Sur, siguiendo con nuestra labor internacionalista, hemos organizado este acto con un compañero peruano donde repasaremos la historia del movimiento libertario y la actualidad de los conflictos sociales.

En estos últimos treinta años, el Perú ha tenido grandes convulsiones sociales, que han remecido a más de un gobierno y a todas las capas del país.

Podemos mencionar el inicio de la guerra interna en los 80s, que dejó un saldo de más de 70 mil muertos y desaparecidos, y que hoy en día no se ha cerrado como capítulo traumático. En los 90s el inicio de la dictadura fujimorista, que implementó el neoliberalismo en el Perú, y la consiguiente eliminación de las mejoras sociales, como la jornada de las 8 horas que fueron un triunfo de la histórica FORP, (Federación Obrera Regional Peruana) de orientación anarcosindicalista, la persecución y eliminación de los sindicatos, los comedores populares, organizaciones estudiantiles, el periodismo independiente, y demás organizaciones civiles que se vieron perseguidos, hasta su total desmantelación, con muchos de sus líderes asesinados o exiliados.

También vale mencionar la firma de los Tratados de Libre Comercio, y su consecución en la explotación minera y petrolera en perjuicio de las comunidades nativas y campesinas. He aquí uno de los focos de las nacientes convulsiones sociales. Porque debemos resaltar que las grandes luchas que se dan en la actualidad en el territorio peruano son precisamente las que se originan en defensa del territorio y en contra de la contaminación. Hoy en día hay un poco más de 200 conflictos de este tenor en el Perú.

Por otro lado cabe destacar que el mundo laboral formal se reduce a tan solo al 20% de la población total; la gran mayoría de peruanos practica una economía de subsistencia. Las brechas sociales han aumentado a despecho de los burócratas que aplaudieron la bonanza económica de los 2000., Los bolsones de pobreza y extrema pobreza se pueden ver rodeando las ciudades donde cada año cientos de niños mueren a consecuencia del frío y de la anemia.

Se puede palpar la inconformidad de la población de las ciudades que ganan sueldos de miseria con un salario promedio en el Perú de 285 dólares mensuales. Dinero que no cubre las necesidades básicas de una persona y esta es una de las razones de las últimas protestas a nivel nacional. Todo esto sumado a una educación paupérrima, la privatización de la enseñanza pública universitaria, las nulas políticas de salud, la gran corrupción que carcome la base moral de la nación y las bandas delincuenciales que han tomado por asalto todos los estamentos estatales, hacen del Perú un país en permanente crisis.

Resumiendo podemos decir que la población está hastiada del discurso político y de los políticos tanto de izquierda como de derecha. Bajo este panorama adverso, la propaganda anarquista ha estado presente ininterrumpidamente en estos últimos 15 años, en forma de periódicos, como el Desobediencia, Vitamina A, Sabot y otros, también en conferencias, actos culturales, en manifestaciones, en grupos de afinidad.

Debemos decir que hay una respuesta positiva a nuestros ideales, sobre todo en círculos de estudiantes universitarios y en jóvenes que buscan una alternativa por fuera de las podridas estructuras partidistas. En la última gran protesta del 15 noviembre del 2020, en donde hubo 4 asesinados a mano de la policía, se podía escuchar en todos los barrios de Lima y del Perú el lema: !que se vayan todos!.

Una de nuestras últimas propuestas organizativas de propaganda ha sido la Furia del Libro Anarquista que va en su tercera edición. La primera fue como Feria Del Libro Anarquista. La edición de una nueva prensa “Acracia”, la implementación de una editorial “Anarcrítica” y nuestro gran sueño es contar con un ateneo o centro social.

En conclusión podemos decir sin equivocarnos y sin ser voluntaristas que el programa y el discurso anarquista es bien recibido en las distintas regiones del Perú. Queda por hacer un largo e incansable trabajo para llevar la revolución social a buen término

lucha territorio coyuntura política perú

Os esperamos el 20 de abril a las 19 horas en la Fundación Anselmo Lorenzo.




Fuente: Comarcalsur.cnt.es