May 2, 2022
De parte de Avispa Midia
160 puntos de vista

Considerando solamente registros del 2019, la Uni贸n Europea (UE) export贸 m谩s de 6,5 millones de kilogramos de plaguicidas prohibidos o nunca autorizados en su territorio hacia los pa铆ses que forman el bloque comercial del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay).

Empresas trasnacionales como Bayer/Monsanto, BASF y Syngenta, l铆deres en la producci贸n de agrot贸xicos en Europa, en alianza con grupos de presi贸n favorables a los agroqu铆micos como SINDIVEG y Croplife Brasil, son los principales promotores del acuerdo comercial que permite la venta de peligrosos productos qu铆micos en Sudam茅rica.

Te puede interesar 鈫 Syngenta ocult贸 evidencia sobre da帽os a la salud para continuar vendiendo sus agrot贸xicos

As铆 lo indica un informe publicado el pasado jueves, 28 de abril, por Amigos de la Tierra, organizaci贸n ambientalista la cual enfatiza que este negocio ocurre a煤n cuando 鈥渓a pr谩ctica de exportar plaguicidas prohibidos en la UE fue considerada un abuso de los derechos humanos por 36 relatores de la ONU y funcionarios de derechos humanos en julio de 2020鈥.

Entre los hallazgos del informe se encuentra que corporaciones como BASF han incrementado considerablemente las autorizaciones para comercializar sus productos qu铆micos en Brasil desde la toma del poder de Jair Bolsonaro en 2019.

A su vez, junto a Bayer, BASF y Syngenta han recibido la aprobaci贸n para la comercializaci贸n de 45 nuevos pesticidas en los 煤ltimos tres a帽os, 19 de los cuales contienen sustancias prohibidas para su uso en la Uni贸n Europea.

El documento tambi茅n se帽ala que las empresas de plaguicidas se aprovechan de las generosas exenciones fiscales sobre los mismos. 鈥淟a cantidad que el gobierno brasile帽o deja de recaudar por las exenciones fiscales a los pesticidas es casi cuatro veces el presupuesto total del Ministerio de Medio Ambiente en 2020鈥, contrasta el informe, el cual indica que las empresas ocultan estos beneficios 鈥渢ras un velo de 鈥榗onfidencialidad comercial鈥. Los consumidores brasile帽os no saben qu茅 sustancias acaban en sus platos鈥.

Desregulaci贸n

La comercializaci贸n de los peligrosos qu铆micos en Brasil es posible por el trabajo de grupos de presi贸n del agronegocio como CropLife Brasil, fundada por Bayer, para aumentar el acceso al mercado de algunos de sus agroqu铆micos m谩s da帽inos.

鈥淎s铆, han apoyado una agenda legislativa que busca socavar los derechos ind铆genas, eliminar las protecciones ambientales y legitimar la deforestaci贸n鈥, resalta el informe de Amigos de la Tierra.

Seg煤n la organizaci贸n, las empresas agroqu铆micas europeas apoyan iniciativas que debilitan las medidas de protecci贸n del medio ambiente. Un ejemplo de esto es la promoci贸n del proyecto de ley conocido como 鈥渄el Veneno鈥, que tiene como objetivo reducir la actual regulaci贸n de los agroqu铆micos y debilitar el proceso de aprobaci贸n del uso de pesticidas en Brasil.

Te puede interesar 鈫 Brasil: Muertes por conflicto en el campo aumenta m谩s de 1,000% en 2021

鈥淟as principales asociaciones de la agroindustria, que representan a Bayer, BASF y Syngenta, han aportado unos 2 millones de euros para apoyar las actividades de presi贸n del 鈥業nstituto Pensar en el Agro鈥欌, refiere el informe sobre las inversiones para mantener la promoci贸n de los agrot贸xicos en Brasil, 鈥渁legando que los gobiernos y los agricultores dependen de los pesticidas importados para proteger sus econom铆as agr铆colas鈥.

Por su parte, un creciente frente brasile帽o de organizaciones y movimientos sociales contra el Acuerdo Comercial entre el Mercosur y la UE se posicion贸 ante los parlamentarios europeos mediante una carta en la que se帽alan la profundizaci贸n de la agenda de violaci贸n de derechos por parte del gobierno federal.

鈥淓ste acuerdo en particular acent煤a la reprimarizaci贸n y desindustrializaci贸n de la econom铆a brasile帽a y actualiza los dispositivos coloniales que mantienen la dependencia del pa铆s con respecto a Europa, fomentando la violencia racista contra los pueblos ind铆genas, las comunidades negras, campesinas y tradicionales, destacando que los da帽os ambientales, asociados a la expansi贸n de la deforestaci贸n y del agronegocio, recaen de manera desproporcionada sobre los pueblos negros e ind铆genas y, en particular, sobre las mujeres鈥, enfatizan en su comunicaci贸n.

驴Qui茅n gana y qui茅n pierde?

Para Fernando Campos Costa, miembro de la junta directiva de Amigos de la Tierra Brasil y coordinador del Programa de Soberan铆a Alimentaria y Biodiversidad, los m谩s perjudicados son los trabajadores y el medio ambiente.

鈥淓l caso de enfrentarse a la fumigaci贸n a茅rea de plaguicidas, que se utiliza como arma qu铆mica contra las comunidades campesinas en la regi贸n metropolitana de Porto Alegre (RS), es una realidad en todo el pa铆s, agravada por la liberaci贸n de armas y nuevos venenos y el desmantelamiento de la legislaci贸n ambiental, sanitaria y de derechos humanos en el Gobierno de Bolsonaro鈥, ejemplific贸 Campos.

Para el especialista, son acciones como la lucha por garantizar la producci贸n de alimentos sanos, sin veneno y para proteger la biodiversidad y la poblaci贸n, como sucede en los municipios de Nova Santa Rita y Eldorado do Sul, en el sur de Porto Alegre, lo que contribuye a la defensa de la soberan铆a alimentaria en Brasil.

Te puede interesar 鈫 Especialistas alertan sobre los peligros de la agricultura clim谩ticamente inteligente

La referencia es al encuentro ocurrido en Porto Alegre al que asistieron pobladores afectados por la fumigaci贸n a茅rea de plaguicidas, movimientos sociales y entidades ecologistas, quienes presentaron un manifiesto contra la impunidad del agronegocio.




Fuente: Avispa.org