April 2, 2022
De parte de Expandiendo La Revuelta
1,648 puntos de vista

El 2 de abril de 1982 el Estado Argentino comandado por la junta patri贸tica que se hab铆a hecho del poder 6 a帽os atr谩s, iniciaba el avance militar sobre las islas Malvinas y comenzaba una guerra que durar铆a hasta el 14 de junio del mismo a帽o. En medio de la euforia nacionalista que cubr铆a los gritos de los desaparecidos, el general Galtieri afirmaba 鈥淪i quieren venir que vengan, les presentaremos batalla鈥, e impulsaba una campa帽a en la morir铆an cerca de mil j贸venes obligados a combatir por el honor de la patria y la prevalencia del gobierno militar, donde muchos otros se suicidar铆an en la vuelta a casa atravesados por el posterior proceso de 鈥渄esmalvinizaci贸n鈥.

Por su parte, en medio del gobierno conservador de Margaret Thatcher y con la plena colaboraci贸n del Partido Laborista, Inglaterra no tem铆a en participar del enfrentamiento por la 鈥渟oberan铆a de sus islas鈥, y justificar su intervenci贸n en las pol铆ticas fascistas del gobierno argentino, mismo gobierno al que hace unos meses antes hab铆a estado ayudando a exterminar a 鈥渓xs extremistas comunistas鈥, con provisiones de armamento e inteligencia policial.

Si bien la euforia patri贸tica en Inglaterra no alcanzaba los niveles argentinos, esta tambi茅n contaba con la aprobaci贸n de una parte importante de la poblaci贸n, exceptuando distintos sectores antimilitaristas, de extrema izquierda, y sobre todo anarquistas.

A grandes rasgos podemos ver como las principales publicaciones an谩rquicas de la 茅poca, 鈥淔reedom鈥 fundada en 1886 por Piotr Kropotkin, y 鈥淏lack Flag鈥 de tendencia informal y ligada a la ABC (anarchist black cross) formada en 1970, y la conocida banda anarcopunk 鈥淐rass鈥, expresaban todo su repudio a la guerra y la sociedad que la sustenta.

Por eso decidimos traducir y compartir algunas notas publicadas durante los meses de mayo y abril de 1982, no solo como reafirmaci贸n ideol贸gica, sino como una reivindicaci贸n de la dignidad, de la dignidad rebelde, antimilitarista y antiestatal, porque sabemos que aunque muchas veces la euforia nacionalista busque disolver entre el ensordecedor pedido de castigo y represi贸n a las voces rebeldes, la memoria revolucionaria siempre seguir谩 reafirmando su historia y enfrent谩ndose a los discursos prearmados del Estado y el Capital.

Ni guerra entre pueblos. Ni paz entre clases.
Muerte al Estado Argentino y a todos los Estados.

Lectura/descarga: lxs anarquistas en inglaterra frente a la guerra de malvinas




Fuente: Expandiendolarevuelta.noblogs.org