September 4, 2022
De parte de Ekinarenekinaz
2,267 puntos de vista

Algunos comentarios sobre el documento de la Federaci贸n Anarquista Italiana 鈥淧or un nuevo manifiesto anarquista contra la guerra鈥

Hay que admitir que todav铆a hay desacuerdo dentro de la Internacional de Federaciones Anarquistas (IAF-IFA) sobre la posici贸n en la guerra de Ucrania. Esta contradicci贸n ya fue abordada poco despu茅s del inicio de la invasi贸n de Ucrania por parte de la Federaci贸n Anarquista Checa (AF) en la revista anarquista Existence. La l铆nea entre los dos bandos se se帽al贸 en la cuesti贸n crucial de apoyar la defensa contra la intenci贸n de Putin de ocupar y 芦desucranizar禄 Ucrania. Un bando, representado principalmente por la Federaci贸n Anarquista Italiana (FAI), rechaza el apoyo a la defensa. El otro, quiz谩s representado de forma m谩s destacada por la AF, present贸 su posici贸n m谩s bien favorable a la defensa justo al comienzo de la invasi贸n.

El Comit茅 de Relaciones de la FAI, que se reuni贸 los d铆as 19 y 20 de marzo, debati贸, entre otras cosas, asuntos relacionados con la guerra en curso en Ucrania. Aunque las federaciones miembros tienen opiniones diferentes en algunos puntos, acordaron seguir debatiendo. El debate dio lugar a posiciones comunes, que se resumieron en una declaraci贸n titulada 芦Contra la guerra, por la solidaridad mundial禄 (texto completo en checo al final del art铆culo). Posteriormente (a mediados de abril), la AF subray贸 que la declaraci贸n era un compromiso, pero que no reflejaba plenamente sus posiciones. Sin embargo, el debate en el seno de la IAF-IFA no se recrudeci贸.

A principios de agosto, el documento presentado en junio en el XXXI. Congreso de la FAI en Empoli 2022 fue publicado y ratificado en las semanas siguientes. Se titula 芦Por un nuevo manifiesto anarquista contra la guerra禄 y se puede leer (dependiendo de tus habilidades ling眉铆sticas con o sin traductor) en italiano, ingl茅s, franc茅s, portugu茅s, espa帽ol, ruso o checo.

En la introducci贸n del documento se dice que las cr铆ticas a la posici贸n de la FAI han sido cuidadosamente consideradas. Sin embargo, ninguno de los puntos de cr铆tica 鈥搚 que han sido muchos desde el movimiento anarquista internacional, especialmente desde Europa del Este y Central鈥 aparecen en las l铆neas que siguen, ni hay ning煤n intento de refutarlos. En efecto, es s贸lo una reafirmaci贸n de la propia posici贸n de la FAI. El reflejo de la cr铆tica simplemente no existe.

El comienzo es revelador: 芦Nuestros pensamientos van en primer lugar a nuestrxs compa帽erxs que, hace m谩s de un siglo, antes de la tragedia de la Primera Guerra Mundial, sintieron la necesidad鈥β Tal vez este sea el resumen de todo el problema: un punto central de incomprensi贸n, un punto de partida completamente diferente. Mientras nuestros pensamientos se dirigen primero al pueblo trabajador de Ucrania, aplastado sangrientamente por la invasi贸n imperial, y a nuestrxs compa帽erxs que resistieron esa agresi贸n, nuestros amigxs y compa帽erxs italianxs se vuelven hacia el pasado. Tal vez porque lxs anarquistas de Europa del Este y Central tienen la experiencia hist贸rica de la ocupaci贸n rusa, est谩n m谩s cerca de la gente viva en peligro que de las citas de sus predecesorxs. Pero incluso aqu铆 hay quienes prefieren mirar al pasado en lugar de reflexionar que la primera prioridad para lxs anarquistas deber铆a ser la gente viva, la gente que est谩 en peligro de perder las pocas libertades que tiene.

Otro punto de incomprensi贸n es la insistencia de la FAI en la generalizaci贸n. Pero ni el mundo ni la vida son tan simples. Tampoco todos los conflictos son id茅nticos. Si intentamos generalizar la guerra como un modelo inmutable, nunca podremos analizar los acontecimientos reales que nos rodean. En las garras de ese enfoque, el documento de la FAI afirma obviedades (con las que no se puede dejar de estar de acuerdo) que, cuando se confrontan con un contexto distinto al creado por la guerra generalizada, carecen repentinamente de sentido y son literalmente irrelevantes. Si dejamos atr谩s la imagen idealizada y uniforme de la guerra, se abre ante nosotros un vasto campo para pensar, escuchar, comparar, analizar y crear nuestra propia estrategia.

Otro falso punto de partida es aislar el anarquismo social del mundo real de lxs trabajadorxs y mantenerlo en una especie de reino plat贸nico de puras ideas. El documento de la FAI dice: 芦No aceptamos el concepto de integridad territorial o de 芦defensa禄 territorial del Estado o de cualquier entidad que aspire a ser un Estado, porque estos principios, unidos al principio de soberan铆a territorial, acaban inevitablemente promoviendo perspectivas nacionalistas o micro-nacionalistas. Sea cual sea el significado de la palabra 鈥榥aci贸n鈥, implica una divisi贸n entre explotadorxs y explotadxs, entre opresorxs y oprimidxs禄. De acuerdo. Pero en un campo de juego tan ideol贸gicamente definido, es como si a lxs verdaderxs trabajadorxs se les prohibiera jugar. Se les dice que si luchan contra un imperio genocida, es por el Estado. Su culpa es no haberse levantado y creado un movimiento masivo anti-estatal. Pero la mayor铆a de lxs trabajadorxs no est谩n familiarizadxs con la idea de una perspectiva no estatal. Lxs de Ucrania no luchan tanto por el Estado como por la preservaci贸n de las libertades pol铆ticas, que lxs anarquistas de Italia disfrutan tanto como lxs de la Rep煤blica Checa. Y sin estas libertades, dif铆cilmente podr谩n librar en el futuro ninguna lucha social por sus derechos como trabajadorxs. Y lxs anarquistas dif铆cilmente construir谩n alg煤n movimiento en el territorio ocupado por el ej茅rcito invasor.

Estamos de acuerdo en la hipocres铆a de los estados occidentales. 驴Pero no es tambi茅n hip贸crita no echar una mano a nuestrxs compa帽erxs de lucha y esperar a ver c贸mo acaba todo? Lxs trabajadorxs de Ucrania no merecen sufrir porque lxs trabajadorxs de Rusia no derrocaron a un dictador. Y a un dictador atacante que est谩 arrasando comunidades enteras no lo detendr谩n nuestros manifiestos antimilitaristas.

El documento de la FAI dice: 芦El primer compromiso de quienes se oponen a la guerra es construir y difundir pr谩cticas de ayuda mutua, como las redes de solidaridad de base, para satisfacer las necesidades inmediatas de lxs individuxs que m谩s sufren los efectos del conflicto, ya sea la ayuda alimentaria o m茅dica. Tambi茅n se necesitan redes de apoyo para quienes practican huelgas, sabotajes, deserciones, as铆 como redes transnacionales para quienes se esconden o huyen de ambos lados del frente禄. Pero, 驴no es esto en realidad un peque帽o parche en el proceso de entrada de lxs ocupantes, que dejan atr谩s casas destruidas, mujeres violadas, ni帽xs muertxs, civiles fusiladxs y prisionerxs torturadxs? 驴No ser铆a m谩s apropiado escuchar la voz de la mayor铆a de lxs anarquistas en Ucrania (y tambi茅n en Rusia y Bielorrusia) que piden la derrota de Putin? Si les escuchamos, habr谩 m谩s de un compromiso de este tipo, y quiz谩s uno de los m谩s dif铆ciles ser谩 el apoyo de la posguerra al movimiento anarquista y a lxs trabajadorxs de Ucrania y Rusia en sus luchas sociales (nadie parece dudar de que el capital y el Estado querr谩n morder todo lo posible a costa de lxs trabajadorxs, como ocurre en 芦nuestros禄 pa铆ses).

芦Para que cualquier lucha sea efectiva con o sin armas debe ser dirigida y organizada desde abajo, fuera de los aparatos de los estados, de los gobiernos y especialmente fuera de las fuerzas armadas禄. De nuevo, una afirmaci贸n con la que s贸lo se puede estar de acuerdo. Sin embargo, s贸lo es v谩lida en el contexto de un movimiento organizado desde abajo que sea capaz de llevar a cabo dicha lucha. En el contexto de la guerra en Ucrania, esta declaraci贸n no es m谩s que una bofetada. Nos gustar铆a que tambi茅n funcionara as铆, pero la realidad aqu铆 y ahora es diferente y tenemos que ser conscientes de ello, de lo contrario, como anarquistas somos completamente irrelevantes para toda la clase de lxs no privilegiadxs (no s贸lo en Ucrania).

El documento concluye: 芦La capacidad del movimiento anarquista de estar unido en la lucha contra la guerra es la forma de activar las pr谩cticas, organizaciones e ideales libertarios entre las clases explotadas y oprimidas que son las primeras en sufrir los efectos de la guerra.禄 Tal vez no tenga sentido tratar de lograr la unidad a cualquier precio. Es evidente que la experiencia hist贸rica de la ocupaci贸n en los pa铆ses de Europa Central y Oriental no es transferible y es dif铆cil de entender en regiones que no han sido ocupadas o que incluso tienen su propio pasado imperial. Estoy convencido de que para que haya 芦una activaci贸n de las pr谩cticas, organizaciones e ideales libertarios禄 en Ucrania (y en otros pa铆ses afectados en el pasado y en el presente por los 芦intereses del poder ruso禄, incluida la propia Rusia), esto no ser谩 posible sin que lxs anarquistas se unan a la lucha contra el imperio. De lo contrario, nadie les escuchar谩.




Fuente: Ekinarenekinaz.com