October 23, 2022
De parte de SAS Madrid
2,189 puntos de vista

Mariano, de 79 a├▒os, vive en la residencia de mayores de Colmenar Viejo. Si se le pregunta si est├í contento con la comida dice r├ípidamente “no, aqu├ş contentos para nada. El pescado es una verg├╝enza. Lo traen congelado, maloliente, con tufo. Ya me contar├í qui├ęn es el guapo que se mete eso en el cuerpo. Si nos ponen patatas te echan tres y te dicen que no hay m├ís hasta que no se repartan para todos por si no hay bastante. Y si son jud├şas al que le toca una cachito de chorizo casi canta el aleluya”.

Este residente cuenta que se suele tirar mucha comida cada d├şa porque la gente prefiere no comerla, que muchos salen a la calle a comprar el pan porque el que les sirven es como “un chicle” y que tambi├ęn hay muchos, como ├ęl, que salen fuera a comer. “Muchas veces como y ceno fuera en un bar de jubilados”. Francisco, de 75 a├▒os, tambi├ęn se compra comida. “Te tienes que buscar la vida, te tienes que comer algo por ah├ş, un bocadillo de sardinas, un poco de choricito… O te tragas lo que te ponen en la residencia aunque sea incomestible”, cuenta.

El empeoramiento de la comida dicen que ha llegado a partir de septiembre. La Comunidad de Madrid cambió entonces el sistema de suministro de la materia prima para hacer los menús en las residencias públicas y los criterios que fijó para adjudicar el servicio daban la mayor puntuación a la empresa que más bajara los precios.

Es lo que ha denunciado la diputada socialista Lorena Morales en el pleno de la Asamblea de Madrid. Que con el nuevo sistema se ha puesto como tope los 5,90 euros que se ven├şan pagando por persona y d├şa y, a partir de ah├ş, los 100 puntos que serv├şan como baremo se han repartido en 70 puntos a la empresa que m├ís bajara el precio, se valoraba con 20 puntos tener una herramienta inform├ítica de gesti├│n del suministro, con 5 un sistema de gesti├│n de la seguridad alimentaria y con 2,5 puntos la reducci├│n del plazo de entrega de los pedidos urgentes y la localizaci├│n del almac├ęn. “Esos son los criterios del pliego, ni un solo punto para la mejora y la calidad de los alimentos”, lamenta la portavoz socialista de Pol├şticas Sociales.

Esos criterios en los pliegos de condiciones de la Agencia Madrile├▒a de Atenci├│n Social (AMAS), de la que dependen las 25 residencias p├║blicas de la Comunidad de Madrid, han llevado a que en uno de los lotes en los que se han repartido los centros se haya fijado un precio de 4,60 euros para el desayuno, la comida y la cena de los mayores. Afecta a las residencias de mayores de Arganda, de San Fernando, la Francisco de Vitoria, la Cisneros y la de Colmenar Viejo.

Desde la Consejer├şa de Pol├ştica Social contestan compar├índose con Valencia. Dicen que aqu├ş el coste de la materia prima de la pensi├│n completa de las residencias del AMAS ronda los 6 euros diarios por persona, frente a los 3,5 euros de las residencias valencianas. En cualquier caso, a├▒aden que se est├í cumpliendo con la Ley de Contratos del Sector P├║blico, que al precio hay que sumar el IVA que se asume desde las arcas p├║blicas e, insisten, en que los men├║s se elaboran por dos nutricionistas de plantilla en coordinaci├│n con la C├ítedra de Nutrici├│n de la Universidad Complutense de Madrid. Que est├ín elaborados en base a las necesidades de cada usuario y con las ingestas diarias adecuadas.

La consejera, Concepci├│n Dancausa (PP), en el pleno de este jueves ha dicho que es “anecd├│tico” el n├║mero de quejas porque se sirven cerca de 50.000 comidas principales cada d├şa en todas las residencias que tienen financiaci├│n p├║blica. “Con esta cifra parece l├│gico que recibamos alguna queja, pero en una proporci├│n tan peque├▒a que no justifica que ustedes conviertan lo anecd├│tico en categor├şa”, ha dicho la responsable de los centros residenciales a la oposici├│n en la Asamblea de Madrid. “Tenemos una media de quejas inferior al 4%”, ha zanjado.

Enlace relacionado CadenaSer.com (21/10/2022)




Fuente: Sasmadrid.org