February 16, 2022
De parte de SAS Madrid
1,674 puntos de vista

La Comunidad de Madrid recurre de nuevo al sector privado para hacer frente a la crisis sanitaria. El Gobierno de Isabel D铆az Ayuso acaba de adjudicar por la v铆a de emergencia 鈥揳 dedo y sin publicidad鈥 cuatro contratos para poder disponer durante todo este a帽o de casi un centenar de camas de hospitalizaci贸n para pacientes positivos con necesidad de cuidados continuados. Las licitaciones est谩n valoradas en 26,5 millones de euros. Y llegan, precisamente, en un momento en el que la ocupaci贸n del Hospital de Emergencias Isabel Zendal est谩 bajo m铆nimos. Este mismo lunes, seg煤n los datos oficiales facilitados a infoLibre, el centro que iba a “asombrar al mundo” se encontraba a menos del 7% de la capacidad hospitalaria con la que fue dise帽ado. De tres pabellones, solo uno permanece abierto para positivos de coronavirus.

La primera vez que el Ejecutivo regional tir贸 de este tipo de recursos fue hace justo un a帽o. A mediados de febrero de 2021, el Gobierno madrile帽o puso sobre la mesa casi 22 millones de euros para asegurarse por la v铆a de emergencia 89 camas en centros de media estancia privados para pacientes contagiados que requiriesen cuidados continuados. Por aquel entonces, la vacunaci贸n solo hab铆a llegado a algo m谩s de un mill贸n de personas. Y la Comunidad de Madrid trataba de resta帽ar las heridas que le hab铆a dejado la tercera ola de la pandemia. “El objetivo es que estos pacientes est茅n en un recurso hospitalario donde se les proporcione una rehabilitaci贸n que permita su recuperaci贸n, reduciendo las estancias innecesarias en los hospitales de agudos”, defend铆a entonces la administraci贸n regional.

Aquellos contratos finalizaron a finales de diciembre. Sin embargo, el Ejecutivo auton贸mico no ha dudado en recurrir de nuevo a este tipo de servicios. Hace un par de semanas, el Consejo de Gobierno dio luz verde a un desembolso de 26,5 millones de euros para disponer durante todo este a帽o de 99 camas para pacientes positivos que precisen de una asistencia permanente durante un periodo de tiempo algo m谩s prolongado de lo habitual. “El proceso de derivaci贸n establece que el periodo de estancia inicial m谩ximo ser谩 de tres semanas y que, en el caso de que el paciente superase la infecci贸n por covid-19, ser谩 dado de alta o continuar谩 sus cuidados continuados y rehabilitaci贸n en una unidad de media estancia convencional”, recalcan desde el Gobierno madrile帽o.

De SSR Hestia a la Cl铆nica San Vicente

SSR Hestia, a quien ya se acudi贸 hace algunos meses para que se hiciese cargo de positivos con necesidades paliativas, se ha quedado con la mayor parte del pastel. En concreto, con el 56,6%, casi seis de cada diez euros. Encima de la mesa de esta firma, el Ejecutivo de Isabel D铆az Ayuso ha puesto 15 millones de euros para reservarse el uso de 56 camas de hospitalizaci贸n al d铆a en sus centros. En plena pandemia esta compa帽铆a era, con unos ingresos de 45,4 millones de euros, la filial m谩s potente de uno de los principales grupos dedicados en Espa帽a al negocio alrededor de la salud mental (Hestia Alliance).

El resto de plazas se las reparten entre otras tres entidades privadas. La Fundaci贸n Instituto San Jos茅 pondr谩 18 diarias a disposici贸n de la administraci贸n regional, quien cifra el importe total m谩ximo estimado por estos servicios en los 4,8 millones de euros. Cuatro millones es lo que puede llegar a cobrar tambi茅n la Cl铆nica San Vicente, especializada en da帽o cerebral, por prestar al Servicio Madrile帽o de Salud (Sermas) 15 de sus camas. Y 2,7 millones el Hospital Beata Mar铆a Ana de Jes煤s, de las hermanas hospitalarias, por usar durante un a帽o una decena de plazas. Quitando esta 煤ltima, el resto de firmas son las mismas a las que se recurri贸 para este mismo servicio hace justo un a帽o.

Por aquel entonces, el Gobierno auton贸mico fij贸 el precio diario por el uso de cada una de esas camas en los 734 euros, un coste que en las nuevas adjudicaciones se mantiene inamovible. La cifra es id茅ntica a la que estableci贸 el Gobierno regional a comienzos del pasado a帽o para compensar el uso del sistema sanitario privado durante la pandemia. Lo hizo a trav茅s de una orden por la que la Consejer铆a de Sanidad interven铆a estos centros “ante la progresi贸n y afectaci贸n de la epidemia” y situaba el coste diario de estancia en planta de los pacientes positivos derivados de la red p煤blica en los 734,25 euros y de 2.084,89 euros en las unidades de cuidados intensivos.

Menos de cien pacientes

El Ejecutivo de D铆az Ayuso ha decidido recurrir al sistema privado a pesar de tener al ralent铆 80.000 metros cuadrados de instalaciones sanitarias al norte de la capital. En el madrile帽o barrio de Valdebebas, solo uno de los tres grandes pabellones 鈥揺n concreto, el segundo鈥 del Hospital Enfermera Isabel Zendal, escaparate de la pol铆tica sanitaria del Gobierno regional y cuya construcci贸n termin贸 triplicando el coste cifrado inicialmente 鈥損as贸 de 50 a 150 millones de euros鈥, est谩 en estos momentos recibiendo personas contagiadas con covid. El tercero, si bien tiene tambi茅n la persiana levantada en la actualidad, se est谩 dedicando en exclusiva al proceso de vacunaci贸n.

“Est谩 vac铆o”, apuntan a este diario fuentes sindicales de CCOO. Seg煤n los datos oficiales aportados por el centro a este diario, en la ma帽ana de este lunes figuraban 71 pacientes ingresados en el Zendal. Teniendo en cuenta que las instalaciones fueron levantadas para albergar 1.056 camas, tal y como consta en un documento del Ejecutivo regional distribuido a los medios antes de su apertura, el hospital se encuentra funcionando actualmente al 6,7% de la capacidad con la que fue construido. Un 11,2% si se toma como referencia el m谩ximo de camas que han sido habilitadas al mismo tiempo 鈥631 disponibles en abril del a帽o pasado鈥 o del 12,2% si se utiliza para el c谩lculo el pico m谩ximo de contagiados que tuvo simult谩neamente el centro durante aquella 茅poca 鈥581鈥.

Este diario se ha puesto en contacto con la Consejer铆a de Sanidad para conocer por qu茅 el Ejecutivo madrile帽o recurre a estos servicios teniendo esta infraestructura pr谩cticamente vac铆a. Sin embargo, desde el departamento se limitan a explicar que “ante la evoluci贸n de la pandemia” se ha “decidido” mantener esos contratos que fueron firmados por primera vez en febrero de 2021 para poder “dar una respuesta inmediata y flexible” a las necesidades de atenci贸n de estos pacientes “vulnerables” con coronavirus. “Tanto a los que proceden de agudos como a los que se han contagiado en unidades de media y larga estancia, manteniendo por un lado el aislamiento que precisa la infecci贸n y por otro los cuidados especializados de estos pacientes”, sentencian.

Desde su apertura, las dudas sobre el futuro de este centro han sido permanentes. “Seguir谩 centrado en la atenci贸n de los pacientes covid”, explicaba el pasado mes de septiembre el consejero Enrique Ruiz-Escudero en la Comisi贸n de Sanidad. Una sesi贸n en la que dio algunas pistas sobre lo que puede estar por venir: “La flexibilidad de esta infraestructura sanitaria nos va a permitir que se convierta en un futuro pr贸ximo en un centro de cuidados poshospitalarios; un centro dise帽ado para la atenci贸n de pacientes que reciban el alta hospitalaria despu茅s de una enfermedad o lesi贸n cr铆tica, con la finalidad de ayudarles en la transici贸n de su vuelta a los domicilios, mejorando as铆 su calidad de retorno y su calidad de vida”.

Enlace relacionado InfoLibre.es (15/02/2022).




Fuente: Sasmadrid.org