March 28, 2021
De parte de SAS Madrid
99 puntos de vista


La comunidad sufre un aumento de la incidencia acumulada de trece puntos en dos días pese a que no ha bajado aún en 2021 de los 200 casos en este indicador.

– Ha vuelto al primer puesto en cuanto a porcentaje de pacientes covid en críticos, y aún quedan muchos candidatos a sufrir una enfermedad grave sin vacunar.

Habiendo superado ya la tercera ola, la Comunidad de Madrid es una de las tres regiones que se encuentra, según el semáforo covid aprobado por el Consejo Interterritorial, en “riesgo extremo” junto a Ceuta y Melilla. Es la primera en cuanto a incidencia, sin contar a las ciudades autónomas, con 241 casos acumulados en los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes; la primera, de nuevo, en cuanto a porcentaje de pacientes covid en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), con un 34,29%; y la primera del país en la que más rápido crecen los contagios, habiendo adelantado este viernes en ritmo a Navarra. La autonomía presidida por Isabel Díaz Ayuso se encuentra de precampaña electoral de cara a los comicios del 4 de mayo; una situación que marcará inevitablemente las posturas, los discursos y las decisiones que se tomen. 

Hace unos días explicábamos en infoLibre que cinco comunidades debían preocuparse más por un posible repunte de contagios, dada la situación de sus Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Eran La Rioja, Madrid, Cataluña, Asturias y Castilla y León. De ellas, las dos últimas han logrado bajar del 25% de pacientes covid que marca el semáforo como uno de los indicadores de un “riesgo extremo”. En el reporte del Ministerio de Sanidad del jueves, Madrid superó a La Rioja (una región pequeña en la que cualquier subida compromete sus cifras) en esta ocupación, aunque solo por unas décimas: 34,29% frente a 33,96%. Vuelve a situarse a la cabeza de este ranking

Madrid aún tiene margen para descender este indicador, dado que el crecimiento de la incidencia suele tardar entre dos y tres semanas en reflejarse en las cifras que aportan los hospitales. Pero la caída está siendo muy lenta, influida por la mejora en los tratamientos y el descenso de la letalidad: los sanitarios tienen más herramientas para evitar la muerte de los pacientes más críticos, por lo que su estancia en las UCI se alarga. Es una buena noticia, pero convierte en más vulnerables a estos espacios ante un posible colapso. Las vacunas, que ya han inmunizado a la gran mayoría de las personas mayores en residencias y a buena parte de los mayores de 80 años, evitará tanto ingresos como muertes en esta posible cuarta ola; pero tramos etarios susceptibles de contraer un cuadro grave de covid, como los mayores de 65 años con comorbilidades, aún no han recibido ni la primera dosis

La comunidad liderada por Isabel Díaz Ayuso cuenta con el dudoso honor de llevar semanas siendo la primera en incidencia acumulada a 14 días (241,12 en el informe de Sanidad de este viernes). Durante la tercera ola se mantuvo en el top 5, pero se mantuvo lejos de liderar este registro; sin embargo, fue la región que implantó medidas más laxas. Sus responsables políticos se negaron a cerrar el interior de bares y restaurantes, la medida más eficaz para contener la pandemia sin confinamiento según varios estudios internacionales; y apostaron por restringir la movilidad por Zonas Básicas de Salud, una decisión con evidencia de ineficacia a sus espaldas. El descenso tras alcanzar su pico, así, fue el más lento de entre las regiones con más casos, y ahora el repunte está siendo el primero más veloz. La incidencia subió seis puntos solo del miércoles al jueves, y siete del jueves al viernes. Comunica el 24,64% de todos los casos acumulados en las últimas dos semanas en España, pese a albergar al 14,32% de la población.

La segunda en cuanto a crecimiento es Navarra, que cerrará el interior de la hostelería en Semana Santa. Madrid, sin embargo, no se plantea ninguna medida de endurecimiento, por el momento, y descarta al 100% cualquier clausura de negocios, aunque sea parcial: no lo hizo ni en los peores momentos de la segunda y la tercera ola. De hecho, el Ejecutivo de Ayuso ha hecho bandera de esta laxitud y ha expulsado del Gobierno a los miembros de Ciudadanos, como el exvicepresidente Ignacio Aguado, que más proclives eran a endurecer las restricciones durante los peores momentos. Este viernes, la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial aprobó la recomendación de clausurar los interiores de bares y restaurantes, aunque aún tendrá que pasar por el visto bueno de los consejeros de cada comunidad autónoma.

Enlace relacionado InfoLibre.es 27/03/2021.




Fuente: Sasmadrid.org