March 4, 2023
De parte de Asociacion Germinal
1,000 puntos de vista

Magnates de la inform谩tica: Ladrones de tiempo y fabricantes de enfermedades
Ren谩n Vega Cantor
La dictadura cotidiana del smartphone y las redes (anti) sociales ha naturalizado su propia existencia, como si fuera consustancial a la esencia humana

Algo as铆 como si la humanidad hubiera surgido repleta de aparatejos microelectr贸nicos y no pudiera vivir sin ellos. Por ende, cuestionar el orden tecnol贸gico de la microelectr贸nica parece tra铆do de los cabellos, m谩xime que corporaciones inform谩ticas, que obtienen grandes ganancias con el consumo de celulares, sus aplicaciones y derivaciones [como las redes], se presentan a s铆 mismas como ben茅ficas para los habitantes del planeta y eso las har铆a incuestionables.

En el Estado de Seattle, EEUU, la sede de operaciones de Bill Gates, los profesores y directores de escuelas p煤blicas piensan otra cosa, porque a comienzos de este a帽o un centenar de colegios demandaron a las grandes empresas tecnol贸gicas a las que acusan porque sus redes (anti)sociales generan enfermedades mentales en los ni帽os y adolescentes.

En la demanda contra gigantes tecnol贸gicos que poseen a TikTok, Instagram, Facebook, YouTube y Snapchat, se les responsabiliza por la crisis de salud mental entre los ni帽os y j贸venes y producir trastornos de comportamiento, en los que se incluyen ansiedad, depresi贸n, desbalances alimenticios, acoso cibern茅tico, todo lo cual dificulta las labores educativas de los estudiantes. Sostiene la demanda que 鈥渓os acusados han explotado con 茅xito los cerebros vulnerables de la juventud, enganchando a decenas de millones de estudiantes en todo el pa铆s en ciclos de retroalimentaci贸n positiva por el uso excesivo y abuso de las plataformas de redes sociales鈥. Por eso, el contenido que generan los acusados y que llega a la juventud 鈥渞esulta da帽ino y explotador鈥.

El superintendente de Seattle sostuvo que 鈥淣uestros alumnos -y los j贸venes de todo el mundo- se enfrentan a dificultades sin precedentes en el aprendizaje y la vida, que se ven amplificadas por los efectos negativos del aumento del tiempo frente a la pantalla, los contenidos no filtrados y las propiedades potencialmente adictivas de las redes sociales鈥. Para intentar revertir esa tendencia se present贸 la demanda, la cual plantea que la generalizaci贸n del uso del smartphone y al acceso a las redes anti(sociales) genera problemas que ocasionan gastos imprevistos y cuantiosos al sistema educativo p煤blico,

Esta demanda abre las puertas para denunciar la dictadura de las corporaciones inform谩ticas y tiene el mismo significado de las demandas iniciales contra la industria del cigarrillo, responsable de la enfermedad y muerte de millones de personas. Las primeras demandas contra los productores de cigarrillos fueron rechazadas porque se dec铆a que calumniaban y desprestigiaban a una industria honesta que solo les hac铆a bien a sus clientes.

Pasaron d茅cadas para que se estableciera en el sentido com煤n el car谩cter perjudicial del cigarrillo, hasta el punto de que hoy los fumadores salen de los sitios p煤blicos y por todos lados se ven avisos que dicen 鈥渆ste lugar est谩 libre de humo de tabaco鈥. Lo parad贸jico es que muchos de esos lugares dicen que ese lugar tiene wi-fi, que es m谩s contaminante y destructivo que el humo del tabaco.

Eso para indicar cuan lejos estamos de la conciencia p煤blica que se gener贸 entorno al car谩cter perjudicial del cigarrillo cuando se habla de la contaminaci贸n [visual, auditiva, electromagn茅tica] y todos los males y enfermedades f铆sicas que genera.

Volvamos al tema central de esta nota, el de las enfermedades mentales, entre las cuales la adicci贸n es una de las m谩s evidentes. Y esto lo sab铆an desde el comienzo los inventores de esas tecnolog铆as; a煤n m谩s, ellos eran conscientes de que su labor estribaba en robar el tiempo y la atenci贸n de los seres humanos, para volverlos adictos y consumidores de sus mercanc铆as microelectr贸nicas. Lo saben tanto que Bill Gates y los gur煤es de Silicon Valley se niegan a que sus hijos utilicen celular y accedan a las redes (anti) sociales y promueven que se eduquen de la 鈥渕anera tradicional鈥, con cuadernos y libros.

El objetivo fundamental de los negociantes de la inform谩tica ha sido el de apropiarse del tiempo personal de la gente, para que gaste su energ铆a en mirar y revisar compulsivamente el smartphone. Por eso, son ladrones del tiempo y con el tiempo robado obtienen ganancias fabulosas. De ah铆 que su inter茅s haya sido el de robar tambi茅n la atenci贸n de los seres humanos, para que se sumerjan en la realidad virtual, a trav茅s de sonidos, im谩genes, textos y la necesidad artificial de estar conectado y disponible todo el tiempo, las 24 horas del d铆a durante los 365 d铆as del a帽o.

Que el objetivo es apropiarse del tiempo de los seres humanos queda claro cuando nos enteramos que los magnates de la inform谩tica consideran que el tiempo del sue帽o diario de cada persona es un terrible obst谩culo biol贸gico que debe enfrentarse, para que en lugar de dormir nos dediquemos a seguir consultado el celular de d铆a y de noche. Al respecto valga decir que en EEUU se estudian de aves migratorias que vuelan sin descanso y no duermen durante varios d铆as. Algunos capitalistas piensan que, si se supiera que posibilita tal resistencia, se pod铆a aplicar a los seres humanos para dormir menos o no dormir y as铆 lograr que ese tiempo robado al sue帽o fuera destinado al consumo compulsivo de cuanta banalidad se les ofrezca a las personas. El Presidente de Netflix lo admite sin eufemismos cuando sostiene que el principal enemigo de la empresa es el sue帽o de los usuarios.

Estos intentos de apropiarse del 煤ltimo resquicio del tiempo personal tienen consecuencias devastadoras en la salud emocional y f铆sica de los seres humanos, empezando por los ni帽os y j贸venes. No es coincidencia que, tras la generalizaci贸n del smartphone, despu茅s de 2008, se dispararan los problemas mentales entre j贸venes de todo el mundo y aumentara el n煤mero de suicidios.

En breve, aparte de robar tiempo y atenci贸n, los grandes capitalistas de la inform谩tica producen una generaci贸n de zombis y enfermos mentales y contribuyen en forma decisiva, junto con los productores de armas y los industriales de la muerte, para que el mundo sea un manicomio sin fronteras.

El Colectivo, Medell铆n

鈥-

Texto completo en: https://www.lahaine.org/mundo.php/magnates-de-la-informatica-ladrones

Share



Fuente: Asociaciongerminal.org