October 26, 2020
De parte de La Haine
339 puntos de vista


Malestar en los movimientos sociales por las acusaciones a los detenidos. Aseguran que la Polic铆a se inventa que “grupos de extrema izquierda” salen peri贸dicamente en Val猫ncia “a cazar gente con la bandera de Espa帽a” para justificar en su atestado la imputaci贸n de graves delitos a los tres antifascistas detenidos en Benimaclet el 12 de octubre.

El contenido del informe del atestado elaborado por la Brigada Provincial de Informaci贸n de la Polic铆a Judicial de Val猫ncia acerca de las circunstancias que rodearon las detenciones de los tres j贸venes antifascistas en Benimaclet el pasado d铆a 12 de octubre ha provocado una profunda indignaci贸n entre los colectivos vecinales, sociales y abogados que habitualmente trabajan en la defensa de colectivos sociales y derechos humanos.

La raz贸n es que, seg煤n los abogados de los colectivos sociales, el citado informe policial “est谩 plagado de falsedades” y que ha servido para serles imputados inicialmente la comisi贸n de graves delitos como atentado a agente de la autoridad, otros tantos “contra la Constituci贸n” y un tercero de robo con violencia. Se trata de delitos penados en una horquilla que discurre entre los 4 y 15 a帽os de prisi贸n. El juzgado decret贸 la libertad provisional de los tres j贸venes.

Atestado elaborado por la Brigada Provincial de Informaci贸n de la Polic铆a Judicial de Val猫ncia.

El informe elaborado por la Brigada de Informaci贸n, trasladado al juzgado de guardia de Val猫ncia, es, a juicio de los letrados consultados, “absolutamente prejuicioso e ideol贸gico, donde se detalla un relato indeterminado y falso, que decide, sin m谩s criterio que la subjetividad del polic铆a, que los atacantes son de extrema izquierda y las v铆ctimas son de extrema derecha. Y a partir de aqu铆 se establece un argumentario que busca criminalizar a los antifascistas y victimizar a la ultraderecha para, de este modo, justificar las detenciones de Benimaclet, y construir un relato que sirva para imputarles graves delitos que en ning煤n momento han sido acreditados”.

Seg煤n estos letrados, la diligencia de informe que complementa todo atestado policial deber铆a omitir las apreciaciones subjetivas del funcionario de turno y limitarse a aportar hechos ciertos, tanto si sirven para desmontar la presunci贸n de inocencia del acusado como para desvirtuar las sospechas sobre 茅l.

Atestado elaborado por la Brigada Provincial de Informaci贸n de la Polic铆a Judicial de Val猫ncia.

Para el abogado Ricardo Cano Zamorano, veterano abogado penalista especializado en la defensa de colectivos sociales diversos, “el informe de la Brigada Provincial de Informaci贸n sobre las detenciones de los tres antifascistas de Benimaclet lo deber铆an haber firmado directamente como Brigada Pol铆tico Social“.

Cano considera que este informe atribuye la comisi贸n de delitos a las tres 煤nicas personas que la polic铆a ha podido detener, simplemente, porque corr铆an junto a otra decena de j贸venes que logaron zafarse de la intervenci贸n policial. De tal modo, se帽ala el letrado, que el autor del informe decide que ellos son “los agresores” y “los autores” de un robo “incluso cuando las consideradas v铆ctimas afirman en sus denuncias no poder identificar ni a los autores de la agresi贸n ni al autor del presunto robo”.

“Por tanto, si no hay identificaci贸n oficial ni por la agresi贸n, ni por el robo, ni la polic铆a en el cacheo tras ser detenidos se les ocup贸 el m贸vil robado, estamos ante un informe policial carente de toda veracidad, persiguiendo 煤nica y exclusivamente justificar el procesamiento de los chicos por graves delitos que no han cometido, como as铆 ha ocurrido”, se帽ala el abogado Ricardo Cano.

鈥淧lan premeditado鈥 de la izquierda para cazar fascistas

En el informe del atestado, de folio y medio al que ha tenido acceso P煤blico, se puede leer una serie de sentencias prejuiciosas tales como que “dicha agresi贸n vino motivada por el hecho de que las v铆ctimas portaban mascarillas con la bandera de Espa帽a, hecho por el cual son identificados autom谩ticamente por parte de la extrema izquierda como ‘fascistas’, lo que en su mentalidad ya legitima una agresi贸n, encontrando a煤n m谩s legitimada la citada agresi贸n por el hecho de que gente que no comparte su ideolog铆a se manifieste en ‘su’ barrio, tal y como consideran Benimaclet”.

As铆, continuando con la subjetividad del funcionario de la Brigada de Informaci贸n, el informe afirma que “la citada agresi贸n responde a un plan premeditado en los que estos grupos de extrema izquierda van a ‘cazar’ a grupos m谩s peque帽os de ideolog铆a contraria, como ya ha sucedido en anteriores ocasiones en esta ciudad”.

Y, para rematar, sostiene que “el hecho del robo del tel茅fono refuerza esta teor铆a, ya que es habitual que en estos casos el robo de un ‘trofeo’ para poder demostrar su ‘haza帽a'”. 

Una manifestaci贸n con el lema 驴Orgullosos de ser espa帽oles?

Seg煤n los letrados, el atestado policial de la tarde del 12 de octubre contiene errores que no parecen casuales, que pretenden reforzar el argumento de la existencia de “cacer铆as” de la “extrema izquierda”. Por eso, siguiendo su relato, la Polic铆a establece que la manifestaci贸n que se iba a celebrar en Benimaclet era poco menos que un acto de exaltaci贸n patri贸tica espa帽ola; por eso, en el atestado habla desde el primer momento de que en el barrio tendr铆a lugar a las siete de la tarde una manifestaci贸n bajo el lema “Orgullosos de ser espa帽oles”. Algo radicalmente falso ya que la manifestaci贸n convocada por Espa帽a 2000, programada para las 19 hora de ese 12 de octubre, como lema “Marcha de las Antorchas. Gobierno Dimisi贸n鈥 y se trataba de un acto contra el supuesto gobierno “social-comunista”.

Cartel de la marcha ultra del l铆der de Espa帽a 2000 en el barrio valenciano y solidario de Benimaclet.

Asimismo, el atestado dice que los agentes escucharon por radio, sobre las 18 horas, que a 500 metros de la plaza de Benimaclet se estaba produciendo “una reyerta, en la confluencia de las calles Vicente Zaragoz谩 y Cuenca Tramoyeres, entre dos grupos de ideolog铆a contraria (extrema derecha y extrema izquierda)”, y que otros agentes en la zona estaban intentando detenerlos.

Seg煤n el atestado policial, los dos grupos, ante la llegada de la Polic铆a, se disgregaron huyendo del lugar, observando que un grupo de entre 12 y 15 personas, sin m谩s descripci贸n, sal铆a corriendo en direcci贸n a la avenida de Primado Reig, hasta que varios de ellos pudieron ser interceptados por agentes apostados en una gasolinera pr贸xima.

Finalmente, el atestado concluye con la detenci贸n de tres j贸venes, mientras el resto consigue huir. Un detalle relevante son las caracter铆sticas f铆sicas de los 煤nicos apresados de ese numeroso grupo. Los tres detenidos coincid铆an en su est茅tica alternativa y los tres iban rapados y con cresta. Tras reducirlos a golpes (uno de ellos tuvo que ser llevado de urgencia al Hospital Cl铆nico de Val猫ncia por una gran brecha en la cabeza), la Polic铆a resolvi贸 que se trataba de los agresores, porque eran antifascistas, porque hab铆an corrido, porque se hab铆an resistido a la detenci贸n y adem谩s llevaban tatuajes anarquistas y otro que pon铆a ACAB.

Portada del atestado elaborado por la Brigada Provincial de Informaci贸n de la Polic铆a Judicial de Val猫ncia.

Mientras, los del grupo contrario, formado por cinco ultraderechistas, identificados por otra unidad policial, son considerados autom谩ticamente como v铆ctimas y, todos ellos, salvo uno, se declaran miembros de Espa帽a 2000 y con edades comprendidas entre los 53 y 60 a帽os.

Uno de ellos el m谩s mayor, Tom谩s, asegura que en el enfrentamiento se le cay贸 su m贸vil al suelo y que alguien lo cogi贸 y se lo llev贸 y que no podr铆a identificarlo.

De los cinco solo cuatro optaron por denunciar, asegurando que tampoco podr铆an identificar a sus “agresores”, seg煤n consta en sendas declaraciones con formato y redacci贸n calcada, realizadas al d铆a siguiente de los hechos, el martes 13, entre las 11.00 de la ma帽ana y las 13.30 horas.

Tres d铆as en los calabozos policiales

Por su parte, los tres antifascistas, que prestaron declaraci贸n ante el juez de guardia y en presencia del fiscal el mi茅rcoles 14 (despu茅s de tres d铆as detenidos en los calabozos del complejo policial de Zapadores), negaron haber agredido a nadie. Reconocieron que estaban en Benimaclet participando en las jornadas contra el odio organizadas por los colectivos vecinales del barrio, que se estaban desarrollando desde esa misma ma帽ana del lunes y que concluir铆an a las siete de la tarde, para dar paso a una cacerolada desde los balcones del barrio, en se帽al de protesta por la manifestaci贸n ultraderechista.

Los tres manifestaron ante el juez que vieron a gente que corr铆a hacia ellos, desconociendo las razones, y que optaron por correr tambi茅n al no saber qu茅 estaba pasando. Los tres igualmente dijeron no saber nada de ning煤n tel茅fono m贸vil y mucho menos de haberlo substra铆do. De hecho, cuando fueron detenidos fueron registrados y no se encontr贸 en su poder el tel茅fono m贸vil desaparecido.

Pero a pesar de todo, el informe policial ha servido para que el juez de guardia decretara la puesta en libertad con cargos de los tres de Benimaclet, tras pasar tres d铆as en los calabozos policiales. El escrito de acusaci贸n imputa a los tres j贸venes antifascistas sendos delitos “contra la Constituci贸n” (por delitos de odio, asociaci贸n il铆cita y otros); de “robo con violencia e intimidaci贸n” (por la supuesta sustracci贸n de un m贸vil que no ten铆an y que tan siquiera la supuesta v铆ctima les atribuye), y, por 煤ltimo, por “atentado a agentes de la autoridad” (por resistirse a la detenci贸n).

En este sentido, otro de los abogados que trabaja con los activistas se帽ala que estas actuaciones policiales “ponen de manifiesto una vez m谩s que es p煤blica y notoria la impunidad de la que goza hist贸ricamente la ultraderecha en el Pa铆s Valenciano y su connivencia con los cuerpos policiales. No son pocos los funcionarios de la Polic铆a Nacional que tienen v铆nculos directos laborales con negocios de l铆deres de la ultraderecha”.

A este respecto, este otro abogado recuerda “los sucesos del 9 d鈥橭ctubre de 2017 en Val猫ncia, donde la polic铆a no hizo nada para evitar las agresiones, ni tampoco identific贸 a los autores teniendo que ser los colectivos sociales y los profesionales de la informaci贸n, periodistas y fot贸grafos, quienes inicialmente aportaran datos y materiales gr谩ficos de los miembros de extrema derecha, muchos de ellos nazis y ultras del Val猫ncia CF presentes, para que la justicia pudiera actuar”.

El caso de Trapero y los atestados de la Guardia Civil

En relaci贸n con los atestados policiales, es importante tener presente la reciente sentencia de la Audiencia Nacional en la que se absuelve al Mayor de los Mossos de Esquadra, Josep Llu铆s Trapero, del delito de rebeli贸n, incluidos en el amplio T铆tulo XXI de Delitos contra la Constituci贸n.

Una de las razones principales de la absoluci贸n del jefe de los Mossos por su supuesta actuaci贸n “criminal” durante el refer茅ndum independentista del 1 de octubre obedeci贸, seg煤n la sentencia (p谩ginas 26, 27 y 28, entre otras) a que tanto el coronel de la Guardia Civil, Diego P茅rez de los Cobos, como el autor de la mayor铆a de los atestados, el teniente coronel Daniel Baena, T谩cito, transformaron sus “percepciones personales” en declaraciones inculpatorias ya en sede judicial. Primero en el Supremo y despu茅s en la Audiencia Nacional.

Ambos mandos de la Guardia Civil, seg煤n el alto tribunal, acusaron sin pruebas, construyendo unos atestados policiales que persegu铆an un fin concreto, la construcci贸n de relato incriminatorio que tuviera como objetivo la condena del jefe de los Mossos por rebeli贸n.

La sentencia de la Secci贸n Primera de lo Penal de la Audiencia Nacional dice literalmente: “Se incurre en una suerte de petici贸n de principio, un modo de argumentar que parece alejado de los par谩metros del razonamiento probatorio indiciario, en la medida que lejos de inferir a partir de hechos o circunstancias que funcionen como premisas, con la finalidad de adquirir conocimiento verdadero sobre el hecho en disputa, se parte de lo que se supone cierto, que se asume en tal concepto, aunque sea el objeto a probar, la conclusi贸n a la que se quiere llegar”. En resumen, lejos de extraer un juicio o conclusi贸n a partir de hechos, se construyen atestados con relatos que permitan llegar a la conclusi贸n deseada.

Fuente




Fuente: Lahaine.org