October 22, 2021
De parte de La Haine
265 puntos de vista


Un colectivo llamado “Grupo Archipi茅lago” ha convocado una Marcha C铆vica por el Cambio en Cuba para el pr贸ximo 15 de noviembre. Seg煤n los organizadores, la marcha pretende “protestar en contra de la violencia, exigir el respeto a los derechos humanos y la liberaci贸n de los presos pol铆ticos, as铆 como abogar por la soluci贸n pac铆fica y democr谩tica de las diferencias entre los cubanos”.

Sin duda ha sido un movimiento inteligente pasar de generar peque帽os estallidos sociales orquestados a convocar una movilizaci贸n pac铆fica. Ahora el gobierno la ha prohibido alegando que la marcha lo que pretende es “desestabilizar el pa铆s” y provocar “un cambio de sistema pol铆tico” y desde los medios de comunicaci贸n internacionales se trabaja para reforzar la imagen de que en Cuba hay una dictadura.

– “驴Lo veis? No les dejan manifestarse pac铆ficamente”.

No s贸lo eso. A veces desde la izquierda cuando o铆mos la palabra “manifestaci贸n” tendemos a ir corriendo a apoyar a los manifestantes. Se argumenta que si hay manifestaciones en Cuba es porque existe descontento en la poblaci贸n y por eso deber铆amos apoyar a los que salen a la calle. Que existe descontento en la poblaci贸n tampoco es que sea una noticia. Que pregunten a la poblaci贸n de sus pa铆ses de alrededor como Guatemala o El Salvador a ver si hay descontento en la poblaci贸n. Que pregunten en Vallekas a ver si hay descontento en la poblaci贸n. El descontento social va unido a contextos de dificultad, y en Cuba existen dificultades, por supuesto, sociales y econ贸micas.

La diferencia entre los grupos que organizan manifestaciones en Vallekas o en Guatemala y los grupos que organizan manifestaciones en Cuba es una diferencia que tiene que ver con la lucha de clases y con el imperialismo. Apenas se anunci贸 la marcha del 15N en Cuba, 茅sta recibi贸 el apoyo p煤blico de legisladores estadounidenses, operadores pol铆ticos y medios de comunicaci贸n internacionales. As铆 mismo, entre los promotores hay personas que tienen v铆nculos con organizaciones de ultraderecha y agencias financiadas por el Gobierno estadounidense.

Imaginemos que nos juntamos un grupo de rebeldes vallekanos y organizamos una manifestaci贸n pac铆fica por la okupaci贸n, contra el capitalismo, por la liberaci贸n de los presos pol铆ticos y por el cambio pol铆tico en Espa帽a. Y vienen agencias estadounidenses a financiar nuestra movilizaci贸n, los medios de comunicaci贸n internacionales aplauden la iniciativa y tachan al gobierno espa帽ol de “dictadura” ante cualquier atisbo de prohibici贸n o represi贸n. Twitter y facebook arder铆an a nuestro favor, aparecer铆amos en los telediarios y la convocator铆a recorrer铆a el estado espa帽ol de arriba a abajo como la p贸lvora.

As铆 es muy f谩cil hacer manifestaciones. Pero eso no tiene nada que ver con la realidad de los pueblos oprimidos.

Especial para La Haine




Fuente: Lahaine.org