March 17, 2023
De parte de Briega
1,723 puntos de vista

Desde 2018, estamos viviendo un ciclo de endurecimiento de la legislaci贸n en contra de la okupaci贸n. Primero fue la ley 5/2018 junio de 2018, que reformaba la ley de Enjuiciamiento Civil (LEC), seguida de la instrucci贸n 1/2020 del 15 de septiembre 鈥揺mitida por la Fiscal铆a del Estado鈥. Y ahora es la propuesta de enmienda a la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim), presentada por el grupo parlamentario del PSOE en el Congreso de los Diputados, el pasado 21 de Octubre.

La nueva propuesta de ley ofrece a los jueces la posibilidad de desalojar cautelarmente a las personas que est茅n okupando un inmueble s贸lo 48 horas despu茅s de que el propietario haya puesto la denuncia. 脡sto, sumado a todas las otras herramientas legales que ya existen para acelerar los procesos de desalojo, har谩 que, a partir de ahora, sea much铆simo mas dif铆cil okupar. Nos encontramos frente a un ataque directo a todos los tipos de okupaciones, tanto las que albergan proyectos autogestionados, como las que suplen necesidades habitacionales.

Esta propuesta de ley no hace distinci贸n entre las okupaciones a particulares, o a entidades p煤blicas, empresas y fondos de inversi贸n, as铆 como tampoco distingue entre grandes o peque帽os tenedores de inmuebles. Sea cual sea el tipo de okupaci贸n del que se trate, el juez tendr谩 la potestad de decidir desalojar cautelarmente 48 horas despu茅s de que el propietario la haya denunciado.

Todo 茅sto llega en un clima de alarma p煤blica, que empresas de seguridad y medios de comunicaci贸n 鈥損煤blicos y privados鈥 llevan cocinando desde hace unos a帽os. La campa帽a medi谩tica contra la okupaci贸n se refleja hasta en las justificaciones que se publican dentro de los textos legales que est谩n surgiendo para luchar contra la okupaci贸n estos 煤ltimos a帽os.

Desde la reforma de la LEC de 2018, hasta la propuesta de enmienda a la reforma de la LECrim que se est谩 discutiendo ahora en el Parlamento, encontramos como justificaci贸n 鈥揹entro de los textos publicados鈥 la alarma social, los problemas de convivencia y la inseguridad p煤blica que genera el fen贸meno de la okupaci贸n.

A煤n as铆, las encuestas demuestran que la poblaci贸n est谩 mucho m谩s preocupada por temas como el precio de la vivienda, los suministros y el paro estructural, que por la supuesta inseguridad social que crea la okupaci贸n. Entonces鈥 驴 por qu茅 tanta insistencia en luchar contra algo que ni una campa帽a medi谩tica de varios a帽os ha conseguido que le importe a la gente ?

Pues porque la okupaci贸n es una herramienta de lucha muy valiosa para la clase trabajadora, para luchar contra la explotaci贸n y la opresi贸n capitalista. De hecho, es de las pocas herramientas de lucha que a煤n no est谩n tajantemente prohibidas, despu茅s de a帽os de represi贸n a movimientos sociales y revolucionarios.

Se avecinan tiempos de crisis. Europa se ha endeudado estratosf茅ricamente para salvar los muebles durante y despu茅s de la pandemia. Y pa铆ses como Espa帽a, apenas han logrado salir de la crisis de 2008. Adem谩s, la crisis ecol贸gica ya se est谩 empezando a sufrir hasta en los pa铆ses del norte global.

Ya sabemos lo que implica una crisis, porque llevamos a帽os viviendo en una : recortes de servicios p煤blicos, inflaci贸n, recortes de derechos laborales, salarios bajos, altas tasas de paro鈥 Est谩 claro que los poderes econ贸micos (grandes empresas, fondos de inversi贸n, bancos鈥) tambi茅n saben lo que significa una crisis : miseria para nosotras, y jaleo para ellos.

Al poder le interesa que estemos lo m谩s indefensas que sea posible frente a todas las problem谩ticas sociales que le plantea el futuro. Por lo tanto, har谩 lo que sea para dejarnos desposeidas. Y no s贸lo de los medios de subsistencia necesarios, ni de la posibilidad de elegir la forma de vida que queremos, sino tambi茅n de nuestras herramientas de lucha, para que as铆 nos sea cada vez m谩s dif铆cil levantarnos contra ellos, y reclamar lo que es nuestro.

Pero no se lo permitiremos. Frente a la represi贸n 鈥搗enga con el disfraz que venga鈥 nosotras responderemos con m谩s lucha, apoyo mutuo y organizaci贸n. El ma帽ana es nuestro, compa帽eras!

M脕S INFORMACI脫N EN ACCI脫N POR LA OKUPACI脫N




Fuente: Briega.org