June 21, 2022
De parte de La Tarcoteca Contrainfo
221 puntos de vista

鈥淟a mayor amenaza que se cierne sobre nuestro planeta, las pretensiones hegem贸nicas del Imperio Americano, est谩n poniendo en riesgo la supervivencia misma de la especie humana. Continuamos advirti茅ndoles sobre este peligro y hacemos un llamado a la gente de los Estados Unidos y del mundo para que detengan esta amenaza, que es como una espada que cuelga sobre nuestras cabezas鈥. -Hugo Chavez
鈥淓l ej茅rcito de los Estados Unidos es posiblemente la mayor fuerza de devastaci贸n ecol贸gica que el mundo haya conocido jam谩s鈥. 鈥揦o脿i Pham
鈥淐ada generaci贸n debe, a partir de una relativa oscuridad, descubrir su misi贸n y cumplirla o traicionarla鈥. 鈥揊rantz Fan贸n

El imperialismo estadounidense es la mayor amenaza para la vida en el planeta, una fuerza de devastaci贸n y desastre ecol贸gico que afecta no solo a los seres humanos, sino tambi茅n a nuestros parientes no humanos.

500 a帽os de Genocidios

Este art铆culo trata sobre el imperialismo estadounidense desde la Segunda Guerra Mundial. Es fundamental reconocer que el imperialismo estadounidense emana tanto ideol贸gica como materialmente del crimen del colonialismo en este continente que ha matado a m谩s de 100 millones de ind铆genas y aproximadamente 150 millones de africanos en los 煤ltimos 500 a帽os.

El Imperio Americano

El n煤mero exacto de muertos por el imperialismo estadounidense es asombroso e imposible de saber. Lo que s铆 sabemos es que, desde la Segunda Guerra Mundial, el imperialismo estadounidense ha matado al menos a 36 millones de personas en todo el mundo en:
Jap贸n, Corea, Vietnam, Camboya, Laos, Indonesia, Irak, Afganist谩n, Siria, Yemen, Congo, Chile, El Salvador, Guatemala, Colombia, Hait铆, Puerto Rico, Cuba, Rep煤blica Dominicana, Nicaragua, Chad, Libia, Timor Oriental , Granada, Honduras, Ir谩n, Pakist谩n, Panam谩, Filipinas, Sud谩n, Grecia, Yugoslavia, Bosnia, Croacia, Kosovo, Somalia, Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay y Palestina (ver Ap茅ndice).

Esta lista no incluye otros aspectos de la agresi贸n imperialista de EEUU que han tenido un impacto devastador y duradero en comunidades de todo el mundo, incluida 

-la tortura, 
-el encarcelamiento, 
-la violaci贸n y 
-la devastaci贸n ecol贸gica provocada por el ej茅rcito de EEUU a trav茅s de bombas at贸micas, 
El Departamento de Defensa de los Estados Unidos consume m谩s petr贸leo que cualquier instituci贸n del mundo. Solo en el a帽o 2017, el ej茅rcito de EEUU emiti贸 59 millones de toneladas m茅tricas de gases de efecto invernadero a la atm贸sfera, una huella de carbono mayor que la de la mayor铆a de las naciones del mundo. Esta lista tampoco incluye el impacto del consumo de combustibles f贸siles de los EEUU y la extracci贸n, el fracking, la agroindustria, la miner铆a y los monocultivos de combustibles f贸siles corporativos de los EEUU, todos los cuales son parte integral de la econom铆a extractiva del imperialismo estadounidense.

Hegemon铆a del d贸lar

Un mecanismo central del imperialismo estadounidense es la 鈥渉egemon铆a del d贸lar鈥, que obliga a los pa铆ses de todo el mundo a realizar el comercio internacional en d贸lares estadounidenses. Los d贸lares estadounidenses est谩n respaldados por bonos estadounidenses (en lugar de oro o acciones industriales), lo que significa que un pa铆s solo puede cambiar un pagar茅 estadounidense por otro [esquema Ponzi]. Cuando EEUU ofrece ayuda militar a naciones amigas, esta ayuda vuelve a las corporaciones armament铆sticas de EEUU y regresa a los bancos de EEUU. Adem谩s, los d贸lares estadounidenses tambi茅n est谩n respaldados por las bombas estadounidenses: cualquier naci贸n que amenace con nacionalizar los recursos o abandonar el d贸lar (es decir, Irak o Libia) est谩 amenazada de invasi贸n militar y/o golpe respaldado por Estados Unidos.
El imperialismo estadounidense tambi茅n se ha construido a trav茅s de instituciones de “poder blando” como:
USAID [promoci贸n de ONGs]
Fondo Monetario Internacional (FMI)
National Endowment for Democracy (NED) [promoci贸n de partidos pol铆ticos]
Banco Mundial
Organizaci贸n Mundial del Comercio (OMC) y 
Organizaci贸n de los Estados Americanos (OEA)
Estos organismos nominalmente internacionales son pr谩cticamente unilaterales en su subordinaci贸n a los intereses del estado estadounidense y las corporaciones estadounidenses.

USAID

En las d茅cadas de 1950 y 1960, USAID (y sus organizaciones precursoras) condicion贸 la 鈥渁yuda para el desarrollo鈥 a los pa铆ses asi谩ticos, africanos y sudamericanos a la formalizaci贸n legal de las relaciones de propiedad capitalista de esos pa铆ses y la reorganizaci贸n de sus econom铆as en torno a la deuda de propiedad de la vivienda. El objetivo era cercar la tierra ind铆gena y la tierra compartida a trav茅s de sistemas econ贸micos alternativos, como un m茅todo para 鈥渃ombatir el comunismo con la propiedad de la vivienda鈥 y crear dependencia y aceptaci贸n de la hegemon铆a capitalista estadounidense (Nancy Kwak, “A World of Homeowners” pdf). 
Con el fin de mantener el acceso a los flujos de recursos que se necesitan desesperadamente (por ejemplo, los “pr茅stamos” del FMI), los gobiernos del Sur Global se ven obligados a aceptar la extracci贸n de recursos por parte de los EEUU mientras que al mismo tiempo niegan a su propio pueblo pol铆ticas apoyadas popularmente como la reforma agraria, la diversificaci贸n econ贸mica y la soberan铆a alimentaria.
Tambi茅n es importante tener en cuenta que las naciones del Sur Global nunca han recibido reparaciones o compensaci贸n por los recursos que les han sido robados; esto hace que la idea de “pr茅stamos” por parte de las instituciones monetarias globales sea a煤n m谩s escandalosa.
Estados Unidos tambi茅n utiliza la USAID y otros organismos internacionales que funcionan de manera similar para reprimir y socavar la lucha antiimperialista dentro de pa铆ses “amigos”. A partir de la d茅cada de 1960, USAID financi贸 programas de capacitaci贸n policial en todo el mundo bajo un modelo de contrainsurgencia, capacitando a la polic铆a extranjera como 鈥減rimera l铆nea de defensa contra la subversi贸n y la insurgencia鈥.
Estos programas de capacitaci贸n policial financiados por USAID involucraron vigilancia y la creaci贸n de bases de datos biom茅tricas para mapear poblaciones enteras, as铆 como programas de encarcelamiento masivo, tortura y asesinato. 
Despu茅s de experimentar con estos m茅todos en otros pa铆ses, los departamentos de polic铆a de EEUU integraron muchos de ellos en la polic铆a de EEUU, especialmente la vigilancia de las comunidades BIPOC aqu铆 (consulte nuestra entrada sobre el Departamento de Polic铆a de Boston). Al mismo tiempo, EEUU utiliza la USAID y otros organismos de financiaci贸n del poder blando para socavar los movimientos revolucionarios, anticoloniales, antiimperialistas y anticapitalistas mediante la financiaci贸n de alternativas reformistas “seguras”, incluida una red global llamada American Federation of Labor and Congress of Industrial Organizations AFL-CIO administrada 鈥centros de capacitaci贸n鈥 destinados a fomentar una cultura sindical burocr谩tica similar a la de los EEUU, que mantiene la organizaci贸n laboral leal al capitalismo y al dominio global de los EEUU (ver art铆culos sobre la AFL-CIO y el Programa Sindical de Harvard).
El imperialismo estadounidense fomenta intencionalmente las divisiones entre diferentes pueblos y naciones, ofreciendo recompensas (relativas) a aquellos que eligen cooperar con los dictados estadounidenses (por ejemplo, Arabia Saudita, Israel y Colombia), mientras castiga brutalmente a quienes no lo hacen (por ejemplo, L铆bano, Siria, Ir谩n, Cuba, Nicaragua y Venezuela). De esta manera, el imperialismo estadounidense crea condiciones materiales en las que los pueblos y los gobiernos enfrentan una elecci贸n: 
1. adaptarse a los intereses del imperio estadounidense y permitir que los EEUU exploten la tierra y los recursos soberanos de su naci贸n de manera que enriquezcan a Occidente; o, 
2. intentar usar su tierra y sus recursos soberanos para satisfacer las necesidades de su propia gente pero sufriendo la brutalidad de la violencia militar y econ贸mica de EEUU.

La Facultad Kennedy de Harvard: campo de entrenamiento para el Imperio Estadounidense y el Estado de Seguridad

El Mapping Project se propuso mapear a los actores imperialistas estadounidenses locales (involucrados en el apoyo tanto material como ideol贸gico al imperialismo estadounidense) en la tierra de Massachusett, Pawtucket, Naumkeag y otras naciones tribales (Boston, Cambridge y 谩reas circundantes) y analizar c贸mo estas instituciones interactuaron con otras instituciones opresivas locales y globales que est谩n impulsando la colonizaci贸n de las tierras ind铆genas aqu铆 y en todo el mundo, el desplazamiento local, limpieza 茅tnica, 鈥済entrificaci贸n鈥, la vigilancia policial y el imperialismo sionista.
Una mirada a una sola instituci贸n local de nuestro mapa, la Facultad de Gobierno Kennedy de Harvard HKS, demuestra el nivel de cooperaci贸n ideol贸gica y material requerida para que funcione la maquinaria del imperialismo estadounidense. (Toda la informaci贸n que se describe a continuaci贸n se tom贸 de las entradas y enlaces de The Mapping Project con respecto a la Harvard Kennedy School of Government HKS. Consulte este enlace para obtener material de origen con hiperv铆nculos).
En ‘C贸mo gobierna Harvard’ [“How Harvard Rules” pdf, 1989], John Trumpbour documenta el papel central que desempe帽贸 Harvard en el establecimiento del complejo acad茅mico-militar-industrial de la Guerra Fr铆a y el imperialismo estadounidense posterior a la Segunda Guerra Mundial (How Harvard Rules, 51). 
Trumpbour destaca el papel de la Facultad Kennedy de Harvard bajo la direcci贸n del decano Graham Allison (1977-1989), en particular, relatando que Grahan Allison dirigi贸 un programa de educaci贸n ejecutiva para funcionarios del Pent谩gono en la Kennedy de Harvard (HHR 68). El apoyo de la Escuela Kennedy de Harvard al ej茅rcito estadounidense y al imperio estadounidense contin煤a hasta el d铆a de hoy. 
<La Facultad Kennedy de Harvard, debido a su misi贸n de capacitar a l铆deres p煤blicos y su profunda experiencia en el estudio de la defensa y la seguridad internacional, siempre ha tenido una relaci贸n particularmente s贸lida con las Fuerzas Armadas de EEUU. Esta relaci贸n es mutuamente beneficiosa. La Escuela ha brindado su experiencia a las ramas del ej茅rcito de los EEUU y ha brindado acceso al personal militar (en activo y veteranos) a la educaci贸n y capacitaci贸n de Harvard.>
La misma p谩gina web se帽ala adem谩s que despu茅s de la eliminaci贸n del ROTC (Reserve Officers Training Corps, Cuerpo de Entrenamiento de Oficiales de Reserva) de la Facultad Kennedy de Harvard en 1969, 鈥渂ajo el liderazgo del presidente de Harvard, Drew Faust, el programa ROTC se restableci贸 en 2011, y la relaci贸n entre la Escuela Kennedy con el ej茅rcito contin煤a creciendo m谩s robusto cada a帽o.鈥

Belfer Center

En particular, el Centro Belfer para la Ciencia y los Asuntos Internacionales de la Escuela Kennedy de Harvard brinda un amplio apoyo al ej茅rcito estadounidense y a los objetivos del Imperio. El Centro Belfer est谩 codirigido por el exsecretario de Defensa de los EEUU Ashton Carter (un halc贸n de guerra que ha abogado por una invasi贸n de Corea del Norte por parte de EEUU y refuerzos militares de los EEUU contra Rusia e Ir谩n) y el exjefe de personal del Pent谩gono, Eric Rosenbach
Los programas dentro del HKS Belfer Center incluyen el “Programa de inteligencia” del Centro, que se jacta de que “familiariza a los estudiantes y becarios con la comunidad de inteligencia, y sus fortalezas y debilidades, para la formulaci贸n de pol铆ticas”, se帽alando adem谩s, “Discusiones con profesionales de inteligencia activos y retirados, acad茅micos de historia de inteligencia, derecho y otras disciplinas, ayudan a los estudiantes y becarios a prepararse para utilizar mejor la informaci贸n disponible a trav茅s de las agencias de inteligencia鈥. 
Junto con el Programa de Inteligencia de HKS Belfer, se encuentra la “Beca de la Fundaci贸n Recanati-Kaplan” del Centro Belfer. El Centro Belfer afirma que, bajo la direcci贸n de los codirectores del Centro Belfer, Ashton Carter y Eric Rosenbach, la Beca de la Fundaci贸n Recanati-Kaplan 鈥渆duca a la pr贸xima generaci贸n de l铆deres intelectuales en inteligencia nacional e internacional鈥.
Como se se帽al贸 anteriormente, la Escuela Kennedy de Harvard sirve como un campo de entrenamiento institucional para los futuros servidores del imperio de los EEUU y el Estado de Seguridad Nazional de los EEUU.
<[La Escuela Kennedy de Harvard] actualmente permite que la agencia [la CIA] env铆e oficiales al programa a mitad de carrera en la Facultad de Gobierno Kennedy mientras contin煤a actuando encubierto, con el conocimiento de la escuela. Cuando los oficiales se postulan, a menudo con credenciales falsificadas que son parte de su cobertura de la CIA, la universidad no sabe que son agentes de la CIA, pero una vez que ingresan, escribe Golden, Harvard les permite decirle a la universidad que son encubiertos. Sin embargo, sus estudiantes, a menudo actores de alto perfil o que pronto lo ser谩n en el mundo de la diplomacia internacional, son mantenidos a oscuras.>
Kenneth Moskow es uno m谩s de una larga lista de oficiales de la CIA que se inscribieron de manera encubierta en la Facultad Kennedy, generalmente con el conocimiento y aprobaci贸n de Harvard, obteniendo acceso directo a los reci茅n llegados de todo el mundo鈥, escribe Golden. 鈥淒urante 4 d茅cadas, la CIA y Harvard han ocultado esta pr谩ctica, lo que plantea preguntas m谩s amplias sobre los l铆mites acad茅micos, la integridad de las discusiones en clase y las interacciones de los estudiantes, y si una universidad estadounidense tiene la responsabilidad de acomodar a la inteligencia estadounidense鈥.

Universidades de Guerra

Adem谩s de la CIA, HKS tiene relaciones directas con el FBI, el Pent谩gono, el Departamento de Seguridad Nacional, NERAC y numerosas ramas de las Fuerzas Armadas de EEUU:
-Chris Combs, alto cargo del Programa de ‘Liderazgo en Crisis’ de HKS, ha ocupado numerosos cargos dentro del FBI;
-Jeffrey A. Tricoli, quien se desempe帽a como Jefe de Secci贸n de la Divisi贸n Cibern茅tica del FBI desde diciembre de 2016 (antes de lo cual ocup贸 varios otros cargos dentro del FBI) 鈥嬧媐ue un orador principal en “m煤ltiples sesiones” del programa de Educaci贸n Ejecutiva de Seguridad Cibern茅tica de HKS;
-Jeff Fields, miembro tanto del Proyecto Cibern茅tico como del Proyecto de Inteligencia del Centro Belfer de HKS, actualmente opera como Agente Especial Supervisor dentro de la Divisi贸n de Seguridad Nacional del FBI;
-HKS recibi贸 al exdirector del FBI James Comey para una conversaci贸n con el codirector del HKS Belfer Center (y exjefe de gabinete del Pent谩gono) Eric Rosenbach en 2020;
-Los registros de gastos del gobierno muestran pagos anuales de matr铆cula del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU (DHS) para el personal de Seguridad Nacional que asiste a seminarios especiales de HKS sobre Seguridad Nacional bajo el Programa de Liderazgo en Crisis de HKS;
-Las actas de la reuni贸n del Consejo Asesor Regional de Seguridad Nacional del Noreste de febrero de 2022 enumeran a “Edward Chao: Analista, Harvard Kennedy School” como “Miembro del Consejo” de NERAC; y
-Harvard Kennedy School y la Fuerza A茅rea de EEUU han creado m煤ltiples becas destinadas a reclutar miembros del servicio de la Fuerza A茅rea de EEUU para obtener t铆tulos de la HKS. La beca CSAF Scholars Master Fellowship de la Fuerza A茅rea, por ejemplo, tiene como objetivo “preparar a profesionales experimentados a media de carrera para regresar a la Fuerza A茅rea listos para asumir posiciones de liderazgo significativas en un entorno cada vez m谩s complejo”. En 2016, el decano de la Escuela Kennedy de Harvard, Doug Elmendorf, dio la bienvenida a la Secretaria de la Fuerza A茅rea, Deborah Lee James, a la Escuela Kennedy de Harvard, en un discurso en el que Elmendorf destac贸 su satisfacci贸n de que el programa ROTC, incluido el ROTC de la Fuerza A茅rea, se hubiera restablecido en Harvard (el ROTC hab铆a sido eliminado del campus despu茅s de las protestas masivas de profesores en 1969).

La Facultad Kennedy de Harvard y la econom铆a de guerra

El apoyo directo de HKS al imperialismo estadounidense no se limita al apoyo ideol贸gico y educativo. Est谩 profundamente imbricado en la econom铆a de guerra impulsada por los intereses de la industria armament铆stica estadounidense.
Lockheed Martin, Raytheon, Boeing, L3 Harris, General Dynamics y Northrup Grumman son corporaciones globales que suministran al gobierno de los Estados Unidos armamento militar a gran escala y tecnolog铆as de guerra y vigilancia. Todas estas empresas tienen l铆deres corporativos que son ex alumnos de la Escuela de Gobierno Kennedy de Harvard (HKS), que actualmente contribuyen a HKS como ponentes/profesores, y/o que han ocupado puestos de liderazgo en el gobierno federal de EEUU.
Lockheed Martin Vicepresidente de Desarrollo de Negocios Corporativos Leo Mackay fue alumno de la Escuela Kennedy de Harvard (MPP ’91), fue becario del Programa de Seguridad Internacional del Centro HKS Belfer (1991-92) y trabaj贸 como “asistente militar” del entonces Asistente de EEUU, Ashton Carter, secretario de Defensa para Pol铆tica de Seguridad Internacional, quien pronto se convertir铆a en codirector del Centro Belfer de la Escuela Kennedy de Harvard. Despu茅s de este per铆odo en el Pent谩gono, Mackay aterriz贸 en la industria armament铆stica de EEUU en Lockheed Martin.
El vicepresidente de Lockheed Martin, Marcel Lettre, fue alumno de la HKS y, antes de unirse a Lockheed Martin, Lettre pas贸 ocho a帽os en el Departamento de Defensa(DoD). El Departamento de Defensa ha repartido la friolera de 540.820 millones $ hasta la fecha en contratos con Lockheed Martin para el suministro de productos y servicios al ej茅rcito, la marina, la fuerza a茅rea y otras ramas de las fuerzas armadas de EEUU.
Jeh Johnson, miembro de la junta directiva de Lockheed Martin, fue conferenciante en la Escuela Kennedy de Harvard y es exsecretario del Departamento de Seguridad Nacional. 
(Retirado) El general Joseph F. Dunford es actualmente miembro de 2 comit茅s de la junta directiva de Lockheed Martin y miembro directivo del Centro Belfer de la HKS. Dunford fue un l铆der militar estadounidense que trabaj贸 como presidente del Estado Mayor Conjunto y comandante de todas las fuerzas estadounidenses y de la OTAN en Afganist谩n. Dunford tambi茅n forma parte de la junta directiva del Atlantic Council, una organizaci贸n accesoria de la OTAN y del estado de seguridad de EEUU que promueve groseramente los intereses del imperio de EEUU. 
Las trayectorias profesionales respectivas de Mackay, Lettre, Johnson y Dunford brindan una ilustraci贸n emblem谩tica de la grotesca puerta giratoria que existe entre las instituciones de producci贸n de conocimiento de la 茅lite como la Escuela Kennedy de Harvard, el Estado de Seguridad de EEUU (que introduce a su gente con esas instituciones de 茅lite y viceversa), y la industria armamentista de EEUU (que busca negocios con el Estado de Seguridad de EEUU).
Fen贸menos similares de puertas giratorias son notables entre la Harvard Kennedy School y Raytheon, Boeing y Northrup Grumman.
La profesora de HKS, Meghan O’Sullivan, actualmente forma parte de la junta directiva del fabricante de armas Raytheon, con sede en Massachusetts. O’Sullivan tambi茅n est谩 profundamente involucrada en el Estado de Seguridad de Estados Unidos, actualmente forma parte de la Junta Directiva del Consejo de Relaciones Exteriores y ha trabajado como “asistente especial” del presidente George W. Bush (2004-07) donde fue “Comisaria  de la Asesor铆a de Seguridad Nacional para Irak y Afganist谩n鈥, ayudando a supervisar las invasiones y ocupaciones estadounidenses de estas naciones durante la llamada 鈥淕uerra contra el terrorismo鈥. O’Sullivan ha intentado abiertamente aprovechar su posici贸n en la Facultad Kennedy de Harvard para canalizar d贸lares estatales hacia Raytheon: en abril de 2021, O’Sullivan escribi贸 un art铆culo en el Washington Post titulado “Est谩 mal sacar tropas de Afganist谩n. Pero podemos minimizar el da帽o鈥 [WaPo 16.4.2021]. Como inform贸 el ‘Harvard Crimson’ [posiblemente 3.5.2021], la biograf铆a de la autora de O’Sullivan en este art铆culo destac贸 su posici贸n como miembro de la facultad de Harvard Kennedy (con la afiliaci贸n percibida de “experiencia” con las subvenciones de HKS), pero no reconoci贸 su posici贸n en la Junta Directiva de Raytheon, una compa帽铆a que ten铆a 鈥渦n contrato de 145 millones $ para entrenar a pilotos de la Fuerza A茅rea Afgana y es un importante proveedor de armas para el ej茅rcito de EEUU鈥.
Donn Yates, que trabaja en Desarrollo de Negocios Nacionales e Internacionales en el Programa T-7A Redhawk de Boeing, fue Becario de Seguridad Nacional en la Escuela Kennedy de Harvard en 2015-16. Don Yates tambi茅n pas贸 23 a帽os en la Fuerza A茅rea de EEUU. 
El exdirector de Estrategia y Relaciones Globales de Northrop Grumman, John Johns, se gradu贸 del Programa de Seguridad Nacional e Internacional de Harvard Kennedy. Johns tambi茅n pas贸 “7 a帽os como Subsecretario Adjunto de Defensa para Mantenimiento de las normativas establecidas y dirigiendo la supervisi贸n del programa anual de mantenimiento del sistema de armas de $ 80.000 millones del Departamento y fue desplegado dos veces en operaciones de apoyo a la seguridad en Irak y Afganist谩n”.

Petroleras y Armament铆sticas Unidas

Las empresas petroleras m谩s grandes de EEUU tambi茅n est谩n estrechamente vinculadas con estas principales compa帽铆as de armas, que tambi茅n han diversificado su producci贸n tecnol贸gica para la industria de la seguridad, brindando servicios para la seguridad de las instalaciones de energ铆a y oleoductos, as铆 como la seguridad fronteriza.
Esto significa que las mismas empresas se est谩n beneficiando en cada etapa del ciclo de devastaci贸n clim谩tica: se benefician de las Guerras por la extracci贸n; de Extracci贸n en s铆; y de la Vigilancia militarizada de las personas obligadas a migrar por el desastre clim谩tico. 
Exxon Mobil (la cuarta empresa de combustibles f贸siles m谩s grande) tiene contratos con General Dynamics, L3 Harris y Lockheed Martin. 
Lockheed Martin, la principal compa帽铆a de armas del mundo, comparte miembros de la junta con Chevron y otras compa帽铆as globales de combustibles f贸siles. (Ver “Muro Clim谩tico Global: C贸mo las naciones m谩s ricas del mundo priorizan las fronteras sobre la acci贸n clim谩tica” [oct 2021, tni.org, pdf]).

La Facultad Kennedy de Harvard y el apoyo a Israel

Fundaci贸n Wexner

La Harvard Kennedy School es el hogar de la Fundaci贸n Wexner. A trav茅s de su “Beca de Israel”, la Fundaci贸n Wexner otorga 10 becas anualmente a “directores y l铆deres destacados del sector p煤blico de Israel”, ayudando a estas personas a obtener un Master en Administraci贸n P煤blica en la Escuela Kennedy. Los antiguos becarios de Wexner incluyen a m谩s de 25 generales israel铆es y otros oficiales militares y policiales de alto rango
Entre ellos se encuentra el actual jefe de personal general de las Fuerzas de Defensa de Israel, Aviv Kochavi, quien es directamente responsable del bombardeo de Gaza en mayo de 2021. Tambi茅n se cree que Kochavi es uno de los 200 a 300 funcionarios israel铆es identificados por Tel Aviv como probables imputados por la investigaci贸n de la Corte Penal Internacional sobre presuntos cr铆menes de guerra israel铆es cometidos en Gaza en 2014. 
La Fundaci贸n Wexner tambi茅n pag贸 al ex primer ministro israel铆 Ehud Barak, acusado de cr铆menes de guerra en relaci贸n con la Operaci贸n Plomo Fundido de Israel de 2009 que mat贸 a m谩s de 1.400 palestinos en Gaza: le dieron 2,3 millones $ para cursar 2 estudios, uno de los cuales no complet贸.

Centro Belfer

El Centro Belfer de HKS ha recibido a generales, pol铆ticos y otros funcionarios israel铆es para dar charlas en la Escuela Kennedy de Harvard. Ehud Barak, mencionado anteriormente, fue 茅l mismo un “becario Belfer” en HKS en 2016. El Centro Belfer tambi茅n organiza eventos groseramente pro-Israel para estudiantes de HKS, como: “Los Acuerdos de Abraham: una conversaci贸n sobre la normalizaci贸n hist贸rica de las relaciones entre los EAU , Bahr茅in e Israel鈥; 鈥淯na discusi贸n con el exdirector del Mossad, Tamir Pardo鈥 ; 鈥淓l futuro de la guerra moderna鈥 (que el Belfer describe como 鈥渦n almuerzo-seminario con Yair Golan, exjefe adjunto del Estado Mayor General de las Fuerzas de Defensa de Israel鈥 ) ; y 鈥淓l futuro de la seguridad nacional de Israel鈥.
A partir de 2022, el Centro Belfer de la Facultad Kennedy de Harvard albergar谩 al exgeneral militar israel铆 y criminal de guerra Amos Yadlin como miembro principal de la ‘Iniciativa de Oriente Medio de Belfer’. Adem谩s, HKS est谩 permitiendo que Yadlin dirija un grupo de estudio semanal de estudiantes de HKS titulado “Seguridad nacional israel铆 en un Medio Oriente cambiante: perspectivas hist贸ricas y estrat茅gicas para un futuro incierto”. Los estudiantes de la Universidad de Harvard escribieron una carta abierta exigiendo que HKS 鈥渞ompera toda asociaci贸n con Amos Yadlin y suspendiera inmediatamente su grupo de estudio鈥. Yadlin hab铆a defendido la pol铆tica de asesinatos de Israel a trav茅s de la cual el estado israel铆 ha matado extrajudicialmente a cientos de palestinos desde el a帽o 2000, escribiendo que 鈥渓as leyes y la 茅tica de la guerra convencional no se aplican鈥 frente a los palestinos bajo la ocupaci贸n sionista.

 Harvard Kennedy School Israel Caucus

Harvard Kennedy School tambi茅n acoge al Harvard Kennedy School Israel Caucus. El HKS Israel Caucus coordina viajes 鈥渇uertemente subvencionados鈥 a Israel para 50 estudiantes de HKS anualmente. Seg煤n el sitio web de HKS Israel Caucus, los estudiantes que asisten a estos viajes 鈥渃onocen a los principales tomadores de decisiones y personas influyentes en la pol铆tica israel铆, la seguridad y la inteligencia regionales, el conflicto israel铆-palestino, [y] las pr贸ximas grandes empresas tecnol贸gicas鈥. El HKS Israel Caucus tambi茅n organiza regularmente eventos que celebran “la cultura y la historia de Israel”. Al igual que los viajes a Israel que coordinan, los eventos del HKS Israel Caucus encubren constantemente la realidad de la guerra colonial de Israel contra el pueblo palestino mediante la normalizaci贸n del robo de tierras, el desplazamiento forzado y el robo de recursos.
Harvard Kennedy School tambi茅n tiene numerosos v铆nculos con organizaciones locales pro-Israel铆es: ADL, JCRC y CJP.

El apoyo de la Escuela Kennedy de Harvard a Arabia Saudita

En 2017, el Centro Belfer de la HKS anunci贸 el lanzamiento del “Proyecto sobre seguridad del Consejo de Cooperaci贸n de Arabia Saudita y del Golfo“, que Belfer afirm贸 que “fue posible gracias a un regalo de Su Alteza Real el Pr铆ncipe Turki bin Abdullah bin Abdulaziz Al Saud de Arabia Saudita”. A trav茅s de este proyecto, la Harvard Kennedy School y el HKS Belfer Center han organizado numerosos eventos en HKS que han promovido a Arabia Saudita como una fuerza liberalizadora y positiva para la seguridad y la estabilidad en la regi贸n, blanqueando las realidades de los pa铆ses liderados por Arabia Saudita y las campa帽as respaldadas por Estados Unidos de ataques a茅reos y bloqueo contra Yemen; que precipitaron condiciones de hambruna masiva y una epidemia de c贸lera entre el pueblo yemen铆.
El ‘Proyecto del Belfer Center sobre Arabia Saudita y la ‘Seguridad del Consejo de Cooperaci贸n del Golfo’ normaliza a煤n m谩s y blanquea los cr铆menes de Arabia Saudita a trav茅s de su “Delegaci贸n de Estudiantes HKS en Arabia Saudita“. Esta delegaci贸n lleva anualmente a 11 estudiantes de la Escuela Kennedy de Harvard en viajes de 2 semanas a Arabia Saudita, donde los estudiantes 鈥渋ntercambian investigaciones, participan en debates culturales y son testigos de primera mano de los cambios que est谩n ocurriendo en el Reino鈥. No muy diferente de los viajes de estudiantes a Israel coordinados por el Caucus de Israel de la Harvard Kennedy School, estos viajes a Arabia Saudita presentan a los estudiantes de HKS una impresi贸n indecentemente propagandizada de Arabia Saudita, apuntalando el apoyo al “Reino” entre los futuros l铆deres del Estado de Seguridad de EEUU que el HKS busca nutrir.

Encontrando Nuestra Misi贸n

La vasta red descrita anteriormente entre la Escuela Kennedy de Harvard, el Gobierno Federal de EEUU, las Fuerzas Armadas de los EEUU y la industria armamentista de EEUU, constituye solo una peque帽a parte de lo que se sabe sobre la HKS y su papel en el imperialismo de los EEUU, pero es suficiente.
El Mapping Project tambi茅n vincula a HKS con los da帽os a nivel local, incluidos, entre otros, al colonialismo, la violencia contra los migrantes, la limpieza 茅tnica, el desplazamiento de los residentes negros y morenos del 谩rea de Boston de sus comunidades (“gentrificaci贸n”), los da帽os a la salud, la polic铆a, el complejo industrial-carcelario, sionismo y vigilancia policial.
El estatus de s煤per opresor de la Escuela Kennedy de Harvard, la gran cantidad de comunidades separadas que sienten su impacto global en sus vidas diarias a trav茅s de estos m煤ltiples y diversos mecanismos de opresi贸n y da帽o, resulta que es su mayor debilidad.

Un movimiento que puede identificar superopresores como la Escuela de Gobierno Kennedy de Harvard puede usar esta informaci贸n para identificar vulnerabilidades estrat茅gicas de centros clave de poder y organizar de manera efectiva diferentes comunidades hacia un prop贸sito com煤n

Esto es lo que pretende hacer el Mapping Project: alejarse del trabajo tradicionalmente aislado hacia la coordinaci贸n entre comunidades y luchas para construir un poder comunitario estrat茅gico de oposici贸n.
__________

Ap茅ndice: N煤mero de muertos del imperialismo estadounidense desde la Segunda Guerra Mundial

Un descargo de responsabilidad cr铆tico: 
las cifras relacionadas con el n煤mero de muertos del imperialismo estadounidense a menudo se subestiman enormemente debido a la falta de transparencia del gobierno de los EEUU. En algunos casos, esto puede conducir a rangos de cifras que incluyen millones de vidas humanas, como en la figura de Indonesia a continuaci贸n con estimaciones de 500.000 a 3 millones de personas. 
Hemos tratado de proporcionar los rangos ascendentes en estos casos, ya que sospechamos que los rangos ascendentes son m谩s precisos, si es que a煤n no se subestiman significativamente. Estas cifras se obtuvieron de m煤ltiples fuentes, incluidas, entre otras, “Pacifism as Pathology” del acad茅mico ind铆gena Ward Churchill, as铆 como el art铆culo de Countercurrents abril 2007 “Muertes en otras naciones desde la 2GM debido a las intervenciones de EEUU” (tener en cuenta que nuestro uso de las estad铆sticas de Countercurrents no es un respaldo de la pol铆tica del sitio):
Afganist谩n: al menos 176.000 personas
Bosnia: 20.000 a 30.000 personas
Bosnia y Krajina: 250.000 personas
Camboya: 2-3 millones de personas
Chad: 40.000 personas y hasta 200.000 torturadas
Chile: 10.000 personas (golpe de Estado de Pinochet patrocinado por EEUU en Chile)
Colombia: 60.000 personas
Congo: 10 millones de personas (imperialismo belga apoyado por corporaciones estadounidenses y el asesinato patrocinado por EEUU de Patrice Lumumba)
Croacia: 15.000 personas
Cuba: 1.800 personas
Rep煤blica Dominicana: al menos 3.000 personas
Timor Oriental: 200.000 personas
El Salvador: M谩s de 75.000 personas (apoyo de EEUU a la oligarqu铆a y escuadrones de la muerte salvadore帽os)
Grecia: m谩s de 50.000 personas
Granada: 277 personas
Guatemala: 140.000 a 200.000 personas asesinadas o desaparecidas forzadamente (apoyo de EEUU a la junta guatemalteca)
Hait铆: 100.000 personas
Honduras: cientos de personas (‘Grupo Batall贸n’ apoyado por la CIA secuestr贸, tortur贸 y asesin贸 al menos a 316 personas)
Indonesia: estimaciones de 500.000 a 3 millones de personas
Ir谩n: 262.000 personas
Irak: 2,4 millones de personas en la guerra de Irak, 576.000 ni帽os iraqu铆es por las sanciones estadounidenses y m谩s de 100.000 personas en la Guerra del Golfo
Jap贸n: 2,6-3,1 millones de personas
Corea: 5 millones de personas
Kosovo: 500 a 5.000 personas
Laos: 50.000 personas
Libia: al menos 2500 personas
Nicaragua: al menos 30.000 personas (EEUU respald贸 la desestabilizaci贸n del gobierno sandinista de los Contras en Nicaragua)
Operaci贸n C贸ndor: al menos 10.000 personas (por los gobiernos de Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Brasil, Ecuador y Per煤. El gobierno de EEUU/CIA coordin贸 capacitaci贸n sobre tortura, apoyo t茅cnico y proporcion贸 ayuda militar a las Juntas)
Pakist谩n: al menos 1,5 millones de personas
Palestina: se calcula que m谩s de 200.000 personas han muerto a manos del ej茅rcito, pero esto no incluye las muertes por bloqueo/asedio/violencia de los colonos
Panam谩: entre 500 y 4000 personas
Filipinas: m谩s de 100.000 personas ejecutadas o desaparecidas
Puerto Rico: 4.645-8.000 personas
Somalia: al menos 2.000 personas
Sud谩n: 2 millones de personas
Siria: al menos 350.000 personas
Vietnam: 3 millones de personas
Yemen: m谩s de 377.000 personas
Yugoslavia: 107.000 personas
______________

Para Saber m谩s




Fuente: Tarcoteca.blogspot.com