March 5, 2023
De parte de Acracia
1,059 puntos de vista

 El nombre real de Mar铆a 鈥渓a Jabalina鈥 era Mar铆a P茅rez Lacruz. Naci贸 el 3 de mayo de 1917 en Teruel (Arag贸n), hija de Manuel e Isabel, y su mote proviene de que su familia proven铆a de la zona de Jabaloyas, en la Sierra de Albarrac铆n. Debido a la necesidad econ贸mica, la familia de trasladar谩 en 1923 a la ciudad portuaria de Sagunto, en Valencia, y Mar铆a tendr谩 que trabajar ya a corta edad ayudando en un puesto de verduras, junto a sus cinco hermanos, y limpiando en una casa ajena. En 1934, con 17 a帽os, entrar谩 a formar parte de las Juventudes Libertarias y, tras el alzamiento fascista en julio de 1936, se incorporar谩 a la Columna de Hierro y participar谩, como enfermera, en la creaci贸n de un hospital de campa帽a.

Hay que decir que muchas mujeres se unieron como enfermeras a la m铆tica Columna de Hierro, pero tambi茅n se equipararon a sus compa帽eros al usar un fusil para combatir a los fascistas. Hay que destacar el grado de conciencia y desarrollo social alcanzado por las mujeres en aquel momento revolucionario en aras de la liberaci贸n social, pol铆tica, econ贸mica y sexual. En noviembre de 1937, la columna se disolvi贸 en el ej茅rcito regular de la Rep煤blica aprob谩ndose un decreto que prohib铆a la presencia femenina en los frentes de batalla. Durante la batalla de Teruel, en agosto de 1936, Mar铆a ser谩 herida en una pierna y permanecer谩 hasta finales de a帽o el Hospital de Valencia. Posteriormente, se quedar谩 en la retaguardia trabajando en una f谩brica de armamento en Sagunto y, m谩s tarde, en la localidad murciana de Cieza colaborando en la industria sider煤rgica.

Tras el triunfo franquista, Mar铆a se encontrar谩 embarazada y tratar谩 de pasar desapercibida; fue finalmente detenida el 23 de abril de 1939 por la Guardia Civil en Puerto de Sagunto, le afeitaron la cabeza y le hicieron desfilar por las calles. Despu茅s de negarse a ratificar una declaraci贸n con hechos falsos, ser谩 encerrada en prisi贸n. Durante el proceso, a Mar铆a se le acus贸 de 鈥渁uxilio a la rebeli贸n鈥, algo muy habitual en las tribunales franquistas tergiversando totalmente la historia; adem谩s, a Mar铆a tambi茅n se le culp贸 de 鈥渃ar谩cter libertino鈥, de ser una mujer exaltada, de quema de iglesias, asalt贸 a la prisi贸n de Castell贸n (y de la muerte de varios guardias de la misma), as铆 como del asesinato de varios sacerdotes, un diputado y hasta un consul boliviano, que al parecer nunca existi贸. Todo ello, a pesar de las declaraciones del director del Hospital de Valencia asegurando que Mar铆a, en el momento de cometerse esos supuestos cr铆menes, se encontraba hospitalizada cur谩ndose de sus heridas de guerra, y de otras personalidades que aseguraron que no particip贸 en crimen alguno.

El 4 de noviembre de 1939, en su cuarto mes de gestaci贸n, Mar铆a ser谩 trasladada al Hospital Provincial de Valencia por problemas de salud. En enero de 1940, ser谩 dada de alta, despu茅s de haber tenido el ni帽o; Mar铆a nunca vio a su hijo, ya que se lo arrancaron de sus brazos nada m谩s nacer. Como tantos otros casos durante el franquismo, no se volvi贸 a saber nada de la criatura; como tantos hijos de presas en las c谩rceles franquistas, fue robado y entregado en adopci贸n. Mar铆a retorn贸 a los calabozos del Gobierno Civil de Valencia y el 18 de enero ser谩 ingresada en la C谩rcel Provisional de Mujeres del convento de Santa Clara; finalmente, tras tres a帽os de continuos malos tratos, el 16 de enero de 1942 ser谩 trasladada a la Prisi贸n Provincial de Mujeres de Valencia.

El 28 de julio de 1942, Mar铆a fue juzgada en consejo de guerra y, sin poder probar ning煤n crimen, fue condenada a la pena de muerte por 鈥渁dhesi贸n a la rebeli贸n鈥 y 鈥渄esafecci贸n al Movimiento鈥. Mar铆a P茅rez Lacruz, 鈥渓a Jabalina鈥, a la edad de 25 a帽os, fue fusilada el 8 de agosto de 1942 en el campo de Tiro de paterna junto a un grupo de seis hombres. Manuel Girona Rubio escribi贸 la biograf铆a Una miliciana en la Columna de Hierro: Maria 鈥渓a Jabalina鈥 donde se demuestra de manera fehaciente la inocencia de Mar铆a refutando una a una todas las acusaciones lanzadas contra la joven anarquista y demostrando la falsedad de los cargos; un vil asesinato, como tantos otros producidos en los consejos de guerra franquistas sedientos de sangre y sin justicia alguna.

Adem谩s del libro mencionado, existe una novela sobre Mar铆a escrita por Rosana Corral-M谩rquez, llamada de manera significativa Si me llegas a olvidar, y una obra de teatro escrita por Lola L贸pez, Mar铆a La Jabalina (1917-1942) (tambi茅n, dejo un enlace a un v铆deo de la obra). Ha habido tambi茅n homenajes por parte de asociaciones de mujeres y se ha conseguido que en Sagunto, en el Barrio de La Pinaeta, haya una calle con el nombre de Mar铆a. Este mismo a帽o 2023, acaba de publicarse tambi茅n la novela gr谩fica Mar铆a la Jabalina, de Cristina Dur谩n y Miguel 脕ngel Giner Bou, que reavivan esta historia terrible a trav茅s de otro medio tan v谩lido como cualquier otro; una historia como las de tantas otras de mujeres silenciadas en este pa铆s, que lucharon por un mundo mejor. Seguiremos presentando batalla cultural haciendo un ejercicio de memoria, que tanto se necesita en este pa铆s.

Capi Vidal

Adblock test (Why?)




Fuente: Acracia.org