June 11, 2021
De parte de Nodo50
217 puntos de vista



La divisi贸n regional, sociol贸gica y 茅tnica de Per煤 expresada en los resultados de las elecciones que terminaron ayer subraya la relevancia de la reflexi贸n de Jos茅 Carlos Mari谩tegui (1894-1930). Considerado el fundador del marxismo latinoamericano, en el sentido de que fue el primer marxista que realiz贸 una interpretaci贸n original de la realidad latinoamericana desde el marxismo, el revolucionario peruano se帽al贸 hace casi un siglo que Per煤 era un pa铆s fracturado por las divisiones producidas por su clase dominante.

As铆, adem谩s de la divisi贸n entre campo y ciudad, la escasa integraci贸n nacional cre贸 una brecha que separa la costa, la sierra (andina) y la regi贸n amaz贸nica. En su an谩lisis, la 茅lite lime帽a despreci贸 profundamente la identidad ind铆gena, en lo que fue acompa帽ada por sectores urbanos medios. Esto expresaba su perspectiva subordinada y la ausencia de un proyecto nacional: 鈥渓as burgues铆as nacionales, que ven en la cooperaci贸n con el imperialismo la mejor fuente de provechos, se sienten lo bastante due帽as del poder pol铆tico para no preocuparse seriamente de la soberan铆a nacional.鈥

En su interpretaci贸n, esto indicaba que no habr铆a revoluci贸n burguesa en el Per煤, dado que no hab铆a ning煤n sujeto social interesado en ella, y que por lo tanto la 煤nica alternativa concreta de transformaci贸n ser铆a una revoluci贸n socialista. A esto Mari谩tegui a帽adi贸 la centralidad de la cuesti贸n de la tierra (la necesidad de la reforma agraria y la liquidaci贸n del latifundio) y de la cuesti贸n ind铆gena, profundamente imbricada con la cuesti贸n de la tierra. Para 茅l, s贸lo pod铆a haber revoluci贸n socialista en el Per煤 si se incorporaba a los ind铆genas como parte fundamental del sujeto revolucionario.

La actualidad de Mari谩tegui

El reci茅n elegido presidente del Per煤, Pedro Castillo, fue elegido a trav茅s del Partido Nacional Per煤 Libre (PNPL), que se define como 鈥渕arxista-leninista-mariateguista鈥 y como una 鈥渋zquierda del campo鈥 que expresa el 鈥淧er煤 profundo鈥. Sabemos que incluso Sendero Luminoso se present贸 como mariateguista, lo cual es enteramente injustificable.

Pero Per煤 Libre es efectivamente coherente con la propuesta mariateguista al poner la centralidad en las demandas concretas de los campesinos peruanos: reforma agraria, derechos sociales, educaci贸n y salud. Tambi茅n es profundamente mariateguista en la radicalidad con la que ha apoyado -hasta ahora- los elementos centrales de esta agenda reivindicativa, no renunciando a su defensa ni siquiera en el contexto de una segunda vuelta en la que ten铆a a pr谩cticamente todos los medios de comunicaci贸n y a los principales partidos pol铆ticos en contra.

Las elecciones peruanas tienen una enorme importancia. Per煤 es el cuarto pa铆s m谩s poblado del continente, el m谩s devastado por la pandemia en el mundo (con la reciente correcci贸n de los datos, pasa de la incre铆ble cifra de cinco mil muertos por mill贸n), y es probablemente el 煤nico pa铆s del mundo que ha llevado la locura de la inmunidad por contaminaci贸n m谩s all谩 de Brasil, con el agravante de que su sistema sanitario es muy precario.

No fueron unas elecciones normales, sino unas elecciones que se celebraron en un contexto de crisis org谩nica y de profunda crisis de representaci贸n de los principales partidos. En la primera vuelta, los cuatro candidatos m谩s votados -Castillo, Keiko Fujumori, L贸pez Aliaga (el 鈥淏olsonaro peruano鈥) y Hernando de Soto (tecn贸crata ultraliberal)- se presentaron, desde diferentes perspectivas ideol贸gicas, como candidatos antisistema.

El candidato de Acci贸n Popular qued贸 en quinto lugar con el 9 por ciento y la candidata de centro-izquierda Ver贸nika Mendoza (Nuevo Per煤), que lideraba la carrera al inicio del proceso, termin贸 en sexto lugar con el 7,6 por ciento. En la segunda vuelta, los principales candidatos (excepto Ver贸nika Mendoza, que apoy贸 a Castillo, y Yonhi Lescano, de Acci贸n Popular, que no apoy贸 a ning煤n candidato) se unieron a Keiko. Bendecidos por Vargas Llosa, los liberales abrazaron a la hija del dictador contra el fantasma del comunismo.

Una victoria ind铆gena

Los resultados confirman un pa铆s profundamente fracturado. Keiko gan贸 por un amplio margen en la regi贸n de Lima (65%) y en la ciudad del Callao (67%), sacando una diferencia de m谩s de dos millones de votos. De las 23 regiones del interior del pa铆s, Keiko s贸lo gan贸 en siete: las provincias amaz贸nicas de Loreto y Ucayali y las costeras de Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad e Ica 鈥 e incluso en estas regiones, la victoria se debe a los resultados obtenidos en las ciudades m谩s grandes.

En cambio, Castillo gan贸 en las otras 16, pero adem谩s, obtuvo 铆ndices impresionantes en las principales provincias andinas: 89% en Puno, 83% en Cusco, 81% en Apur铆mac, 82% en Ayacucho, 85% en Huancavelica, 73% en Moquegua, 68% en Hu谩nuco, 66% en Pasco y 71% en Cajamarca. 3] Se trata de diferencias impresionantes obtenidas en regiones fuertemente ind铆genas, marcadas por culturas tradicionales y formas de organizaci贸n social que resisten sistem谩ticamente los efectos de la devastaci贸n neoliberal.

En un pa铆s en el que el 40% de la poblaci贸n se concentra en la regi贸n de Lima (incluido el Callao), parec铆a imposible que un candidato ganara las elecciones sin tener bases significativas en la capital, sin hacer amplias alianzas pol铆ticas, manteniendo un programa econ贸mico muy radical y siendo atacado ostensiblemente por los medios de comunicaci贸n. Sin embargo, en un contexto de crisis org谩nica, ocurri贸 lo contrario, y probablemente fue el radicalismo con el que defendi贸 su programa y se mantuvo fiel a su base social organizada lo que determin贸 su victoria.

Publicado en Jacobin




Fuente: Prensarural.org