October 4, 2021
De parte de SAS Madrid
251 puntos de vista


La Comunidad de Madrid tiene un agujero importante de personal sanitario en Atenci贸n Primaria. Es algo sobre lo que llevan alertando desde hace a帽os los profesionales del sector. Y que confirman los datos oficiales que ofrece el Ejecutivo de Isabel D铆az Ayuso. A las puertas del verano, m谩s de cien mil pacientes de casi medio centenar de centros de salud distribuidos por toda la comunidad no ten铆an a su m茅dico de referencia. Todos ellos se encontraban asignados a una plaza de Medicina Familiar que en ese momento concreto estaba sin cubrir. Eso no quiere decir, no obstante, que se les privase de la asistencia. “Cuando eso pasa, se distribuyen todas las citas de ese grupo entre el resto del equipo“, explican varios m茅dicos a infoLibre. El resultado, profesionales ya exhaustos por la pandemia con una mayor sobrecarga de trabajo, lo que lleva aparejado un empeoramiento de la “calidad asistencial”.

El C贸digo de Identificaci贸n Auton贸mica Sanitaria (CIAS) viene a ser la huella dactilar de un determinado puesto de trabajo estructural en Atenci贸n Primaria, ya sea como m茅dico de familia, como pediatra, como enfermero o como auxiliar administrativo. Integrado por diez d铆gitos y una letra de control, el n煤mero identifica la regi贸n, el 谩rea sanitaria, la zona b谩sica de salud, la especialidad y el puesto. Hay que tener claro que este c贸digo no define a una persona concreta, sino m谩s bien a una plaza, que tiene asignada a una poblaci贸n espec铆fica de un determinado barrio o municipio. Es decir, que si ese sanitario se desplaza o se jubila y es sustituido por otro, este 煤ltimo tendr谩 exactamente la misma cifra que dej贸 el primero. “Un CIAS vacante ser铆a, por lo tanto, un puesto de trabajo en un centro de salud que no est谩 ocupando ning煤n trabajador”, explican varios sanitarios de Atenci贸n Primaria consultados por este diario.

Seg煤n los datos facilitados por el Ejecutivo de Isabel D铆az Ayuso a Unidas Podemos a trav茅s de una petici贸n de informaci贸n, a finales de junio los centros de salud de la regi贸n ten铆an 64 CIAS vacantes del 谩rea de Medicina de Familia. Entre todas ellas, contaban con una poblaci贸n asignada de 119.878 personas. Es decir, que a las puertas del verano casi 120.000 ciudadanos no dispon铆an del m茅dico de familia que les correspond铆a. “Cuando una plaza est谩 vacante no se le asigna poblaci贸n, por lo que todas las personas con Tarjeta Sanitaria Individual o equivalente tienen asignado un m茅dico de familia”, se defienden desde la Consejer铆a de Sanidad, desde donde se帽alan que actualmente en la regi贸n, tras el verano, el n煤mero de plazas de Medicina de Familia vac铆as se sit煤a en 14. 

“Sobrecarga asistencial”

El hecho de que un centro de salud no tenga cubiertas todas sus plazas no implica que toda la poblaci贸n asignada a las vacantes no reciba atenci贸n sanitaria. Esos cupos, seg煤n explican los facultativos consultados, se reparten entre el resto del equipo. “Los pacientes de esas consultas que no tienen m茅dico son vistos de manera puntual como ‘reparto’ por m茅dicos de consultas contiguas”, dicen. Algo que confirman desde Sanidad: “Cuando un m茅dico de familia est谩 ausente por permisos reglamentarios o ausencias imprevistas, sus pacientes pueden ser atendidos por un profesional suplente o bien se distribuye la atenci贸n entre los m茅dicos de familia del mismo centro”. En aquellos casos de ausencias que “no se pueden suplir” por falta de profesionales, completa la consejer铆a, “se reorganiza la atenci贸n de manera que los pacientes” que necesitan ser vistos sin demora sean “derivados” al centro de salud m谩s cercano.

Sea como sea, apunta el doctor Jos茅 Luis Palancar, que desempe帽a sus labores en el Centro de Salud Doctor Cirajas, todo esto se traduce un incremento de la “sobrecarga asistencial” que soportan los facultativos, que ya de por s铆 es elevada. “Esto acaba repercutiendo en la calidad de la asistencia que se da a los pacientes”, se帽ala el facultativo. “Y la facilidad para conseguir una cita disminuye”, completa Isabel S谩nchez, responsable de Atenci贸n Primaria de CCOO, quien recuerda que este “no es un problema nuevo” y que pr谩cticamente desde 2008 los puestos vacantes “nunca se han cubierto al 100%”.

“Existe una situaci贸n generalizada de falta de m茅dicos y pediatras que no afecta s贸lo a la Comunidad de Madrid, sino al conjunto del Sistema Nacional de Salud, lo que en casos puntuales dificulta la cobertura de las bajas o ausencias de los profesionales de estas categor铆as”, responden desde la consejer铆a que dirige Enrique Ruiz Escudero. No obstante, apuntan que a lo largo de este a帽os el Sermas ha realizado un total de 6.724 contratos de suplencias de verano, de los cuales 1.039 corresponden al 谩mbito de Atenci贸n Primaria. “Adem谩s, de los 11.100 contratos extraordinarios de refuerzo covid-19, que han sido prorrogados hasta el 31 de diciembre de 2021 para seguir atendiendo las necesidades derivadas de la pandemia, casi 1.500 se han realizado en Atenci贸n Primaria”, completan.

Un problema en las zonas con las rentas m谩s bajas

Las decenas de plazas sin cubrir se repart铆an a finales del pasado mes de junio por 41 consultorios de toda la regi贸n. De ellos, 16 estaban ubicados en la capital y 25 en otros municipios de la comunidad. En la ciudad de Madrid, la mayor铆a de esos ambulatorios con CIAS vacantes 鈥11 de los 16鈥 se ubicaban, curiosamente, en las zonas con las rentas m谩s bajas. Cuatro estaban en Villaverde, tres en Puente de Vallecas, dos en Usera y dos en Carabanchel. De hecho, el que m谩s puestos vac铆os ten铆a era el de Los 脕ngeles, ubicado en el primero de los distritos: media decena antes del verano con una poblaci贸n asignada de casi 7.000 vecinos. El resto, se encontraban en Moratalaz, Ciudad Lineal, Tetu谩n, Chamber铆 y Centro 鈥搖no por distrito鈥. Fuera de la capital, fueron Torrej贸n de Ardoz, Alcal谩 de Henares y Fuenlabrada los municipios con m谩s consultorios afectados. Tres en cada uno de ellos y una docena de puestos de m茅dico de familia vac铆os en total.

Vanessa Lillo, diputada de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid y autora de la petici贸n de informaci贸n, muestra su preocupaci贸n por la situaci贸n de la puerta de entrada al sistema sanitario en la comunidad aut贸noma. No solo pone el acento en las plazas sin cubrir, sino que tambi茅n se fija en el volumen de los grupos de poblaci贸n que soportan algunas de ellas. El Marco Estrat茅gico para la Atenci贸n Primaria y Comunitaria, hecho p煤blico por el Ministerio de Sanidad en abril de 2019, fijaba entre sus objetivos de cara a 2022 el establecimiento de un cupo m谩ximo para los m茅dicos de 1.500 pacientes asignados de edad adulta y de 1.000 en edad pedi谩trica. Una cifra que a煤n no es una realidad en algunos ambulatorios.

En el centro de salud de Aravaca o Arroyo de la Vega, por ejemplo, hab铆a a finales de junio CIAS con una poblaci贸n asignada por encima de 6.000 personas, mientras que en Lagasca supera los 5.500 y en Espronceda o Guayaba los 4.000, seg煤n los datos oficiales facilitados por el Gobierno regional en respuesta a otra pregunta de la parlamentaria.

“Se habla mucho pero luego no hay voluntad pol铆tica”

“Tengo la sensaci贸n de que vivimos en un continuo d铆a de la marmota con la Atenci贸n Primaria”, sostiene la diputada de Unidas Podemos. Durante la pasada legislatura, la Comisi贸n de Reconstrucci贸n que se puso en marcha en la Asamblea de Madrid consigui贸 dar luz verde a un dictamen 鈥搒olo con el voto en contra de Vox鈥 en el que se dedicaba todo un punto al primer nivel de la asistencia sanitaria. En concreto, se hablaba, entre otras cuestiones, de “incrementar” su “capacidad” para resolver “la inmensa mayor铆a de los problemas de salud”, de establecer la “estabilidad” en el puesto de trabajo “como un objetivo prioritario de la pol铆tica” de Primaria, de “crear plazas estables para la cobertura de bajas y sustituciones m茅dicas y de enfermer铆a” o de habilitar “contratos” para “cubrir de forma estable y solvente aquellos destinos” que resulten “poco atractivos para los profesionales”, dot谩ndoles de los incentivos necesarios.

“No se ha hecho nada. Se habla mucho pero luego no hay voluntad pol铆tica”, lamenta Lillo. En su opini贸n, lo que m谩s urge es una fuerte inversi贸n en la materia. En este sentido, la presidenta madrile帽a, Isabel D铆az Ayuso, plante贸 un desembolso de 80 millones de euros en tres a帽os para reforzar la Atenci贸n Primaria , una cifra que luego se redujo a 73 millones, y la incorporaci贸n de 1.222 profesionales. “Este ambicioso proyecto, ya presentado a los sindicatos representados en la Mesa Sectorial de Sanidad, contempla distintas compensaciones econ贸micas en funci贸n del incremento de trabajo por poblaci贸n atendida, puestos de dif铆cil cobertura y los condicionantes que se dan en la zona rural”, dicen desde la Consejer铆a de Sanidad.

Un plan que no convence a los representantes de los trabajadores. Piden algo “real” que saque a la Primaria del “subsuelo”. “Si la base de la pir谩mide se hunde, las consecuencias son impredecibles para la salud de la ciudadan铆a”, se帽alaban esta semana en una carta a la l铆der del Ejecutivo regional desde Satse, CCOO, Amyts, CSIT y UGT. Una misiva en la que exig铆an un incremento presupuestario de hasta el 25%, un aumento de las plantillas y una cobertura total de las jubilaciones que se van a registrar durante los cinco pr贸ximos a帽os en la comunidad aut贸noma.

Enlace relacionado InfoLibre.es (04/10/2021).




Fuente: Sasmadrid.org