April 1, 2021
De parte de Nodo50
247 puntos de vista


No es s贸lo un 鈥減roblema de Estado鈥, ni ata帽e 煤nicamente a la 鈥淓spa帽a vaciada鈥: es una cat谩strofe emocional que afecta a toda la sociedad. Un 鈥渄茅ficit de autorrealizaci贸n鈥 que revela un 鈥渇racaso en el funcionamiento鈥 del pa铆s, en la poco complaciente expresi贸n del catedr谩tico de Sociolog铆a de la Universidad de A Coru帽a Antonio Izquierdo. La ca铆da de la fecundidad y la natalidad en Espa帽a, fen贸meno de largo aliento agudizado por la Gran Recesi贸n y exacerbado por la pandemia, tiene un env茅s: los datos que muestran que el anhelo de maternidad y paternidad sigue ah铆. Y est谩 insatisfecho. El desfase entre los hijos que quieren hombres y mujeres y los que realmente tienen se ensancha. La panemia agranda la grieta. Espa帽a vive ya en una gran frustraci贸n demogr谩fica, que amenaza con sumarse al carrusel de golpes que la juventud lleva m谩s de una d茅cada recibiendo.

Crisis demogr谩fica

Los indicadores de una grave crisis demogr谩fica se amontonan. La tasa global de fecundidad, es decir, el n煤mero de nacimientos por cada 1.000 mujeres, se qued贸 en 2019 en su m铆nimo desde que arranc贸 la serie en 1975: 34,2. Y eso que elevan el dato los nacidos de madres extranjeras, 49,97. De madres espa帽olas, el dato es de 31,4. Lejos se ven ahora loscasi 79 nacidos por cada 1.000 mujeres de 1976, r茅cord de la serie.

 

El n煤mero de nacimientos se redujo un 3,5% 2019 y el n煤mero medio de hijos por mujer se situ贸 en 1,23 (1,59 las extranjeras y 1,17 las espa帽olas). Los nacimientos han descendido un 27,3% en una d茅cada. Los datos de la Oficina Estad铆stica Europea (Eurostat) sit煤an a Espa帽a en el furg贸n de cola de una cincuentena de pa铆ses. El 1,23 espa帽ol s贸lo est谩 por encima del 1,14 de Ucrania y Malta. Espa帽a est谩 tres d茅cimas por debajo del conjunto de la UE-27 (1,53).

 

La situaci贸n se agrav贸 en 2020. En la primera mitad del a帽o, se registraron 168.047 nacimientos, un 4,2% menos que en el mismo periodo de 2019. A esta situaci贸n de partida se suma la pandemia, con un poderoso efecto disuasorio para posibles padres y madres. Los pron贸sticos de los expertos han comenzado ya a plasmarse en datos. Los nacimientos a partir de nueve meses despu茅s del inicio del confinamiento son un 20% m谩s bajos que en los mismos meses de 2019.

Est谩 cayendo un chaparr贸n sobre un terreno ya mojado.

Realidad y deseo

Los datos de natalidad 鈥搉acidos por habitante鈥 y fecundidad 鈥搉acidos sobre el n煤mero de mujeres en edad f茅rtil鈥 suelen leerse en clave de pa铆s. Es decir, como un asunto de supervivencia del Estado o 鈥揷on enfoque m谩s nacionalista鈥 de continuidad de la l铆nea hist贸rica. Una vez por debajo de 2,1 hijos por mujer, el pa铆s est谩 por debajo de la 鈥渇ecundidad de reemplazo鈥. Ese es el dato que suele utilizarse como medidor. 驴Qui茅n pagar谩 las pensiones si seguimos por este camino? 驴C贸mo compensaremos as铆 el retroceso demogr谩fico de la Espa帽a vac铆a? 驴Hasta qu茅 punto puede la inmigraci贸n compensar esta tendencia? Es el tipo de cuestiones 鈥揺normemente relevantes鈥 que suelen suscitar las cifras.

Pero, 驴qu茅 hay de la insatisfacci贸n que esto provoca, de los proyectos y deseos frustrados? Ah铆 tambi茅n hay preguntas y respuestas. Porque los n煤meros nos dicen no s贸lo que tenemos pocos hijos e hijas y que todo apunta a que vamos a tener a煤n menos, sino que querr铆amos tener m谩s. Lo dice la Encuesta de Fecundidad del INE.

El n煤mero medio de hijos por mujer se situ贸 en 2019 en 1,23. 驴Es eso lo que queremos? No. Casi la mitad de las mujeres de edades comprendidas entre 18 y 55 a帽os 鈥搃ncluidas aquellas que ya son madres鈥 desean tener dos hijos. El porcentaje de las que quieren tener tres hijos ronda el 25%, aunque supera el 27% en las mayores de 35 a帽os. Sumando ambos grupos, casi tres de cada cuatro mujeres quieren tener al menos dos hijos. El porcentaje de mujeres que no desean tener hijos disminuye seg煤n aumenta la edad. Del 27% de las menores de 25 a帽os no quiere tenerlos, al 16,7% de las que tienen entre 25 y 29 a帽os. Apenas una de cada 10 mujeres mayores de 30 a帽os no quiere.

No hay grandes diferencias con el n煤mero de hijos deseado por mujeres y hombres. La mayor discrepancia se da en el porcentaje de hombres que desean tener tres, que es inferior. La mayor铆a de los hombres desean tener en total dos hijos (casi la mitad de los que tienen entre 25 y 39 a帽os y m谩s de la mitad para el resto). Por su parte, en torno al 20% de los mayores de 30 a帽os quiere tener tres, frente al 16,1% de los que tienen de 25 a 29 a帽os y el 10,4% de los menores de 25 a帽os. El porcentaje de hombres que no quiere tener hijos tambi茅n disminuye seg煤n aumenta la edad, como sucede con las mujeres. El 32,1% de los menores de 25 a帽os no quiere tenerlos, frente a s贸lo el 10,2% de los mayores de 40 a帽os. Tambi茅n se observa que el grupo de hombres que quiere tener un solo hijo es relativamente bajo a todas las edades, igual que ocurre con las mujeres.

Ah铆 est谩 plasmada una extendida insatisfacci贸n, que se observa con mayor claridad a煤n escudri帽ando las tablas del INE. Algunos datos. M谩s de la mitad de las mujeres con m谩s de 40 a帽os que no tienen hijos desear铆a ser madres. Un 14,4% querr铆a un hijo y un 37,72% dos o m谩s. De entre las que tienen menos de 40 鈥揷on m谩s posibilidades de quedarse embarazadas, por lo tanto鈥, el porcentaje de las mujeres que no tienen hijos y lo desean alcanza el 75,5%. A pesar de las dificultades, el deseo est谩 ah铆. El 62,1% de las mujeres sin hijos de entre 30 y 34 a帽os y el 57,5% de entre 35 y 39 a帽os tiene intenci贸n de tenerlos en los tres pr贸ximos a帽os. Entre los hombres, el porcentaje de aquellos de m谩s de 40 a帽os sin hijos que quiere tenerlos ronda tambi茅n el 50%. Con menos de 30 a帽os, llega al 68,2%. Entre 30 y 34, el 72,6%. Entre 35 y 39, el 73,1%.

Cabe preguntarse: 驴Cu谩ntos de estos hombres y mujeres ver谩n cumplida su expectativa? El 79,2% de las mujeres de 25 a 29 a帽os a煤n no ha tenido hijos, con datos de 2018 de la Encuesta de Fecundidad, que probablemente se han agravado y seguir谩n haci茅ndoo. El porcentaje se eleva al 88,1% para todas las que tienen entre 18 y 30 a帽os. M谩s de la mitad de las mujeres de 30 a 34 a帽os (el 52%) no han sido madres.

El desfase es evidente cuando se ve qu茅 responden a la pregunta de cu谩l es el n煤mero de hijos deseados por edades: 2,21 de media con menos de 25 a帽os, 1,98 de 25 a 29, 1,75 de 30 a 34, 1,29 de 35 a 29, 1,2 de 40 a 44, 1,16 con m谩s de 45…

El 42% de las mujeres residentes en Espa帽a de edades comprendidas entre 18 y 55 a帽os ha tenido su primer hijo m谩s tarde de lo que consideraban ideal. De media, el retraso asciende a 5,2 a帽os.

El 5,4% de las mujeres menores de 55 a帽os se ha sometido a alg煤n tratamiento de reproducci贸n asistida. Este porcentaje aumenta con la edad, y alcanza un m谩ximo del 8,8% en las que tienen entre 40 y 44 a帽os. Son todas cifras del INE.

Pandemia y perspectivas

Sobre una base derrumbada de natalidad y fecundidad, lanzamos ahora el acelerador de fen贸menos que ha resultado ser la pandemia, que complica la maternidad y la paternidad no s贸lo a corto plazo, sino tambi茅n a medio y largo. Los expertos en demograf铆a, que han acertado su pron贸stico sobre una bajada de la fecundidad durante el confinamiento, tambi茅n prev茅n efectos que puede marcar a generaciones.

Un estudio publicado por expertos italianos sobre el impacto del covid-19 en los planes de fertilidad de familias europeas se帽ala que es frecuente que las parejas con planes de paternidad los congelado. Atenci贸n al dato de Espa帽a: un 49,5% pospone y un 29,2% abandona.

El antecedente de la Gran Recesi贸n tambi茅n es indicativo. Un art铆culo de Diego Ramiro, Francisco J. Viciana y V铆ctor Monta帽茅s concluye que tras la crisis de 2008 la fecundidad se desplom贸 en las parejas en paro y se vio resentida, aunque no tanto, en aquellas sin trabajo estable. Parece un antecedente a tener en cuenta, dado que el futuro pinta preocupante en el escenario post-covid. El paro juvenil supera el 40%. Seg煤n el 煤ltimo decil de salarios del INE, el sueldo medio de los j贸venes de 16 a 24 a帽os se situ贸 en 2018 en 1.091,7 euros, menos de la mitad de lo que cobraron los de 55 y m谩s a帽os (2.205,6 euros). Y eso, antes de la pandemia. Ahora hay previsiones que indican que los sueldos de los millenials se ver谩n lastrados durante 15 a帽os. No es un escenario que invite a la paternidad-maternidad.

A esto se suma el factor psicol贸gico. Diversos estudios han acreditado a lo largo de la pandemia que la magnitud del golpe sobre la juventud es mayor que sobre el resto de capas. La Enquesta sobre l’impacte de la COVID-19: principals resultats referents a la poblaci贸 joven, del Centre d’Estudis d’Opini贸, concluye que la poblaci贸n entre 18 y 35 a帽os es el segmento que “m谩s padece por su futuro”. Otro estudio, Las consecuencias psicol贸gicas de la COVID-19 y el confinamiento, elaborado por seis universidades, indica que el 49% de las personas de entre 18 y 34 ha experimentado sentimientos depresivos, pesimistas o de desesperanza, con 鈥渢endencia a cronificarse鈥. Seg煤n una investigaci贸n de Fundaci贸n Pfizer y la Fundaci贸n de Ayuda contra la Drogadicci贸n, casi un 60% de j贸venes hasta 29 a帽os cree que van a empeorar las oportunidades. Seg煤n el CSIC, el estado an铆mico de los j贸venes est谩 m谩s deteriorado que el del resto.

La situaci贸n no favorece la maternidad-paternidad ni material ni an铆micamente.

Anhelo familiar

鈥淨ue Espa帽a sea uno de los pa铆ses del mundo con la fecundidad m谩s baja no significa en absoluto que la gente haya dejado de querer tener hijos. El deseo de una familia sigue ah铆 y se ve en los datos鈥, se帽ala la dem贸grafa y soci贸loga Mar铆a S谩nchez-Dom铆nguez, profesora de la Complutense. A ra铆z de la pandemia, viene escuchando teor铆as, fundadas en la intuici贸n, seg煤n las cuales en cuanto se recupere una cierta normalidad habr谩 un 鈥渂aby boom鈥. No ser谩 as铆, prev茅 la profesora. No lo habr谩, dice, porque persisten las condiciones estructurales que lo impiden. Es m谩s, S谩nchez-Dom铆nguez cree que la crisis se agravar谩. 鈥淓stoy 100% segura. S贸lo hay que ver los datos de desempleo juvenil鈥, afirma.

A su juicio, sigue sin trabajarse 鈥渓a ra铆z del problema鈥: 鈥渦n mercado de trabajo precario鈥. A esto se suma 鈥揳帽ade鈥 una fr谩gil red de protecci贸n social. 鈥淓n Suecia, a las mujeres se le dan oportunidades para que concilien. Eso sube la fecundidad, porque la decisi贸n pasa a depender m谩s de las preferencias de las parejas que de los constre帽imientos externos. Aqu铆 la educaci贸n de 0 a 3 a帽os es fundamental, pero lo cierto es que las guarder铆as son caras鈥, explica S谩nchez-Dom铆nguez, que considera la ampliaci贸n del permiso de paternidad es un 鈥渋mportante paso鈥, aunque insuficiente. La dem贸grafa y soci贸loga cree que la crisis demogr谩fica es una cuesti贸n de Estado que requiere un enfoque multidisciplinar, que abarque trabajo 鈥揺l 谩rea esencial鈥, pero tambi茅n igualdad, acceso a servicios p煤blicos, urbanismo…

Dos etapas imprescindibles

Albert Esteve, director del Centre D鈥橢studis Demogr谩fics de la Universidad Aut贸noma de Barcelona, huye de un enfoque en clave patri贸tica de la baja fecundidad y natalidad, para situar el problema en un punto concreto: existe un creciente deseo insatisfecho de paternidad y maternidad. Hay muchos hombres y mujeres que 鈥渘o lo consiguen鈥, subraya Esteve, que cree que es un deber de los poderes p煤blicos ponerse a la tarea. 驴Empezando por d贸nde? Por un hecho clave, que parece obvio pero se olvida: 鈥淟os j贸venes que quieren tener hijos a menudo no re煤nen las condiciones para ser padres y madres. 驴Qu茅 necesitan? En primer lugar, emanciparse y tener independencia econ贸mica. En segundo lugar, tener pareja. Y hacerlo todo a una edad relativamente temprana para que sea viable tener hijos鈥. El problema es que 鈥渟e tarda demasiado鈥.

Un dato: la edad media para el matrimonio y la uni贸n civil se ha retrasado un promedio de tres a帽os en una d茅cada, hasta 38,7 a帽os en los hombres y 35,9 en las mujeres.

El retraso en los pasos previos a la paternidad-maternidad constituye, incide Esteve, un problema genuinamente espa帽ol. 鈥淟os suecos o los franceses o lo estadounidenses no quieren tener m谩s hijos que nosotros, pero lo consiguen m谩s, sea porque tienen una tasa de desempleo bajo y acceso para los j贸venes a un empleo suficiente para llenar el bolsillo, como en Estados Unidos, o porque tienen un mercado laboral mejor que el nuestro pero adem谩s unas pol铆ticas p煤blicas de apoyo, como Suecia o Francia鈥, explica.

鈥淟a clase pol铆tica ha tirado la toalla ante los problemas estructurales. Si se pusiera un remedio al desempleo y la precariedad juvenil, tendr铆a un efecto domin贸鈥, se帽ala el dem贸grafo, que tambi茅n defiende las medidas para 鈥渇acilitar la emancipaci贸n de los j贸venes y el acceso a la vivienda鈥, as铆 como una educaci贸n de 0 a 3 a帽os 鈥済ratuita y universal鈥. Esteve ve el 鈥渃heque-beb茅鈥 como un 鈥渂rindis al sol鈥, porque va dirigido a las parejas que ya han conseguido pasar las dos fases imprescindibles para lanzarse: independencia y pareja.

Hay en la sociedad un 鈥渄茅ficit de autorrealizaci贸n鈥 que da la medida de un 鈥渇racaso en el funcionamiento de nuestra sociedad鈥, asegura el catedr谩tico de Sociolog铆a de la Universidad de A Coru帽a Antonio Izquierdo en un art铆culo en La Voz de Galicia. 鈥淒icho sin adornos: las parejas tienen menos hijos de los que quisieran, simple y llanamente, porque no pueden tenerlos. Cuanto mayor sea la distancia entre el n煤mero de hijos deseado y el realizado, mayor es la grieta social鈥 a帽ade. En conversaci贸n con infoLibre, Izquierdo coincide con Esteve y S谩nchez-Dom铆nguez en que la pol铆tica no se est谩 ocupando de la crisis demogr谩fica, que a su juicio reclama planificaci贸n a largo plazo y ejecuci贸n paciente. 鈥淟os tiempos de la demograf铆a no se ajustan a los tiempos de las elecciones鈥, desliza. A su juicio, la baja fecundidad tiene explicaciones que trascienden la econom铆a y alcanzan el 谩mbito del cambio de valores y la transformaci贸n de las relaciones. Pero, a la hora de atacar el problema, las recetas que menciona son socioecon贸micas: conciliaci贸n, igualdad de g茅nero, empleo 鈥渕edianamente estable鈥… 鈥淟a igualdad es importante, la estructura productiva tambi茅n. El objetivo debe ser evitar frustraci贸n y conseguir que la fecundidad real y la deseada est茅n los m谩s pr贸ximas posibles鈥, afirma.

La salud es lo primero: suscr铆bete a infoLibre

Cuando nos golpe贸 la pandemia, infoLibre fue el primer medio en Espa帽a en abrir todos los contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda acceder gratis a ellos. El esfuerzo no habr铆a sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las fake news. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripci贸n haciendo click aqu铆. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La informaci贸n de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.




Fuente: Infolibre.es