October 21, 2021
De parte de Círculo Ácrata
105 puntos de vista


psoe up podemos

El actual Gobierno de Unidas Podemos y PSOE no solo no ha cumplido ni una sola de sus promesas en materia antirrepresiva, sino que la vorágine represiva del Estado, lejos de aflojar, cada vez se endurece más, lo cual hace que cada año aumente drásticamente la cifra de personas represaliadas y presas políticas.

Solo en este año, este gobierno, el más hipócrita de la historia, ha sido el primero en toda Europa en encarcelar a un rapero por las letras de sus canciones. Tras ello y las decenas de manifestaciones que se sucedieron, PSOE y Unidas Podemos se apresuraron a prometer acabar con las leyes que persiguen la libertad de expresión de los y las antifascistas. Obviamente, solo buscaban desmovilizarnos, pues ningún partido del régimen nos garantizará ninguna libertad si no se la arrancamos realmente con la lucha. No contentos con esto, para demostrar su compromiso también con el derecho a la libertad de manifestación, mandaron a sus esbirros armados a reprimir brutalmente a la gran mayoría de estas manifestaciones, dejando un total de más de 300 personas detenidas, 24 en Madrid, y decenas encarceladas y heridas, llegando como muchas otras veces a mutilar el ojo a una joven.

Sin embargo, la brutalidad policial no es un hecho aislado, sino que es una práctica casi reglamentaria que padecemos día a día en los barrios y pueblos obreros. Los y las jóvenes de las zonas más humildes somos objetivo para la Policía, que no pierde ocasión para maltratarnos, cachearnos y humillarnos porque sabe que cuentan con toda una armadura de leyes que están hechas para protegerles y que puedan seguir cometiendo estos abusos.

psoe up podemos mordaza

Este año, en Linares, llegaron incluso a disparar fuego real contra la población que protestaba contra los abusos policiales. De igual manera ha seguido la persecución y la violencia policial en los desahucios, que han dejado en la calle a miles de familias trabajadoras a pesar de la pandemia; en las huelgas, donde los sindicalistas siguen siendo hostigados y detenidos; en las redadas racistas y los CIEs; en el despliegue militar en Ceuta; en las protestas antifascistas contra VOX en los barrios; han prohibido incontables manifestaciones populares por la sanidad, por el 8M, etc., mientras los fascistas podían pasearse, lanzar proclamas nazis y amenazarnos con total tranquilidad; y, cuando los nazis han cumplido sus amenazas, nos han apaleado por protestar contra el asesinato homófobo de Samuel… Todo ello sigue impune. Se trata de coartar al máximo nuestro legítimo derecho de protesta. Toda expresión de lucha de la clase obrera, sea con los métodos que sea, se ve duramente perseguida y reprimida. gobierno está demostrando ser tan represor como el que más.

Donde la represión se manifiesta en su forma más cruda es en las cárceles, que albergan desde hace varias decenas de años a cientos de presos políticos antifascistas, quienes padecen un brutal aislamiento, desatención sanitaria y toda una política que busca exterminarlos físicamente o doblegarles. Perdieron su libertad por luchar por la de todos. Por eso es nuestro deber hoy luchar para recobrar la suya. Por ello la amnistía total sigue entroncando la lucha por nuestros derechos; porque es inadmisible que rebelarnos contra este sistema de expolio, miseria y terror nos lleve a la cárcel. Queremos a nuestros compañeros y compañeras a nuestro lado de manera inmediata. Porque con presos políticos no hay democracia.

Todas estas son razones más que suficientes para salir a la calle a exigir:

1. Amnistía total para todos los presos políticos y exiliados, sin distinción.

2. La derogación de toda la legislación represiva que convierte nuestros derechos en delitos: Ley de Partidos; Ley de Reunión y Manifestación; los artículos del Código Penal referentes a la libertad de expresión; Ley Mordaza; Ley Mordaza Digital; Ley de Extranjería; Pactos Antiterroristas; profunda reforma de Ley de Enjuiciamiento Criminal; Ley de Huelga.

3. Disolución de la Audiencia Nacional.

4. Supresión del delito de atentado a la autoridad y la presunción de veracidad de la versión policial.

Fuente: Insurgente




Fuente: Circuloacrata.blogspot.com