October 1, 2021
De parte de La Haine
277 puntos de vista


La contrarrevoluci贸n interna reorganiza sus fuerzas para pasar a la ofensiva. Primero convocando a un 鈥減aro nacional鈥 el 11 de octubre, diz que para obtener la 鈥渓iberaci贸n de presos pol铆ticos鈥. Despu茅s 鈥搒eg煤n las redes sociales鈥, un grupo de 鈥渁ctivistas鈥, evidentemente contrarrevolucionarios, visitaron la sede del Consejo de Administraci贸n de la capital para solicitar autorizaci贸n y realizar una marcha pac铆fica contra la 鈥渧iolencia鈥 en el mes de noviembre, por supuesto, despu茅s de la apertura del turismo internacional que planean las autoridades competentes.

Seg煤n un periodiquillo miamense, la marcha, es 鈥渃ontra la violencia, para exigir que se respeten los derechos de todos los cubanos, por la liberaci贸n de los presos pol铆ticos y la soluci贸n de las diferencias a trav茅s de v铆as democr谩ticas y pac铆ficas鈥. Adem谩s 鈥渟olicitan protecci贸n a las autoridades y el normal servicio de las telecomunicaciones鈥.

Uno de sus participantes ha puntualizado a los medios de prensa afines, enti茅ndase contrarrevolucionarios, que aspiran a que marchas similares se repliquen en todo el pa铆s. Para tal prop贸sito, los l铆deres protestantes esgrimen los derechos otorgados por la Constituci贸n cubana, que recoge la protesta p煤blica como un derecho del pueblo.

En dos palabras, el plan 鈥搒in dudas estructurado por la CIA y sus asociados, generosos financieros de estos 鈥渓铆deres鈥濃 estriba en organizar una masiva actividad contrarrevolucionaria, precisamente en los d铆as en que Cuba reabre sus puertas al turismo internacional.

Mientras, los bombardeos de mentiras y medias verdades pululan por las redes sociales contra los principales l铆deres del Gobierno, particularmente el presidente D铆az Canel, desmeritando las acciones que el Gobierno revolucionario realiza 鈥搒acando recursos de donde no hay鈥 para mejorar las condiciones de vida de barrios desfavorecidos vulnerables.

En Miami, un sector de la comunidad cubana, manipulada por los congresistas fundamentalistas Marco Rubio, Mar铆a Elvira Salazar y sus ac贸litos, alista sus armas, coordina y financia a sus peones locales, para que en estrecho contacto con sus pares de la Isla ayuden a crear un ambiente de desestabilizaci贸n social.

Sin dudas esa es la ESTRATEGIA SUBVERSIVA.

En circunstancias como las actuales 鈥損andemia, escalada del bloqueo, escaseces, etc.鈥 no podemos subestimar al enemigo, y si desean elevar la parada (como se dec铆a en mi barrio), hay que aceptar el reto, con M脕S REVOLUCI脫N, como nos ense帽贸 Fidel.

Acciones de masa para demostrar nuestra fuerza, movilizaciones pol铆ticas y patri贸ticas locales parecer铆an acertadas, aprovechando cada oportunidad. Al enemigo hay que darle de su mismo jarabe. Desean realizar una demostraci贸n de fuerza, pues hagamos lo que sabemos hacer, que es movilizar al pueblo.

Tambi茅n, insisto en ello, fortalecer las bases de nuestras organizaciones con ideas nuevas, pero con mayor urgencia, con conceptos que superen el reiterado 鈥渃ambio de estilo y m茅todos de trabajo鈥, pues nada de ello se ha logrado a pesar del tiempo transcurrido tratando de implementarlo.

Los comunistas, que militan en la superestructura, deben bajar a las organizaciones de base, a los n煤cleos zonales, para desde all铆 y a la cabeza del resto de las fuerzas revolucionarias, adem谩s de dialogar y escuchar los conflictos y necesidades locales, pasar a la contraofensiva.

El enemigo de la humanidad, el Gobierno de EEUU y sus agencias subversivas se aprestan para propinar el golpe final a la Revoluci贸n, en tanto nos suponen d茅biles. Eso es lo que quieren. Es probablemente a lo que Biden y su administraci贸n aspiran como premio de consolaci贸n ante las derrotas internacionales y locales sufridas.

Entonces, actuemos como sabemos hacer, con el pueblo a la vanguardia. Y aunque a algunos no les guste: la calle es de los revolucionarios, como alertara D铆az-Canel. Entonces, 隆Al COMBATE!

Cubadebate




Fuente: Lahaine.org