May 8, 2021
De parte de ANRed
237 puntos de vista


El 8 de mayo de 1987, en la conocida 鈥淢asacre de Budge鈥, fueron asesinados por efectivos policiales en la esquina de Guamin铆 y Figueredo, los j贸venes Oscar Aredes, Agust铆n Olivera y Roberto Argara帽az. Este hecho fue el primer caso de movilizaci贸n barrial denunciando el 鈥済atillo f谩cil鈥 despu茅s de la dictadura, y remarcando que la represi贸n no hab铆a terminado con la vuelta a la democracia; mucho menos en los barrios m谩s humildes y hacia los j贸venes trabajadores. Por Patricia Rodriguez para ANRed


Masacre de Budge, indica Sergio Cherco Smietniansky , abogado de CADeP, vino a romper el sue帽o ochentista del 芦Nunca m谩s禄, tambi茅n a denunciar que en el per铆odo democr谩tico-institucional se segu铆an y siguen violando los Derechos Humanos, obviamente con caracter铆sticas y modalidades diferentes respecto del genocidio anterior. Por otro lado, a esa rebeli贸n popular se le sum贸 la visi贸n del abogado Toto Zimerman, quien entendi贸 que no se trataba de un hecho perpetuado por locos sueltos, ni que era un caso aislado, sino que constitu铆a un claro ejemplo de violaci贸n a los Derechos Humanos. Tal aseveraci贸n produjo la desconfianza de muchos que le preguntaban: 芦bueno, pero esos chicos 驴eran militantes?禄 y 茅l contestaba que eran tres chicos tomando cerveza en una esquina. Entonces comienza el planteo de 芦En algo andar谩n禄 o 芦Por algo ser谩禄, resabios de la d茅cada anterior, por lo tanto, en los ochenta se reformula y direcciona el concepto sobre los Derechos Humanos.

Para Sergio 芦Cherco禄 Smietniansky , las pol铆ticas implementadas sobre 芦Gatillo f谩cil禄 no son indiscriminadas, todo lo contrario, son bien direccionadas hacia los j贸venes en particular y hacia los pobres en general, porque son el sujeto social que queda excluido de las pol铆ticas neoliberales, tambi茅n son el sujeto potencial de la rebeli贸n. Son la mano de obra que sobra, son los excluidos. Si bien en el 2001 hablar de 芦excluidos禄 era una obviedad, en los ochenta no se entend铆a el concepto.

Resalta Sergio Smietniansky que en aquellos a帽os, en Budge surgen dos grandes ense帽anzas, en principio, que la lucha popular siempre da su fruto. El hecho de que tres polic铆as hayan sido encarcelados fue producto de la lucha popular que se mantuvo durante muchos a帽os y el otro tema es que en cada caso de 芦Gatillo f谩cil禄 se responde con organizaci贸n, porque no es una cuesti贸n de una familia sola, tampoco es algo m谩gico que resuelve un abogado. Estos temas no son individuales y precisamente se trata de colectivizar el dolor y socializar la lucha para transformarla en una respuesta un谩nime que si禄 nos tocan a uno, nos tocan a todos禄 ya sea represaliados por pol铆ticas que criminalizan la protesta o criminalizan la pobreza que son los dos frentes a los que apunta el poder para mantenerse intacto.

A treinta a帽os de la Masacre de Budge, todav铆a existe una continuidad en las pol铆ticas de 芦Gatillo f谩cil禄. Ning煤n gobierno del 87 a esta parte ha introducido modificaciones sustanciales. Sin embargo, la ruptura, respecto a lo sucedido en la Masacre de Budge es haber logrado romper el discurso hegem贸nico de que eran feroces criminales abatidos en enfrentamientos y demostrar que se trataba de una masacre. Entonces se logra revertir el concepto de que no hay v铆ctimas culpables o v铆ctimas inocentes sino que hay un estado que los ejecut贸, en un pa铆s donde no existe la pena de muerte, por lo tanto, queda claro que el calificativo que sigue al de v铆ctima es un error. De la misma manera, la ruptura que se origina luego de la Masacre de Budge es el aprendizaje de que es necesario generar organizaci贸n, conciencia, unidad y lucha禄.





Fuente: Anred.org