October 28, 2022
De parte de Indymedia Argentina
2,458 puntos de vista

El lunes 17 de octubre comenz贸 el juicio por la masacre de Wilde, un brutal ataque policial con armas de fuego ocurrido el 10 de enero de 1994 que concluy贸 con cuatro muertos y un sobreviviente. Las pericias determinaron que se dispararon m谩s de 200 balas, todas desde las armas de los polic铆as que se trasladaban en autos sin identificaci贸n y no llevaban uniforme. La DIPPBA trabaj贸 desde el principio la versi贸n del enfrentamiento, y sigui贸 de cerca a de las familias de las v铆ctimas y las repercusiones del ataque en los medios nacionales. La CPM aport贸 este material del archivo DIPPBA a los abogados de las familias.

El Tribunal Oral en lo Criminal 3 de Lomas de Zamora, integrado por los jueces Marcelo Hugo Dellature, Luis Miguel Gabi谩n y Claudio Fern谩ndez, lleva adelante el hist贸rico y demorado juicio en el que se ventila la responsabilidad de los efectivos policiales que acribillaron, a quemarropa y a plena luz del d铆a, a cinco personas que se trasladaban en dos autos; seg煤n la versi贸n de los polic铆as, habr铆an sido confundidos con los autores de un presunto robo a una sucursal del banco Galicia.

El 10 de enero de 1994, una comisi贸n policial de la entonces Brigada de Investigaciones de Lan煤s persigui贸 y asesin贸 a balazos a cinco ocupantes de dos autos: el remisero Norberto Corbo y los pasajeros Claudio Mendoza y Enrique Bielsa, y el vendedor de libros Edgardo Cicut铆n que se trasladaba en un auto conducido por Claudio D铆az, el 煤nico que sobrevivi贸 al ataque.

La causa tuvo a 12 polic铆as imputados pero solo 9 llegan a juicio: C茅sar C贸rdoba, Carlos Saladino, Norberto Mantel, Osvaldo Lorenz贸n, Eduardo G贸mez, Pablo Dudek, Julio Gatto, Hugo Reyes y Marcos Rodr铆guez, quien estuvo pr贸fugo desde 2014 y fue excarcelado en marzo pasado; a Marciano Gonz谩lez no lo juzgan porque sufri贸 un ACV y otros dos imputados fallecieron.

Todos ellos estaban bajo las 贸rdenes del entonces comisario y actual abogado Juan Jos茅 Ribelli, procesado y luego absuelto por el atentado a la AMIA, que no estaba en el pa铆s cuando ocurri贸 el hecho.

Cabe recordar que, tras a帽os de haber gozado del sobreseimiento dispuesto por la C谩mara de Apelaciones de Lomas de Zamora, la causa fue reactivada por orden de la Suprema Corte de Justicia bonaerense y, en virtud del sistema de transici贸n para la aplicaci贸n del c贸digo procesal penal provincial, recay贸 en el Juzgado de Garant铆as 8 de Lomas de Zamora a cargo del juez Gabriel Vitale. Fue precisamente este magistrado quien le dio un impulso fundamental a la causa por la masacre de Wilde y su elevaci贸n a juicio.

Con jornadas de debate todos los d铆as desde el lunes 17 y con alegatos que se prev茅n para el final de esta semana, ya declararon la esposa de Edgardo Cicut铆n, Raquel Gazzanego, un testigo que al momento de los hechos almorzaba en una parrilla donde termin贸 impactando el auto de Corbo y Claudio D铆az, el 煤nico sobreviviente de la masacre, entre otros valiosos relatos que prueban la intenci贸n de matar de los polic铆as de la ex Brigada de Lan煤s.

En este juicio resulta de particular relevancia la pretensi贸n del Ministerio P煤blico Fiscal de probar, en t茅rminos similares a los de los particulares damnificados, que la masacre de Wilde fue un 鈥渆slab贸n m谩s dentro de los ataques sistem谩ticos, generalizados y organizados contra la poblaci贸n civil por parte de funcionarios p煤blicos venales enquistados en la Polic铆a y ante la falta de acci贸n del Poder Ejecutivo y el aletargamiento del Poder Judicial鈥.

No obstante la cantidad de testigos, pruebas documentales y periciales existentes, la propia instituci贸n policial intent贸 instalar la versi贸n de un enfrentamiento originado tras una persecuci贸n policial. As铆 lo llam贸 la Direcci贸n de Inteligencia de la Polic铆a de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA), cuyo archivo documental preserva y gestiona la CPM.

El legajo 37102 de la Mesa DS (delincuentes subversivos) fue iniciado el 11 de enero de 1994, un d铆a despu茅s de la masacre, bajo el nombre 鈥淓nfrentamiento armado entre personal de la Brigada de Investigaciones de Lan煤s y Delincuentes en Wilde- muerte de civiles ajenos al procedimiento Norberto Corbo y Edgardo Cicut铆n鈥.

En un primer informe, personal de inteligencia de Quilmes relata a sus superiores que 鈥渟iendo aproximadamente las 15, en la intersecci贸n de las calles Cte. Franco y Lobos de la localidad de Wilde se produjo un enfrentamiento de envergadura entre personal policial y delincuentes鈥.

鈥淪eg煤n las versiones, dan cuenta que el personal policial segu铆a a un veh铆culo y que desde los veh铆culos ven铆an intercambi谩ndose disparos. Asimismo, habr铆a otro veh铆culo involucrado en el cual tambi茅n maleantes trataban de evadir la persecuci贸n policial鈥, destaca el reporte, y agrega que 鈥渆n poder de los delincuentes se habr铆a secuestrado una pistola calibre 11.25 con inscripci贸n del Ej茅rcito Argentino, un pistol贸n del 14 y un rev贸lver calibre 32鈥.

A partir de all铆 el legajo est谩 integrado por una minuciosa recopilaci贸n de art铆culos period铆sticos, entrevistas e informes publicados en diarios, y la desgrabaci贸n de notas televisivas y radiales, relevamientos llevados a cabo por la sala de escucha de la DIPPBA.

A comienzos de agosto de 1994 se llev贸 a cabo la reconstrucci贸n del hecho a instancias de la jueza penal interviniente, Silvia Gonz谩lez, y se detuvo a los 11 polic铆as imputados inicialmente. En aquella oportunidad, la delegaci贸n DIPPBA de Quilmes se帽al贸 que presenciaron la diligencia judicial unas 60 personas, entre las cuales se hallaban unas cuatro pancartas del COFAVI.

鈥淪e detect贸 la presencia de familiares de las v铆ctimas y, entre ellos, a los padres de uno de los fallecidos apellidado Corbo. 脡stos portaban banderas celestes y blancas, en las que pod铆a leerse COFAVI 鈥揅omisi贸n de padres y familiares de v铆ctimas inocentes de la violencia policial judicial e institucional鈥. 鈥淪e estima que en los pr贸ximos d铆as donde continuar谩 este procedimiento no se suscitar谩n tampoco incidentes aunque s铆 se incrementar谩n las declaraciones cr铆ticas hacia la polic铆a de distintas organizaciones de Derechos Humanos, y algunos periodistas cuya l铆nea editorial es adversa a la instituci贸n鈥, agreg贸.

Hacia fines de noviembre de aquel a帽o hubo un retroceso fundamental en la causa cuando la C谩mara de Apelaciones de Lomas de Zamora resolvi贸 a favor de un habeas corpus presentado por los defensores de los polic铆as, y decidi贸 sobreseerlos y dejarlos en libertad en virtud de una supuesta falta de pruebas.

Desde la DIPPBA se report贸 que el 24 de noviembre se reuni贸 frente al edificio de la C谩mara de Apelaciones 鈥渦n grupo de 10 personas, familiares directos del remisero Corbo, a los efectos de manifestarse en contra de la medida adoptada judicialmente para con el personal policial involucrado鈥 en la masacre de Wilde.

鈥淒ebe tenerse en cuenta que desde el principio la COFAVI capt贸 la necesidad de la familia Corbo de manifestarse en contra del accionar policial. No obstante, en esta oportunidad no se detect贸 la presencia de los principales dirigentes de esta organizaci贸n: Mar铆a Teresa de Schiavini y Alicia Diz de Rivas, quienes hab铆an estado presentes en la reconstrucci贸n del hecho鈥, agreg贸 la agencia de inteligencia respecto a la liberaci贸n de los imputados.

Reci茅n en 2013, por intervenci贸n de la Suprema Corte de la Provincia, se revoc贸 el sobreseimiento en virtud de la ausencia de actividad investigativa seria y comprometida con el esclarecimiento de los hechos. Pero casi hasta la disoluci贸n de la DIPPBA en 1998 seguir谩n (como lo prueba el otro legajo, el 37483 de la Mesa Delincuentes Subversivos) las tareas de seguimiento y vigilancia a las familias de las v铆ctimas, las organizaciones de derechos humanos y su reclamo por justicia.


Fuente: https://www.andaragencia.org/masacre-de-wilde-la-dippba-hablo-de-enfrentamiento-y-registro-la-protesta-de-las-familias/




Fuente: Argentina.indymedia.org