September 16, 2021
De parte de La Haine
276 puntos de vista


En el marco de las manifestaciones celebradas para conmemorar los 200 a帽os de independencia de la corona espa帽ola en los pa铆ses centroamericanos, los salvadore帽os asistieron el mi茅rcoles a unas multitudinarias protestas, organizadas por la sociedad civil, para expresar su descontento por la concentraci贸n del poder en el Ejecutivo, las medidas econ贸micas como el cambio de la moneda de curso legal en Bitc贸in, la alta inflaci贸n, los despidos masivos, el alto endeudamiento, las negociaciones del Gobierno y las pandillas, la reelecci贸n presidencial y la destituci贸n de cientos de jueces.

Los manifestantes pegaron carteles contra el Bitc贸in y Bukele en los cajeros instalados por el Gobierno recientemente y prendieron fuego, junto con el inmobiliario, uno ubicado en la plaza Gerardo Barrios, en San Salvador, la capital.

Movimientos sociales, miembros de las comunidades ind铆genas y jueces del pa铆s, las organizaciones estudiantiles y colectivos feministas tambi茅n participaron en las marchas que tuvieron lugar en el mismo d铆a en el que el Gobierno anunci贸 su decisi贸n de presentar en la Asamblea Legislativa un amplio pliego de reformas a la Constituci贸n. 

La pol茅mica creci贸 en El Salvador despu茅s de que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) emitiera un fallo en el que habilita que el presidente en ejercicio pueda competir por su reelecci贸n, con lo que Nayib Bukele podr铆a buscar un segundo per铆odo en 2024, a pesar de estar expresamente prohibido por la Constituci贸n.

Los magistrados que reinterpretaron la Constituci贸n fueron nombrados el pasado primero de mayo por el presidente, luego de que la Asamblea Legislativa, de mayor铆a oficialista, destituyera ilegalmente a los cinco magistrados que la conformaban.

La decisi贸n vino como la gota que colm贸 el vaso de la paciencia de los ciudadanos, pues consideran la medida como la consolidaci贸n de una dictadura. La oposici贸n, por su parte, denuncia que el oficialismo ni siquiera quiso conseguir sus aspiraciones a trav茅s de reformas constitucionales.

Lo que les preocupa a los organismos internacionales de DDHH no es que un presidente busque la reelecci贸n, sino la conducta de un mandatario que, seg煤n afirman, est谩 anulando la separaci贸n de poderes en el pa铆s centroamericano.




Fuente: Lahaine.org