September 6, 2022
De parte de El Topo
205 puntos de vista

Decid铆 que era mejor gritar.

El silencio es el verdadero crimen contra la humanidad.

Nadezhda Mandelstam

No hay nada m谩s parad贸jico que poner palabras al silencio. Y no me refiero a un silencio de corchea, no me refiero al silencio metaf贸rico que buscamos cuando nos alejamos del mundanal ruido; al vacuo silencio interior que obtenemos con la meditaci贸n, o al inalterable silencio administrativo, principalmente negativo, casi siempre muy a nuestro pesar. No, no me refiero a ninguna de estas acepciones menores del silencio con may煤sculas, ese silencio abismal, m谩s antiguo que las palabras; inmenso e inabarcable con la simple mirada de quien quiere pasar p谩gina; destructivo y masivo, siempre a punto de explotar, si no fuera por nuestra incapacidad, nuestro miedo a parar y a parar de callar. Un miedo justificado, pues hablar tiene terribles consecuencias.                    

Me refiero al silencio anest茅sico de lo que se calla, en el que nos movemos como pez en el agua. Un silencio que va desde lo micro de nuestras almohadas, hasta lo macro de la inexplicable e inevitable humanidad. Un silencio c贸mplice que ocupa cada mil铆metro cuadrado de nuestra vida, cada rinc贸n de nuestro pensamiento y que es directamente proporcional al subconsciente, que nada tiene que envidiar en tama帽o y complejidad a la maldita realidad. Un silencio sinest茅sico y colmado, que sabe a fosa com煤n, a desinformaci贸n y a manipulaci贸n medi谩tica, que huele a periodistas y activistas asesinados, encarcelados, extraditados a lo largo del mundo. Un silencio por omisi贸n, que ha sacado del relato oficial a tantas semillas que hoy nadie recuerda en todos los 谩mbitos de la vida; mientras, conmemoramos productos transg茅nicos cuya gloria existe gracias al silencio. Un silencio sideral que es como el manto negro que cubre el universo, cuyas estrellas parpadeantes no son m谩s que poros supurantes de infecci贸n. Un silencio, el silencio, la piedra angular de nuestra historia, la materia oscura que nos impide vernos tal y como somos y mirar m谩s all谩.




Fuente: Eltopo.org