April 16, 2021
De parte de Briega
317 puntos de vista


MATILDE SAIZ ALONSO Y TANTAS AN脫NIMAS

 

La historia de las libertarias que pisaron Cantabria. Es decir, de las mujeres anarquistas que nacieron en Cantabria y/o pasaron por esta tierra en alg煤n momento de su vida, se encuentra con distintos inconvenientes para ahondar en su legado. La primera raz贸n es que fueron mujeres. La segunda raz贸n es que fueron libertarias. La tercera raz贸n es que no eran intelectuales y su relaci贸n con el anarquismo fue poner m谩s el cuerpo que la pluma.

 

Su condici贸n social de mujeres implica que muchas veces lo poco que se conocen de estas luchadoras y/o milicianas es a trav茅s de la vida de sus compa帽eros.

La segunda es que el trabajo de recuperaci贸n de la memoria hist贸rica comete a veces imprecisiones que, intencionadas o no seg煤n en qu茅 casos, explican la existencia de las rebeldes como personas que luchaban por la democracia. De esta manera, muchas de las combatientes libertarias quedan relegadas a una homogeneizaci贸n antifascista que no se corresponde con las aspiraciones reales que muchas de estas personas ten铆an. Sus objetivos eran Sociedades sin gobernantes mediante la revoluci贸n social y no la democracia mediante el asalto a las instituciones. Como dice Sergi Ros茅s, eso s铆, refiri茅ndose a la historia pol铆tica del MIL y la memoria de Puch Antich,- 茅poca posterior a la revoluci贸n social espa帽ola- 鈥La construcci贸n de una mitolog铆a democr谩tica de la transici贸n homogeniza el pasado, al no trascender el simple rechazo a la brutalidad del franquismo, y no profundizar en absoluto en la orientaci贸n real de la pr谩ctica de sus represaliados”. Palabras que podr铆amos extrapolar, independientemente de la 茅poca exacta, a todo ejercicio de recuperaci贸n de la memoria libertaria y/o revolucionaria.

La tercera es que muchas mujeres libertarias an贸nimas que dieron su vida por la libertad se enfrentaron al exilio, a la c谩rcel, a la fuga y a empu帽ar las armas sin dejar libros, ni mitines, ni traducciones, ni participaciones en peri贸dicos etc. En ese sentido muchas libertarias no tuvieron las vidas y las caracter铆sticas de compa帽eros tan importantes como Emilio Carral, Rafael Barret o Consuelo Berges. Es la historia tambi茅n de muchas otras personas an贸nimas, libertarias o no, cuyos actos y sus vidas, independientemente de la trascendencia de sus actos, nunca ser谩n recordadas. Es la historia sin historia.

Es el caso de Matilde Saiz Alonso . Poco conocemos sobre esta anarquista c谩ntabra, pero gracias a blogs como el de PacoSalud o elsilencioguerracivilespa帽ola sabemos que naci贸 en Santander el 11 de abril de 1917. Particip贸 en la defensa de Donosti en el verano del 36 y, cruzando los pirineos, se refugi贸 en Francia cuando las tropas Franquistas ocuparon la ciudad. Volvi贸 al estado Espa帽ol por Catalunya, uni茅ndose a la Columna Roja y Negra tras su llegada a Barcelona. All铆 conoci贸 al que ser铆a su compa帽ero, el anarquista Francisco Sansano Navarro.

Cuando estaba a punto de acabar la guerra, se dirigi贸 con su compa帽ero y su hijo Helios hacia Alicante con la esperanza de subir a un barco hacia Or谩n. Frustrada la fuga, fue detenida e internada en el campo de concentraci贸n de 芦Los Almendros禄. Sansano fue encarcelado en la plaza de toros de Alicante; juzgado, fue condenado a 30 a帽os de prisi贸n y encarcelado en Belchite, donde lo sigui贸 su compa帽era. Despu茅s vivi贸 con su compa帽ero en Valencia y a partir de la d茅cada de los sesenta en Santa Paloma de Gramanet. Matilde Saiz Alonso muri贸 el 11 de junio de 1984 en Sabadell (Vall猫s Occidental, Catalu帽a).

Matilde Saiz y Francisco Sansano
 

Agradecer铆amos complementar el art铆culo con m谩s informaci贸n sobre esta persona. Por ello, si existen personas que tienen acceso a cuestiones que no hemos tocado, ser铆a un gusto poder recibir por mail todo lo que contribuya a visibilizar la historia de todas aquellas rebeldes que lucharon por una sociedad sin clases.

 




Fuente: Briega.org