November 29, 2022
De parte de Amor Y Rabia
250 puntos de vista

En una fresca tarde de oto帽o, atravieso un cementerio que es de especial importancia para m铆. Varios monumentos se alinean en sus caminos irregulares, salpicados con el antiguo mausoleo ocasional de un arist贸crata o miembro de la burgues铆a muerto hace mucho tiempo. Los 谩ngeles astillados y las coronas rotas huelen a intentos desesperados de permanencia, pero ya est谩n manchados por los estragos de la entrop铆a.

Los monumentos cuentan una historia tan rica y variada como la tumultuosa historia de la ciudad misma. Este es el Sophiengemeinde en Berl铆n, un cementerio llamado as铆 en memoria de la loca tercera esposa del rey Federico I de Prusia, y que lleva la cicatriz permanente de la lucha ideol贸gica. Tras la construcci贸n del Muro de Berl铆n, este mundo pac铆fico se parti贸 por la mitad: la iglesia local permaneci贸 en Berl铆n Occidental, pero el cementerio que la acompa帽aba acab贸 en Alemania oriental.

Mientras sigo caminando, llego a la 煤ltima de las filas de monumentos conmemorativos, m谩s all谩 de la cual solo hay un campo de hierba desnuda y, m谩s all谩, un fragmento gastado pero a煤n en pie del Muro de Berl铆n. Este campo de hierba indica una parte del cementerio que se excav贸: muchos cientos de tumbas se retiraron para construir un segmento de la 鈥榝ranja de la muerte鈥 que sirvi贸 para asesinar a los 鈥榬eaccionarios鈥 que intentaron escapar de la supuesta utop铆a de los trabajadores.

En la 煤ltima fila antes de la antes mencionada franja de la muerte encuentro la piedra que he estado buscando: la tumba de un tal Johann Kaspar Schmidt, m谩s conocido como Max Stirner. A diferencia de la mayor铆a de los otros monumentos conmemorativos del sitio, esta tumba no muestra dise帽os ornamentados y simb贸licos, sino que es una losa de piedra simple. Sin iconograf铆a ni elementos especiales, solo lleva el nombre Max Stirner, finamente cincelado en la superficie. El monumento se distingue arquitect贸nicamente al no intentar distinguirse en absoluto. En una secci贸n tan antigua de un cementerio es raro encontrar una tumba que no tenga ning煤n signo de sentimiento religioso, libre de las culpas y ansiedades de las psicosis judeocristianas. En esta ausencia 鈥揹e aquello que el dise帽o de la l谩pida prefiri贸 no comunicar鈥 se comunica todo.

 Tumba de Johann Kaspar Schmidt, fil贸sofo que usaba el heter贸nimo ‘Max Stirner’ 

Lo que encuentro realmente sorprendente es el accidente simb贸lico de todo: el cuerpo de der Einzige, el demoledor de las ideolog铆as establecidas, enterrado bajo tierra a pocos metros de lo que fue la manifestaci贸n material m谩s expl铆cita de Geist y la lucha entre ideolog铆as que el mundo jam谩s ha visto: el Muro de Berl铆n. Johann Kaspar Schmidt yace directamente frente al muro. Durante d茅cadas, la tumba fue mantenida por la Rep煤blica Democr谩tica Alemana, un estado basado ideol贸gicamente en las teor铆as del gran enemigo ideol贸gico de Stirner: Karl Marx. El colapso de este estado, y el malestar actual generado por la crisis dentro del sistema capitalista liberal, hace sonar la trompeta anunciando una profunda victoria de Stirner m谩s all谩 de la muerte, cuyo pensamiento calienta el coraz贸n de este escritor en una tarde fr铆a en Berl铆n. Parecer铆a que solo en una obra de ficci贸n podr铆a presentarse tal justicia po茅tica y simb贸lica, pero de alguna manera por pura casualidad uno se enfrenta a ella en la gloriosa realidad.

Al lado de la tumba actual hay una placa marr贸n que indica que es un Ehrengrab, una 鈥渢umba de honor鈥 seleccionada y mantenida por el gobierno local de Berl铆n, algo cuya iron铆a se pierde por completo en un departamento cultural de filisteos estatistas que sirven para construir un aire no deseado. de humor para los filos贸ficamente conscientes, una broma interna para los anarquistas ontol贸gicos. Es en este lugar, donde reside un cad谩ver muerto hace mucho tiempo, donde Stirner aparece m谩s vivo y m谩s peligroso que nunca, yuxtapuesto y rodeado por un lugar que demuestra profundamente el paradigma en descomposici贸n contra el que se enfureci贸. Con estos pensamientos zumbando salgo del lugar llev谩ndome lo inefable por lo que vine. Johann Kaspar Schmidt ha muerto. 隆Viva Max Stirner!




Fuente: Noticiasayr.blogspot.com