August 7, 2022
De parte de Nodo50
63 puntos de vista

Se ha cumplido un aniversario m谩s de la muerte del terrorista de estado espa帽ol Melit贸n Manzanas.

En ese contexto, les presentamos este reportaje publicado por Naiz:

El 2 de agosto de 1968 ETA acab贸 con la vida de Melit贸n Manzanas, inspector de la Polic铆a espa帽ola, antiguo colaborador de la Gestapo y conocido por dirigir y participar en sesiones de torturas y malos tratos, tal y como recoge el informe de la Comisi贸n de Valoraci贸n validado por el Gobierno de Lakua, a pesar de lo cual ha sido recordado por el llamado Centro Memorial de las V铆ctimas del Terrorismo, desoyendo la petici贸n de Foro Social.

La respuesta de la dictadura franquista no se hizo esperar y al d铆a siguiente, decretaba el estado de excepci贸n en Gipuzkoa, que se prolongar铆a durante ocho meses, ya que desde su implantaci贸n se prorrog贸 por tres meses m谩s el 31 de octubre, a los que se sum贸 el hecho de que el 24 de enero se aplic贸 esta medida en todo el Estado para tres meses.

Arrancaba as铆 芦un r茅gimen de excepcionalidad, caracterizado por el ejercicio de una represi贸n indiscriminada, haci茅ndose cotidianos los registros domiciliarios, las detenciones masivas, los destierros y la tortura禄, como ha recordado Javier Buces, historiador de la Sociedad de Ciencias Aranzadi y coautor del libro 鈥楪ipuzkoa en estado de excepci贸n, 1968鈥, que reconstruye lo sucedido a partir de los documentos oficiales que fueron desclasificados 50 a帽os despu茅s de los hechos.

Durante los ocho siguientes meses, el Cuerpo General de Polic铆a, la Polic铆a Armada y la Guardia Civil se emplearon a fondo en una 芦persecuci贸n ideol贸gica del nacionalismo e independentismo vasco en cualquiera de sus vertientes禄, en una vuelta de tuerca a una estrategia que ya se estaba aplicando, seg煤n se detalla en 鈥楪ipuzkoa en estado de excepci贸n, 1968鈥.

Al respecto, Buces a帽ade que se trataba de 芦una especie de nostalgia represiva, de persecuci贸n ideol贸gica, mediante la cual, las fuerzas policiales y judiciales de la dictadura volvieron a generalizar las acusaciones de 鈥榬ojo-separatista鈥 o 鈥榲asco-separatista鈥, imputaciones que a帽os atr谩s hab铆an condenado a muerte, a d茅cadas de c谩rcel, a trabajos forzados o al exilio a miles de vascos禄.

Las fuerzas represivas tiraron de archivo para detener a gentes que estaban en su radar. Solo el 5 de agosto fueron detenidas 42 personas, aunque el balance final fue de al menos 279 represaliados. Como el estado de excepci贸n suspend铆a varios art铆culos del 鈥楩uero de los espa帽oles鈥, las personas detenidas permanecieron entre 8 y 10 d铆as incomunicadas en dependencias policiales, aunque hubo casos de 12, 14, 15 y hasta 17 d铆as.

56 desterrados y 79 torturados

Un total de 56 de las personas arrestadas fueron desterradas y emplazadas en diferentes puntos del Estado. La mayor铆a hab铆an sido detenidas durante la primera semana de estado de excepci贸n y a 50 se les vincul贸 con organizaciones nacionalistas, con 35 de ellas definidas como de 芦ideolog铆a nacionalista vasco separatista禄. Las otras seis fueron relacionados con actividades del Partido Comunista o simplemente se les calific贸 de 芦comunistas禄.

A pueblos de Andaluc铆a fueron llevados 25 desterrados, once a Extremadura y otros tantos a Castilla-Le贸n, mientras que siete terminaron en Castilla-La Mancha y el mismo n煤mero en Arag贸n. Muchos de ellos sufrieron enormes penurias econ贸micas, igual que sus familias.

La brutal represi贸n desatada tambi茅n se hizo presente a trav茅s de las 107 personas procesadas por el Tribunal de Orden P煤blico y al menos 21 fueron condenadas en consejos de guerra.

Y se plasm贸 de manera descarnada en las 79 personas que denunciaron haber sufrido torturas o malos tratos en Gipuzkoa a lo largo de 1968, con casos especialmente terribles, como el de Andoni Arrizabalaga o el del sacerdote Juan Mar铆a Zulaika.

Del primero de ellos, se conservan im谩genes de su cuerpo amoratado y que son la fotograf铆a m谩s antigua de una persona torturada en Gipuzkoa, seg煤n ha se帽alado el forense Paco Etxeberria. Arrizabalaga fue arrestado el 18 de agosto en Ondarroa y llevado a Zarautz para seguir incomunicado. Su suplicio lo dej贸 plasmado Telesforo Monz贸n en la canci贸n 鈥業tziarren semea鈥.

Por su parte, el caso de Zulaika refleja la especial inquina con la que se persigui贸 a sacerdotes vascos, ya que 65 fueron investigados por el Gobierno Civil de Gipuzkoa por ser 芦de significaci贸n separatista禄. Algunos fueron desterrados y se allanaron varios centros religiosos.

Esa persecuci贸n lleg贸 tambi茅n a los abogados que denunciaron la violaci贸n de derechos humanos, que fueron acusados de connivencia con organizaciones clandestinas. Varios fueron detenidos y Miguel Castells y Artemio Zarco terminaron desterrados.

Como reacci贸n al clima de represi贸n y a pesar de 茅l, se sucedieron las protestas, que fueron numerosas y de todo tipo. As铆, mil universitarios se declararon en huelga el 9 de diciembre y el d铆a 22 de ese mismo mes, entre 200 y 300 personas se encerraron en la catedral del Buen Pastor. El 20 de enero de 1969, d铆a grande de Donostia, se produjo un boicot general.

Adem谩s, se realizaron manifiestos de denuncia, como el suscrito por ANV, PNV, PSOE, UGT, ELA y CNT, o las cartas enviadas por Nemesio Etxaniz al gobernador civil de Gipuzkoa para poner en evidencia las torturas sufridas por los detenidos.

Represi贸n 芦indiscriminada禄

El objetivo final del estado de excepci贸n era 芦vengar una muerte mediante el castigo de amplias capas de la sociedad禄, se帽ala el historiador Javier Buces, quien a帽ade que se trataba de 芦una represi贸n indiscriminada禄 que hac铆a responsable no solo a los ejecutores, sino, adem谩s, tal y como rezaba 鈥楲a Hoja del Lunes de San Sebasti谩n鈥, 芦a los indiferentes y claudicantes禄 o 芦a los que no reaccionan y prefieren la tibia comodidad de su casa y su caf茅禄.

De hecho, la mayor parte de los detenidos nada ten铆a que ver con la muerte de Melit贸n Manzanas, como evidencia una columna que public贸 鈥楢BC鈥 el 7 de agosto de ese a帽o y en la que se reconoc铆a que al medio centenar de personas detenidas hasta esa fecha se les acusaba de 芦estar implicadas en actividades de 铆ndole separatista禄, aunque 芦ninguno de ellos sea sospechoso del reciente acto criminal cometido en Irun禄.

Es m谩s, como a帽ade Buces, 芦solo a una de las 279 personas identificadas se le pod铆a relacionar con la muerte de Manzanas. El sustituto de este, Jos茅 Sainz, no parece haber sido menos que aquel, siendo uno de los m谩ximos responsables de esta org铆a represiva禄.




Fuente: Kaixo.blogspot.com