December 11, 2020
De parte de ANRed
2,175 puntos de vista

Durante una jornada calurosa, con viento zonda en altura y pron贸stico de descenso al llano, la plaza Independencia fue escenario de la vigilia de la sesi贸n en el Congreso de la Naci贸n que culmin贸 en horas de la ma帽ana de este viernes con un descenso de la temperatura que result贸 imperceptible ante el calor de los festejos por la media sensaci贸n. Por ANRed


Desde el mediod铆a del jueves, la Campa帽a Nacional por el derecho al aborto regional Mendoza comenz贸 a disponer la pantalla por la que se transmiti贸 la sesi贸n de diputados. Con una comisi贸n de auticuidado, en horas de la siesta comenzaron a reunirse medios de comunicaci贸n comunitarios, la Red de profesionales, el colectivo de docentes por el Derecho a decidir y activistas de amplios rangos etarios quienes ocuparon las sombras durante una calurosa jornada de 38掳 cent铆grados.

Imagen de redes

Imagen de redes

Durante la transmisi贸n se escucharon las exposiciones de diputados y diputadas por la provincia de Mendoza. Marisa Uceda, Jimena Latorre, Claudia Najul y Alejandro Bermejo votaron a favor del proyecto de ley sobre regulaci贸n del acceso a la interrupci贸n voluntaria del embarazo y a la atenci贸n postaborto. Mientras que Omar De Marchi del PRO, Luis Petri y Federico Zamarbide de la UCR, Omar F茅lix del Frente de Todos y Jos茅 Ram贸n de Unidad y Equidad Nacional dieron su voto en contra. Por su parte, Alfredo Cornejo, ex gobernador de la provincia y actual presidente de la Uni贸n C铆vica Radical, sin exposici贸n en la sesi贸n se abstuvo de votar.

En entrevista con ANRed, compa帽eras de la Red de profesionales por el Derecho a decidir comentaron la situaci贸n actual en la provincia cuyana sobre el acceso a la Interrupci贸n Legal de embarazo: nosotras como Red hacemos los acompa帽amientos feministas, cuidadosos, amorosos. En la provincia la ILE corre por el Programa de Salud reproductiva y se deriva a efectores p煤blicos, previo contacto con el 08002223444. Sin embargo, no est谩 organizado de la misma manera en todos los departamentos de la provincia, y, por ejemplo, el sur de Mendoza es una deuda; a las mujeres y personas gestantes les cuesta mucho acceder a una ILE, mientras que en el Gran Mendoza estamos m谩s organizadas.   

Unos de los puntos puestos en debate en este tratamiento de ley, ha sido en torno a la objeci贸n de conciencia, desde la Red dec铆an: como brazo de la campa帽a, no estamos de acuerdo. En nuestro proyecto no est谩 incluida la objeci贸n de conciencia. Y s铆 vamos a seguir peleando para que el derecho que estamos por conquistar se garantice en todas las instituciones de salud. Somos muchos y muchas las profesionales garantes de conciencia en el pa铆s y en la provincia de Mendoza tambi茅n.

Foto Correpi Mendoza

Desde la Red pusieron de manifiesto la importancia del rol de efectores y efectoras p煤blicas en la garant铆a de la Interrupci贸n voluntaria del embarazo: desde el debate en el 2018, la provincia se pronunci贸 con una gu铆a t茅cnica, que no es un protocolo. Pero eso, a煤n es un largo laburo, porque al d铆a de hoy no es tan fluido el acceso a la Interrupci贸n Legal del Embarazo y se sigue acudiendo al aborto clandestino. Este camino ya transitado con la Gu铆a t茅cnica y la reglamentaci贸n de la Interrupci贸n Voluntaria del Embarazo pondr谩 en situaci贸n a los efectores y efectoras p煤blicas.

Lo que va a permitir el aborto voluntario hasta la semana catorce, es que las mujeres y las personas con capacidad de gestar puedan optar por abortar en sus casas, puedan hacerlo en el sistema de salud p煤blica, en la atenci贸n primaria de la salud. Esperamos que puedan llegar antes del segundo trimestre, para que puedan abortar en sus casas c贸modas, seguras, de una forma legal y gratuita, el Estado garantizando, la Red de profesionales acompa帽ando. 

Foto de Correpi Mendoza

Foto de Correpi Mendoza

Entre los argumentos que se escucharon ayer jueves 10 de diciembre y en la madrugada de este viernes, hubo menci贸n a la acumulaci贸n hist贸rica de la lucha por la legalizaci贸n del aborto. Alejandra Ciriza, militante feminista, comparti贸 con ANRed la genealog铆a de lucha, el recorrido transcurrido para que en el 2018 se debatiera un ley pensada, elaborada y escrita con el respaldo de cuatro d茅cadas de lucha.

Un primer hito es el del a帽o 73, cuando en el programa pol铆tico del Partido Socialista de los Trabajadores aparece la demanda de aborto libre y gratuito. En el a帽o 75 una gran movilizaci贸n de feministas porte帽as en el teatro San Mart铆n las feministas se manifiestan por la venta libre de anticonceptivos y tambi茅n por el derecho al aborto; a las feministas de las provincias nos ha costado m谩s porque la fuerza de las instituciones conservadoras suele ser bastante mayor.

En ese momento no discutimos tanto la cuesti贸n legal. Con la restauraci贸n de la democracia se da un cambio en la tonalidad de las cosas que se piensan. Ese primer 8 de marzo se demanda una vida sin violencia y tambi茅n aparece la demanda por el aborto libre y gratuito.

En el a帽o 84, con la vuelta de las compa帽eras de exilio, como Dora Coledesky, aparecieron las ideas de demanda al Estado, la idea de ciudadanizaci贸n hizo cambiar el tono del debate; porque, hasta entonces, ven铆amos discutiendo sobre derechos reproductivos, pero sobre aborto, nada. Dora fue una de las que sostuvo la importancia de debatir y de no abandonar la palabra aborto, porque las mujeres abortamos. Ella fue muy importante en la instalaci贸n p煤blica del debate por el derecho al aborto.

Un hito important铆simo en el a帽o 88, que tuvo a Mendoza como escenario, en el tercer encuentro nacional de mujeres, se organiz贸 el primer taller autoconvocado sobre el aborto. Las convocantes a este taller fueron la Alieda Verhoeven, pastora protestante, militante por los derechos humanos, lesbiana. Ella, junto a Mabel Gabarra nos convocaron a que discuti茅ramos el tema aborto. Eso fue fundamental para mujeres de nuestra generaci贸n que hab铆amos tenido experiencias muy tempranas con el aborto: porque acompa帽amos, porque atravesamos situaciones personales de aborto, porque hemos escuchado relatos personales de aborto. Entonces, el que discuti茅ramos de aborto se volvi贸 un tema central, porque el maltrato que nos ligamos por la clandestinidad, la angustia por conseguir la guita son situaciones muy humillantes, dif铆ciles, complejas; que yo no quiero que las j贸venes pasen por eso, yo quiero que tengan derecho a un aborto digno que, pagando se puede abortar, pero no es en condiciones dignas, porque la clandestinidad arroja una sombra sobre tu decisi贸n; y tenemos derecho a decir sobre nuestro cuerpo, porque no somos un recipiente. Estas cosas ellas las sostuvieron y fueron un motor important铆simo.

Hubo hitos de saltos cualitativos, el 2018 es uno de ellos, pero hubo saltos anteriores como lo fue ese taller autoconvocado, porque, ya no lo habl谩bamos solo en nuestro grupo de amigas; pasamos a ser muchas mujeres, de distintos lugares del pa铆s hablando de este asunto que nos convoca y afecta a todas. Siempre hemos acompa帽ado, la legalidad nos da otro espacio, el derecho de decidir es un asunto de dignidad.  

Entre las conversaciones compartidas por activistas de variadas generaciones que se convocaron en la plaza, no dejaron de estar presente aquellas que alud铆an a la euforia, la alegr铆a y la importancia de estar otra vez levantando esta lucha que nos es m谩s que la continuidad de haber sobrevivido a la clandestinidad, de haber sostenido las redes de acompa帽amiento que sostienen y dan embate a esa clandestinidad, una lucha por todas aquellas personas que murieron por abortos clandestinos. A cada instante el eco de 芦la maternidad ser谩 deseada o no ser谩禄 envolv铆a el calor de la tarde, el posterior fr铆o de la madrugada hasta la llegada de la meda sanci贸n que una vez m谩s se gan贸 en las calles.





Fuente: Anred.org