January 19, 2022
De parte de La Haine
245 puntos de vista
19/01/2022 :: Nafarroa
x SOS Arrazakeria Nafarroa

SOS RACISMO NAFARROA

Vox pide el cierre del COA de Marcilla; un programa de una cadena estatal entra al trapo en su rosa-vox programa televisivo; el Alcalde de Marcilla azuza y el de Pamplona a sacar tajada; nos dice Maya (sin aportar dato alguno, para variar) que es 芦un hecho禄 que existen delitos perpetrados por 鈥渕enas鈥 (aunque luego sea desmentido por el Departamento de Derechos Sociales) y que es 鈥渆vidente鈥 que ha bajado la seguridad de Pamplona (aunque luego sea desmentido por la Delegaci贸n de Gobierno). Todo de corrido y sin respirar. 鈥淢enas鈥, acr贸nimo creado para deshumanizar a menores, a ni帽os y ni帽as en situaci贸n de desamparo, es decir, vulnerables. La caverna pol铆tica y medi谩tica intentando alborotar el patio, una vez m谩s, a costa de los y las m谩s desfavorecidas y vulnerabilizadas por el sistema.

Ante semejante c煤mulo de racismo, xenofobia y aporofobia, diversos agentes sociales se han pronunciado en contra del intenso e interesado uso de problem谩ticas de las que las Instituciones no se responsabilizan, pero de las que pretenden sacar r茅dito. Ante ese racismo institucional 驴Qu茅 reacci贸n ha tenido el Gobierno de Navarra? La desconocemos, no tenemos constancia de declaraciones p煤blicas ni del Departamento de Pol铆ticas Migratorias y Justicia, cuya competencia es la lucha contra el racismo y la xenofobia, cuyo silencio genera un espacio vac铆o que legitima el discurso imperante, ni del Departamento de Derechos Sociales, bajo cuya tutela se encuentran estos menores. Cabe se帽alar que este 煤ltimo se limit贸 a decir que no hab铆a datos que sostuvieran el relato xen贸fobo, se echa de menos la defensa responsable que corresponde a cualquier tutor/a legal; m谩s all谩 de los datos hay derechos, especialmente cuando se trata de personas menores, que hay que defender y blindar. De lo que s铆 tenemos constancia es de una mayor y progresiva desprotecci贸n de estos j贸venes. Se han cerrado centros de menores; se han desmantelado programas y servicios de acompa帽amiento orientados, supuestamente, a garantizar su inclusi贸n; ha habido un dr谩stico cambio de criterio sin que el Gobierno tenga un plan estrat茅gico ni criterios concretos y transparentes (como en temas de prestaciones sociales, centros de acogida, apoyo jur铆dico a chavales, hasta qu茅 edad, etc.鈥), que se tradujo en la la expulsi贸n del Sistema de Protecci贸n a aquellos j贸venes no acompa帽ados que adquir铆an la mayor铆a de edad o cuya mayor铆a de edad se probaba, y en la transferencia de competencias al Departamento de Pol铆ticas Migratorias sin la planificaci贸n y dise帽o del programas adecuados para acoger a todos estos j贸venes. Despu茅s de dos a帽os, se sigue funcionando con base en urgencias e improvisaciones no justificadas.

El sector de protecci贸n en general y el del menor en particular est谩 privatizado y precarizado, lo llevan empresas privadas con muy pocos recursos, falta de personal, condiciones laborales p茅simas, salarios bajos y falta de protocolos e instrucciones para los y las trabajadoras; tal y como han denunciado recientemente desde el sindicato LAB, con representaci贸n en el sector.

Qui茅n garantiza la 鈥渟eguridad ciudadana鈥 son los sistemas de protecci贸n social y las redes de solidaridad y de apoyo mutuoLos controles policiales por perfil racial a menores y j贸venes son habituales y abusivos, sin que existan protocolos especiales, acordes con la protecci贸n del menor (o al menos no los facilitan cuando se les solicita). Existen testimonios que implican a todas las polic铆as en estas identificaciones, entre ellos destacan los relacionados con Polic铆a Municipal de Pamplona, por su n煤mero y por sus pr谩cticas: identificaciones en lugares p煤blicos muy concurridos, menores puestos contra la pared, obligarles a estar descalzos, tomar fotograf铆as sin su consentimiento鈥; todo ello 煤nicamente para proceder simplemente a su identificaci贸n (sin que se hayan producido detenciones).

Los alborotadores y alborotadoras del patio del colegio atacan a las personas m谩s desfavorecidas, para 鈥減roblematizar鈥 a las v铆ctimas de sus ataques, para que hablemos de ellas y no de que existen matones en el patio que quebrantan la convivencia; el d铆a que invirtamos estos t茅rminos, habremos avanzado algo en combatir el racismo, la xenofobia y la aporofobia. El d铆a que las instituciones, los y las responsables pol铆ticos se decidan a combatir el racismo, empezando por reconocer y desarticular el institucional, y a proteger de manera efectiva a las personas vulnerabilizadas y no a recortar prestaciones, tambi茅n. Se trata de paliar los efectos que este sistema excluyente tiene sobre las vidas de las personas, de garantizar derechos en esos m谩rgenes a los que ese mismo sistema empuja y condena, no de hacer uso de las competencias cuando y hasta donde conviene. Se trata de defender la dignidad y los derechos de todas las personas en la pr谩ctica y el discurso, de ser responsables, de hacerse cargo.

El d铆a en el que la sociedad y la clase pol铆tica se convenza de que, m谩s que la Polic铆a, qui茅n garantiza la 鈥渟eguridad ciudadana鈥 son los sistemas de protecci贸n social y las redes de solidaridad y de apoyo mutuo, habremos avanzado en mejorar esa convivencia y, sobre todo, habremos avanzado en justicia social.

Nafarroako SOS Arrazakeria/SOS Racismo Navarra




Fuente: Eh.lahaine.org