March 30, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
270 puntos de vista


La propiedad me ha hecho cruel. Siempre que compraba una gallina la ataba dos d铆as a un 谩rbol, para imponerle mi domicilio, destruyendo en su memoria fr谩gil el amor a su antigua residencia. Remend茅 el cerco de mi patio, con el fin de evitar la evasi贸n de mis aves, y la invasi贸n de zorros de cuatro y dos pies. Me aisl茅, fortifiqu茅 la frontera, trac茅 una l铆nea diab贸lica entre mi pr贸jimo y yo. Divid铆 la humanidad en dos categor铆as; yo, due帽o de mis gallinas, y los dem谩s que pod铆an quit谩rmelas. Defin铆 el delito. El mundo se llen贸 para m铆 de presuntos ladrones, y por primera vez lanc茅 del otro lado del cerco una mirada hostil.

Mi gallo era demasiado joven. El gallo del vecino salt贸 el cerco y se puso a hacer la corte a mis gallinas y a amargar la existencia de mi gallo. Desped铆 a pedradas al intruso, pero saltaban el cerco y aovaron en la casa del vecino. Reclam茅 los huevos y mi vecino me aborreci贸. Desde entonces vi su cara sobre el cerco, su mirada inquisidora y hostil, id茅ntica a la m铆a. Sus pollos pasaban el cerco, y devoraban el ma铆z mojado que consagraba a los m铆os. Los pollos ajenos me parecieron criminales. Los persegu铆, y cegado por la rabia mat茅 a uno. El vecino atribuy贸 una importancia enorme al atentado. No quiso aceptar una indemnizaci贸n pecuniaria. Retir贸 gravemente el cad谩ver de su pollo, y en lugar de com茅rselo, se lo mostr贸 a sus amigos, con lo cual empez贸 a circular por el pueblo la leyenda de mi brutalidad imperialista. Tuve que reforzar el cerco, aumentar la vigilancia, elevar, en una palabra, mi presupuesto de guerra. El vecino dispone de un perro decidido a todo; yo pienso adquirir un rev贸lver.

驴D贸nde est谩 mi vieja tranquilidad? Estoy envenenado por la desconfianza y por el odio. El esp铆ritu del mal se ha apoderado de m铆.

Antes era un hombre. Ahora soy un propietario.”

“Gallinas”, de Rafael Barrett, publicado en 1910.




Fuente: Grupotortuga.com