May 11, 2021
De parte de Sare Antifaxista
251 puntos de vista


“En agosto habrá nuevos desalojos de palestinos en Jerusalén”

“La ocupación avanza, tenga o no testigos”

“De David Beriain y Roberto Fraile solo puedo decir en un mes iban a venir a grabar aquí. Ibamos a hacer una historia sobre inteligencia, contrainteligencia, Hamás, Israel” 

“La prioridad absoluta de Israel es Irán, que sí que hay una gran preocupación sobre el avance de las negociaciones con Estados Unidos” 

¡Ultima hora! 11/05/2021 Mikel Ayestaran @mikelayestaran El Ejército informa de que ha alcanzado 130 objetivos en Gaza, de momento Israel ha matado a 22 personas, entre ellas 9 niños. Israel no descarta operación terrestre

Las facciones palestinas han lanzado 250 cohetes a Israel y hay varios civiles heridos

Ayer 300 heridos en los choques en la Explanada de las Mezquitas, convertida de nuevo en campo de batalla, los israelíes conmemoraban el ‘Día de Jerusalén’, la conquista de la parte Este de la ciudad

– Israel ocupa las portadas casi siempre. En los últimos 30 días ha vuelto. Por empezar por lo último, los desalojos de palestinos en Jerusalén oriental, en Sheij Yarrah, han provocado las protestas palestinas y la represión del Ejército israelí con numerosos heridos. La tensión se elevó ayer al lanzar Hamás siete proyectiles; la respuesta del Ejército israelí sobre la franja de Gaza con un bombardeo provocó al menos 24 muertes, entre ellos 9 niños. Los bombardeos continúan. La segunda es el encarcelamiento de la trabajadora humanitaria española Juana Ruiz Sánchez, de 62 años. Seguirá aislada en la celda de una prisión próxima a Tel Aviv, tras ser acusada ante un tribunal militar, de pertenecer a una organización ilegal implicada en la financiación de un grupo terrorista. Y la inestabilidad del gobierno, tras el fracaso en la formación del nuevo gobierno por parte  Benjamín Netanyahu, que abocará, con toda probabilidad, a la formación de un “Gobierno frankenstein” con poco futuro. 

De estas cuestiones, hablamos con el periodista vasco Mikel Aiestaran. Hemos tenido que ir modificando la conversación a medida que cambiaban las noticias. Vive desde 2015 en Jerusalén. Conoce de primera mano la situación en Israel y Palestina, a la vez de lo que ocurre en Medio Oriente. Es freelance, pero trabaja de forma más habitual para EITB y el grupo Vocento. Distinguido con varios premios por su labor,  ha escrito los libros “Oriente Medio, Oriente roto” (2017), un bestseller, y de “Las cenizas del califato”  (2018) y hace unas semanas ha cerrado esa trilogía con “Jerusalén, santa y cautiva” (2021). Admite que “Jerusalén es una ciudad que tiene repercusión global, lo que pasa aquí influye en muchos sitios”.

Fotos de Quique Kierszenbaum @Quique_K

Juanjo Basterra, kazetaria eta m. soziala * E.H

Antes que nada, ¿qué puedes decir de los reporteros David Beriain y Roberto Fraile recientemente asesinados en Burkina Faso y que les conocías de cerca? 

Sobre David Beriain y Roberto Fraile solo puedo decir  que eran una pareja de baile perfecta para trabajar en lugares muy complicados. En un mes iban a venir a grabar aquí. Ibamos a hacer una historia sobre inteligencia, contrainteligencia, Hamás, Israel. Les conocía mucho, desde hace muchos años, y la verdad es que hemos perdido a dos amigos y el periodismo ha perdido a dos tipos que estaban haciendo historias que eran capaces de llegar a sitios que otros muchos no somos capaces. Han dejado un gran vacío , sin duda.

¿Cómo valoras el fracaso de Netanyahu a la hora de formar el gobierno como se ha confirmado días atrás?

Israel sigue inmerso  en este bloqueo político y Netanyahu, que es el candidato más votado, y el Likud, que es el partido mas fuerte, no ha conseguido formar gobierno. Ahora está en manos de Yair Lapid, pero aunque consiga formar gobierno va a ser una especie de ‘gobierno frankenstein’. Creo que con poca capacidad de maniobra y  no le doy más esperanza de vida que seis meses. Es muy difícil gobernar en este país con fuerzas tan diferentes. Tener a Naftali Bennett como aliado del Gobierno es muy complicado para Lapid. Y hagan lo que hagan, estamos abocados a unas nuevas elecciones en un plazo corto de tiempo.

Tú que has estado en casi todos los países de Oriente Medio, te has instalado en Jerusalén, ¿es donde más tranquilidad o menos riesgos existen de esa zona de Oriente Medio?

Desde el punto de vista de condiciones de seguridad, al menos, me parece el lugar más estable de la región.

¿Vas a estar mucho tiempo?, ¿cómo te organizas?

Antes iba año a año, ahora voy curso a curso, con mi mujer y los niños e intentamos respetar los cursos escolares. En primavera nos planteamos si seguir o no seguir. Soy un trabajador autónomo. De momento, el curso que viene nos quedamos aquí.

¿Cuanto tiempo llevas por ahí en Oriente Medio?

Dando vueltas como freelance, viviendo de esto, desde el 2006. Antes daba vueltas como viajero. La primera vez que vine fue viajando. Pero la primera vez que vine trabajando de manera profesional fue en el año 2006, que estuve de enviado especial hasta el 2015, con muchas movidas. Y es en el 2015 cuando me instalé en Jerusalén.

Ahora mismo si forma o no el Gobierno Netanyahu, las manifestaciones de palestinos en Jerusalén con decenas de heridos y lo que le ocurra a la cooperante Juana Ruiz, que está encarcelada, son las noticias que se proyectan al mundo. ¿Qué te parece lo de Juana Ruiz?

A Juana Ruiz, Juani, la conozco desde hace quince años. Ahora mismo la información que tenemos es la que da la familia y el consulado de España. Sabemos que se está alargando la detención. Pero vamos a ser muy cautos, porque la Justicia Militar israelí funciona a su ritmo y como se ha visto ahora también bastante ajena a las presiones diplomáticas o internacionales. Nadie sabe como va a ir esto.

¿Qué te parece la última decisión que acusa a la cooperante de 62 años de financiación de grupo terrorista?

Lo de Juani no me parece una sorpresa, porque lo que ha dicho la Justicia militar se corresponde con las filtraciones que estaba realizando la Seguridad israelí en las últimas semanas a los medios locales. Por lo tanto, no es una sorpresa y ahora hay esperar a las alegaciones que va a presentar este lunes (10 de mayo) la abogada de Juani si puede salir de  la cárcel por lo menos hasta que se produzca el juicio. Como te decía, tenemos que esperar, ser cautos y, sobre todo, que desde Europa y España la presión tenga algún efecto. Hasta el momento, no la ha tenido.

¿Es otro caso de represión quienes apoyan al Pueblo Palestino?

Bueno esto es un caso más. La novedad en el caso de Juani es que se trata de una ciudadana con pasaporte extranjero, pero digamos que es una práctica habitual con ciudadanos palestinos. No es un caso nuevo. Hasta 75 días suele tener el ejército para llevar a cabo estos interrogatorios. En el caso de Juani, digamos, según algunas fuentes diplomáticas europeas con las que he podido hablar, lo estaban interpretando como un aviso a cooperantes que se mueven en el campo que se mueve Juani. No es algo extraordinario, es algo habitual.

Que se convierta ‘en habitual’ esta manera de proceder, ¿genera una situación difícil para todos que andáis por ahí?

Sí, sí. Imagínate. Conocemos a Juani, a su familia, es una situación complicada. No soy cooperante, pero te das cuenta que en los cooperantes que están aquí o que han trabajado aquí,  la inquietud que surge cuando pasa una cosa de estas. Digamos que se están dando muchos pasos. En el  caso de Juani, ellos lo interpretan como un aviso, pero ya vimos lo que pasó con un representante de Human Rights Watch (HRW) que tuvo que salir del país, o con los representantes de la oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que salieron o no les extendieron los visados. Se están repitiendo esta serie de avisos.

¿Eso indica que el ejército israelí va a tomar medidas mas duras contra el pueblo palestino y no quiere testigos?

Ni idea. Esa es una pregunta para el Ejército israelí. No sé. Esto tiene una dirección clara: la ocupación avanza, tenga o no testigos. Esto avanza, independientemente de los testigos. No creo que ellos van a cejar en ese objetivo, tengan o no testigos, pero, bueno, es una dinámica que se está repitiendo en los últimos años.

Hace unos días, a finales de abril, Human Rights Watch (HRW), difundió un articulo en el que se decía que las autoridades israelíes están “cometiendo crímenes de lesa humanidad, de apartheid y persecución” ante el pueblo palestino, ¿cómo  lo puedes interpretar?

Lo interpreto un poco en la línea del informes anteriores en un sentido similar. En estos momentos, se suma Human Rights Watch (HRW) y es posible que en el futuro se sumen otras organizaciones. Este paso de una organización internacional le da más eco, esta decisión de calificar de apartheid lo que está ocurriendo en los territorios ocupados se produce también a las pocas semanas de que la Corte Penal Internacional haya decidido abrir investigación por supuestos crímenes de guerra, con lo cual digamos que es una forma más de aumentar un poco la presión.

Pero eso ¿preocupa al Gobierno israelí, al Ejército israelí, que siguen ocupando digan lo que digan?

Bueno, pienso que la respuesta ya la han dado, calificando todo esto de propaganda, pero a nivel de imagen, sí es un tema que les preocupa,

¿Qué piensas de los ultraortodoxos que con el tema del Covid pasan de todo? ¿Tienen poder y son necesarios?

Los ultraortodoxos lo que se ha demostrado en esta etapa de pandemia es que son un Estado dentro del Estado. Hace unos días sufrieron una tragedia en el monte Merón, con una estampida que dejó 45 muertos. Tienen sus códigos, sus normas y digamos que desde el Estado se consiente. Y lo que era una comunidad minoritaria cuando se creó el Estado de Israel, ahora son un 15% de la población. Para los judíos laicos se han convertido en un auténtico problema porque es gente que no trabaja, más allá de la lectura de los textos sagrados, que es lo que han encomendado a su vida, pero claro el resto de la gente está trabajando. La presión de los impuestos es muy alta, y se ha convertido poco a poco en un problema social, pero mientras tengan ese peso político, indispensable a la hora de formar coaliciones, no creo que ningún político va a entrar en ese campo.

Los judíos fueron perseguidos por Hitler, ¿cómo se entiende que ellos mismos ejerzan la represión  contra el Pueblo Palestino, que está dividido y arrinconado?

En mi caso, esa comparación es una línea roja. Para mi, no hay nada comparable con lo que sufrió el pueblo judío. Ponle otro nombre a lo que ocurre ahora, ocupación….pero nada comparable con lo que sucedió entonces.

Los palestinos están perseguidos…

Ya, pero estás estableciendo una comparación que yo no la establecería.

¿Crees  que el Pueblo palestino tiene futuro en libertad?  

Sí, lo que no le veo mucho futuro es a la Autoridad Nacional Palestina. Como pueblo me parecen la leche, siempre me han parecido que eran lo más avanzado. El gran problema que tienen es, por un lado, la ocupación, que les ha ahogado, aunque debido a los millones de personas que tiene  fuera, todavía tienen esa conciencia como pueblo, que está ahí, pero hay un problema práctico como es la división entre facciones políticas, entre ellos, que les ha hecho debilitar su causa muchísimo. Ahora mismo, entre mis colegas palestinos me cuesta encontrar alguno que se haya identificado con la situación.

¿No se ve alguna solución en este momento?

El periodista Eugenio García Gascón, que estuvo aquí más de 35 años, explica que la parte que puede traer la paz, que es Israel porque es la parte fuerte, no quiere; la parte débil, aunque quisiera la paz, es débil y no puede, y la comunidad internacional pasa de todo. Hay muchas palabras, pero no hay un acto o compromiso serio. Son sus palabras y creo que es un análisis acertado, mientras que nosotros seguimos hablando de derecho internacional, de todas esas cosas, el día a día lo que impera en la gente en esta parte del mundo es el derecho israelí, en lo civil y en lo militar. Es lo que vemos, como es el caso de Juani. Mientras la gente no deje los discursos mediáticos y baje a ras de tierra y se dé cuenta de que los temas avanzan sobre el terreno, es muy complicado.

Hace poco has escrito tu tercer libro “Jerusalén, santa y cautiva”. ¿Qué pretendes con el libro?

Completo una trilogía. Empecé con ‘Oriente Medio, Oriente Roto’, luego “Las cenizas del califato” y ahora con Jerusalén. En los anteriores había hablado de esta ciudad de una forma puntual, pero en este caso me he dedicado a la Ciudad Santa, y en concreto, a la Ciudad Vieja.

Lo que pretendo hacer una crónica con los habitantes y la gente que vive en la ciudad vieja, en los cuatro barrios y un poco la gente que se encarga de gestionar los tres lugares santos. Estamos hablando de menos de 1 kilómetro cuadrado, para que te hagas una idea, que es la madre del cordero, no sólo de este conflicto, sino de muchos de los conflictos que tenemos en Oriente Medio. Jerusalén es una ciudad que tiene repercusión global, lo que pasa aquí influye en muchos sitios.

Precisamente, estos días hay protestas palestinas y muchos heridos por parte Ejército israelí, ¿Qué está ocurriendo en Jerusalén con bastantes  heridos porque quieren desalojar a familias palestinas en beneficio colonos israelíes?

Desde el inicio del Ramadán la verdad es que hay mucha movida. Y en el centro de la misma de reivindicaciones palestinas está el desalojo de cuatro familias de Sheij Yarrahen, en Jerusalén Oriental. Es un litigio legal que lleva abierto una década y básicamente aquí, esta ciudad por mucho que nosotros hablemos de Derecho Internacional  y demás, en el día a día se rige por el derecho israelí, que son quienes ganaron la guerra en 1967. Entonces, ocupan la parte oriental de la ciudad y ellos tienen una ley por la cual todos los judíos que puedan demostrar que vivían en esa zona antes de 1948 y tengan los papeles de propiedad, pueden reivindicar esa propiedad, algo que, sin embargo, no ocurre con los palestinos. 

Ellos no pueden reivindicar las propiedades que tenían en la parte occidental. Aquí lo que pasa es que una compañía internacional estadounidense relacionada con grupos de colonos ha conseguido hacerse con esos papeles de propiedad en las tierras de Sheij Yarrah. Son unas tierras  que compraron hace 145 años las sefardíes, entre otras comunidades, para estar cerca de la tumba de Simón el Jasídico. Y esta empresa, vinculada a los colonos, ha conseguido comprar esas tierras y llevaron el caso ante la Justicia, claro, la Justicia israelí, lógicamente, y han ganado el caso. 

No es la primera vez que está pasando, cada equis tiempo se va desalojando a familias poco a poco. Este son cuatro, y en agosto va a haber otro nuevo desalojo, y siempre teniendo en cuenta que aquí lo que rige es la Justicia Israelí, no hay forma de pararlo. 

En este caso se ha montado un movimiento de solidaridad muy importante y el acto mas importante de todos se celebró en la Explanada de las Mezquitas cuando miles de fieles decidieron quedarse el fin de semana  después de la Oración para mostrar su solidaridad con las familias que van a ser desalojadas, que provocó unos choques con las fuerzas de seguridad que dejaron 200 heridos. Sheij Yarrah es un punto muy importante porque está en el corazón del barrio árabe. 

Desde Naciones Unidas recuerdan que ya son 3.500 los colonos que viven dentro de barrios árabes, no en las colonias de la parte oriental, sino dentro-dentro.

Estos días se han cumplido los diez años del asesinato de Osama Bin Laden, ¿se ha comentado en Israel?

A penas ha tenido repercusión en los medios, porque ha coincidido con la tragedia del monte Merón con los 45 muertos en la avalancha humana, que han sido la mayor tragedia civil de la historia del Estado judío, o el nuevo conformación del nuevo Gobierno, pero lo de Bin Laden ha pasado a segundo plano.

¿Se trata de ocultar lo que ocurrió?

No sé. Yo, al menos, he escrito un artículo bastante largo hablando con el primer periodista que llegó a su casa, Sabookh Syed, que trabajaba en el canal Geo. Es difícil ocultar eso hoy en día. La información está, hay que saber ir a las fuentes, pero no creo que Osama Bin Laden esté en este momento para que otra gente le dé demasiadas vueltas.

¿Ha pasado es fiebre, por así decirlo?

Ahora todo pasa todo mucho más  rápido. Tengo la sensación con las redes sociales que las cosas van rapidísimas. Una noticia de las ocho de la mañana para el mediodía ya te parece vieja. Pues imagínate una noticia de hace 10 años. Es muy difícil. Pasa con los aniversarios de la guerra en Siria, con el tema del Califato…parece que pasó hace mil años y, sin embargo, pasó ayer.  Creo que es la forma que tenemos ahora mismo de consumir información, que es mucho menos pausada que antes, que tenían tus programas de radio, tus informativos y estabas esperando a leerlo en el papel, en el periódico, tranquilamente, por la mañana. Ahora ya esto va a toda leche. ¿Osama hace diez años? Tienes mucho material ahora mismo para leerlo. Podría estar una semana leyendo cosas de Bin Laden,  pero pasan tantas cosas y no sabes. Vamos demasiado rápidos.

Desde Israel ¿cómo se ve lo que ocurre en Oriente Medio, Irak, Afganistán, donde se van a ir  las tropas estadounidense, Irán, Siria….?

El tema prioritario para Israel es Irán. Todo lo que tenga relación con Irán en países como Siria, Irak o cualquiera otro lugar, es lo que les importa. Es donde prestan atención y es donde van a meter mano, como están haciendo en Siria de forma sistemática bombardeando prácticamente todas las semanas. La prioridad absoluta es Irán, que sí que hay una gran preocupación sobre el avance de las negociaciones con Estados Unidos, el qué va a pasar con el acuerdo nuclear, cuáles van a ser los puntos. Es la prioridad absoluta.

Con el Mundo Árabe,  ellos han conseguido, gracias con los acuerdos que impulsó Trump, establecer relaciones con los países del Golfo, por ejemplo. Ellos creían que no iba a ser posible si no reconocían el Estado palestino, y Trump lo hizo posible. Y los árabes, también. Ese frente lo tienen un poco calmado, pero el frente que les preocupa es el iraní.

Si quieres añadir algo, estás a tiempo.

Mi humilde punto de vista, no soy un gran analista, no me atrevo a hacer previsiones tampoco. Sí que hay que ser supercautos, sobre todo en el tema de Juani, porque no sabemos lo que va a pasar. ¡Ójala tenga suerte! Tiene 62 años. Se está medicando. Es dinamita. Estaba preocupada por conseguir las vacunas.   

Ya que sacas el tema del Covid-19, en Israel la vacunación está muy avanzada, ¿verdad?

Sí. El 54% de la población está vacunada y el 10% ha pasado la enfermedad, con lo cual el 64-65% de la población está inmunizada, y se produce una elevada  inmunidad de grupo.

Al otro lado del muro lo que ha hecho Israel es una vacunación quirúrgica a los palestinos con permiso de trabajo para entrar en Israel o en las colonias, en los asentamientos (donde hay 110.000 personas) y ha entregado a la Autoridad Nacional Palestina unas 2.000 vacunas de cortesía. La semana pasada hablé con expertos israelíes, y un detalle curioso fue que eran partidarios de vacunar sí o sí a todos los palestinos, pero se han dado cuenta que en estos cuatro últimos meses que las medidas de segregación, que ha puesto en marcha Israel en base permisos, muro y check-point han hecho de freno para llegar al virus. Desde el punto de vista epidemiológico los palestinos no son una amenaza, porque no hay ese contacto directo que ellos esperaban y pensaban que había y que era tan directo.   

Es cierto que si hablas con los responsables médicos de este país, sin embargo, todos están a favor de que Israel facilite la vacunación de sus vecinos, digamos.  Pero no se está cumpliendo.




Fuente: Sareantifaxista.blogspot.com