March 27, 2021
De parte de Sare Antifaxista
98 puntos de vista


“El PSOE esté regalando el Estado español a la derecha y no es una buena noticia para nadie”

“Un delito totalmente anacrónico de injurias a la corona no tiene más sentido que la aniquilación de la disidencia política”

“Pablo Hasél se está convirtiendo en un estandarte de la lucha por los derechos civiles y políticos”

“Tenemos que conseguir es que el franquismo y el fascismo salgan de los tribunales, de los medios de comunicación, de las mesas de los parlamentos y las instituciones”

Juanjo Basterra, kazetaria eta m. soziala * E.H

El 59,1% de la militancia de la CUP ha dado el visto bueno al preacuerdo con ERC para facilitar la investidura de Pere Aragonès. “No es un acuerdo de gobierno. Es un preacuerdo para facilitar la investidura” y “la CUP no se plantea entrar en el Gobierno”, como explica Mireia Vehí, parlamentaria de la CUP en el Congreso español. Se suspenderán el uso de los proyectiles foam por parte de los Mossos d’Esquadra, esos que han dejado tuertas a varias personas y el preacuerdo establece dos años para alcanzar un acuerdo en la mesa de diálogo con Madrid para propiciar el referéndum por la independecia. Vehì considera que si no llega, “habrá declaración unilateral”.

Pregunta.-El acuerdo con ERC para Gobernar Catalunya, ¿qué destacarías en estos momentos?

En primer lugar es un preacuerdo. No es para gobernar Catalunya. Es un preacuerdo para enfocar la legislatura. No es un preacuerdo en el que la CUP se plantee entrar en el Gobierno. Es para enfocar la legislatura y para facilitar la investidura, que es distinto.

P.- ¿Qué destacarías del mismo?

Creo en primer lugar que intenta que sea muy concreto y evaluable. Venimos de una legislatura muy simbólica de muchas palabras, pero de poco resultados. Y luego trata de responder a las principales necesidades que tiene nuestro país en una situación de crisis como la que hay. Habla del compromiso de crear una empresa pública de energía, lo que es importante porque todos hemos visto como Endesa subía los precios de la luz en plena oleada del frío.

Habla de la creación, y es menos inmediato porque se necesita la ficha técnica del Banco de España, de una banca pública catalana. Habla del aumento de plantillas en Sanidad y en Educación. De que conviven dos elementos, dos almas, y una es la apuesta de Esquerra en la mesa de diálogo con el Estado español, en el que la CUP ni cree ni piensa que vaya a tener resultados inmediatos, pero que se dan dos años para intentar que funcione y, a la vez, se preparen las condiciones para que haya un referéndum de autodeterminación en Catalunya, sea unilateral o sea pactado. 

Es un cambio, porque aquí lo que se está diciendo es que obviamente la mesa de diálogo tiene muchos límites y, por lo tanto, tenemos que empezar a construir una dinámica propia. Se habla también de una moción de confianza en 2023 para ver si el gobierno funciona o no, y se habla ya del referéndum. Creo que responde a la situación y a las necesidades que tiene este país en este momento. La necesidad de garantizar derechos, de fortalecer servicios públicos y de dar salida al conflicto nacional que tenemos desde una perspectiva democrática.

P.- ¿También está la decisión sobre los proyectiles foam que han dejado a algunas personas tuertas?

Sí. Hay un compromiso en materia antirrepresiva de que se suspendan el uso de los proyectiles foam hasta que no haya un protocolo. Esto fue una batalla muy grande com las pistolas Taser (pistola eléctrica), también. Que hubieran protocolos públicos que luego permitiera dar cuenta de las actuaciones policiales. Y en este acuerdo se determina modificar la dinámica de acusaciones particulares de la Generalitat de Catalunya.

P.- ¿Qué quiere decir ese último acuerdo?

Que se pasa de que la Generalitat sólo va a hacer acusación particular en el caso de que haya lesiones a personas y no a funcionarios públicos o mobiliario público. Y que, además, la acusación pasa de lo penal a la responsabilidad civil. Y esto es un cambio de paradigma porque la Generalitat, a pesar de que venimos de un ciclo de gobierno independentista, ha sido activa en la dinámica de acusación particular a personas que estaban manifestándose en el marco de la construcción de derechos o de la reivindicación del derecho de autodeterminación.

P.- Junts parece que quiere alargar este proceso de conformación de esta mayoría, ¿cómo lo ves?

Junts tiene que asumir el resultado de las elecciones que es el que es. Que es una mayoría independentista y de izquierdas, y que por lo tanto se tienen que reubicar y que no sirve de mucho acusar a la CUP de que no es lo bastante independentista o lo bastante creíblemente independentista como para activar para adelante esta legislatura. Es una táctica muy antigua la de desprestigiar a tu competidor, pero no tiene mucho sentido. Tiene que ser responsable en un contexto de crisis económica, de Covid y de crisis nacional como la que tenemos, facilitar con rapidez un gobierno. Incorporándose a un gobierno que tiene que ser mas efectivo que el anterior. Por lo tanto, dejar de entrar en una dinámica de casi de chantaje en relación al preacuerdo que han llegado Esquerra y la CUP. Nosotros hemos intentado en el último mes establecer un acuerdo con Junts per Catalunya y no ha sido posible. No han estado por la labor. Por lo tanto es posible que el viernes no hagan que haya una investidura y nos parece una irresponsabilidad, de pensar muy poco en el país y mucho en el partido.

P.- ¿Van a dar el brazo a torcer, al final?

No me imagino que Junts per Catalunya provoque unas elecciones en el contexto en que estamos. No me entra en la cabeza.

P.- ¿Vais a entrar en el Gobierno o lo tenéis que votar?

No hemos hecho ese preacuerdo para entrar en el Gobierno, repito. Es un enfoque de legislatura que no contempla la entrada en el gobierno.

P.- ¿Queréis quedaros fuera para controlar al Gobierno?

La manera de hacer política no solo es entrar en el gobierno. Es poder incidir y poder establecer los marcos simbólicos en los que esta se hace. Y pienso que la CUP está trabajando en este sentido. La CUP nunca ha hecho política para tener sillas, sino para poder condicionar las situaciones. Nosotros hemos entrado en la Mesa del Parlament, que pensamos que va a ser uno de los centros de conflicto político que va a haber en esta legislatura, tanto por el tema nacional como por todas las leyes sociales que se van a intentar llevar a cabo y que estamos seguras que el Estado español va a intentar dinamitar. Nuestra mejor aportación, como pensamos, va estar ahí y que el Gobierno lo que tiene que hacer es trabajar con geometría variable, tanto hacia el independentismo como hacia la izquierda, para poder tirar adelante los acuerdos a los que hemos llegado.

P.-  El acuerdo para una Ley de amnistía, ¿crees que va a salir adelante con el Gobierno español porque parece que se está retrasando?

Este miércoles pasado hubo una muy mala decisión de la Mesa del Congreso que impidió el debate de la Ley de Amnistía. Es una mala decisión porque no es ni pertinente en base a su ordenamiento jurídico, es decir que la Mesa no es un organismo pertinente para declarar si una iniciativa es constitucional o no en el Congreso. Por lo tanto, el PSOE dio una vuelta más en la utilización de las instituciones para su proyecto político particular que es, sobre todo, la unidad de España, básicamente, con el PP y, en este caso, con Vox. Y les pedimos que reconsideren y permitan tramitar una iniciativa, que es la única que pone encima de la mesa una solución antirrepresiva. Porque el Gobierno del PSOE , a pesar de hablar mucho de diálogo, no ha sido capaz de resolver nada, más que continuar con la oleada represiva y continuar con una dinámica que genera más conflicto y que no lo resuelve. Y por lo tanto a pesar de que estamos convencidas que lamentablemente que no van a dar un apoyo a una propuesta de Ley de Amnistía, que es lo que pensamos que hay que hacer, como mínimo que lo dejen tramitar, porque sino se están alineando con la derecha y la extrema derecha al Impedir un de ate parlamentario.

P.-  ¿Le ves a Pedro Sánchez con voluntad de negociar la independencia, el derecho de autodeterminación y de que podáis votar un referéndum para la independencia?

Creo que Pedro Sánchez está agotando y está limitando lo que podría haber sido un gobierno de progreso, tal y como ellos lo llamaban. Porque han tenido la oportunidad para generar condiciones para el diálogo, han tenido la oportunidad de que la mesa de diálogo sirviera de algo, han tenido la oportunidad de hacer valer una mayoría para la investidura, que la CUP ni estaba, que era de izquierdas e independentista en varios caso de Bildu y ERC, por ejemplo. Y han perdido esa oportunidad. Parece que Pedro Sánchez está solo empecinado en conservar su silla en la Moncloa. Y es una mala noticia para los catalanes, vascos, gallegos y para los andaluces, pero también para los españoles porque que el PSOE esté regalando el Estado español a la derecha y no es una buena noticia para nadie.

P.- ¿Crees que la salida de Pablo Iglesias del gobierno va a propiciar que el PSOE se vaya más hacia la derecha?

No lo sé. Porque creo que los litigios entre Podemos y el PSOE no iban de una persona o de dos, y es obvio que el gobierno de progreso no ha conseguido ni un cuarto de las medidas que se propuso en su acuerdo de investidura. Antes de ayer a iniciativa de la CUP se votó la derogación de la Ley Mordaza, y no se consiguió, a pesar de que era un acuerdo de investidura. O la derogación de la reforma laboral, o la a ley de vivienda de regulación de los alquileres, por lo tanto no sé si la marcha de Pablo Iglesias propicia que esto vaya más a la derecha o si el conflicto ya estaba de antes, y el conflicto explica que Pablo Iglesias se baje a Madrid. Pienso que no hacemos ningún favor a la izquierda española salvándola sistemáticamente de sus responsabilidades para las políticas transformadoras y para las naciones sin estado.

P.- Comentas las ley mordaza, la reforma laboral, los precios de los alquileres, todo esto está quedando en agua de borrajas. ¿Están negociando la reforma laboral y parece que los empresarios van a tener la última palabra?

En el caso de la reforma laboral pasa otra cosa también que, mientras se habla de la posible derogación de la reforma laboral del PP, por un lado, las ministras Yolanda Díaz y Nadia Calviño, por otro lado,  están pactando con la UE más cambios en materia de política laboral y de pensiones para poder recibir los fondos europeos. Por lo tanto, es evidente que no hay una voluntad, que no es real la posibilidad de derogar la reforma laboral.

P.- De las ayudas que van a llegar de Europa, los 140.000 millones, y que se van a tener que devolver un aparte importante y con intereses, ¿crees que está intentando chantajear a ls sociedad con esas ayudas de que si no llegan vamos a peor todavía?

Bueno, los fondos europeos se necesitan. La crisis económica que hay requiere de una inversión pública. Se necesita. Lo que es una trampa o lo que pensamos que es un error es el marco que ha establecido el Estado español para distribuir estos fondos. Y que seguramente la UE dispone para que sea así: que estos fondos se trasvasen directamente a las grandes empresas. 

El real decreto del Estado español establecerá unas condiciones que sólo sean viables para las grandes empresas, porque las pequeñas y medianas empresas, las cooperativas, y la economía cotidiana del día a día, la de las familias, la del pequeño comercio que es una economía, por ejemplo, que en Catalunya es central, no podrán acceder a los fondos, porque el Estado español establece una especie de odisea infinita para acceder a los mismos. Es un error. Pensamos que es imprescindible la inversión pública, pero es un error que vaya directa a las grandes empresas del Ibex y sin que haya ningún tipo de contraprestación. Por ejemplo todo el tema de Volkswagen y las baterías ecológicas que se van a desarrollar en Barcelona. Se les va a transferir mucho dinero, pero hay algún acuerdo de que Volkswagen no puede deslocalizar, o que se tenga que comprometer a una serie de medidas para devolver el dinero público invertido. Por lo tanto, es jugársela a suertes. 

Es lo mismo que pasó con la Nissan, que de golpe deslocaliza. Digamos que las instituciones públicas no tienen ningún mecanismo de control, pese a que a la Nissan se le dio mucho dinero público. Ese es el problema, que se lo quede Iberdrola, Volkswagen, Endesa…que no haya ningún tipo de mecanismo de control para que este dinero revierta en las comunidades y en los territorios en lo que está. ¿Tenemos alguna noticia de los contratos que hará Volkswagen? ¿Tenemos algún tipo de control sobre la calidad del empleo que van a generar? No, sin embargo les va os a inyectar miles de millones de euros. Este es el problema.

P.- ¿Bruselas también pide reformas? ¿Os han dicho cuáles son para obtener a cambio esos  fondos?

Luego los recortes, sí. Bueno, no se conoce bien el detalle. Se conoce que va a haber cambios en los convenios colectivos, cambios en la legislación laboral. Y sabemos lo que quiere decir: menos poder a las organizaciones sindicales y sobre todo a los trabajadores. Y además sabemos que va a haber un cambio en materia de pensiones, tanto en el tramo de cálculo de las pensiones, como en el años necesarios de cotización para la jubilación. Y esto también sabemos lo que quiere decir: entrada de las empresas privadas en la gestión de las pensiones, los planes de pensión privados, y pérdida de poder adquisitivo de la clase trabajadora, que combinada con las reformas laborales que también se vienen, el efecto es devastador para las personas de las clases populares. Es devastador porque no es una cuestión aislada, si la que se da debido a una crisis económica brutal y de recentralización no sólo de la soberanía, sino de los recursos.

P.- Explicabas lo de las pensiones, a pesar de que dicen que la pensiones públicas están garantizadas, nos encaminan a favorecer los fondos de pensiones privados o las entidades de previsión social voluntaria como en Euskadi, ¿crees que es el camino o se  debiera de fomentar las pensiones públicas y  consolidarlas de una manera adecuada porque, al final, esas medidas también son una transferencia de fondos al sistema privado?

Creo que hace mucho tiempo que hay un proceso de privatización o intento de privatización de las pensiones.

P.- Desde que se creó el Pacto de Toledo en 1995.

Sí. Ahora en el Pacto de Toledo ha ido en un  proceso in crescendo de privatización. Por ejemplo, todo el tema de la mochila austriaca es realmente un riesgo en relación al modelo que adoptan los países europeos del norte, que son los que acaban marcando la política laboral y de pensiones de todo el territorio de la UE. Pero también es obvio que en el Estado español el sistema de pensiones tiene un fuerte componente público y de reparto de la riqueza. Creo que no será tan fácil desmantelar un sistema público como el de pensiones.

Y digo que no será tan fácil porque confío muchísimo en la capacidad de las organizaciones políticas de impedir que haya una dinámica privatizadora. Y lo digo con esperanza y con la confianza que tengo en el movimiento de pensionistas y de personas jubiladas, que cada vez es más grande y que cada vez se están viendo teniéndose que volver a organizar, y también confío en los sindicatos combativos que no van a permitir que pudiera ocurrir eso. Porque sería un cambio sustancial en la dinámica en el poco estado del bienestar que hay en el Estado español.

P.- Pablo Hasél lleva más de un mes en la cárcel, ¿que opinión te merece que metan a raperos a la cárcel por criticar a la Corona?

Es obvio que el Estado español mantiene un marco legislativo en relación a la Corona propio de monarquías autoritarias que impide criticar a la Corona y se castiga con penas de cárcel con un delito totalmente anacrónico de injurias a la corona, que no tiene más sentido que la aniquilación de la disidencia política. Y no sólo me parece muy mal, sino que además Pablo Hasél se está convirtiendo en un estandarte de la lucha por los derechos civiles y políticos. Esto tiene una consecuencia que puede ser positiva para los movimientos independentistas, al menos desde la perspectiva del catalán, la certeza de que la lucha política, por los derechos políticos de las naciones sin estado tiene unas consecuencias positivas para todas, las personas que viven en el Estado español, aunque no formen parte de esas naciones sin estado.

Esto tiene que ver con la fabricación de los laboratorios represivos. Euskal Herria ha sido durante muchos años un laboratorio represivo, ahora es seguramente Catalunya y la tolerancia de los laboratorios represivos de los movimientos independentistas es un fenómeno que va en contra de los derechos civiles y políticos de toda la población del Estado. Así que Pablo Hasél puede ser un estandarte de la lucha de los derechos civiles y políticos que tengan consecuencias positivas en otros elementos.

P.- Por último, ¿qué piensas del auge del fascismo tu que les ves de cerca en el Congreso a los de Vox?

Creo que Vox es una escisión por la derecha del PP. Creo que es la respuesta del régimen a la crisis que hay, digo en este caso de la oligarquía política y económica española. Creo que Vox defiende los intereses de los ricos, los marqueses y los intereses patrimoniales de las oligarquías. Pienso que está librando una batalla ideológica, pero pienso también que si les inflamos con la consideración de fascistas le estamos haciendo un favor no sólo a Vox, sino también al PSOE. Porque si Vox es el fascismo, en vez de ser una escisión por la derecha del PP o en vez de ser los representantes de los ricos, la única oposición que hay es el PSOE. Y pienso que eso no es positivo.

A Vox hay que combatirlo ideológicamente y dialécticamente, pero si sólo se le combate con discursos en el Congreso le hacemos un favor. A Vox hay que combatirle, por ejemplo impidiendo que haga discursos de odio en los medios de comunicación, en los parlamentos, en los ayuntamientos, en los espacios públicos, pero regalarles el titulo el partido fascista que, además no lo es, puesto que es muy diferente a un partido como Alba Dorada, regalarle ese título digo es hacerle un favor a Vox y al PSOE, de hecho.

P.- Ya, pero ellos lanzan los discursos del odio, xenófobos, etc y a los demás les meten en la cárcel.

Por eso te digo que si el único espacio donde se combate a Vox es el Parlamento, perdemos todo. Porque a nosotros no nos dejan hablar de la monarquía, pero Vox sí que puede hablar, por ejemplo, de la “invasión” de emigrantes. Lo que tenemos que conseguir es que el franquismo y el fascismo salgan de los tribunales, de los medios de comunicación, de las mesas de los parlamentos y las instituciones. Pero si la lucha solo es un espectáculo, como decirlo, dialéctico en un Parlamento, les regalamos el espacio, les regalamos el debate y también les regalamos la oportunidad de explicar sus planteamientos políticos.

Si quieres añadir algo estas a tiempo.

Quiero agradeceros el trabajo que hacéis. La verdad es muy importante.




Fuente: Sareantifaxista.blogspot.com