May 15, 2022
De parte de Indymedia Argentina
281 puntos de vista

El impulsor del desalojo de Manuel Asencio Ardiles es Federico L贸pez Alzogaray, Presidente del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia.

El 4 de mayo pasado, con la participaci贸n de m谩s de 100 efectivos policiales de la Provincia de Santiago del Estero, se ejecut贸 el desalojo de Manuel Asencio Ardiles del inmueble de su propiedad de 30 hect谩reas de superficie denominado Chaguar Punko, en el Departamento Robles, hacia el este de la ciudad Capital, mediante una orden emitida por el Juez Civil de Segunda Nominaci贸n de la ciudad de La Banda, Pedro Carlos Juri.

Lo que no puede pasarse por alto, de acuerdo a la informaci贸n proporcionada por el Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE), es que el demandante de la familia de Asencio Ardiles, ahora beneficiado con la sentencia judicial, es nada menos que Federico L贸pez Alzogaray, Presidente del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia.

La organizaci贸n santiague帽a recuerda que L贸pez Alsogaray viene demandando a familias propietarias de tierras en la zona desde la d茅cada del 90 y denuncia que los tr谩mites judiciales de desposesi贸n se complementaron con acciones de 鈥渜uema de cercos, cosechas y amenazas鈥 por parte de desconocidos, que casualmente cesaron cuando 鈥渓os campesinos eran expulsados de sus lugares de vida鈥.

Ardiles es poseedor del inmueble Chaguar Punko. Durante el juicio de desalojo demostr贸 haber vivido all铆 en el transcurso de los 煤ltimos 64 a帽os, es decir, desde el momento de su nacimiento. A su vez, acredit贸 a trav茅s de copias certificadas e informes del Registro de la Propiedad Inmueble, que el terreno en cuesti贸n se encuentra inscripto a nombre de su padre -su hom贸nimo Manuel Asencio Ardiles- desde el a帽o 1977, por haber tramitado su Prescripci贸n Adquisitiva Veintea帽al. En otras palabras, Ardiles posee t铆tulo de propiedad de sus tierras desde la d茅cada del 70 y lo exhibi贸 durante el tr谩mite judicial. Aun as铆, fue desposesionado por una justicia que, para el MOCASE, 鈥渆s perversa y deshumanizada鈥. Por eso, la organizaci贸n de los campesinos de Santiago del Estero se pregunta en un comunicado, si estos jueces son dignos de impartir justicia Y m谩s precisamente, 驴qu茅 seguridad jur铆dica le pueden garantizar a nuestra sociedad santiague帽a?

A lo largo de su vida, Ardiles se dedic贸 a la cr铆a de ganado menor, ocupando para ello una parte de sus tierras y en las restantes siete hect谩reas sembraba el alimento para los animales para lo cual dispon铆a de agua. Eso fue as铆 pues esa fracci贸n de terreno se encontraba empadronada a su nombre ante la autoridad de Riego de la Provincia.

El campesino nunca hab铆a recibido reclamaci贸n alguna por los derechos sobre el inmueble de Chaguar Punko. Sin embargo, en el a帽o 2018, recibi贸 la visita de un oficial de justicia quien le notific贸 que 鈥渆xist铆a una reclamaci贸n -Demanda por Reivindicaci贸n- en su contra鈥 por parte del lindero de su heredad. En base a ese reclamo, el juez, de oficio, hab铆a otorgado 鈥渦na medida cautelar innovativa, por la cual despose铆a a Ardiles de 23 de sus 30 hect谩reas鈥, que no tuvo siquiera la posibilidad de ser escuchado. Pero el beneficiario de esa expropiaci贸n result贸 ser el demandante Eduardo Federico L贸pez Alzogaray, Presidente del Tribunal Superior de Justica de Santiago del Estero, quien sostuvo 鈥渜ue ten铆a derecho a la propiedad del terreno como consecuencia de una Merced del gobernador del Tucum谩n del a帽o 1747鈥.

El abogado de Ardiles contest贸 la demanda interpuesta en tiempo y forma en un proceso excesivamente sospechoso, carente de igualdad y viciado por innumerables arbitrariedades. Por ejemplo, la demanda se radic贸 y continu贸 hasta su finalizaci贸n solo en contra de Manuel Asencio, y jam谩s el Juez permiti贸, deliberadamente, no obstante, de que aqu茅l lo solicit贸 en distintas oportunidades, la intervenci贸n de los dem谩s habitantes del inmueble, como la esposa de Manuel ni sus hijos Adri谩n y Nancy Ardiles, quienes hab铆an construido sus viviendas en el mismo terreno.

Como era de esperar, lamentablemente, a pesar de que los informes del Registro de la Propiedad Inmueble y de Rentas de la Provincia confirmaron la inscripci贸n del inmueble a favor de la familia campesina, la sentencia reca铆da hizo lugar a la demanda y orden贸 a 鈥淢ANUEL ASENCIO ARDILES que restituya el inmueble鈥.

La sentencia fue apelada y rechazada oportunamente; luego se interpuso un Recurso ante la C谩mara de Casaci贸n que corri贸 la misma suerte. Todo en tiempo r茅cord. Regres贸 el expediente al Juzgado de origen, orden谩ndose 鈥渆l desalojo鈥, el que fue recurrido en tiempo y forma a trav茅s de Recurso de Revocatoria con Apelaci贸n en subsidio y Recurso de Revocatoria in Extremis. Los mismos fueron rechazados 鈥渋n limine鈥 y se orden贸 la firma del Oficio a fin de llevar a cabo el desalojo. Los fundamentos de estos 煤ltimos recursos fueron 鈥渜ue exist铆a un error鈥, ya que se ordenaba el desalojo de un 鈥渘煤cleo familiar y/o cualquier ocupante鈥, cuando el mismo juez hab铆a privado a toda esta gente de intervenir en un juicio cuya sentencia pod铆a afectar sus leg铆timos derechos.

A煤n a pesar de eso, se firm贸 el Oficio el mismo 3 de mayo del corriente a帽o y el d铆a 4 fue ejecutado con el acompa帽amiento de un micro con m谩s de 50 miembros de Infanter铆a de la Polic铆a de la Provincia, sumado a los m贸viles y miembros de las comisar铆as de Forres, Fern谩ndez y Beltr谩n. Es decir, el despliegue de semejante aparato policial para perpetrar el desalojo de una familia campesina demuestra que esa decisi贸n de un Tribunal de 鈥淚njusticia鈥 鈥揷omo lo caracteriza el MOCASE- hab铆a sido tomada ya con anterioridad.

La organizaci贸n que expresa a los desalojados por el poder jur铆dico-terrateniente recuerda que 鈥渓a familia de Ascencio Ardiles era la 煤nica que faltaba desalojar del lugar鈥 y denuncia que L贸pez Alzogaray, quien nunca tuvo la posesi贸n de esas tierras, 鈥渄e muy mala fe, aprovech贸 el desconocimiento sobre las leyes de la mayor铆a de los poseedores y poseedoras鈥 para desposesionarlos, y ahora 鈥渟iendo Presidente del Superior Tribunal de Justicia, utiliz贸 ese PODER para desalojar a la 煤ltima familia que quedaba resistiendo鈥.

Adem谩s, el MOCASE se帽ala 鈥渜ue es demasiado injusto y arbitrario todos estos fallos, que se fueron dando por el abuso de poder鈥 pues desde uno de los poderes del Estado, 鈥渓a m谩xima autoridad del Poder Judicial de la Provincia comete estos actos de inmoralidad鈥.

Por 煤ltimo, la organizaci贸n campesina admite que el desalojo de Ardiles 鈥渄uele鈥, pero subraya que 鈥渘o nos resigna鈥 para seguir luchando 鈥減ara que la familia vuelva a su lugar de vida del cual nunca deber铆a haber salido鈥. Y concluye: 鈥渆s el enorme desaf铆o que nos queda como Movimiento鈥.

Redacci贸n por Ariel Weinman.


Fuente: https://radiografica.org.ar/2022/05/13/mocase-denuncia-otra-expropiacion-en-santiago-del-estero/




Fuente: Argentina.indymedia.org