July 28, 2022
De parte de Indymedia Argentina
270 puntos de vista

En Am茅rica Latina, cerca de 370 defensores ambientales fueron asesinados entre 2015 y 2017, lo que representa 60 por ciento de los homicidios en todo el mundo, afirm贸 la doctora Aleida Azamar Alonso, investigadora de la Universidad Aut贸noma Metropolitana (UAM).

En tanto, 鈥渄esde 1994 se han registrado m谩s de 500 ataques contra defensoras de la tierra u opositoras a proyectos extractivos en la regi贸n, lo que confirma que la violencia de g茅nero es una de las caracter铆sticas de dichos programas que no reparan en agredir a mujeres como una forma de vulnerar el tejido social y la resistencia de las comunidades鈥, advirti贸.

Los asesinatos y la violencia en la zona tienen una relaci贸n directa con el incremento de proyectos y megaproyectos extractivos asentados en el pa铆s, precis贸 la especialista.

鈥淟a regi贸n padece de una creciente militarizaci贸n y criminalizaci贸n de la protesta social como formas de reprimir los movimientos sociales que se oponen al extractivismo depredador鈥, enfatiz贸.

Al participar en el Seminario Procesos de Despojo y Megaproyectos en Tiempos de la 4T, que en su cuarta sesi贸n abord贸 el tema Extractivismo: amenaza para la vida, sostuvo que, en M茅xico, se han documentado 800 conflictos socioambientales, la mayor parte en 谩reas rurales por causa de una debilidad institucional y por carencias de organismos del Estado que se enfoquen en la protecci贸n social o regulaci贸n de dichos proyectos.

En Centroam茅rica, 40 por ciento de los apuros se vinculan con la miner铆a, el petr贸leo y el uso de qu铆micos, mientras en Am茅rica del Sur se reportan mil 100 problemas socioambientales y lamentablemente en casi todos los casos se usa a las fuerzas castrenses para la anulaci贸n o contenci贸n de los protestantes, apunt贸.

En el caso de M茅xico, m谩s de 40 comunidades ind铆genas enfrentan conflictos socioambientales con empresas mineras por el traslape de sus territorios con las concesiones otorgadas por el Estado, en esos lugares se viola el derecho a la autodeterminaci贸n y el convenio 169 de la Organizaci贸n Internacional del Trabajo (OIT), denunci贸.

La presidenta de la Sociedad Mesoamericana y del Caribe de Econom铆a Ecol贸gica indic贸 que Am茅rica Latina ha despertado el inter茅s econ贸mico de todo el mundo por sus riquezas naturales y el potencial extractivo, 鈥渁s铆 como por nuestra hist贸rica flexibilidad legislativa para atraer inversiones, pero tambi茅n a dependencias estructurales que han debilitado a las naciones para imponer modelos reprimarizadores鈥.

En la actualidad esos proyectos se han intensificado a煤n m谩s por el crecimiento de la esfera especulativa sobre el agua, el petr贸leo y el gas, nutrida por una mayor internacionalizaci贸n de las cadenas productivas.

A pesar de las promesas pol铆ticas de los nuevos gobiernos para generar crecimiento y desarrollo, la evidencia demuestra que no han favorecido a la poblaci贸n que vive en las zonas afectadas.

鈥淧or la situaci贸n mundial podemos ver el renovado inter茅s de Estados Unidos con todo lo que pasa en Latinoam茅rica, pero tambi茅n China y Rusia se hacen presentes, las tres naciones han puesto atenci贸n en los sucesos pol铆ticos, econ贸micos y sobre todo los recursos naturales de la regi贸n鈥.

En el escenario actual, la guerra Rusia-Ucrania y la pandemia que no acaba representan amenazas frente a la debilitada condici贸n econ贸mica y productiva y est谩 latente el riesgo de que el 谩rea vuelva a un escenario similar al de la d茅cada de 1990 en calidad de vida y de crisis econ贸mica, social y ambiental.

鈥淓l reto de nuestros pa铆ses es plantear un esquema que supere esa dependencia externa y que se centre en el fortalecimiento de los mercados, de la industria local, aprovechar las capacidades de cada naci贸n e impulsar proyectos independientes y en conjunto como regi贸n para superar adversidades que pudieran venir鈥.

La explotaci贸n de los bienes naturales se ha disparado, entre 1970 y 2017 la tasa se ha triplicado y la demanda por materiales industriales ha visto incrementarse en forma exponencial, apunt贸 la docente del Departamento de Producci贸n Econ贸mica de la Unidad Xochimilco.

Las regiones de Norteam茅rica y Europa tienen el mayor impacto socioambiental por la extracci贸n de recursos y por el consumo, debido al modelo de vida basado en el gasto y en la generaci贸n de desechos, adem谩s de que la huella ecol贸gica est谩 subestimada.

En Am茅rica Latina se encuentra la mayor biodiversidad del mundo pues tiene 25 por ciento de las fuentes acu铆feras disponibles, 20 por ciento de la superficie forestal y el potencial minero es quiz谩 el m谩s alto del mundo, ya que s贸lo ha sido explorado el 30 por ciento, si bien contribuye con m谩s del 30 por ciento de la extracci贸n mundial.

鈥淢uchas empresas usan formas violentes para apropiarse del territorio con el apoyo de las autoridades de cada pa铆s. El extractivismo provoca que la econom铆a regional dependa de ingresos y demandas externas, debilitando los mercados locales y creando sectores ajenos a las necesidades internas, adem谩s de consumir grandes cantidades de agua, madera y electricidad鈥, detall贸 la experta.

Con un modelo extractivista agotado, 鈥渄ebemos pensar en un esquema alternativo y nuestra tarea es evitar el enfoque economicista de los proyectos sensibles con la naturaleza; establecer planes de gesti贸n h铆drica sensatos que eviten el uso desmedido del agua; revisar la supuesta transici贸n energ茅tica sustentable y abandonar programas que intensifiquen el uso de combustibles f贸siles, y orientar el desarrollo de ecotecnolog铆as para disminuir los niveles de pobreza de la poblaci贸n鈥, concluy贸.


Fuente: http://www.redeco.com.ar/internacional/mexico/36563-modelo-extractivista-en-m%C3%A9xico-y-am%C3%A9rica-latina,-generador-de-violencia-contra-comunidades




Fuente: Argentina.indymedia.org