March 12, 2023
De parte de Indymedia Argentina
1,517 puntos de vista

Reescritura de la historia y reivindicaci贸n del nazismo en Ucrania.

Destrucci贸n del monumento a Nikolai Vatutin en Kiev.

Por Maxim Goldarb.

Traducido de ingl茅s para Rebeli贸n por Paco Mu帽oz de Bustillo.

Hace 80 a帽os, en 1943, la capital de Ucrania, Kiev, fue liberada de la ocupaci贸n nazi por tropas del Ej茅rcito Rojo dirigidas por el general Nikolai Vatutin. Poco despu茅s de la liberaci贸n, el general Vatutin muri贸 como consecuencia de una herida causada por colaboracionistas nazis de la Organizaci贸n de Nacionalistas Ucranianos (OUN, por sus siglas en ucraniano). En 1944 recibi贸 sepultura en uno de los parques centrales del Kiev que liber贸 y sobre su tumba se levant贸 un monumento con la inscripci贸n: 鈥淎l general Vatutin, del pueblo ucraniano鈥.

Este general era considerado un h茅roe por m茅ritos propios; sobre su tumba siempre hab铆a flores colocadas por los habitantes de la capital. Y estos d铆as, en el 80潞 aniversario de la liberaci贸n de Kiev, el monumento ha sido demolido por las autoridades de Kiev profanando as铆 su tumba.

A lo largo de todo el pa铆s se est谩 llevando a cabo la destrucci贸n de monumentos a los soldados del Ej茅rcito Rojo que liberaron Ucrania del fascismo. En algunos lugares se desmantelan (como en Chernivtsi, Rivne y otras ciudades); en otros simplemente se vuelan por los aires, como ocurri贸 en Nikolaev. A esto se a帽ade el derribo de otros monumentos: al poeta Alexander Pushkin, a los escritores Nikolai Ostrovsky y M谩ximo Gorki, al piloto de pruebas Valery Chkalov y muchos m谩s.

Complementa este borrado de la historia el cambio de nombre de toda una serie de ciudades, calles y plazas. Desde 2014, tras el golpe de Estado del Euromaidan, m谩s de 1.000 localidades y de 50.000 calles cambiaron de nombre en Ucrania.

Solo en Kiev y durante el 煤ltimo a帽o, 237 calles, avenidas, plazas y bulevares recibieron un nuevo nombre, seg煤n informan con orgullo las autoridades municipales, encabezadas por su alcalde Vitaly Klitschko. El mismo gobierno local que durante nueve a帽os no ha sido capaz de construir 鈥揺n una ciudad de 3 millones de habitantes con constantes atascos de tr谩fico鈥 ni una sola estaci贸n de Metro, ni un solo intercambiador de transporte, ni un solo centro m茅dico, ni un solo campus universitario, ni planta procesadora de residuos鈥

驴De d贸nde procede un deseo tan insistente de cambiar el nombre de todo y de todos? 驴Ser谩 que de repente toda la poblaci贸n est谩 descontenta con los nombres de sus ciudades y calles, donde ellos mismos, sus padres y a veces sus abuelos han nacido y crecido? Nada de eso. No hubo referendos, ni votaciones de los residentes sobre estas cuestiones, nadie les pidi贸 su opini贸n.

Por el contrario, en los pocos casos en que se realizaron encuestas, estas mostraron casi siempre el desacuerdo con el cambio de nombre. Por ejemplo, en el caso del centro regional de Kirovograd, llamado as铆 hace casi 90 a帽os en honor del famoso estadista sovi茅tico Sergei Kirov, la mayor铆a absoluta de la poblaci贸n de la ciudad, el 82%, rechaz贸 hace unos a帽os la decisi贸n de cambiar el nombre de la ciudad a 鈥淜ropyvnytsky鈥 y solo el 14% la apoy贸.

Pero ni en este ni en todos los dem谩s casos, ni para cambiar los nombres ni para demoler los monumentos, las autoridades han tenido en cuenta la opini贸n de los ciudadanos. Entonces, 驴por qu茅 ocurre todo esto? La respuesta a esta pregunta ser谩 m谩s evidente si se observa de cerca qu茅 nombres y monumentos est谩n sustituyendo a los de antes.

La avenida del general Vatutin, liberador de Kiev del nazismo mencionado al principio de este art铆culo, pas贸 a llamarse avenida de Roman Shukhevych, un nazi ucraniano que, en el momento del ataque de la Alemania nazi a la Uni贸n Sovi茅tica en 1941, formaba parte del batall贸n Nachtigal, una subdivisi贸n de la Abwehr (inteligencia militar de la Wehrmacht), formada por colaboradores nazis ucranianos.

La Avenida de Mosc煤 en Kiev pas贸 a llamarse Avenida de Stepan Bandera 鈥搊tro colaborador nazi ucraniano, l铆der de la OUN鈥, que durante la Segunda Guerra Mundial se hizo tristemente famoso no solo por cooperar con los nazis alemanes, sino por el genocidio de la poblaci贸n polaca y jud铆a. Bandera tiene monumentos en muchas ciudades ucranianas.

El bulevar Druzhby Narodov de Kiev pas贸 a llamarse bulevar Mykola Mikhnovsky, uno de los creadores de la ideolog铆a del nacionalismo ucraniano, autor del lema chovinista: 鈥溌crania para los ucranianos!鈥.

Y la calle que lleva el nombre del mariscal ucraniano Malinovsky, uno de los l铆deres del Ej茅rcito Rojo durante la guerra contra el nazismo, fue rebautizada como la calle de los H茅roes del Regimiento Azov 鈥搖na unidad militar moderna de Ucrania, cuyo emblema es el 鈥wolfsangel鈥 (un s铆mbolo her谩ldico alem谩n inspirado en la forma de una antigua trampa para lobos), el emblema nazi utilizado por las unidades de las SS. Para quien no lo sepa o lo haya olvidado, incluso el Congreso de Estados Unidos consider贸 al Batall贸n Azov como grupo neonazi y terrorista.

El batall贸n Azov, parte de las Fuerzas Armadas de la Ucrania post Maid谩n.

Por cierto, m谩s o menos al mismo tiempo que se demol铆a el monumento al general Vatutin en Kiev, la D茅cima Brigada de Asalto de Monta帽a de las Fuerzas Armadas de Ucrania recibi贸 oficialmente el nombre de Edelweiss. Durante la Segunda Guerra Mundial, este era el nombre de la Primera Divisi贸n de Infanter铆a de Monta帽a de las fuerzas armadas de la Alemania nazi, que particip贸 en la deportaci贸n de jud铆os, la ejecuci贸n de prisioneros de guerra, en operaciones punitivas contra los partisanos de Yugoslavia, Italia, Checoslovaquia y Grecia. Las insignias de calavera, que pr谩cticamente no difieren de los emblemas de la divisi贸n de las SS 鈥淐abeza Muerta鈥 y otras unidades nazis, son exhibidas abiertamente no s贸lo por muchos militares de las Fuerzas Armadas de Ucrania, sino tambi茅n por su Comandante Supremo.

Volod铆mir Zelenski.

El actual gobierno de Ucrania est谩 destruyendo por completo todo lo que de alguna manera se relacione con Rusia, de la que la mayor parte de Ucrania form贸 parte durante cientos de a帽os (aunque se trate de monumentos y calles en honor a escritores de fama mundial, como Le贸n Tolstoi), y con el periodo sovi茅tico de 70 a帽os de la historia de Ucrania, adem谩s de con el socialismo y la ideolog铆a de izquierdas en general. Por ejemplo, se ha cambiado el nombre de calles que llevaban los nombres de Karl Marx y Friedrich Engels, se han demolido monumentos dedicados a ellos y se proh铆ben los s铆mbolos socialistas y comunistas, desde la bandera roja hasta la interpretaci贸n de la 鈥淚nternacional鈥. Asimismo, todos los partidos de izquierda est谩n prohibidos, incluida la Uni贸n de Fuerzas de Izquierda鈥揚or un Nuevo Socialismo, que este autor preside.

El socialismo y el comunismo est谩n prohibidos, los activistas de izquierda son perseguidos y encarcelados, y el neonazismo se ha convertido en un elemento de la pol铆tica estatal y en la ideolog铆a dominante.

Por si fuera poco, toda esta guerra iniciada por las autoridades ucranianas contra los nombres, los monumentos y la ideolog铆a de izquierdas requiere mucho dinero. El coste de una sola placa con un nuevo nombre de calle para colocar en una esquina, seg煤n las propias autoridades de Kiev, es de al menos 1.000 hryvnia (unos 25 euros) y eso debe multiplicarse por docenas (y a veces cientos) de placas en la misma calle. Y luego por decenas de miles de calles rebautizadas. Perm铆tanme recordarles tambi茅n las m谩s de 1.000 ciudades y pueblos rebautizados.

Y el coste de las nuevas placas es s贸lo una peque帽a parte del coste del cambio de nombre. Hay muchos m谩s componentes. Todas las instituciones y empresas tienen que modificar los documentos, encargar nuevos sellos y timbres, actualizar las se帽ales de entrada, etc茅tera. Necesitamos nuevas se帽ales y carteles en las carreteras, en las entradas de la localidad y en las rutas por toda Ucrania. Es necesario dotar a muchas instituciones de nuevos mapas y atlas, no s贸lo ubicados en la ciudad rebautizada, sino en todo el pa铆s.

Cuando, por ejemplo, se realiz贸 el cambio de nombre de la ciudad de Zhdanov a Mariupol, un solo cambio cost贸 unos 24 millones de euros. La oleada total de cambio de nombre y demolici贸n de monumentos en todo el pa铆s, seg煤n las estimaciones m谩s conservadoras, 隆cuesta m谩s de 1.000 millones de euros!

Y esto en el pa铆s m谩s empobrecido de Europa que, adem谩s, est谩 en guerra. En un pa铆s que tiene absoluta necesidad de ayuda financiera del exterior y en el que este a帽o m谩s del 60% de los ingresos del presupuesto estatal proceden de pa铆ses extranjeros, principalmente de los pa铆ses de la Uni贸n Europea y de Estados Unidos.

De este modo, el dinero de los contribuyentes europeos y estadounidenses se gasta ahora, entre otras cosas, en el cambio masivo de nombre de calles de Ucrania en honor de los nazis y neonazis. No creo que la mayor铆a de los ciudadanos de los pa铆ses donantes est茅n de acuerdo con esto. Pero parece que a ellos, como a la mayor铆a de los ciudadanos de Ucrania, nadie va a preguntarles su opini贸n.

Maxim Goldarb es presidente de la Uni贸n de Fuerzas de Izquierda de Ucrania-Por un Nuevo Socialismo


Fuente: https://rebelion.org/monumentos-a-los-nazis-con-dinero-de-estados-unidos-y-de-europa/




Fuente: Argentina.indymedia.org