December 29, 2022
De parte de Oiradilos
405 puntos de vista

Un d├şa m├ís hemos querido hacer un llamamiento a la gente que lo est├í pasando mal con problemas de viviendas, problemas de empleo, problemas de ayudas sociales, problemas en la sanidad, en las pensiones. La crisis es una forma que tienen los capitalistas para obtener beneficios, lo que se traduce en una ofensiva contra las condiciones de vida del proletariado.

monarquia felipe vi emerito corrupcion

Este ataque de la burgues├şa se da en un contexto en el que la organizaci├│n de la clase obrera es inexistente. Para hacer frente a los problemas hay que organizarse, tienen que participar porque nadie se los va a solucionar. La organizaci├│n y la movilizaci├│n es el ├║nico m├ętodo, el ├║nico mecanismo para hacer frente a lo que tenemos ya y que con m├ís fuerza se nos viene encima.

Es hora de que la gente, los trabajadores y trabajadoras, se desenga├▒en de la clase pol├ştica mon├írquica corrupta que nos gobierna, que se comportan para satisfacer su inter├ęs particular y se manifiestan como efectivos y fieles empleados, complaciendo a los due├▒os de los poderes econ├│micos, judiciales y militares. La clase pol├ştica de la regi├│n extreme├▒a en particular y en general, la de todo el pa├şs, viven en la pr├íctica del teatrillo de la pol├ştica, juegan en el circo de la democracia, est├ín familiarizadas con la buena vida que le proporcionan sus sueldos, muy alejadas y ajenas del sufrimiento de la gente.

La televisi├│n y los medios de comunicaci├│n se encargan de transmitirnos sus mensajes, sus discursos mentirosos y altisonantes, sus proclamas para tenernos entretenidos y bien amodorrados en nuestras casas; se encuentran como peces en agua en la asamblea regional, en los ayuntamientos, en los congresos, en las convenciones, en las televisiones. Ante todo, tienen el inter├ęs muy particular de quedar bien ante las audiencias p├║blicas y especialmente, ante sus jefes. Para nada importa que sus disertaciones no digan absolutamente nada, est├ęn totalmente vac├şas de contenidos, sin referirse ni intentar encontrar la m├ís m├şnima soluci├│n a las cuestiones que afectan al pueblo.

monarquia felipe vi emerito corrupcion

Queremos que la gente sencilla deje de considerar como semidioses y abandone la visi├│n que tienen de algunos pol├şticos que sirven a la burgues├şa. Estos pol├şticos a sueldos est├ín acostumbrados a manejar la realidad y la ficci├│n con las caracter├şsticas propias de un tah├║r. Estos pol├şticos avezados y listos del lugar son ejemplares servidores de la burgues├şa m├ís cruel y explotadora, intervienen e influyen con tal fuerza en las instituciones p├║blicas que aparentemente favorecen a sus pueblos y se ganan la confianza de sus vecinos; poco les preocupa el significado de la insolidaridad, la falta de inter├ęs y el abandono de otras localidades; a estos mercaderes de la pol├ştica eso les da igual, s├│lo quieren el reconocimiento que proporcionan los votos para seguir a├▒os y a├▒os en la misma rutina que les confiere el poder.

La mayor├şa de esta clase pol├ştica, portavoces, diputados, concejales, etc. vive preocupada por su cuenta bancaria, defiende su cargo a capa y espada, y donde sea necesario, en la asamblea regional, en los ayuntamientos, en las diputaciones, etc. Con esa singular generosidad por bandera se sacrifican haciendo toda la propaganda que haya hacer y todo lo que sea necesario prometer, a├║n a costa de mentir; pero no nos olvidemos, a la vez que defienden lo suyo, sus intereses, consciente o inconscientemente est├ín defendiendo los intereses de los due├▒os de los medios de producci├│n, de los propietarios de empresas, de las industrias, de las tierras, de las grandes superficies, de quienes se est├ín enriqueciendo a toda velocidad a costa del sudor de la clase obrera.

Mientras unos pocos se adue├▒an de las riquezas y del trabajo producido por la clase obrera, una inmensa mayor├şa de la sociedad sufre un empobrecimiento continuo. Por eso, hay que salir a la calle, tenemos que detener y hacer frente a esta poderosa tormenta que tiene por base la explotaci├│n del hombre por el hombre, y que ahora est├í embravecida por la inflaci├│n, los salarios precarios, las faltas de viviendas y en general con tanta pobreza, que arrastra a buena parte de la humanidad trabajadora al precipicio y la hunde en el barranco de la desesperaci├│n para vivir. El mejor ant├şdoto contra todo esto es la organizaci├│n y la movilizaci├│n. La lucha por el socialismo; por la apropiaci├│n por el Estado de los grandes medios de producci├│n y de los recursos naturales para ponerlos a la satisfacci├│n de las necesidades humanas.

Fuente: Juan Viera Ben├ştez (Kaos de la Red)

Autor: fargov

Interesado en temas sociales y más concretamente en la solidaridad, el apoyo mutuo, los derechos humanos y todo aquello que represente una mejora para la sociedad.




Fuente: Oiradilos.wordpress.com