November 26, 2021
De parte de La Haine
283 puntos de vista


Marta Borraz.- Como cada 25 de noviembre, D铆a Internacional contra la Violencia Machista, el movimiento feminista ha convocado decenas de manifestaciones y concentraciones en ciudades y pueblos del pa铆s para exigir pol铆ticas p煤blicas que la combatan.

Manifestaci贸n que ha recorrido el centro de Madrid este 25N.

En Madrid, pasados unos minutos de las 18.00 horas, la manifestaci贸n ha partido de la madrile帽a plaza de Cibeles, iluminada de morado, en una muestra m谩s del oportunismo de les pol铆tiques. Lo que tambi茅n se vi贸 con la participaci贸n de figurones de los partidos y sindicatos del r茅gimen en la cabecera de la marcha.

鈥淣o estamos todas, faltan las asesinadas鈥 o 鈥渂asta ya de justicia patriarcal鈥 son algunos de los lemas que corean las miles de manifestantes, entre las que hay mujeres a t铆tulo individual y organizaciones feministas y movimientos sociales.

Manifestaci贸n del 25N en Madrid.

Charo lleva 鈥渦nos cinco o seis a帽os鈥 viniendo. Asegura que antes no sab铆a que cada 25 de noviembre se celebra el D铆a Internacional contra la Violencia Machista, pero 鈥渃onocer de cerca鈥 la violencia de g茅nero y enterarse de que una amiga era v铆ctima, le hizo movilizarse. 鈥淒esde entonces siempre salgo. Debemos intentar conservar lo que hemos logrado, que ha sido mucho, pero a煤n la igualdad entre mujeres y hombres, que es lo que defiende el feminismo, no se ha conseguido鈥.

Manifestaci贸n del 25N en Madrid.

Como ya ocurriera en a帽os anteriores, en Madrid la convocatoria se ha dividido en dos: por un lado, hay concentraciones descentralizadas en distintos barrios y pueblos vinculadas al 8M bajo el lema 鈥淐ontra todas las violencias machistas: Recursos, educaci贸n y justicia feministas鈥; por otro, el Foro de Madrid contra la Violencia a las Mujeres ha llamado a una manifestaci贸n desde la plaza de Cibeles con “Hartas de las violencias machistas contra las mujeres: 隆soluciones YA!” como consigna principal.

Todas reclaman “acciones urgentes y decididas” contra todas las formas de violencia contra las mujeres; no solo en el 谩mbito de la pareja o expareja, tambi茅n la violencia sexual, el acoso, la violencia econ贸mica o la violencia vicaria. Los datos disponibles desvelan que no es un hecho puntual o aislado, sino que la violencia forma parte de la vida de las mujeres: una de cada dos la han sufrido al menos una vez en su vida y solo en lo que va de 2021 se han registrado m谩s de 12.000 denuncias por violencia sexual, dos cada hora.

Concentraci贸n del 25N en la plaza de Lavapi茅s, Madrid.

Lo que diferencia a ambas movilizaciones, entre muchas otras cosas, es su posici贸n con respecto a la prostituci贸n y a la Ley Trans, que desat贸 un duro conflicto entre los socios del Gobierno y en el seno del feminismo. El Foro de Mujeres, de hecho, pide en su manifiesto la retirada del proyecto y se posiciona contra la autodeterminaci贸n de g茅nero. Reclaman, adem谩s, una ley abolicionista de la prostituci贸n.

Las concentraciones descentralizadas en los barrios, por su parte, ponen el foco en la precariedad, la violencia econ贸mica o la crisis de cuidados y denuncian el racismo, se oponen a la Ley de Extranjer铆a “que agudiza” la vulnerabilidad de las mujeres migrantes y acusan a la Comunidad de Madrid de “mirar para otro lado” ante la violencia machista.

A poco m谩s de un kil贸metro de la Puerta del Sol, donde culmina la manifestaci贸n, la plaza de Lavapi茅s acoge una de las concentraciones convocadas en los barrios. 鈥淟a calle y la noche tambi茅n son nuestras鈥, o 鈥渃ontra el patriarcado y sus violencias, ahora y siempre autodefensa鈥, gritan las asistentes.

Amparo es una de ellas, vecina del barrio, ha bajado, dice, porque 鈥渢enemos que demostrar que somos m谩s nosotras que ellos鈥, afirma en referencia al negacionismo que enarbola la mayor铆a de pol铆ticos y medios. Cree, adem谩s, que hace falta una mayor visibilidad de las violencias que se dan fuera de la pareja o ex pareja: 鈥淓st谩 en todos los 谩mbitos, en la calle, en la pol铆tica, en el jefe hacia sus empleadas鈥︹, reflexiona.

Concentraci贸n del 25N en Lavapi茅s, Madrid.

En la concentraci贸n tambi茅n han podido escucharse otros lemas a favor de la autodeterminaci贸n de g茅nero, como 鈥渕ujeres con pene, mujeres con vagina, hay muchas m谩s mujeres de las que te imaginas鈥.

“Si nos tocan a una, nos tocan a todas”

En Catalunya, la movilizaci贸n m谩s numerosa de entre las que se han convocado en decenas de localidades ha sido la de Barcelona, donde miles de personas se han manifestado en la noche de este jueves contra las violencias machistas con motivo del 25-N.

La marcha ha recorrido el Passeig de Gr脿cia y ha sido convocada por el movimiento Novembre Feminista y Ca la Dona, y se han sumado otras entidades y partidos. Las manifestantes han clamado contra la “justicia patriarcal”, que “revictimiza” a las mujeres agredidas. “Si nos tocan a una, nos tocan a todas”, ha sido uno de los c谩nticos m谩s repetidos. En Girona la marcha tambi茅n ha realizado una ofrenda floral en recuerdo a las mujeres asesinadas.

Cabecera de la manifestaci贸n del 25N en Barcelona.

Una hilera de antorchas iluminaba los nombres de todas y cada una de las mujeres que, mes a mes, han sido asesinadas en este a帽o 2021 por sus parejas o exparejas. Ellas han sido las principales recordadas en la manifestaci贸n que ha recorrido las calles del centro de C贸rdoba.

鈥淣i una m谩s; ni una menos鈥, 鈥淰ivas nos queremos鈥, 鈥淣o han muerto, son asesinadas鈥 eran algunos de los lemas coreados entre las m谩s de 4.000 personas que, seg煤n estimaciones de la Polic铆a Local, han participado en la manifestaci贸n organizada por la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres.

En la marcha, que ha partido de la Glorieta de Cruz Roja y finalizaba a las puertas del Ayuntamiento con la lectura de un manifiesto contra las violencias machistas, j贸venes con c谩nticos por el feminismo, hombres y mujeres de edad adulta caminando por la igualdad y ni帽os acompa帽ando a sus familias se han mezclado desde la cabeza a la cola de la manifestaci贸n, jalonada de pancartas contra el machismo, por la igualdad real y contra todo tipo de violencia de g茅nero.

鈥淓s importante que los hombres estemos hoy aqu铆鈥, dec铆a uno de ellos, mientras a su lado varias mujeres portaban pancartas con un lema claro: 鈥淭rabajar la igualdad para construir un mundo sin violencias machistas鈥.

Por su parte, el Moviment Feminista de Val猫ncia ha exigido en una manifestaci贸n que se reconozcan todas las violencias que sufren las mujeres y han denunciado estar “hartas” de que no se dote de recursos y servicios necesarios las leyes de igualdad y contra la violencia machista.

Desde la c茅ntrica Porta de la Mar, iluminada de violeta por el 25N, la marcha ha salido a ritmo de batukada pasadas las siete de la tarde con una pancarta de cabecera que dec铆a “Estamos hartas de todas las violencias machistas”, portada por mujeres que han sido v铆ctimas de la violencia de g茅nero ataviadas con petos morados y pegatinas con el lema en valenciano (#Fartes), para dirigirse por las calles Col贸n, X脿tiva, Marqu茅s de Sotelo y finalmente la plaza del Ayuntamiento.

Manifestaci贸n del 25N en Toledo.

La manifestaci贸n en Toledo solo reuni贸 a pocos centenares de personas puesto que hubo dos convocatorias diferenciadas, entre la Plataforma 8M y la Concejal铆a de Igualdad del Ayuntamiento. De este modo, dos grupos de personas se dividieron entre una marcha y una manifestaci贸n, ambas recorriendo el camino entre la Vega y Zocodover.

“Nos faltan 60 hermanas m谩s este 25 de noviembre porque alguien, un hombre, decidi贸 arrebatarles la vida”, recalcaba el manifiesto que clamaba contra la prostituci贸n y exig铆a una mejor educaci贸n con perspectiva de g茅nero. “Estamos aqu铆 un 25 de noviembre m谩s para exigir acciones directas y para que el 25 de noviembre de 2022 no tengamos que venir aqu铆 a decir exactamente lo mismo”. La Plataforma realiz贸 una lectura de todas las mujeres, ni帽as y ni帽os v铆ctimas mortales de la violencia machista en 2021.

En Zaragoza, la nutrida concentraci贸n en la Plaza Espa帽a de Zaragoza ha empezado con el discurso de una representante de la Coordinadora de Organizaciones Feministas de la ciudad, que ha dado paso a “驴Qu茅 pasar铆a si?”: una serie de preguntas y respuestas sobre el control en las relaciones de pareja, las denuncias falsas, la brecha salarial o la importancia de los cuidados, entre otros temas.

Las manifestantes han gritado el “nos queremos vivas” y tambi茅n lemas por la abolici贸n de la prostituci贸n. El acto ha concluido con la lectura del manifiesto y la esperanza de “no volvernos a concentrar durante este a帽o porque hayan asesinado a una mujer en Zaragoza”.

Manifestaci贸n del 25 en Murcia.

En Santiago de Compostela. una multitudinaria manifestaci贸n sali贸 de la Praza do 8 de marzo tras pancartas con lemas como ‘Rebeli贸n, desobediencia contra su violencia’ y ‘un maltratador no es un buen padre’. Al ritmo de tambores corearon mensajes como ‘somos el grito de las que no tienen voz’ y ‘contra el patriarcado, feminismo organizado’.

En Murcia, miles de mujeres comenzaron a recorrer la principal arteria de la ciudad, la Gran V铆a, a las 19.30. Irene, del bloque de clase, y de 26 a帽os, subraya que la pandemia ha arrojado a las mujeres “a los peores trabajos”, mientras que ha encerrado a otras mujeres “en casa con sus maltratadores”. “Vivas, libres y sin miedo!”, era uno de los lemas que se han escuchado.

Mar铆a Luisa, Merche y Karmele, en la manifestaci贸n por el 25N de Bilbao.

La diferencia de edades entre las manifestantes de Bilbao ha mostrado que la lucha contra la violencia machista no tiene edad. Mar铆a Luisa, Merche y Karmele llevan varias d茅cadas luchando por los derechos de las mujeres porque por mucho que hayan conseguido algunos derechos, la violencia contra las mujeres sigue afectando a todas.

“Desde el movimiento feminista hemos conseguido que las instituciones acepten muchos planteamientos nuestros y eso es una conquista, pero las instituciones siempre se apropian para descafeinar y quitarles su esencia, por eso debemos seguir ah铆”, asegura Karmele. Seg煤n Mar铆a Luisa, si se compara con a帽os anteriores, “en la sociedad se puede llegar a notar cierta regresi贸n” en cuanto a los derechos de las mujeres, algo que, seg煤n lamenta “el postureo institucional que se ti帽e de lila una vez al a帽o y luego no lucha por nuestros derechos, no ayuda”.




Fuente: Lahaine.org