April 19, 2021
De parte de Nodo50
213 puntos de vista


De nuevo volvemos a hablar de la omnipresente pandemia del Covid-19 en los Bits. Puede parecer cansino, pero considero que es necesario conocer un poco m谩s de cerca las motivaciones pol铆ticas que subyacen en el relato de los grupos que lideran estas corrientes de opini贸n negacionistas, para poder valorarlas y confrontarlas en su justa medida.

En puridad, el negacionismo de la pandemia tambi茅n ha captado a una parte, peque帽a pero ruidosa, de la izquierda real, pero la consideraremos despreciable, no porque lo sean personalmente sus devotos, sino porque se limitan a seguir la misma estela discursiva ultraliberal, aunque no quieran reconocerlo o no sean conscientes de ello. La intenci贸n con la que junto estas letras quiz谩 sea para lograr que alguno de ellos se d茅 cuenta del rid铆culo que hacen cuando conozcan la ra铆z de los argumentos que repiten como mantras en las redes sociales. De hecho deber铆a ser justo lo contrario, ya que los Trump, Bolsonaro, Q-Anon y dem谩s, consideran que lo que se est谩 preparando con la plandemia como excusa, es el fin del capitalismo. De ah铆 la rabia que demuestran. Pero no adelantemos acontecimientos, todo a su tiempo.

Y para sumergirnos en el lodazal ideol贸gico de la derecha cavernaria, ya que vamos a hablar de pol铆tica m谩s que de medicina, usaremos como referencia a los medios de comunicaci贸n m谩s caracter铆sticos de ese espectro que se han aventurado a 芦profundizar禄 en este asunto. Por eso, no esper茅is que escriba sobre si la pandemia no existe, si es solo una simple gripe, si los muertos contabilizados no son tales, si matan pacientes intencionadamente con los tratamientos, si los hospitales est谩n vac铆os鈥 y que todo responde a un plan para acabar con buena parte de la poblaci贸n o implantar un chip de control mental con la vacuna para convertirnos en d贸ciles ovejitas. No voy a gastar ni un solo milisegundo en refutar esas majader铆as, hacerlo ser铆a ponerse al nivel de individuos sectarios irracionales, de analfabetos cient铆ficos y de mentes obtusas y cerriles.  

Hablaremos de geopol铆tica que, al fin y al cabo, es lo que solemos hacer aqu铆. Ya vimos c贸mo Aznar y los suyos saltaron como un resorte al principio de la pandemia porque se sent铆an amenazados. El mundo vio c贸mo el mercado no era la soluci贸n a la pandemia, sino m谩s bien un problema a帽adido (guerras de respiradores, mascarillas, buzos). 

Las privatizaciones sanitarias, los recortes presupuestarios, el negocio de la sanidad privada, deslocalizaciones de empresas y del I+D鈥 todo se puso en entredicho ante la cat谩strofe y nada ser谩 igual en el futuro. Esto dec铆a un informe de FAES, (la fundaci贸n que preside Aznar) hace poco m谩s de un a帽o, cuando le empez贸 a ver las orejas al lobo por causa de la pandemia:

芦El Estado sustituir谩 a la sociedad civil y acaparar谩 no s贸lo el poder pol铆tico sino los recursos econ贸micos y los medios de comunicaci贸n鈥

芦鈥ajo pretexto del cambio inevitable de nuestros modos de vida que traer谩 consigo la crisis, y de los nuevos paradigmas a los que deber谩n ajustarse las sociedades despu茅s de que esto pase, ya se vislumbra, no algo nuevo o sorprendente, sino el viejo rostro del estatismo y del control social禄.

De esta crisis s贸lo se saldr谩 con m谩s estado y con menos globalizaci贸n. Los estados han tenido que hacerse cargo de los salarios de millones de trabajadores, del rescate de empresas, del refuerzo de la sanidad, de los escudos sociales, del desarrollo de vacunas鈥 y nada de eso es gratis, y menos en el contexto de una crisis a煤n no superada como la que se inici贸 en 2008. Para pagarlo habr谩 que subir impuestos y ser谩n necesarios cambios estructurales para no volver a repetir errores similares en los pr贸ximos a帽os.

Ese es el problema, los neocons predicen el triunfo del marxismo como una consecuencia inherente a la crisis de la pandemia. Y no, no se trata solo de la FAES o del 铆nclito de Aznar, es un discurso muy com煤n en la ultraderecha. La 芦prueba禄 que supuestamente da veracidad a la existencia de esa conspiraci贸n marxista la encuentran en Davos, en el Foro Econ贸mico Mundial, en lo que se llama 芦El Gran Reseteo禄 o el conjunto de reformas necesarias para salir de esta crisis, superar el reto ambiental y reducir la desigualdad que no ha parado de crecer durante los 煤ltimos a帽os. 

La locura es que los ultraliberales dicen que Davos, en la Agenda 2030 que se pretende adelantar por causa de la pandemia, persigue el fin del capitalismo, la instauraci贸n de un modelo socialista, el fin de la propiedad privada y la nacionalizaci贸n de las empresas. Todo ello, cuando los participantes en el Foro han sido l铆deres de pa铆ses conservadores y grandes empresarios, que no suelen destacarse por sus inclinaciones marxistas, ni siquiera socialdem贸cratas. 

El texto de donde sacan todo esto en Libertad Digital es el siguiente:

芦El capitalismo, el que se ha practicado en las 煤ltimas d茅cadas, con su obsesi贸n por la maximizaci贸n de beneficios para los accionistas, ha dado lugar a una desigualdad horrible. Es hora de un nuevo capitalismo m谩s justo, un capitalismo equitativo y sostenible que realmente funcione para todos y donde las empresas, incluidas las tecnol贸gicas, no solo toman de la sociedad, sino que realmente devuelven y tienen un impacto positivo鈥

Inferir de un texto, que s贸lo trata de demandar un mundo m谩s justo, la instauraci贸n universal del marxismo, ya son ganas de inventar. Pero una cosa s铆 es patente: la intenci贸n del medio de usar al marxismo como un espantajo para impedir cualquier tipo de avance social porque eso mermar铆a algunos suculentos negocios de sus patronos. En cualquier caso, m谩s bien el texto del Foro viene a coincidir con aquel concepto vano de Sarkozy de 鈥refundar el capitalismo鈥 de 2008. 

La otra gran 芦prueba禄 de que el mundo se encamina hacia el modelo econ贸mico chino es la presencia en Davos, como invitado, del presidente chino Xi Jinping, junto a un Macron y una Merkel recientemente convertidos al socialismo. La conexi贸n del Gran Reinicio 鈥engendro mao铆sta y xinpingiano para Losantos鈥 con la pandemia鈥

鈥溾s todo un mensaje directo que parece confirmar que la pandemia de Covid-19 quiere convertirse en el eje de un proyecto mundial de cambio institucional, tecnol贸gico, econ贸mico y cultural. Ahora, las sospechas, llamadas conspiranoicas, acerca de la pandemia como plan oculto de autores ocultos para dar paso a cambios esenciales que quieren reducir el poder de las naciones tradicionales y promover una globalizaci贸n pro China, tienen el campo abonado para extenderse鈥.

Para la derecha liberal, queda patente que el Covid-19 es una grave amenaza existencial. Ese es el motivo por el cual est谩n azuzando a sus perros para frenar cualquier cambio de paradigma que pudiera estar por venir. Y ese es el origen de la campa帽a desinformativa que han lanzado en todo el mundo para minimizar la pandemia o incluso para negarla. Conviene tenerlo presente, sobre todo para gentes que, desde la izquierda, est谩n bailando al son que tocan los ultraliberales. Es obvio que no hay que hacerse ilusiones de poder convencer ning煤n negacionista, los mecanismos mentales que usan son muy parecidos a los que desarrollan las personas atrapadas en sectas psicodestructivas (aunque los da帽os sean autoinflingidos); pero si hemos contribuido a sembrar al menos la semilla de la duda, es como para estar satisfechos.

Y, l贸gicamente, tampoco hay que confiar de nada que venga de los poderosos, al menos nada que hagan de motu propio. En cuanto vaya siendo posible, tenemos que tomar las calles para demandar cambios estructurales que garanticen que se ponga a las personas en el centro de la actividad pol铆tica y hacer realidad las pesadillas y profec铆as de los ultraliberales: el fin del capitalismo y la universalizaci贸n del socialismo.




Fuente: Bitsrojiverdes.org