October 10, 2021
De parte de CNT
125 puntos de vista


DOSIER Derechos Laborales | DE ROSITAS | Ilustración de Rosa Fraile (fragmento) | Extraído del cnt nº 427.

Que las mujeres ocupemos el espacio sindical es importante para avanzar en igualdad y minar al patriarcado. Sin embargo los procesos de negociación están dominados por hombres y tengo la impresión de que nos cuesta incorporarnos a este área de trabajo. Es un terreno muy patriarcal y lleno de testosterona. ¿Me equivoco? ¿Qué presencia tenemos las mujeres aquí? Venga ¿cuántas mujeres sindicalistas puedes nombrar? Pensé en voz alta deseando que aparecieran esos nombres de mujeres de hoy, con relevancia sindical y presencia en las mesas de negociación. Cuesta ¿verdad? ¿En la TV he visto alguna? Pensaba y solo surgían nombres de grandes mujeres históricas, desde Flora Tristán a Teresa Claramunt, o las cigarreras hermanas Micaela y Ángela de Castro asesinadas por los fascistas.

En el s. xix y primer tercio del s. xx negociar no consistía precisamente en sentarse en torno a una mesa para alcanzar un acuerdo con la patronal. Desde el origen del sindicalismo las mujeres estuvimos en la lucha organizada peleando por los derechos de la clase trabajadora. Lideramos combates, protagonizamos revueltas, huelgas, barricadas y llevamos antorchas incendiarias. Fuimos un contrapoder frente al capital, nos encarcelaron y asesinaron por ello. Y sin embargo éramos las convidadas de piedra en la firma de acuerdos y pactos.

Que las mujeres ocupemos el espacio sindical es importante para avanzar en igualdad y minar al patriarcado. Sin embargo los procesos de negociación están dominados por hombres y tengo la impresión de que nos cuesta incorporarnos a este área de trabajo. Es un terreno muy patriarcal y lleno de testosterona. ¿Me equivoco?

Los tiempos han cambiado y no solo la acción directa toma otras formas, sino que tenemos perfectamente regulada y normatizada la negociación con la patronal, nos sentamos frente a frente y discutimos con el empresariado. ¿Qué mujeres están ahí? ¿Seguimos siendo la convidada de piedra?

Tuve que pedir ayuda y así conocí a otra gran mujer sindicalista y de CNT Isabel Hernández Marichal (1909-1983). Pero ¿hoy por hoy? Bien, la ayuda me dice que sí, pocas son pero haberlas haylas! Así descubro que además de Ana Sigüenza (CNT), ha habido otra mujer al frente de una organización sindical, Ainhoa Etxaide (LAB). Y que en los últimos años de Eres y ERTES destacó una trabajadora de Coca-Cola y hoy política (Mercedes Pérez).

Cada vez son más las mujeres presentes en los procesos de negociación con la patronal, también en CNT.

Tenemos grandes compañeras trabajando de lleno en sindicalismo, lo sé. He leído y oído sus palabras, conocido en congresos y seminarios. Admiro sinceramente su arrojo. Espero que sus nombres resuenen y nos enseñen a las demás a adquirir fortalezas que nos permitan ir copando este espacio a priori tan duro y áspero. Un campo de batalla en el que se enfrentan no solo al capital, sino también al patriarcado.




Fuente: Cnt.es