May 20, 2021
De parte de ANRed
248 puntos de vista

Fotos: Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir

Mujeres de 36 naciones indígenas integrantes del Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir llegaron ayer por la tarde a la Casa de Gobierno, tras caminar desde el 14 de marzo, desde el norte al sur, en el marco de la Caminata Plurinacional «Basta de Terricidio», en el año que se cumplen los 211 años de la independencia argentina. Allí presentaron, en una reunión interministerial, un documento con demandas, donde exigen que «el terricidio sea considerado un crimen de lesa humanidad y lesa naturaleza, y los culpables sean juzgados y condenados». La demanda general incluye el rechazo a la megaminería, el fracking, los desmontes, las megarepresas, los monocultivos, los agrotóxicos, y el reclamo de basta de femicidios y de «chineo» (la violación en manada a niñas y mujeres indígenas). Por ANRed.


«Nuestro objetivo es exigir que el Terricidiosea declarado un delito de lesa humanidad y lesa naturaleza, y los culpables sean juzgados y condenados. Desde el 14 de marzo, nos echamos a andar como quien al tranco va, despacito, pero firme. Hemos recorrido hermosos paisajes atravesados por dolor, clamor y lucha. Nutriéndonos de esas fuerzas que emergen desde la tierra y desde los pueblos», anunció en su momento Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir cuando comenzó esta larga caminata que ayer por la tarde llegó a la Casa Rosada.

Cuando echaron a andar especificaron que el reclamo de «Basta de Terricidio» también incluía un extenso marco de reclamos: «durante este tiempo, los femicidios, travesticidios y transfeminicidios aumentaron. El ecocidio pasó un límite de perfidia e impunidad que mostró no sólo la indolencia del sistema, sino que los terricidas están dispuestos a todo para alimentar su insaciable avaricia. La indolencia de los gobiernos alimenta la avaricia, la codicia letal del extractivismo. Genocidio: exterminio de pueblos originarios; Ecocidio: ecosistemas arrancados de la faz de la tierra. Epistemicidio Indígena: eliminación de otros modos de pensar la vida, cuya represión y persecución ha llevado a la clandestinidad de nuestras prácticas espirituales, medicinales y la imposibilidad de vivir de acuerdo a nuestra cultura que es en absoluta armonía con la naturaleza», argumentan.

Es así que, en el marco del 211° aniversario de la independencia argentina, además del reclamo central de que «el terricidio sea considerado un crimen de lesa humanidad y lesa naturaleza, y los culpables sean juzgados y condenados», se veían carteles con consignas en rechazo a la megaminería, el fracking, los desmontes, las megarepresas, los monocultivos, los agrotóxicos, y el reclamo de basta de femicidios y de «chineo» (la violación en manada a niñas y mujeres indígenas).

En la reunión interministerial que tuvieron en la Casa de Gobierno entregaron un documento con una declaración: Â«Nosotras las mujeres de las 36 naciones indígenas, habitadas por las fuerzas telúricas y la sabiduría de nuestras ancestras, hemos salido de nuestros territorios a caminar para sanar. Sanamos encontrándonos con todos los pueblos y seres, sanamos también por el cariño de esos pueblos que se organizaron para alojarnos, alimentarnos, cobijarnos en solidaridad y respeto. Brotaron lágrimas de sus ojos y esperanzas de construir un mañana mejor, fueron narrándonos los nefastos efectos de este sistema sobre las vidas. Cruzamos de punta a punta el país recogiendo esas voces inaudibles», comienza el documento entregado por el Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir.

En la misma línea, el movimiento sostiene: «hemos llegado a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires trayendo nuestras medicinas, ancestrales y sagradas, en un momento que creemos histórico porque somos conscientes que no hay tiempo que perder, que el terricidio es innegable. Celebramos la oportunidad del diálogo con responsables del Estado Argentino porque el negacionismo que ha sido el proceder ideológico de una casta opresora ya no servirá como lógica política, para no hacernos responsables de este presente producto de una matriz civilizatoria que hoy colapsa y no vislumbra futuro. La misma matriz que produjo el genocidio de los pueblos y naciones indígenas», remarcaron.

Además, relataron: «fuimos empujadas por las sequías, los incendios, las violaciones a nuestras hijitas en el marco del chineo, cansadas de tanta impunidad ante tantos crímenes, no podemos pensar en sanar sin justicia. Es por ello que decidimos caminar, con pasos amorosos y comprometidos por la vida, porque no se trata sólo de nosotras sino del mundo. Son tiempos en los que nos determinan los hechos, convocadas por el llamado de la tierra, de nuestros ancestros y ancestras, estamos decididas a recuperar el Buen Vivir como Derecho, que es la única alternativa civilizatoria que nos rescatará de un sistema de muerte», finaliza el documento entregado a las autoridades de varios ministerios.





Fuente: Anred.org