February 24, 2022
De parte de CGT ALTEN Madrid
308 puntos de vista

隆Es tiempo de Carnaval! Esta celebraci贸n con numerosos a帽os de tradici贸n combina elementos tales como disfraces, grupos que cantan coplas, desfiles y fiestas en la calle.

Por unos d铆as, si as铆 lo deseas, puedes adoptar la personalidad y o profesi贸n de otro o bien permanecer en el anonimato oculto tras la m谩scara. Tambi茅n puedes decidir no disfrazarte, ya que, en esto del carnaval, sabemos que igual que hay partidarios tambi茅n hay detractores.

Como ya hemos dicho, es tu elecci贸n, eres libre de decidir si te disfrazas o no. Pero esa libertad, por desgracia, no la tuvieron numerosas mujeres, que a lo largo de la historia tuvieron que disfrazarse de hombres para poder alcanzar sus sue帽os, sue帽os que, al parecer, estaban exclusivamente reservados al g茅nero masculino.

Cuando uno indaga sobre la apasionante vida de estas mujeres, se da cuenta de las dificultades, limitaciones e injusticias que tuvieron que padecer, derivadas de la sociedad machista en la que viv铆an. Y como, gracias a, su valent铆a, determinaci贸n y a la ayuda de hombres que creyeron en ellas y en la igualdad de g茅nero, lograron alcanzar sus sue帽os y romper las barreras de la 茅poca en beneficio de las futuras generaciones de mujeres y de una sociedad mucho m谩s rica y plural.

Algunas de ellas llegaron a vivir toda su vida como hombres hasta que la autopsia desvel贸 su sexo, como es el caso del cirujano James Barry, o del m煤sico de jazz Billy Tipton. Otras tuvieron que ocultarse bajo falsos nombres para alcanzar el 茅xito literario o acceder a competiciones deportivas de hombres. Y en otros casos, cedieron a sus maridos sus ideas, trabajos, en definitiva, sus mentes privilegiadas y el reconocimiento de la sociedad en pos del progreso y avance cient铆fico, como es el caso de la primera mujer de Einstein: Mileva Einstein coautora de la teor铆a de la relatividad.

Uno podr铆a caer en el error de pensar que estas situaciones, solo se daban en 茅pocas pasadas y lejanas, y que ya no ocurren en la sociedad actual. Pero sorprendentemente sigue habiendo casos como el de la escritora de 鈥Harry Potter鈥, Joane Rowling, que, en sus comienzos, firm贸 sus obras bajo un seud贸nimo masculino o la DJ Tatiana que para poder adentrarse en el mundo de la m煤sica electr贸nica tuvo que hacerse pasar por hombre y pinchar como DJ Musikillz.
Estas mujeres llegaron lejos y no fue la consecuencia de hacerse pasar por hombres, sino gracias a sus propias virtudes que lo lograron. El disfraz es exclusivamente para los ojos de la sociedad.

Esperemos que en un futuro nunca tengamos que volvernos a disfrazar para ser respetadas, para hacer lo que realmente queremos, para sentirnos m谩s como nosotras mismas. 

Nos hubiese encantado poder dedicar unas l铆neas a todas ellas, pero cuando uno se adentra en este fascinante tema, constata que por desgracia la lista de mujeres que tuvo que renunciar a su identidad es muy larga. Os animamos a descubrir por vuestra cuenta sus alucinantes vidas.

A continuaci贸n, os dejamos con algunas de ellas.

Jeanne Baret (1740鈥1807)

La infancia de Jeanne Baret (que lleg贸 a ser conocida como 芦la mujer de las hierbas禄) transcurri贸 entre plantas que la ni帽a aprendi贸 a recolectar y a diferenciar. Aunque nunca recibi贸 una educaci贸n formal, la joven adquiri贸 grandes conocimientos de bot谩nica. Disfrazada de hombre y haci茅ndose pasar por asistente del naturalista y bot谩nico franc茅s Philibert Commerson, emprendi贸 su sue帽o de convertirse en bot谩nica, embarc谩ndose en una expedici贸n que la convertir铆a en la primera mujer en circunnavegar el globo en una 茅poca en que la armada francesa no permit铆a la presencia de f茅minas a bordo de ninguno de sus nav铆os.

Margaret Ann Bulkley (1799-1865).

Margaret Ann Bulkley, conocida como James Barry, se hizo pasar por hombre para conseguir ir a la universidad a estudiar medicina. Margaret so帽aba ser cirujana, algo que era impensable en 1800, por lo que decidi贸 vivir toda su vida como un hombre hasta el momento de su muerte. Su enga帽o fue descubierto en el momento de preparar el cuerpo para las pompas f煤nebres.

Su labor en medicina fue encomiable. Consigui贸 ser cirujana militar del ej茅rcito brit谩nico durante la Batalla de Waterloo, y m谩s tarde fue nombrada inspector m茅dico de la Colonia Brit谩nica. Fue en este lugar donde realiz贸 una de las primeras ces谩reas, en una 茅poca donde esta pr谩ctica no se realizaba. Despu茅s de sus avances en el campo de la medicina, la nombraron Oficial M茅dico de Primera, pero tuvo que retirarse al contraer la Fiebre Amarilla.

Concepci贸n Arenal (1820 鈥 1893)

Escritora y activista social. Fue autodidacta y con 21 a帽os tuvo que disfrazarse de hombre para poder ingresar como oyente en la Facultad de Derecho de la Universidad Central de Madrid: se cort贸 el pelo, se puso levita, capa y sombrero de copa. Sin embargo, el enga帽o del travestismo no dur贸 mucho, porque el rector de la universidad la pill贸 y la ret贸 a cursar un examen.

Una prueba que super贸 con una nota tan brillante que los responsables de la universidad no tuvieron m谩s remedio que dejarla asistir a las clases, pero con muchas limitaciones: tutelada y apartada, ten铆a prohibido hablar con los dem谩s alumnos y nunca se pudo matricularse ni recibi贸 ning煤n t铆tulo. El mensaje le qued贸 claro: para existir socialmente hab铆a que ser hombre. Por eso sigui贸 disfraz谩ndose de caballero para acudir a tertulias pol铆ticas y literarias.

Dorothy Lawrence (1896-1964)

Ella estudio periodismo y publicaba para The Times, sin embargo, su sue帽o era ser corresponsal de guerra, tras pedir ese puesto en diferentes peri贸dicos fue rechazada en todos, por lo que decidi贸 trabajar de manera independiente, sin embargo, la polic铆a francesa la detuvo.
Ante esto, se dio cuenta que como mujer no podr铆a convertirse en corresponsal de guerra, por lo que se disfraz贸 de hombre con uniforme de soldado brit谩nico, convirti茅ndose en Smith. Le cont贸 a su sargento antes de que la descubrieran, pero este la declar贸 como prisionera de guerra.

Caterina Albert i Parad铆s (1869 鈥 1966)

Caterina Albert i Parad铆s es un referente de la literatura modernista catalana que publicaba con el seud贸nimo V铆ctor Catal脿. Comenz贸 a firmar las obras como hombre despu茅s de ganar los Jocs Florals de Olot de 1898. Cuando se supo que la pieza ganadora, La infanticida, la hab铆a escrito una mujer, hubo un gran revuelo y la censuraron. De hecho, es una obra de teatro que no se represent贸 hasta despu茅s de la muerte de la escritora. Caterina Albert fue una autora innovadora, en gran parte por los temas que trataba: la discriminaci贸n de la mujer, el deseo femenino, la cr铆tica del matrimonio鈥, y ya tuvo 茅xito y reconocimiento en su 茅poca.

Solitud se considera su gran obra, traducida a varias lenguas y adaptada al cine. Aunque se sab铆a que V铆ctor Catal谩n en realidad era una mujer, la escritora decidi贸 seguir utilizando el seud贸nimo para separar la vida privada de la profesional, convirti茅ndose en un icono para muchas mujeres del siglo XIX.

Anita Carmona (1908-1940)

En principio, muy jovencita, empez贸 de masajista en el Sporting de M谩laga. Pero quer铆a jugar. Al final, con la ayuda de un sacerdote y de un familiar se visti贸 de hombre y particip贸 en varios partidos sin que nadie se percatase de su verdadero sexo. As铆, hasta que la descubrieron. Tuvo que marcharse y termin贸 en V茅lez-M谩laga, donde 鈥榝ich贸鈥 por un equipo en el que estuvo 鈥損or descontado, travestida鈥 entre finales de los veinte y principios de los treinta. La llamaban 鈥榚l Veleta鈥. Fue uno de sus jugadores punteros y, en la pr谩ctica, la primera futbolista profesional.

Kathrine Switzer (1947-actualidad)

En 1967, la atleta de 20 a帽os intent贸 participar en la legendaria marat贸n de Boston. Las mujeres no pod铆an oficialmente participar por lo que Kathrine se registr贸 como hombre para poder participar. 
Mientras se llevaba a cabo la carrera, un comisario se percat贸 de que se trataba de una mujer, por lo que intent贸 sacarla de la competencia, esto no lo consigui贸 debido a que el novio de Kathrine junto con otros corredores la escoltaron hasta la meta. 

Joanne Rowling (1965-actualidad)

Joanne Rowling, quien escribe bajo los seud贸nimos J. K. Rowling鈥 y Robert Galbraith, es una escritora, productora de cine y guionista brit谩nica, conocida por ser la autora de la serie de libros Harry Potter, que han superado los quinientos millones de ejemplares vendidos. Utiliz贸 el seud贸nimo conocido a nivel mundial, 鈥淛. K. Rowling鈥, porque hac铆a menos evidente su g茅nero. Su publicista quer铆a que Harry Potter tuviera un p煤blico target de hombres j贸venes y por eso la autora decidi贸 acudir al seud贸nimo.

Tatiana 脕lvarez

Tatiana DJ se travisti贸 de hombre durante un a帽o para ser valorada por su m煤sica y no por su cuerpo. Tatiana se convirti贸 en Matt Mset, alias Musikillz. Era el a帽o 2006, despu茅s de un a帽o actuando como un hombre, consigui贸 que el p煤blico prestara atenci贸n a su m煤sica, logr贸 lo que quer铆a: fuera del escenario dej贸 de ser perseguida por miradas lascivas y, encima de 茅l, pudo centrarse en hacerlo bien.




Fuente: Cgtaltenmadrid.es