October 26, 2022
De parte de ANRed
156 puntos de vista

Alex falleci贸 luego de tres meses de agon铆a en un hospital, producto de las lesiones que le provoc贸 la inhalaci贸n de humo t贸xico durante un incendio en su celda del centro de recepci贸n Pablo Nogu茅s de Malvinas Argentinas. La madrugada del incendio, los operadores no asistieron a los j贸venes a pesar de los gritos desesperados de auxilio de todo el pabell贸n y reci茅n abrieron la celda casi dos horas despu茅s de que el fuego haya sido sofocado por bomberos. Posteriormente los fiscales no mostraron ninguna perspectiva de derechos humanos ni sentido humanitario revictimizando al joven y su familia. En su car谩cter de Mecanismo Local de Prevenci贸n de la Tortura, la CPM se entrevist贸 con los j贸venes en las horas posteriores al hecho y se present贸 como particular damnificado institucional en la causa por la muerte de Alex. Por Comisi贸n Provincial por la Memoria (CPM).


Las graves condiciones de detenci贸n, las torturas y el extremo r茅gimen de vida en los centros cerrados para j贸venes producen muertes, la 煤ltima es la de Alex. El joven muri贸 el pasado 17 de octubre, luego de tres meses de hospitalizaci贸n por las graves lesiones que le provoc贸 la exposici贸n al fuego y al humo t贸xico durante un incendio en la celda del centro de recepci贸n Pablo Nogu茅s de Malvinas Argentinas.

En la madrugada del 15 de julio, luego de una noche de reiterados reclamos no atendidos por el r茅gimen de vida y las malas condiciones de detenci贸n, se inici贸 un fuego que se propag贸 r谩pidamente en la celda, alcanz贸 los colchones, que aparentemente tendr铆an tratamiento ignifugo, y se produjo una gran cantidad de humo; a pesar de los desesperados gritos de auxilio de Alex y su compa帽ero de celda, y de los j贸venes encerrados en el mismo pabell贸n, los operadores del centro demoraron la asistencia.

Al d铆a siguiente de los hechos, la Comisi贸n Provincial por la Memoria (CPM), en su car谩cter de Mecanismo Local de Prevenci贸n de la Tortura, se constituy贸 en el centro y se entrevist贸 con los j贸venes. Seg煤n relataron, el fuego comenz贸 alrededor de las 2 de la madrugada y los bomberos sofocaron el incendio cerca de las 3 AM. El compa帽ero de celda comenz贸 a gritar para que ingresaran a socorrer a Alex, que respiraba con dificultad; sin embargo, los operadores del centro no ingresaban al pasillo porque dec铆an que hab铆a elementos cortopunzantes. Alex fue sacado inconsciente de su celda alrededor de las 5 de la ma帽ana, casi tres horas despu茅s de que se iniciara el incendio.

El humo t贸xico se propag贸 por todo el pabell贸n y afect贸 al resto de los j贸venes que s贸lo fueron vistos por un enfermero del centro de recepci贸n en la ma帽ana del d铆a siguiente. Cuando el equipo de la CPM se present贸 constat贸 que los j贸venes estaban muy afectados, tos铆an y manifestaban que a煤n ten铆an mucosidad de color negro. Adem谩s de padecer angustia por no haber sido notificados del estado de salud de Alex. Reci茅n a partir de un habeas corpus colectivo presentado por la CPM ante el Juzgado de Garant铆as del Joven N掳 2 de San Mart铆n, los j贸venes recibieron asistencia m茅dica.

Alex estuvo hospitalizado en terapia intensiva en el Hospital del trauma y emergencias  Dr. Abete, luego fue trasladado al sanatorio AMTA y estuvo los 煤ltimos d铆as en el sanatorio Franchin. Durante los tres meses que estuvo internado, Alex no recobr贸 la facultad del habla y, por momentos, permaneci贸 inconsciente; a pesar de su estado de salud, el personal policial obstaculiz贸 el v铆nculo con los padres y lleg贸 a tenerlo esposado a la cama, motivo que origin贸 otro habeas corpus de la CPM. Reci茅n el 13 de octubre, cuatro d铆as antes de su muerte, cuando el personal m茅dico determin贸 que no hab铆a actividad cerebral se orden贸 el retiro de la custodia policial.

Durante su internaci贸n, la defensa oficial del joven pidi贸 la libertad condicional o, subsidiariamente, el arresto domiciliario para el momento en que tenga el alta m茅dica. Sin embargo, el fiscal Marcelo Tonelli solicit贸 se rechace la libertad y se traslade a Alex a la Unidad Penal N潞22 de Olmos, pese a los informes m茅dicos desfavorables que daban cuenta de su grav铆simo estado. La jueza a cargo concedi贸 la prisi贸n domiciliaria y el fiscal insisti贸 en su postura, apelando la decisi贸n con el aval del Fiscal Adjunto Departamental, Marcelo J. M. Brocca. Afortunadamente, la sala I de la C谩mara de Apelaci贸n y Garant铆as en lo Penal departamental lo rechaz贸.

Tras su muerte, en un acto de revictimizaci贸n, la titular del Juzgado de responsabilidad penal juvenil N潞 1 de San Martin con sede en San Miguel, Elizabeth Ordo帽ez, dej贸 en manos de la familia la manipulaci贸n del cuerpo sin advertir la necesidad de la realizaci贸n de la autopsia correspondiente.

La CPM realiz贸 la denuncia penal ante la Ayudant铆a Fiscal de Investigaci贸n de Delitos Acaecidos en Unidades Carcelarias, dependiente de la UFI 1 de San Martin, e hizo distintas gestiones con las fiscal铆as intervinientes para evitar la cremaci贸n y garantizar las medidas de prueba necesarias.

La muerte de Alex es la consecuencia de condiciones de encierro que violan los derechos humanos. Desde hace a帽os la CPM viene denunciando el r茅gimen de vida que padecen los j贸venes dentro de este dispositivo: aislamiento extremo que alcanza las 20 horas diarias de encierro en la celda, falta de acceso a internet para sus celulares, condiciones edilicias deplorables y escasez de insumos para higiene personal. Se suman adem谩s otras vulneraciones de derechos como malos tratos por parte del personal y requisas vejatorias a sus familiares. Adem谩s, no existe en el Centro de Recepci贸n un espacio que permita a los j贸venes all铆 detenidos ser contenidos y escuchados.

Es la acumulaci贸n y persistencia de estas condiciones lo que lleva a los j贸venes a realizar reclamos desesperados para frenar la vulneraci贸n de sus derechos m谩s elementales. Frente a la falta de escucha y atenci贸n, estos reclamos muchas veces derivan en autolesiones y atentados contra su propia vida. En este Centro se produjeron dos suicidios en los 煤ltimos a帽os: Lucas Soraire en 2020 y Tob铆as Luj谩n en 2021. Adem谩s son habituales los intentos de suicidio.

Desde la CPM se han denunciado estas vulneraciones a derechos humanos y se encuentra en tr谩mite un h谩beas corpus colectivo ante el Juzgado de Garant铆as del joven N潞 1 de San Mart铆n, a cargo de la Dra. Mar铆a Eugenia Arbeletche. En ese proceso que lleva varios a帽os se ha ordenado la clausura de un pabell贸n, la implementaci贸n de un plan de reformas edilicias, la mejora del r茅gimen de vida y la configuraci贸n de un mecanismo de participaci贸n, entre otras cuestiones. Sin embargo, el accionar de las distintas gestiones de autoridades del Centro y del OPNyA no resolvieron estas situaciones, poniendo en riesgo la integridad f铆sica de los j贸venes una y otra vez, costando incluso la vida de algunos de ellos.





Fuente: Anred.org