February 10, 2021
De parte de ANRed
2,371 puntos de vista

AFP

Se cumpli贸 una semana de protestas tras el golpe de estado encabezado por el general Min Aung Hlaing. Las movilizaciones no cesan a pesar de la brutal represi贸n. Se trata de un golpe de estado motivado por denuncias de 鈥渇raude electoral鈥 utilizadas como excusa, mientras la poblaci贸n se manifiesta masivamente frente a una brutal represi贸n y adem谩s de la democracia exige un cambi贸 en la constituci贸n, lo que muestra similitudes con lo que ocurre en Latinoam茅rica a pesar de la distancia y las diferencias culturales. Todo esto se da tras a帽os de una limpieza 茅tnica ejercida por un sector 鈥渂udista nacionalista鈥 contra la comunida rohiny谩, que desde hace 5 a帽os est谩 marginada del sistema electoral y que en los 煤ltimos a帽os fue desplazada al vecino Bangladesh, condenada a vivir en campos de refugiados. Por Ramiro Giganti (ANRed).


Masivas movilizaciones se desarrollaron en las principales ciudades de Myanmar el pasado fin de semana. Desde Mandalay hasta Rang煤n, la ciudad m谩s grande del pa铆s, pasando por la capital Naipyid贸. A pesar de la represi贸n con centenares de personas detenidas, las movilizaciones no cesan. Manifestantes desaf铆an la represi贸n, y hasta algunos polic铆as cambian de bando durante una movilizaci贸n neg谩ndose a reprimir. Las movilizaciones del pasado domingo fueron las mayores en m谩s de una d茅cada y la concurrencia sigue en ascenso.

Despu茅s de la jornada de este lunes en la que se han visto las protestas m谩s numerosas hasta el momento y una huelga general que han paralizado el pa铆s, las autoridades castrenses hab铆an declarado la ley marcial en varias de las principales ciudades, donde se ha impuesto un toque de queda entre las ocho de la tarde y las cuatro de la ma帽ana, se han prohibido reuniones de m谩s de cinco personas y han quedado vetados los discursos p煤blicos. Nada de eso parece haberle dado resultado al gobierno de facto. Incluso circulan videos en redes sociales donde j贸venes simplemente salen a bailar de noche a la calle solo para desobedecer el toque de queda y poner en evidencia la falta de autoridad del ej茅rcito.

A pesar de la aparici贸n, del l铆der golpista Min Aung Hlaing, intentando justificar el golpe con promesas de investigar el supuesto fraude electoral, las movilizaciones no cesaron y las consignas se radicalizaron. Ya no hay solo un pedido de democracia o de liberaci贸n de la l铆der del Gobierno derrocado, Aung San Suu Kyi, sino que directamente se manifiestan contra el ej茅rcito y exigen una reforma en la constituci贸n para lograr cambios de fondo.

Las grietas dentro del budismo y la presencia del pedido por el pueblo rohiny谩

Si bien no se le dio la difusi贸n pertinente, el reclamo de justicia por los cr铆menes cometidos contra el pueblo rohiny谩 tambi茅n estuvo presente en las calles.

El caso de Victoria, una ni帽a que fue violada cuanto solo ten铆a 2 a帽os y 11 meses en 2019 es uno de los casos testigos de la deficiencia institucional que atravesaba el pa铆s, donde las violaciones no son sancionadas como delito. El 16 de mayo de 2019 los padres llevaron a Victoria a un hospital donde determinaron que las lesiones que ten铆a eran el producto de una violaci贸n. La polic铆a desatendi贸 el caso y ante la presi贸n detuvo a un maestro del jard铆n donde se habr铆a producido el hecho, a pesar de que el ADN no coincidi贸 con el detenido. Trabajadores de dicho establecimiento tambi茅n afirmaron que era imposible que el acusado haya sido, pero las autoridades no tomaron los testimonios, El reclamo de 芦Justicia para Victoria禄 sigue presente en el pa铆s y resuena en las protestas como uno de los tantos casos de violencia institucional.

Una manifestante pide justicia para el pueblo rohiny谩 y tambi茅n para Victoria, una ni帽a abusada en 2019 con un cuestionado accionar policial. Fuente: Tun Khin

Por otra parte tambi茅n empieza a resonar el pedido de justicia ante el genocidio rohiny谩, poniendo en evidencia las diferencias dentro del budismo. Una figura que cobra trascendencia es la de Shwe Nya War Sayadaw, un monje budista disidente que fue cr铆tico del 芦budismo nacionalista禄 que se impone en el pa铆s. En febrero del a帽o 2012 Sayadaw fue desalojado de su monasterio sancionado por 芦desobediencia禄 luego de haberse pronunciado p煤blicamente a favor de la liberaci贸n de presos pol铆ticos. Pero ante todo Sayadaw es conocido por su fuerte oposici贸n al accionar del movimiento 969 liderado por el monje budista Ashin Wirathu, lo que lo convirti贸 en una figura controvertida y hasta marginal dentro del budismo. El pasado 1 de febrero, horas despu茅s de producirse el golpe de estado, Shwe Nya War Sayadaw fue detenido por el ejercito, siendo junto con Aung San Suu Kyi una de las figuras encarceladas luego del golpe y por quienes se pide la liberaci贸n. Su detenci贸n incluso moviliz贸 a monjes budistas, que se sumaron a las manifestaciones callejeras.

Las movilizaciones siguen en ascenso, al igual que la circulaci贸n de la informaci贸n sobre lo que sucede en ese pa铆s. Mientras tambi茅n crece la contradictoria figura de Aung San Suu Kyi, y a su vez lentamente se empieza a conocer el desastre humanitario que hace a帽os atraviesa el pueblo rohiny谩. Con 茅l tambi茅n se pone en evidencia la inacci贸n de los burocr谩ticos organismos internacionales que no fueron capaces de dar respuesta a  miles de victimas.





Fuente: Anred.org