February 23, 2021
De parte de ANRed
237 puntos de vista


Imagen de la masiva movilizaci贸n en Mandalay el pasado 22 de febrero. AFP

A pesar de la represi贸n y las declaraciones intimidantes de la junta militar, las manifestaciones siguen creciendo mientras lentamente tambi茅n crecen los pronunciamientos internacionales en repudio al golpe de estado. El pasado lunes cientos de miles de personas se manifestaron en Mandalay y otras ciudades, pero tambi茅n la huelga general y las acciones de desobediencia civil paralizaron el pa铆s perjudicando el funcionamiento gubernamental. Por Ramiro Giganti (ANRed).


Adem谩s de la masiva movilizaci贸n en Mandalay, multitudes se movilizaron en Yang贸n (Rang煤n), Naypyidaw, el lago Inle y, pr谩cticamente, por toda Myanmar, nombre oficial de la antigua Birmania. Un r铆o humano inunda este pa铆s para luchar contra el golpe de Estado que el Ej茅rcito dio el 1 de febrero contra el Gobierno de Aung San Suu Kyi.

Llamada la 鈥楻evoluci贸n de los Cinco Doses (22222)鈥 por celebrarse el 22 de febrero, recuerda por su car谩cter masivo al Levantamiento de los 鈥楥uatro Ochos (8888)鈥 del 8 de agosto de 1988 contra la dictadura militar de entonces, que acab贸 en un ba帽o de sangre un mes despu茅s. Pero ni siquiera ese tr谩gico recuerdo pudo amedrentar a las y los manifestantes, que siguieron desafiando a los soldados comandados por el general Min Aung Hlaing, La huelga general fue convocada por 25 organizaciones de todo tipo, desde partidos pol铆ticos hasta sindicatos, y centros de estudiantes, pasando por grupos religiosos y de intelectuales, y ha sido la movilizaci贸n m谩s grande desde el golpe. 芦Las protestas de hoy 鈥損or este lunes鈥 son mucho mayores que las de antes, con m谩s carreteras y autopistas cortadas y tiendas cerradas por todos sitios. Nadie ha ido a trabajar禄, explic贸 a la BBC Thompson Chau, periodista del medio local Frontier.

Manifestatenes con las banderas del NLD (Liga NAcional Democr谩tica) el partido de Aung San Suu Kyi. Foto: Frontier Myanmar

Un elemento a tener en cuenta es el rol de las minor铆as 茅tnicas en el pa铆s. Ante la inacci贸n y decepci贸n del gobierno liderado por San Suu Kyi, como el negacionismo ante la limpieza 茅tnica ejercida contra le pueblo rohiny谩, el junta militar golpista est谩 intentando crear alianzas con partidos que representan a las minor铆as 茅tnicas para fortalecerse y dividir las protestas. A pesar de que los referentes de esos partidos no se han pronunciado contra el golpe, la participaci贸n de los pueblos repudiando el golpe estuvo presente. Incluso medios locales hablan de revueltas internas en esos partidos ante la posibilidad de alianzas con la dictadura.

En ese mismo medio, una nota titulada 芦por qu茅 el golpe va a fracasar y que puede hacer el ejercito al respecto禄, se帽ala que el ej茅rcito subestim贸 a las fuerzas sociales que se est谩n uniendo para resistir el golpe y que puede ser un desastre para el pa铆s y el propio ej茅rcito si fracasen en negociaciones para una salida pronta. La nota, firmada por un acad茅mico bajo el pseud贸nimo de Su Min Naing, comenta que este proceso se da poco despu茅s de cumplirse 80 a帽os de la independencia del pa铆s y cuyo desenlace podr铆a determinar las pr贸ximas 8 d茅cadas.

El propio golpe de estado estar铆a logrando un efecto exactamente opuesto al buscado, uniendo a un pueblo que ha despertado. Lejos parece quedar en el tiempo, aquel video viralizado de una mujer haciendo ejercicio mientras a sus espaldas se desarrollaba la toma del parlamento. Las im谩genes, tan solo tres semanas despu茅s, de masivas movilizaciones en el contexto de una huelga general y hablando de 芦revoluci贸n禄 parecen demostrar lo contrario.





Fuente: Anred.org